Es hora de cuidar tus pies: Pies cansados, talones agrietados, hongos, mal olor… y mucho más!0

Los pies trabajan duro todos los días, pero a pesar de ello, son posiblemente la parte del cuerpo que tenemos más descuidada. Soportan todo el peso del cuerpo y a menudo sufren de piel seca y sensibilidad muscular causada por los zapatos. Tómate un merecido descanso después de un largo día de trabajo y mima tus pies, han trabajado tanto como tú. ¿Quieres saber cómo cuidarlos? En este artículo descubrirás unos remedios sencillos y 100% naturales que te pueden ayudar.

Consejos naturales para cuidar tus pies

Reparar talones agrietados e hidratar la piel de los pies

  • Manteca de Karité: es un nutriente muy eficaz para pieles secas, un excelente suavizante, ideal para hidratar talones y la planta del pie. Equilibra el agua de los pies, aumenta la circulación, incrementa la oxigenación y mejora la eliminación de toxinas. Recomendamos aplicarla por la noche, después de un restaurador baño de pies.
  • Ungüento de própolis: se trata de un excelente ungüento natural elaborado a base de própolis, manteca de cacao, aceite de almendras, aceite de oliva y cera de abeja. Tiene propiedades antifúngicas, acción emoliente, regeneradora y protectora, y es muy eficaz para regenerar las grietas que se forman en los talones. Recomendamos aplicar por la mañana en todo el pie, especialmente entre los dedos.
  • Gel de Aloe Vera: el aloe vera es un extraordinario protector cutáneo, que humidifica la piel facilitando la absorción de nutrientes, previene el envejecimiento celular y estimula la síntesis del colágeno. Además, es antiulceroso y tiene una potente acción cicatrizante. Un buen masaje en los pies con gel de aloe vera después de la ducha asegura unos pies sanos y fuertes.

Exfoliar las pieles muertas

  • Piedra Pómez: un clásico de toda la vida para eliminar pieles muertas. Después de usarla, es aconsejable realizar un buen masaje con gel de aloe vera.

Acabar con los hongos en las uñas

  • Aceite de árbol del té: es el fungicida por excelencia. Hay que aplicar unas gotas de este aceite directamente encima de la uña infectada (mañana y noche), durante varios meses. Es importante mantener siempre los pies secos, ya que el mejor aliado de los hongos es el calor y la humedad.

Prevenir la sudoración y el mal olor

  • Licopodio: la espora del licopodio es un excelente agente secante, ya que absorbe el agua sin cerrar los poros. Para mantener los pies secos durante todo el día, espolvorear un poco de este finísimo polvo por todo el pie. Con una pequeña cantidad es suficiente.
  • Desodorante de salvia: se puede encontrar en formato roll-on o en espray, y hay que aplicarlo directamente sobre el pie. No evita la sudoración pero sí el mal olor, debido a la acción antiséptica del aceite esencial de salvia.

Pies cansados

Después de un día duro, mima tus pies con un baño de pies. Te bastarán 20 minutos con agua tibia, y añádele una cucharada sopera de PEURELAX para un efecto totalmente reparador. Relajará tus pies, además de aliviar el dolor muscular, la rigidez, suavizar la piel y neutralizar los olores.

Los baños con PEURELAX son una solución sencilla y natural para el cuidado de los pies. Sólo tienes que verter una cucharada sopera de PEURELAX en dos litros de agua caliente, remover bien y tomar un baño de pies de 20 minutos, secar y friccionar con alcohol de vitaminas.

Con este método tan sencillo y natural recuperaremos la vitalidad de los pies cansados después de una dura jornada laboral o una larga caminata, los relajaremos y fortaleceremos la acción venotónica, activando la circulación periférica. También actúa contra malos olores, piel seca, piel irritada, limpia las cutículas y suaviza las durezas.

PEURELAX: La receta ideal para cuidar de tus pies

PEURELAX está compuesto por una mezcla de plantas con acción venotónica, desodorante, reafirmante y antiséptica, en una base de sales magnésicas y potásicas. Descubre los efectos revitalizantes y reparadores de sus componentes:

  • Piedra de Alumbre: el mineral de alumbre ha sido tradicionalmente usado como desodorante natural en muchos lugares del mundo. A diferencia de los desodorantes convencionales, que actúan dificultando la transpiración, tiene un efecto bactericida natural sin dificultar la transpiración. Es un buen antiinflamatorio y revitalizante.
  • Sulfato de Magnesio: el magnesio es un mineral fundamental, ya que juega un papel importante en los mecanismos de regulación de los enzimas del organismo. Cuando tomamos un baño con sales de magnesio, ocurre un proceso de osmosis reversa, por la cual absorbemos minerales y expulsamos toxinas de nuestro cuerpo.
  • Extracto de Hamamelis: el hamamelis, por sus propiedades venotónicas, es ideal para baños de pies. Sirve para tratar ampollas, pies cansados y doloridos, rozaduras de los zapatos… Sus propiedades antisépticas, descongestivas y tonificantes nos ayudan a recuperar los pies cansados y doloridos.
  • Extracto de Castaño de Indias: el fruto del Castaño de Indias nos aporta principios activos con notable acción antiedematosa, aumentando la resistencia capilar y con una notable acción exudativa.
  • Extracto de Orégano: esta planta tan común nos aporta un aceite esencial de altísima acción farmacológica. Además de su potente acción antiséptica, el orégano es tónico, estimulante y muy útil en procesos dolorosos del sistema osteoarticular.
  • Extracto de Caléndula: la calendulina es una sustancia de color amarillo y consistencia mucilaginosa que se encuentra en la flor de la caléndula. Es un excelente antiséptico y antiinflamatorio, que ejerce un efecto demulcente y calmante en pies cansados y pieles irritadas.

Plantas rejuvenecedoras para la mujer0

Después de la buena acogida que ha tenido el artículo 25 plantas medicinales imprescindibles para la mujer, hemos creído oportuno completarlo presentándote estas 7 plantas rejuvenecedoras para la mujer. ¡Para sentirte siempre joven!

  • Ginseng. Posee la reputación de tónico rejuvenecedor. Retrasa el proceso de envejecimiento debido a la presencia de substancias antioxidantes que evitan la aparición de radicales libres. Tiene una acción estimulante de la energía sexual, especialmente en los casos que una libido baja se asocia al estrés o a una sensación de debilidad general. También posee un efecto adaptógeno y es, a la vez, estimulante o sedante, según el uso requerido.
  • Salvia. La salvia tiene poderosas propiedades antioxidantes que ayudan a retrasar los procesos de envejecimiento. Es un buen tónico para el sistema nervioso y se ha utilizado para aumentar la fuerza y la vitalidad. Tiene un efecto tónico sobre el aparato reproductor femenino. La salvia también favorece el buen funcionamiento del sistema inmunitario.
  • Tomillo. Su acción tónica sobre el sistema nervioso lo convierte en excelente para el cansancio físico y mental. Como antiséptico, el tomillo potencia la lucha del sistema inmunológico contra las infecciones fúngicas, virales y bacterianas especialmente en los sistemas genitourinario, digestivo y respiratorio.

Plantas rejuvenecedoras para la mujer

  • Ajo. Debido a su gran poder antioxidante y a sus compuestos de azufre, protege el cuerpo contra los efectos de la polución y la nicotina. El ajo es antiséptico, digestivo y estimulante de la circulación. Crudo o molido libera allicina, con una acción antibiótica más poderosa que la penicilina.
  • Romero. Excelente tónico y vitalizador general, el aceite esencial de romero está especialmente indicado en casos de agotamiento, fatiga y dolores de cabeza, a la vez que actúa como gran antiinflamatorio cuando hay dolores musculares, reuma, gota (ácido úrico), artrosis. También es muy recomendado cuando aparecen problemas cutáneos, envejecimiento de la piel, problemas capilares o mala circulación.
  • Jengibre. Posee un probado efecto estimulante sobre el corazón y la circulación sanguínea. Aporta sensación de bienestar. El jengibre constituye una maravillosa ayuda para recuperar el calor corporal. Confiere vigor al estómago e intestinos, estimula el apetito y facilita la digestión al activar la secreción de enzimas.
  • Dong Quai. Es la mejor planta tónica para la mujer. Se emplea para tonificar el aparato reproductor y mantener la función normal de los órganos sexuales. Alivia las congestiones en la zona pélvica. Tiene gran valor como purificador de la sangre, lo que aporta propiedades rejuvenecedoras, acelerando la recuperación de los tejidos. El dong quai estabiliza las hormonas y la menstruación, regulariza los periodos atrasados o suprimidos, alivia los calambres menstruales y es un excelente equilibrante en la menopausia.

L. Teixé

Foto: Mujer Actual

Salvia: hay muchos motivos para incluirla en tu botiquín natural0

La salvia (Salvia officinalis) es una planta herbácea de la familia de las labiadas. El tallo de la salvia es leñoso y sus hojas, lanceoladas. Las hojas son ricas en aceites esenciales  (1-3%) y, en su composición, también encontramos sustancias estrogénicas, flavonoides, taninos y ácidos fenólicos. Las flores de salvia, de color azul con matices violáceos, se pueden ver durante el verano en las llanuras áridas de Cataluña, la Comunidad Valenciana, Aragón y Castilla.

Las propiedades medicinales de la salvia son conocidas desde la antigüedad. Dioscórides ya nos habla del poder curativo de las hojas de salvia en su De Materia Medica (siglo I). En medicina natural, la salvia se emplea especialmente por sus propiedades como tónico nervioso, antiespasmódico, digestivo, estrogénico, antioxidante, tónico amargo y antiséptico. Pero detengámonos un momento para explicar más ampliamente algunas de las principales virtudes de esta planta.

La salvia en la mujer

La salvia es un tónico del  aparato reproductor femenino. Está especialmente recomendada en  menstruaciones escasas, retrasadas o en ausencia de las mismas, así como para paliar los efectos de los calambres menstruales. Tiene un efecto estrogénico, excelente para los problemas de la menopausia, en especial los sofocos y los sudores nocturnos. Detiene el flujo de leche materna por lo que puede ser de valiosa ayuda en el destete. Precisamente por sus propiedades estrogénicas, la salvia no debe utilizarse durante el embarazo y la lactancia.

La salvia en la digestión

La salvia favorece el flujo de enzimas digestivas.  Su aceite esencial y los principios amargos tienen un efecto sobre los músculos del aparato digestivo, estimulando el apetito y mejorando las digestiones. Es carminativa (ayuda a la expulsión de gases) y colérica (estimula la secreción de bilis, descongestiona el hígado y facilita la digestión).

Plantas de salvia
La salvia está recomendada en menstruaciones escasas, retrasadas o ausencia de ellas.

Y además…

  • La salvia tiene una acción hipoglucemiante (reduce los niveles de glucosa en la sangre).
  • Es una planta tónica y estimulante, pero no desvela como el café.
  • También es un buen tonificante del sistema nervioso. Se recomienda en estados depresivos y astenias.
  • La salvia es un poderoso antioxidante que ayuda a retrasar el proceso de envejecimiento, reduciendo los efectos de los radicales libres.
  • Por su gran aroma y sabor, es muy utilizada como planta culinaria.
  • La salvia fortalece el sistema inmunitario y ayuda a prevenir infecciones y problemas inmunológicos. Es un antiséptico (destruye los microbios causantes de las infecciones).
  • En uso externo, las hojas de salvia son un excelente vulnerario. Muy útil para lavado de llagas, úlceras y vahos en casos de sinusitis.
  • La salvia también es empleada en forma de gargarismos para tratar afecciones de la boca y la faringe: alivia la inflamación de las encías, la amigdalitis o la faringitis, calma las irritaciones en el cuello, y es un buen blanqueador dental.

Como reconocimiento a las propiedades de la salvia, recogemos esta sentencia de la Escuela de Salerno (siglo XIII):“Cur moriatur homo cui salvia crescit in horto?”, es decir, “¿De qué podrá morir el hombre que tiene salvia en el huerto?”.

Foto: https://paramisonenigmas.wordpress.com