Hogar sano y ecológico0

Hay estudios que hablan de que en una casa se pueden concentrar hasta 900 compuestos tóxicos, mucho más concentrados en el aire de nuestro hogar que en la calle. Tal ambiente puede causar problemas de salud como ojos irritados, dificultades respiratorias, alergias, hipersensibilidad o cefaleas.

Lograr un hogar sano y ecológico no es fácil si usamos insecticidas, combustibles o según qué tipo de productos de limpieza. Las sustancias nocivas también pueden venir de los materiales de construcción, los muebles, los microorganismos, etc.

Es un placer estar en un hogar sano y ecológico.
Es un placer estar en un hogar sano y ecológico.

Nueve medidas para apostar por un hogar sano y ecológico

  • La primera medida para sanear el ambiente es la ventilación. Se deben abrir las ventanas entre 10 y 20 minutos al día, preferiblemente por la mañana y a las horas con menos tráfico.
  • La humedad debe situarse entre el 35 y el 45%. Un ambiente húmedo facilita la proliferación de hongos. Un ambiente seco, sobre todo por el uso de la calefacción, reseca la piel, los ojos y las mucosas.
  • Las lámparas de cristal de sal compensan el equilibrio entre iones positivos y negativos. Cuando hay un exceso de iones positivos (generados por electrodomésticos, humo de tabaco, calefacción, aparatos de aire acondicionado, teléfonos móviles…) puede generar fatiga, irritabilidad, falta de concentración, insomnio, cefaleas y estados depresivos.
  • Los productos de limpieza suelen liberar gases tóxicos como los compuestos orgánicos volátiles. Pueden ser la causa de hipersensibilidad, alergia e irritación ocular y afectar al hígado, a los riñones, al sistema nervioso, al sistema hormonal. Incluso hay productos de limpieza que son considerados cancerígenos.
  • Empleando productos ecológicos contribuimos a un hogar sano y ecológico y cuidamos al planeta. Cuando quieras puedes revisar los productos conflictivos que tienes en casa y sustituirlos por opciones más respetuosas con el medio ambiente.
  • Piensa que también podemos crear nuestros propios limpiadores y detergentes con productos que tenemos en casa: vinagre, limón, bicarbonato de sodio, alcohol, agua oxigenada, jabón natural vegetal, glicerina, aceites esenciales naturales, etc.
  • El uso de cosméticos y productos de higiene convencionales que contienen derivados del petróleo también pueden contribuir a contaminar el ambiente. Siempre es mejor optar por los buenos productos ecológicos existentes en el mercado.
  • Si tenemos previsto pintar el piso, informémonos de las pinturas ecológicas.
  • Y si queremos cambiar los muebles o la decoración, apostemos por materiales y elementos naturales.

Cinco recetas para una limpieza ecológica

  • Eco-limpiador. Hay que mezclar 180 ml de alcohol etílico, 800 ml de vinagre blanco, 15 ml de aceite esencial (pino, árbol de té, lavanda, limón o menta). Se utiliza disolviendo un tapón de la mezcla por cada cubo de agua.
  • Limpiador de inodoros. Debemos espolvorear el inodoro con bicarbonato y vinagre, y dejar actuar durante 30 minutos. Después hay que fregar y pasar agua caliente. Se puede mejorar la desinfección con unas gotas de aceite esencial de árbol de té o de pino.
  • Abrillantador de muebles. Hay que mezclar el zumo de un limón con el doble de cantidad de aceite. Se abrillantan los muebles pasando un paño seco.
  • Limpia cristales. La mezcla consiste en añadir un chorrito de limón y otro de vinagre a un litro de agua.
  • Limpiador de plata. Podemos mezclar agua y bicarbonato de sodio. La pasta resultante se puede aplicar a los objetos y joyas de plata y frotar con un algodón.

¿Y tú, tomas alguna medida para evitar los tóxicos en casa? Si es así, deja tu comentario al final del post. ¡Tus ideas pueden ayudar a muchas otras personas!