Plantas digestivas. ¡Di adiós a esas molestias!1

La digestión es uno de los momentos más importantes para nuestro cuerpo, y a menudo se ve afectada por el ritmo de vida que llevamos o los alimentos que tomamos. Así, nuestro sistema digestivo sufre trastornos leves pero molestos, que podemos aliviar con plantas digestivas. A continuación revelamos las plantas digestivas más efectivas para problemas como las digestiones lentas o pesadas, flatulencias y la acidez o ardor de estómago, así como los gases en bebés y niños.

Remedio natural para las digestiones pesadas o lentas

Para aliviar las digestiones pesadas o lentas, recomendamos tomar infusiones de hojas de boldo (Peumus boldus). El boldo es una planta digestiva originaria de Chile, rica en principios amargos, lo que la hace excelente para favorecer la producción de jugo gástrico. Después de las comidas más importantes, podemos infusionar siete hojas de boldo en un vaso de agua, lo dejamos reposar y lo colamos antes de tomar.

Plantas digestivas para evitar flatulencias

Los alimentos como ensaladas, legumbres y ciertas verduras suelen ser propensos a generar flatulencias. Para evitarlo debemos insistir mucho en masticar bien y no hacer interrupciones mientras estamos comiendo. Además, podemos utilizar especias para cocinar como el orégano, la albahaca y el comino en polvo no sólo mejora el sabor de los platos sino que también facilitan la digestión.

Para las personas que sufren de flatulencias, son ideales las tisanas a base de cuatro semillas carminativas como el coriandro (Coriandrum sativum), el comino (Cominum cinimum), el hinojo (Foeniculum vulgare) y el anís verde (Pimpinella anisum). También se puede añadir semillas de anís estrellado (Ilicum verum). De esta mezcla de plantas digestivas tomaremos, a partes iguales, una cucharadita de postre en 250 ml. de agua, lo hervimos conjuntamente durante tres minutos y, una vez reposado, colamos el agua y tomamos la tisana después de cada comida. De esta manera aliviaremos rápidamente las molestias derivadas de las flatulencias.

Anís verde, una de las plantas digestivas indicada tanto para adultos como para niños.
Anís verde, una de las plantas digestivas indicada tanto para adultos como para niños.

Manantial de Salud dispone de una Tisana Carminativa muy recomendable en casos de flatulencias. Se trata de una combinación de semillas de hinojo, anís verde, anís estrellado, alcaravea y coriandro, ideal para ayudar a realizar el proceso digestivo, evitando la sensación de gases, hinchazón y malestar.

Plantas digestivas para la acidez o ardor de estómago

Los problemas de acidez se agudizan en primavera y otoño y también debido al cambio de alimentación. Cuando bajan las temperaturas, las comidas suelen ser más copiosas y contienen alimentos más pesados de digerir. Se recomienda masticar bien, comer más frecuentemente y en menos cantidad.

Para los que sufren de acidez o ardor de estómago, a menudo provocado por un reflujo de jugo gástrico o una hernia de Hiato, lo mejor es tomar extracto puro de regaliz. Esta planta contiene glizirricina. Ésta reduce la producción de jugo gástrico (con lo que la sensación de ardor desaparece) y aumenta la producción de mucosa gástrica, para que el estómago recupere su tonicidad digestiva y se reduzcan las molestias. Sin embargo, desaconsejamos el uso de extracto de regaliz a las personas con problemas de hipertensión.

Si debido a la acidez aparece una irritación de las mucosas, se puede tomar jugo de aloe vera. Manantial de Salud dispone de un Jugo de Aloe ecológico sin filtrar cuyo único conservante es el extracto de semillas de pomelo. Recomendamos tomar una cucharada sopera 20 minutos antes de cada comida para tratar irritaciones del aparato digestivo, y 20 minutos después para tratar irritaciones del esófago producidos por el reflujo gástrico. 

Remedios naturales para los gases en recién nacidos

Es muy común que, durante los primeros meses de vida, los recién nacidos presenten gases difíciles de eliminar. El anís verde está indicado para paliar los dolores abdominales y facilitar la expulsión de aire. La infusión se prepara con una taza de agua hirviendo y una cucharadita del fruto de anís, se deja reposar cinco minutos, se cuela y se da a pequeños sorbos después de la toma de la leche. Si la madre amamanta al bebé, las virtudes del anís pasarán a la leche, aliviando al pequeño. Además, el anís verde mezclado con galega (Galega officinalis), hinojo (Foeniculum vulgare) y comino (Cuminium cyminum) sirve para estimular la secreción láctea. Es importante no confundir el anís verde con el anís estrellado. Esta última está contraindicada para niños pequeños y en ningún caso debe darse a un bebé.

La ulmaria y sus propiedades antiinflamatorias y para el sistema digestivo2

La ulmaria (Spiraea ulmaria o Filipendula ulmaria) ­­–también conocida como reina de los prados­– es una planta medicinal utilizada tradicionalmente por sus propiedades como antiácido, antiinflamatorio, antirreumático, analgésico y antiséptico (contra las infecciones). Por su contenido en flavonoides, la ulmaria también presenta una acción diaforética (sudorífica), que la hace especialmente indicada en el tratamiento de estados febriles.

Características de la ulmaria

La reina de los prados es originaria de Europa y de América del Norte. Es una planta herbácea que puede alcanzar hasta un metro y medio de altura. Las hojas de la ulmaria presentan foliolos dentados y desprenden una fragancia especial. La cara superior de las hojas es de color verde oscuro y el envés es de color plateado y con pelusa. Las inflorescencias están compuestas de pequeñas flores de color blanco-amarillento muy olorosas. Esta planta florece de julio a septiembre.

La ulmaria es rica en derivados flavónicos, glucósidos y un aceite esencial (rico en salicina y otros derivados salicílicos). El término Spiraea se refiere a que sus frutos están enrollados en forma de hélice y el nombre ulmaria indica que sus hojas se parecen a las del olmo. La ulmaria ha dado nombre a la famosa Aspirina (Spiraea), ya que contiene principios activos similares: el salicilato de metilo y el ácido acetil salicílico.

Ulmaria o reina de los prados.
Ulmaria o reina de los prados.

Propiedades medicinales de la ulmaria

  • Para el sistema digestivo: es uno de los mejores remedios para digestiones ácidas, ardor de estómago, úlceras pépticas o hernias de hiato. Los taninos aportan una acción astringente, protegen las membranas mucosas y calman las diarreas (especialmente indicada en casos de diarreas en niños). Sus propiedades relajantes alivian retortijones y cólicos.
  • Como antiinflamatorio: calma el hinchazón de las articulaciones y sus propiedades diuréticas ayudan a eliminar los residuos tóxicos. Es eficaz en casos de reumatismo, artritis y ácido úrico (gota).
  • Para la piel: por sus efectos diuréticos y purificantes, la reina de los prados es considerada una depuradora de la piel, pues elimina erupciones y sarpullidos.
  • Para el sistema urinario: su acción antiséptica la convierte en un buen remedio en caso de cistitis y retención de líquidos.

La ulmaria es una planta sin toxicidad ni efectos secundarios conocidos. No obstante no se aconseja administrar en casos de hipersensibilidad a los salicilatos. Es aconsejable tomar una infusión dos veces al día durante varias semanas.

Jengibre: mucho más que un remedio natural contra las náuseas0

Seguramente la propiedad más conocida del jengibre (Zingiber officinale) es como remedio natural contra las náuseas. También es muy valorado por sus múltiples posibilidades en la cocina. Pero esta planta de la familia de las zingiberáceas tiene otras muchas virtudes, que repasaremos en este post. Empezaremos diciendo que el jengibre es originario de las islas del Caribe, siendo Jamaica el principal productor. En la composición de esta planta medicinal encontramos aceites esenciales (borneol, cineol, limoneno, beta-pineno, etc.), resinas, mucílagos y ácidos grasos, entre otros elementos. El jengibre se puede comprar como raíz fresca, en polvo, caramelizado, en diferentes formas líquidas o troceado para infusión.

Jengibre (Zingiber officinale).
El jengibre, además de ser un remedio contra las náuseas y una planta culinaria, tiene otras muchas propiedades.

Propiedades del jengibre

  • Remedio natural contra las náuseas. El jengibre es útil en todas las variedades de náuseas: mareo en los viajes, embarazo, postoperatorios, náuseas producidas por tratamientos de quimioterapia, etc.
  • Propiedades estimulantes y térmicas. Es en la raíz de la planta donde encontramos estas propiedades. La infusión caliente de raíz de jengibre potencia la transpiración, es antitérmica, alivia los resfriados y actúa como expectorante sobre los pulmones, ayudando a expulsar la mucosidad. Hay que destacar que el jengibre es el principal componente de muchos tés como los ayurvédicos (vatta, pitta, kappa) o los famosos té chay o yogi tea.
  • Jengibre para mejorar la circulación sanguínea. Posee un efecto estimulante sobre el corazón y la circulación sanguínea. Aporta sensación de bienestar y restablece la vitalidad.
  • Jengibre para el sistema digestivo. Es eficaz para ayudar a recuperar el calor corporal y preparar la digestión. Confiere vigor al estómago e intestinos, estimula el apetito y facilita la digestión, ya que activa la secreción de encimas. Sus efectos analgésicos y relajantes sobre el intestino calman los cólicos, dolores abdominales, indigestiones flatulentas y retortijones causados por diarreas. Como consecuencia de sus propiedades térmicas , el jengibre no es recomendado para los que no toleran bien el calor o sufran gastritis o úlceras estomacales o duodenales.
  • Jengibre para el sistema reproductor. Promueve la menstruación, es útil en periodos retrasados o insuficientes, disuelve los coágulos y relaja los espasmos, aliviando los periodos y ovulaciones dolorosas. Está especialmente recomendado como vigorizante del sistema reproductor.
  • Jengibre como afrodisíaco. La raíz de la planta está considerada como un afrodisíaco, capaz de estimular el deseo sexual y aumentar la libido. Es muy popular la infusión mixta de jengibre y canela.
  • Remedio contra el dolor. La medicina oriental utiliza externamente el jengibre para tratar el dolor. Sus propiedades como analgésico y antiinflamatorio se utilizan en forma de compresas en casos de dolor en las articulaciones.
  • El jengibre como planta culinaria. La raíz es ampliamente utilizada como planta culinaria. Tiene un sabor fuerte y punzante, ligeramente dulzón, proporcionando un toque original a los alimentos.

Salvia: hay muchos motivos para incluirla en tu botiquín natural0

La salvia (Salvia officinalis) es una planta herbácea de la familia de las labiadas. El tallo de la salvia es leñoso y sus hojas, lanceoladas. Las hojas son ricas en aceites esenciales  (1-3%) y, en su composición, también encontramos sustancias estrogénicas, flavonoides, taninos y ácidos fenólicos. Las flores de salvia, de color azul con matices violáceos, se pueden ver durante el verano en las llanuras áridas de Cataluña, la Comunidad Valenciana, Aragón y Castilla.

Las propiedades medicinales de la salvia son conocidas desde la antigüedad. Dioscórides ya nos habla del poder curativo de las hojas de salvia en su De Materia Medica (siglo I). En medicina natural, la salvia se emplea especialmente por sus propiedades como tónico nervioso, antiespasmódico, digestivo, estrogénico, antioxidante, tónico amargo y antiséptico. Pero detengámonos un momento para explicar más ampliamente algunas de las principales virtudes de esta planta.

La salvia en la mujer

La salvia es un tónico del  aparato reproductor femenino. Está especialmente recomendada en  menstruaciones escasas, retrasadas o en ausencia de las mismas, así como para paliar los efectos de los calambres menstruales. Tiene un efecto estrogénico, excelente para los problemas de la menopausia, en especial los sofocos y los sudores nocturnos. Detiene el flujo de leche materna por lo que puede ser de valiosa ayuda en el destete. Precisamente por sus propiedades estrogénicas, la salvia no debe utilizarse durante el embarazo y la lactancia.

La salvia en la digestión

La salvia favorece el flujo de enzimas digestivas.  Su aceite esencial y los principios amargos tienen un efecto sobre los músculos del aparato digestivo, estimulando el apetito y mejorando las digestiones. Es carminativa (ayuda a la expulsión de gases) y colérica (estimula la secreción de bilis, descongestiona el hígado y facilita la digestión).

Plantas de salvia
La salvia está recomendada en menstruaciones escasas, retrasadas o ausencia de ellas.

Y además…

  • La salvia tiene una acción hipoglucemiante (reduce los niveles de glucosa en la sangre).
  • Es una planta tónica y estimulante, pero no desvela como el café.
  • También es un buen tonificante del sistema nervioso. Se recomienda en estados depresivos y astenias.
  • La salvia es un poderoso antioxidante que ayuda a retrasar el proceso de envejecimiento, reduciendo los efectos de los radicales libres.
  • Por su gran aroma y sabor, es muy utilizada como planta culinaria.
  • La salvia fortalece el sistema inmunitario y ayuda a prevenir infecciones y problemas inmunológicos. Es un antiséptico (destruye los microbios causantes de las infecciones).
  • En uso externo, las hojas de salvia son un excelente vulnerario. Muy útil para lavado de llagas, úlceras y vahos en casos de sinusitis.
  • La salvia también es empleada en forma de gargarismos para tratar afecciones de la boca y la faringe: alivia la inflamación de las encías, la amigdalitis o la faringitis, calma las irritaciones en el cuello, y es un buen blanqueador dental.

Como reconocimiento a las propiedades de la salvia, recogemos esta sentencia de la Escuela de Salerno (siglo XIII):“Cur moriatur homo cui salvia crescit in horto?”, es decir, “¿De qué podrá morir el hombre que tiene salvia en el huerto?”.

Foto: https://paramisonenigmas.wordpress.com