Estreñimiento: los mejores laxantes naturales6

Dedicamos este post a los laxantes naturales debido a las múltiples consultas que recibimos de personas que necesitan regular su tránsito intestinal. El origen del estreñimiento puede tener diferentes causas, casi todas ellas están relacionadas con el estilo de vida y la alimentación.

Posibles causas del estreñimiento

  • Alimentación inadecuada: siempre decimos que uno de los pilares de la salud es hacer una dieta equilibrada y variada, rica en fibra, frutas y verduras.
  • Poco consumo de agua: deberíamos beber un mínimo de 1,5 litros de agua al día.
  • Mala digestión: puedes recuperar el artículo sobre plantas digestivas. Las infusiones de hojas de boldo (Peumus boldus) son efectivas para digestiones lentas y pesadas. En ese post también hablamos de plantas útiles en caso de flatulencias y ardor o acidez de estómago.
  • Sedentarismo: siempre es recomendable hacer algún tipo de deporte suave, como caminar, ir en bicicleta, nadar o el que mejor se adapte a ti.

Aparte de incorporar hábitos de vida saludables, debes saber que también disponemos de remedios naturales para regular el tránsito intestinal y evitar que el estreñimiento se convierta en crónico.

Laxantes naturales

  • Probióticos. Son unos preparados que contienen microorganismos vivos que ayudan a reequilibrar la flora intestinal deteriorada por factores como el tipo de dieta, determinadas medicaciones o el estrés. Los probióticos son considerados también unos laxantes naturales, puesto que regulan el tránsito intestinal.
  • Semillas de lino (Linum usitatissimum) —también conocidas como linaza marrón— y semillas de psylium (Plantago psyllium) o zaragatona. Son dos buenos remedios contra el estreñimiento. Las puedes añadir en ensaladas, purés, yogur… Ambas semillas generan un mucílago en la pared intestinal, favoreciendo el movimiento del bolo fecal.
  • Fibra (salvado de trigo, salvado de avena o cáscara de zaragatona). Hace aumentar el tamaño de las heces, facilitando así que los alimentos transiten más rápido a través de los intestinos.
Las semillas de lino son un laxante natural a tener el cuenta en caso de estreñimiento.
Las semillas de lino son un laxante natural a tener el cuenta en caso de estreñimiento.

Tanto las semillas de lino como la zaragatona como la fibra se pueden tomar una cucharada mezclada con agua, zumo, yogur o purés, pero es muy importante tomarlo acompañado de un buen vaso de agua para que haga su efecto. Tanto las semillas para hacer el mucílago como la fibra para hincharse requieren agua y, si no se la damos, la cogerán del intestino, pudiendo así hacer el efecto contrario al deseado.

  • Magnesio. Actúa de manera mecánica relajando el esfínter anal.
  • Laxantes naturales a base de plantas como el sen (Cassia angustifolia) o la frángula (Rhamnus frangula) tienen propiedades laxantes muy efectivas, pero debes utilizarlos sólo de forma ocasional o por períodos cortos de tiempo.

Al dejar los laxantes naturales, un regulador intestinal a base de lino, salvado y cáscara de zaragatona tomado a diario puede ayudar a que tu organismo funcione de manera regular. En Manantial de Salud tenemos un regulador intestinal que mezcla lino, semilla de zaragatona, salvado de trigo y cáscara de zaragatona. Recomendamos tomar al menos una cucharada al día acompañada de un vaso de agua.

Colesterol: suplementos dietéticos y plantas medicinales para controlarlo3

Para controlar los niveles de colesterol, tal como explicamos en el artículo anterior, es necesario llevar una dieta adecuada y tener unos hábitos de vida saludables. En este contexto, hay suplementos dietéticos y plantas medicinales que pueden contribuir a mantener el colesterol a raya.

Suplementos dietéticos para control del colesterol

  • Lecitina de soja. La soja (y también los huevos) contienen una sustancia llamada fosfatidilcolina, que tiene la capacidad de dividir la grasa en particulas pequeñas y ponerlas en suspensión. La lecitina posee, además, ácidos grasos saludables (linoleico, linolénico, inositol, colina y fósforo). La lecitina de soja actúa contra el colesterol desde tres frentes: tiende a expulsarlo de los lugares donde suele haber más concentración; como decíamos, divide las grasas en partículas más pequeñas y mejora la proporción de colesterol bueno (HDL – lipoproteínas de alta densidad) respecto al colesterol malo(LDL – lipoproteínas de baja densidad); también tiene un poder antioxidante que hace que el colesterol se oxide menos y forme menos placas.
  • Salvado de avena. Entre sus múltiples propiedades, cabe destacar que disminuye el colesterol malo y aumenta el colesterol bueno. La avena posee fibra soluble que absorbe agua, toxinas y colesterol circulante en sangre. Además, proporciona un efecto saciante que ayuda a adelgazar. En Manantial de Salud disponemos del Micro-oat22, un salvado de avena micronizado con más cantidad de beta-glucanos.
  • Omega-3 o semillas de chía. Las semillas de chía son la fuente vegetal con una más alta concentración de omega-3, un ácido graso esencial que regula la tensión arterial, reduce el nivel de colesterol y triglicéridos, y fluidifica la sangre.
  • Levadura de arroz rojo. Entre las virtudes de este suplemento tan utilizado por la medicina tradicional china destaca la de disminuir los niveles de colesterol malo e incrementar los de colesterol bueno. Reduce la producción de plaquetas y, por lo tanto, tiene un efecto protector sobre la circulación arterial. Además facilita la disolución de las grasas triglicéridos gracias a su acción drenante sobre el hígado. En Manantial de Salud disponemos del suplemento Colestop Extra Forte, unas cápsulas formuladas con levadura de arroz rojo, alcachofera, alpiste, policosanol y CoQ10, entre otros componentes para el control del colesterol.
Para controlar el colesterol es necesario hacer una dieta adecuada y tener unos hábitos saludables.
Para controlar el colesterol es necesario hacer una dieta adecuada y tener unos hábitos saludables.

Plantas medicinales para reducir el colesterol

La mejor manera de disminuir los elevados niveles de colesterol con plantas medicinales es preparar infusiones en las que se asocien hierbas que ayuden a la reducción total del colesterol y al aumento del colesterol bueno; plantas que actúen sobre la excreción del colesterol y la estimulación de la vesícula biliar; y hierbas que protejan el hígado. Algunas de estas plantas son guggul (Commiphora mukul), té de java (Ortosiphon aristatus), travalera (Centaurea aspera), centaura menor (Erytraea centaurium), cardo mariano (Silybum marianum), alcachofera (Cynara scolymus) y romero (Rosmarinus officinalis).

Desde Manantial de Salud proponemos una mezcla específica, la Tisana Col. Se trata de una combinación de plantas tradicionalmente utilizadas para ayudar a mantener los niveles normales de colesterol. Se recomienda tomarla dos veces al día, preferiblemente antes de las comidas. Para prepararla, pondremos una cucharada sopera de la mezcla en un vaso de agua. Lo pondremos a hervir durante 1 minuto y luego lo dejaremos en reposo 5 minutos. Una vez colada la mezcla, ya estará lista para tomar. La Tisana Col está compuesta por las siguientes plantas: Centaurium linariifolium (Centaura, sumidad florida), Fumaria officinalis (Fumaria, planta florida), Rosmarinus officinalis (Romero, sumidad florida); Fucus vesiculosus (Fucus, talos); Taraxacum officinale (Diente de león, planta); Medicago sativa (Alfalfa, hojas); Cynara scolymus (Alcachofera, hojas), Paliurus aculeatus (Paliure, fruto) y Celtis australis (Almez, hojas).

Foto: www.alimmenta.com

La avena, un gran reconstituyente0

La avena (Avena sativa) es un cereal nutritivo, remineralizante y reconstituyente. Además de darnos fuerza y vigor, la avena es rica en fibra soluble, calma los estados nerviosos e facilita el metabolismo de producción de energía. Otra de las ventajas de este cereal es que se puede consumir de diferentes formas: grano, harina, copos, salvado, agua de avena y licuado de avena (leche de avena).

Características nutricionales de la avena

La avena es rica en proteínas (11%), grasas insaturadas (ricas en linoléico), vitaminas (vitamina E y, sobre todo, del grupo B: B1, B2 y B3) y minerales (calcio, hierro, magnesio, potasio, manganeso, fósforo, cinc y silicio). Tiene menor contenido de hidratos de carbono que otros cereales, pero la fibra es más completa: contiene elementos solubles e insolubles.

Ventajas de la avena para la salud

  • Ayuda a sobrellevar el desgaste intelectual.
  • Es un buen reconstituyente en situaciones de estrés.  Reduce la ansiedad y evita el decaimiento.
  • Es idónea en etapas de crecimiento en la alimentación infantil.
  • Es útil para personas que realizan una gran actividad muscular y en deportistas.
  • Refuerza la fecundidad (por su contenido en avenasterol).
  • Aumenta la producción láctea, si la mujer toma avena durante el embarazo y la lactancia.
  • Es una excelente fuente nutricional para la tercera edad.
  • Favorece la recuperación en estados de convalecencia.
  • Se recomienda en personas diabéticas.
  • Mejora el buen funcionamiento del páncreas.
  • Favorece la digestión de las grasas.
  • Ayuda a reducir los altos niveles de colesterol.
  • Reduce la velocidad de absorción de los hidratos de carbono.
  • Es un cereal adecuado en trastornos de acidez gástrica.
  • Regula el tránsito intestinal (en grano o copos).
Avena
La avena es rica en fibra soluble, nos da fuerza y vigor y calma los estados nerviosos.

Cómo preparar la avena

  • En grano: por cada medida de avena integral, se utilizan dos medidas de agua. Se hierve a fuego medio durante una hora como mínimo. Conserva al máximo sus cualidades nutritivas.
  • Agua de avena: por cada litro de agua, se usan dos cucharas soperas de granos de avena integral. Se hierve durante 15 minutos y después se cuela. Se puede tomar fría o a temperatura ambiente. Remineraliza, aporta vitaminas, es laxante y diurético suave.
  • En copos: se obtienen después de prensar los granos y eliminar la cascarilla externa, sin perder el salvado. Este tratamiento permite tomar los copos de avena crudos (con yogur, kélir o leche) o cocinarlos en poco tiempo (unos 10 minutos).
  • En harina: puede utilizarse para espesar sopas.
  • Salvado de avena: se toma mezclado en un yogur, kéfir, leche o en una crema. Es rico en fibra soluble, regulariza el tránsito intestinal y regula el exceso de colesterol en sangre.
  • Leche de avena: es de fácil digestión.
  • Crema de avena: para prepararla, debemos hervir, durante 8 minutos, 3 cucharadas soperas bien colmadas de copos de avena en 400 ml de agua mineral. Después se añaden de 50 a 100 gramos de verduras cortadas finas, una cucharada de aceite de oliva virgen y una pizca de sal. Pasados los 8 minutos, se bate todo y se hierve 2 minutos más.

Usos cosméticos de la avena

La avena, aplicada por vía externa, también aporta grandes beneficios para la piel: regenera y protege el cutis, proporciona suavidad y elasticidad a la piel, limpia impurezas y es útil en casos de pieles irritadas, eccemas y para tratar alergias.

Podemos preparar un peeling de avena mezclando harina de avena, un poco de aceite de oliva y zumo de limón. Se utiliza para limpiar impurezas y asperezas de la piel, frotándola sobre la zona afectada.

Foto: es.123rf.com