Consejos para cuidarse en primavera0

Primavera quiere decir más horas de luz, paisajes llenos de color o temperaturas más cálidas. Todo ello hace que nos sintamos más alegres y vitales. Como consecuencia del mayor número de horas de sol y debido a los cambios que se producen en la meteorología, también se producen cambios en nuestro organismo. Seguro que muchos de nosotros los notamos y por ello os ayudamos a paliarlos con los siguientes remedios.

Consejos de primavera Manantial de Salud
Consejos de primavera

Alergias

Para regular el exceso de producción de histamina así como para mantener controlados los síntomas que se le asocian (rinitis, urticaria, asma, conjuntivitis…) tenemos productos en la naturaleza que nos ayudarán:

  • Plantas como el té rooibos, la perilla o el helicriso, tienen un efecto antihistamínico y nos ayudarán a sobrellevar mejor las alergias. En alergias respiratorias también nos ayudará mantener una buena higiene nasal (los vahos nasales y las limpiezas nasales con o sin lota pueden ser un buen aliado) así como mantener bien hidratada la mucosa nasal. Para los vahos hay plantas muy específicas como el eucalipto, romero, espliego, pino, manzanilla Mahón y gordolobo que pueden ser de gran interés.
  • Cuando las alergias nos afectan los ojos, nada mejor que unas compresas oculares a base de eufrasia, aciano, saúco, tomillo, manzanilla Mahón y rosas.
  • Aceite hidratante nasal: lubrifica y protege las fosas nasales. Macerado en aceite de oliva de manzanilla, espliego, romero, eucalipto, pino, helicriso, tomillo, cola de caballo, hipérico y salvia. Está muy indicado en caso de rinitis, congestión nasal, sequedad. Podemos aplicarlo en las fosas nasales tantas veces al día como necesitemos.
  • Aromaterapia: existe una mezcla descongestiva nasal que nos proporcionará bienestar al vaporizar la estancia.

Memoria

Para reforzar nuestra memoria podemos incorporar algunos suplementos alimenticios a base de lecitina de soja (aporta fósforo, colina e inositol), omega-3 (favorece la conexión neuronal), ginko biloba (mejora la circulación sanguínea a nivel cerebral), eleuterococo (aumenta la concentración intelectual). La primavera suele ser época de exámenes para muchos…

Astenia primaveral

Al alterarse nuestros ritmos, a veces nos sentimos cansados o algo fatigados. Para facilitar el proceso de adaptación al cambio estacional podemos tomar:

  • Jalea real: aporte natural de vitaminas y minerales. Se comercializa tanto fresca como en perlas o ampollas.
  • Polen: aporta aminoácidos, vitaminas y minerales. Hay en cápsulas o gránulos.
  • Levadura de cerveza / Germen de trigo: ejerce un efecto fortalecedor del organismo. Se puede encontrar en copos, comprimidos o perlas.
  • Espirulina: complemento del hierro y B12 además de otras vitaminas y minerales. En escamas o comprimidos.
  • Wheatgrass (Hierba de trigo): es un concentrado de nutrientes de fácil absorción que contribuyen a aumentar tu vitalidad. Disolver 2 cucharadas soperas en líquido.

Piel

El objetivo que debemos marcarnos en primavera es regenerar la piel para afrontar el verano, mejorar su aspecto y reparar la sequedad generada durante el invierno. Para ello tenemos que suplementar nuestra dieta con un aporte especial de beta-carotenos que favorecen el bronceado y mejoran la calidad de la piel. Los antioxidantes también son importantes para evitar el envejecimiento prematuro de la piel.

La hidratación también es fundamental, así que beber mucha agua y aplicarnos cremas o aceites regeneradores es importante. La rosa mosqueta, la zanahoria, la centella asiática o el aloe vera son ingredientes que pueden reforzar las propiedades hidratantes de tu crema. También es importante cuidar zonas delicadas como el contorno de los ojos o el pelo, que también sufre una fuerte deshidratación en verano. El aceite de jojoba te ayudará a lucir una melena sana y brillante. ¡Ah, y no olvides tu protector solar!

Bienvenida primavera, adiós alergia2

La alergia es una respuesta exagerada de nuestro sistema inmunitario, que identifica como nocivas determinadas sustancias inocuas, como el polen, los ácaros del polvo, las picaduras de insectos, la caspa de animales, ciertas medicinas o determinados alimentos, que son bien toleradas por la mayoría de personas. Estas sustancias desencadenan la producción excesiva de histamina, que contrarrestaremos mediante el uso de antihistamínicos ya que detienen la reacción alérgica y bloquean la actividad de la histamina.

Alergias
Como terminar con las alergias.

Existe un factor hereditario importante que determina esta reacción exagerada de nuestro organismo ante el agente causante de la alergia. Actualmente, se calcula que entre un 20-25% de la población sufre algún tipo de alergia.

No obstante, existen diversos alimentos y plantas que pueden ayudarnos a mejorarla notablemente:

  • Vitamina C, ya que rompe las moléculas de la histamina. Alimentos como la naranja, el kiwi, el perejil, el berro, la grosella, las fresas, el limón o la guayaba son ricos en vitamina C pero también podemos encontrarla en suplemento alimenticio.
  • Vinagre de manzana debido a sus propiedades antibióticas y antihistamínicas puede ayudar a disminuir los síntomas de la alergia.
  • Quercetina, porque reduce la respuesta inflamatoria en vías respiratorias. Se encuentra de forma natural en ajos, cebollas o manzanas, entre otros alimentos, pero también existen suplementos alimenticios. Las ortigas también tienen un alto índice de quercitina.
  • Huevos de codorniz tomados para desayunar contribuyen a mejorar las alergias respiratorias ya que la proteína que contienen son un potente antialérgico.
  • Té rooibos. Muchos problemas cutáneos como eczemas, picazones, dermatitis o urticarias suelen mejorar tomando infusiones de té rooibos ya que actúa como un antihistamínico natural que no produce somnolencia.
  • Perilla: su acción antialérgica se debe principalmente a la presencia de flavonoides, antioxidantes importantes en la prevención de alergias y la capacidad de acción que posee respecto a la inmunoglobilina E, disminuyendo los altos valores de este anticuerpo que acompañan una reacción alérgica. En los países asiáticos es muy utilizada en caso de intoxicación alimentaria debido al pescado. También se usa con éxito en alergias primaverales ya que refuerza el sistema inmunológico.
  • Grosellero negro: favorece la reducción de los síntomas alérgicos al evitar la liberación de histamina y actuando como un corticoide natural.
  • Helicriso: su riqueza en flavonoides provoca un estímulo de la secreción interna de hidrocortisona por lo que resulta útil en caso de alergia digestiva, cutánea o respiratoria.

Rooibos, mucho más que una infusión2

El rooibos es una planta de origen sudafricano cuya popularización es bastante reciente. Se puede preparar una infusión rojiza de sabor muy agradable y algo dulzón que recuerda un poco el gusto a nueces.

Té Rooibos Manantial de Salud
Té Rooibos

Al no contener cafeína ni componentes estimulantes como la teína, pueden tomar rooibos tanto niños como gente nerviosa o con hipertensión. Se caracteriza por sus múltiples indicaciones:

  • Alergias: contiene dos bioflavonoides que son capaces de aliviar los principales síntomas, ya que actúa como si se tratara de un antihistamínico natural. Está indicada, principalmente, en alergias estacionales, alergia al polvo o alergias alimentarias.
  • Trastornos digestivos y trastornos intestinales: al poseer propiedades antiinflamatorias y antiespasmódicas, el rooibos alivia los dolores asociados a cólicos gástricos, flatulencias, gases o diárrea. Si se toma después de las comidas, ayuda a evitar la acidez producida por la gastritis.
  • Dientes sanos: al contener grandes cantidades de flúor, el rooibos se caracteriza por ser un protector del esmalte dental. Además, los taninos que contiene tienen un efecto astringente para las encías y la mucosa bucal.
  • Efecto antioxidante: por su alto contenido en flavonoides, vitamina C, quercitina y otros antioxidantes, el rooibos es un excelente remedio para combatir los radicales libres ya que son los principales responsables de muchas patologías degenerativas.
  • Afecciones cutáneas: el consumo regular de rooibos puede aliviar algunas afecciones de la piel. Debido a sus propiedades antioxidantes y curativas, esta infusión es ideal en caso de problemas dermatológicos como eczema, piel fatigada, urticaria, quemaduras solares o incluso dermatitis del pañal.
  • Infecciones bucales y faringitis: las propiedades antibacterianas y antivirales del rooibos hacen que sea un buen remedio para trastornos bucales como aftas, infecciones de garganta como faringitis o laringitis, y alivia las inflamaciones producidas por la gingivitis.

Asimismo, posee un alto porcentaje de minerales que favorecen el equilibrio nervioso y el rendimiento mental.

Por eso, os animamos a incorporarlo en vuestra dieta y a disfrutar de sus numerosas propiedades.