Sal del Himalaya: la sal que necesita nuestro cuerpo0

La sal del Himalaya procede de la cordillera asiática donde aún hoy se encuentra sal en estado puro y natural, producto de los mares primarios que se secaron hace millones de años por la energía solar. A diferencia de la sal de mesa convencional, la sal cristalina del Himalaya está formada por exactamente los mismos 84 elementos que componen el cuerpo humano y en la proporción justa que el organismo necesita.

Entre los beneficios de la sal del Himalaya cabe destacar que mejora la salud cardiovascular, mantiene baja la presión arterial, previene los calambres musculares, mejora la libido, regula el sueño y reafirma la estructura del esqueleto (puede aparecer osteoporosis cuando el cuerpo necesita más sal y la extrae de los huesos).

Sal del Himalaya
Sal del Himalaya

Sin sal no hay vida, pero el consumo elevado de sal de mesa común es perjudicial para la salud. Se trata básicamente de cloruro sódico y no es el tipo de sal que necesitamos para vivir. La sal procesada puede causar patologías como hipertensión, ácido úrico, esclerosis, celulitis, etc.

La sal del Himalaya, debido a la enorme presión que las montañas han ejercido sobre ella, se ha convertido en una sal de cristal, con una composición orgánica y una biodisponibilidad muy superior a la sal de mesa común. Es precisamente su composición orgánica la que garantiza la biodisponibilidad bioquímica de los elementos para nuestras células. La sal cristalina contiene todos los elementos que se encuentran en nuestro cuerpo y, debidamente mezclada con agua, nos puede ofrecer toda su energía acumulada. La solución salina a base de sal cristalina del Himalaya representa un auténtico mar de energía.

La solución salina, una simbiosis de la vitalidad

La solución salina es una simbiosis de la vitalidad. Esta mezcla de agua y sal es energía solar en estado líquido. Cuando el agua combina químicamente con la sal cristalina, cambia la estructura geométrica del agua y la sal, creando algo completamente nuevo: la solución salina. Con la solución salina a base de sal cristalina del Himalaya podemos conseguir justamente “las frecuencias” que nuestro cuerpo necesita cuando está enfermo.

Preparación de la solución salina

Colocamos unos fragmentos de sal cristalina en un recipiente con tapa. Añadimos agua mineral baja en minerales hasta que estén cubiertos los trozos de sal. Al cabo de una hora éstos se habrán disuelto en el agua de manera que habrán producido una solución de agua salina con una concentración de un 26%, lista para ser utilizada. Una vez el agua esté saturada de sal, los cristales de sal no se disuelven más. De esta solución puedes sacar cada día las cantidades de solución salina que necesites.

Preparación para una cura bebiendo solución salina

Disolvemos una cucharadita de café de solución salina en un vaso con agua mineral baja en minerales. Esta solución diluida se toma cada mañana en ayunas. El tratamiento puede prolongarse añadiendo una cucharadita de solución salina en un litro de agua y bebiendo esta mezcla durante todo el día. No es tan importante la cantidad que se toma como la regularidad de la ingestión. Desde el punto de vista bioquímico, esta ingestión estimula en pocos minutos la actividad gastrointestinal y esta activación a su vez estimula el metabolismo y la digestión.

La solución salina para un equilibrio alcalino en el cuerpo

La solución salina es un medio excelente para conseguir un equilibrio entre el ácido y lo alcalino. Con la solución salina podemos eliminar metales pesados, depósitos calcáreos y otros residuos, previniendo así enfermedades como la esclerosis. Aparte de enfermedades reumáticas como gota, artritis o artrosis, piedras renales, celulitis, hipertensión y otras. Asimismo, la utilización de la solución salina resulta un auténtico bálsamo para la piel irritada o enferma.

Aceite de onagra: una perla para la salud0

El aceite de onagra proviene de la onagra (Oenothera biennis), también conocida como prímula del atardecer (Evening primrose). Se trata de una planta originaria de América del Norte, que fue introducida en Europa a finales del siglo XVII como planta ornamental. Hoy la podemos encontrar en taludes cerca de los ríos de zonas templadas. El aceite de onagra tiene múltiples beneficios, que van desde minimizar trastornos hormonales, hasta combatir problemas dermatológicos, pasando por equilibrar el sistema nervioso y estimular el sistema inmunitario, por citar algunas propiedades.

Aceite de onagra
Planta de onagra

El aceite de onagra se obtiene de la presión en frío de las semillas de la planta. Sus nutrientes más preciados son los ácidos grasos poliinsaturados, destacando el ácido linoleico y el ácido gamma-linolénico, ambos de la familia omega 6. Estos ácidos grasos esenciales son importantes precursores de diversos mediadores celulares indispensables para el correcto funcionamiento y estabilidad de las membranas de las células, el desarrollo del sistema nervioso y hormonal, y la regulación de los procesos de coagulación.

Los ácidos grasos esenciales tienen esta denominación porque son imprescindibles para mantener un buen estado de salud, aunque nuestro organismo no sea capaz de fabricarlos. Esto implica que debemos garantizarlos a través de la alimentación. El ácido linoleico se encuentra en aceites vegetales como el de girasol, así como en lácteos, grasas animales, semillas y frutos secos. El ácido gama-linolénico también forma parte de la leche materna y del aceite de borraja. Otra manera de obtener estos ácidos grasos esenciales es mediante la ingesta de aceite de onagra, que se comercializa en perlas.

Propiedades del aceite de onagra

  • Dermatología. Ayuda a combatir el eccema, el acné y la caspa. Mantiene la elasticidad de la piel y su aspecto sano. También es beneficioso para la fragilidad de las uñas y contra la caída del cabello.
  • Sistema reproductor. La onagra se ha ganado el sobrenombre de “planta de la mujer” por sus beneficios para aliviar los síntomas del síndrome premenstrual (dolor de mama, estado de ánimo, irritabilidad, dolor de cabeza y retención de líquidos) y de la menopausia (retención de líquidos, sofocos, sequedad de las mucosas, etc.). Además evita las reglas irregulares y dolorosas. Pero lo cierto es que también tiene propiedades para los problemas hormonales del hombre, como la escasez de semen, la mejor irrigación del pene en casos de dificultades para la erección y otros trastornos de la pre-andropausia (cambios de actitud y de estado de ánimo). También mejora los trastornos prostáticos.
  • Sistema nervioso. Reduce la hiperactividad. Regula la liberación y la acción de neurotransmisores. Combate el estrés y previene la depresión.
  • Sistema sanguíneo y cardiovascular. Reduce los niveles de colesterol malo (LDL), reduciendo el avance de la arteriosclerosis. El aceite de onagra es recomendable para personas con elevado riesgo cardiovascular, ya que reduce la hipertensión arterial por su acción vasodilatadora y evita la formación de trombos y coágulos.
  • Sistema inmunitario. Regula y estimula las funciones de los linfocitos T.
  • Acción antiinflamatoria. El aceite de onagra es eficaz en casos de artrosis reumatoide, fibrosis quística, procesos alérgicos y asma.
  • La onagra es útil como apoyo en el tratamiento de la diabetes, puesto que mantiene estables los niveles de insulina.

¿Conocías todas estas propiedades? ¿Te ha parecido útil este artículo? Si es así, te animamos a que te subscribas al blog para recibir más artículos divulgativos de interés.

Energía positiva: Lúcuma2

La lúcuma es el fruto del lúcumo (Pouteria lúcuma), un árbol frutal originario de los valles interandinos ubicados en Perú. Es una fruta muy apreciada en la gastronomía peruana: era la fruta ancestral de los incas aunque en la actualidad se cultiva en diversos países del mundo, entre ellos Bolivia, Costa Rica, Hawaii, México y Chile.

La lúcuma es de color marrón y su pulpa es de color amarillo intenso, con un sabor que recuerda al jarabe de arce. A partir del fruto se obtiene una harina no perecedera, muy dulce y nutritiva, que se utiliza en la elaboración de postres, pasteles, helados y batidos. El helado de lúcuma es el más consumido en Perú, por delante del helado de chocolate o el de fresa.

Lúcuma, la fruta de los incas
Lúcuma, la fruta de los incas

Pero realmente su fama se debe a los recientes descubrimientos sobre sus enormes cualidades nutritivas y medicinales.

Propiedades y beneficios de la lúcuma:

  • Fuente de carbohidratos, fibra, minerales (hierro, potasio, fósforo y calcio) y vitaminas (beta-carotenos, vitamina B3 y vitamina C), sustancias clave para el correcto funcionamiento del organismo.
  • Por su alto contenido en niacina (vitamina B3), se recomienda el consumo de lúcuma en caso de depresión ya que colabora muy eficazmente en el metabolismo de las proteínas y en el proceso de producción de energía corporal.
  • Diferentes estudios han demostrado también que la niacina ayuda a regular el nivel de colesterol y triglicéridos en sangre. Por ello, es de vital importancia en casos de obesidad o enfermedades cardiovasculares.
  • Ayuda a aumentar los niveles de hemoglobina en sangre.
  • El beta-caroteno que aporta la lúcuma tiene una importante actividad antioxidante y protectora celular. Contribuye a la buena salud de piel, vista, mucosas y sistema inmunitario.
  • Extraordinario energizante natural que proporciona vitalidad para afrontar nuestra actividad diaria

De su fruto seco se obtiene un polvo que se denomina el “oro de los incas”, libre de gluten e índice glucémico bajo, que podemos usar como endulzante.

También combina muy bien con otras frutas como el mango, la papaya, la piña o el plátano. La tomaremos mezclando 2 cucharadas soperas de lúcuma, sola o acompañada de otra fruta, en un vaso de agua, leche o zumo y lo batiremos. Así tendremos un fabuloso licuado altamente nutritivo, energético y saludable para empezar un nuevo día con excelente humor y vitalidad.

Noni: un fruto tropical con múltiples beneficios para la salud0

El noni (Morinda citrifolia) es el fruto de una planta tropical originaria de la India, perteneciente a la familia de las Rubiaceae. El noni es considerado sagrado por diversas culturas y ha sido empleado por sanadores y chamanes en sus rituales y prácticas terapéuticas desde hace miles de años. Sin embargo, en Occidente no empezó a estudiarse esta fruta hasta finales del siglo XIX. Fue ya en los años noventa cuando empezó a comercializarse dadas las evidencias de los beneficios del noni para combatir enfermedades crónicas y dolencias tan graves como el cáncer, problemas cardiovasculares y sobrepeso.

Dónde se puede encontrar la planta de noni

Contrariamente a lo que se cree, el noni está muy extendido en todo el litoral tropical y no sólo en el Pacífico sur. Es quizás en el Caribe donde el noni encontró las  mejores condiciones de clima y suelo para adaptarse y producir frutos de la máxima calidad. La planta de noni puede alcanzar los 6 metros de altura y vivir más de 80 años.

El noni en la cultura occidental

Si el noni se ha utilizado desde hace miles de años en diferentes culturas, ¿cómo se explica que haya llegado a nosotros hace tan pocas décadas? Es cierto que el interés científico por el noni llegó mucho más tarde, a finales del siglo XIX, cuando en Europa se empezó a estudiar la botánica tropical. Sin embargo, la aparición de los antibióticos hizo que el interés por el noni y otras plantas medicinales quedara eclipsado. Después de la Segunda Guerra Mundial, durante la cual los soldados americanos que estuvieron en las islas del Pacífico se beneficiaron de las propiedades del noni, se reactivó el interés por este fruto y se impulsaron nuevas investigaciones. En los años noventa del siglo pasado empezó la comercialización masiva del noni a nivel mundial, aunque no fue hasta el 2003 que la Comisión Europea autorizó la venta de zumo de noni como ingrediente alimentario para su uso en bebidas pasteurizadas a base de frutas. El consumo de noni ha crecido espectacularmente en los últimos años.

Noni
El noni estimula el sistema inmunológico e incrementa la energía corporal.

Beneficios del noni para la salud

Las investigaciones realizadas por los doctores Neil Solomon y Ralph Heinicke en los años 90 indican que el noni actúa a nivel celular básico, por lo que posee tantas y tan variadas cualidades, entre ellas:

  • Estimula el sistema inmunológico.
  • Incrementa la energía corporal.
  • Inhibe el crecimiento de las células cancerígenas.
  • Regula el sueño, la función intestinal y la presión arterial.
  • Facilita las erecciones sexuales masculinas.
  • Actúa como agente antiinflamatorio, antibacteriano, antihistamínico o analgésico.

El Dr. Neil Solomon estudió a más de 10.000 pacientes con más de 100 problemas de salud distintos y que consumen noni. La conclusión fue que el noni ayudó de alguna forma a más del 75% de los enfermos a combatir dolencias tan graves como el cáncer, enfermedades cardiovasculares, infartos o problemas de sobrepeso. El Dr. Solomon atribuyó al noni la capacidad de facilitar el intercambio celular –Solomon, N. (1999) The NONI Phenomenon, Direct Source Publishing, EE.UU.–, lo que explica que esta planta pueda ser beneficiosa para tan diversos padecimientos.

Composición del zumo de noni

En la composición del zumo de noni se encuentran más de 150 nutracéuticos que interactúan entre ellos, potenciando así sus efectos. Los más importantes son: xeronina, proxeronina, escopoletina, damnacantal, ácido ursólico, hierro, fósforo, magnesio, calcio, cinc, cobre y las vitaminas A, C, E, B1, B6 y B12.

Foto: En Forma Salud 180