Reishi: el hongo de la eterna juventud5

El hongo reishi (Ganoderma lucidum) se utiliza en la medicina tradicional china desde hace más de 2.000 años. El Dr. Shi-Jean Lee, el médico más reconocido de la dinastía Ming, escribe en el libro “La gran farmacopea” que tomar reishi de manera continuada ayuda a construir un cuerpo fuerte y saludable y asegura una larga vida.

El uso de este hongo ya se ha introducido en Occidente desde hace muchos años y, de hecho, hoy en día está considerado como una de las diez sustancias terapéuticas naturales más eficaces por sus múltiples propiedades, que incluyen beneficios para el corazón, el hígado y el aparato respiratorio, entre otros. También hay evidencias de que el consumo conjunto de reishi y vitamina C potencia las propiedades del hongo.

El reishi es un de los hongos medicinales más utilizado en Oriente.
El reishi es un de los hongos medicinales más utilizado en las medicinas orientales.

10 razones para tomar reishi

  • En términos generales, es un gran revitalizante y adaptógeno. También se le atribuyen propiedades afrodisíacas.
  • Tiene más de 150 tipos de antioxidantes. También contiene betaglucanos, lentinan y germanio orgánico.
  • Es un tónico cardíaco. En numerosos ensayos clínicos realizados en Japón y en China se ha observado que el reishi mejora el flujo sanguíneo y baja el consumo de oxígeno del músculo cardíaco. Es una buena opción en casos de hipertensión.
  • Los médicos chinos y japoneses lo recomiendan para el insomnio. Su uso promueve las ondas bajas del sueño.
  • Se usa también como analgésico y relajante muscular. Tiene funciones calmantes pero no es ni narcótico ni hipnótico.
  • Es considerado un regenerador hepático gracias a la presencia de triterpenos, que inducen una actividad antiiflamatoria en las células dañadas del hígado. Las medicinas orientales emplean comúnmente el reishi para el tratamiento de hepatitis.
  • Tiene propiedades antiinflamatorias, en parte debido al efecto antioxidante del reishi y a su contenido en antihistamínicos naturales.
  • Investigadores de China, Japón y EE.UU. han avalado los efectos antialérgicos de este hongo. Los estudios mostraron que inhibe de manera significativa algunas reacciones alérgicas, incluyendo efectos positivos contra el asma y la dermatitis de contacto.
  • Refuerza el sistema inmunitario. Nos protege de afecciones respiratorias como gripe, resfriado y bronquitis.
  • Las últimas investigaciones apuntan hacia un posible efecto antitumoral por la acción inmunoestimulante que tiene el reishi. Hace que nuestro sistema inmunológico funcione de forma más rápida, siendo útil en la detección de células infectadas por virus o células tumorales.

En cuanto a las contraindicaciones, hay que decir que interacciona con anticoagulantes y antiagregantes. No se recomienda a mujeres embarazadas o lactantes por falta de información, ni a personas menores de 18 años. En caso de patologías autoinmunes o trastornos hematológicos, hay que consultar al médico.

Referencias

  • Kenneth J. “Reishi: Ancient herb for modern times” (1992)
  • Stanislaus CS. “Lingzhi, medicine of kings” (1995).
  • Carlson J. “Reishi mushrooms” (1996)

Kombucha: el kéfir de té negro0

Refuerza el sistema inmunitario, favorece el desarrollo sano de la flora intestinal y ayuda a eliminar toxinas. Estas son algunas de las virtudes de la kombucha, un hongo (Fungus japonicus) formado por un cultivo vivo de distintos microorganismos, tales como el Bacterium xykinum, el Bacterium glucomicum y levaduras como el Saccharomyces ludwigii y la Pichia fermentans. La kombucha se cultiva y se cuida en condiciones especialmente adecuadas en un medio de té negro azucarado. Cuando este hongo actúa sobre el azúcar se produce una modificación generada por microorganismos, ácidos y enzimas, que son los responsables de las propiedades terapéuticas de la kombucha. Su comparación con el kéfir es casi automática, puesto que ambos están compuestos por bacterias y levaduras y necesitan de un medio líquido para crecer y alimentarse. Tanto el kéfir como la kombucha producen una fermentación con múltiples beneficios para nuestro organismo.

El té de kombucha, una bebida con muchos siglos de historia

La primera referencia escrita de la kombucha data del siglo III a.C., aunque parece ser que era una bebida fermentada ampliamente consumida en toda Asia desde mucho antes. Su ingesta cotidiana en el extremo oriental de Rusia mantenía a sus habitantes en un excelente estado de salud y con una larga longevidad. Actualmente su uso está muy extendido en los países del centro y del este de Europa. En Alemania se puede encontrar en las parafarmacias con el nombre de “teepliz kombucha”, que significa hongo del té de kombucha. También existen muchas marcas en Estados Unidos.

Kombucha (Fungus japonicus).
Kombucha (Fungus japonicus).

Propiedades de la kombucha

La kombucha contiene algunas vitaminas del grupo B, 10 millones de levaduras por milímetro, entre un 0,5 y un 1,2% de alcohol, enzimas y sustancias volátiles que le confieren su sabor característico. Su riqueza en cultivos activos vivos (levaduras vitales y ácidos orgánicos esenciales) no se interrumpe después de haberla colado porque siempre quedan en suspensión partículas flotantes de levadura. Por esta razón siempre es un complemento dietético vivo. Estos son algunos de sus beneficios:

  • Favorece el desarrollo de una flora intestinal sana, al aportar cultivos de levaduras y de ácidos orgánicos.
  • Fortalece el sistema inmunitario.
  • Reestructura el equilibrio ácido-básico del organismo.
  • Es ligeramente estimulante: es adecuado tomarla en caso de cansancio y estrés para aumentar la vitalidad y rendir más.
  • Elimina toxinas. El ácido glucónico se combina con sustancias de desecho de nuestro organismo como el colesterol y el ácido úrico, entre otras, facilitando su eliminación.
  • La kombucha se ha usado en enfermedades como reumatismo, asma, estreñimiento, hipertensión arterial, artritis y úlceras gástricas.
  • Se prescribe como complemento alimenticio en casos de mala digestión, mala absorción de alimentos o enfermedades crónicas del intestino.
  • También es útil como tratamiento complementario en algunos casos de cáncer y para reforzar el sistema inmunológico en pacientes de sida.

Como jugo preventivo y saludable, se puede comenzar a tomar una pequeña cantidad de kombucha e irla incrementando hasta llegar a un vaso al día. Si una persona se encuentra convaleciente o quiere colaborar en el tratamiento de una enfermedad, puede tomar más cantidad, siempre guiándose por la respuesta del organismo, ya que se ha descrito algún caso de intoxicación hepática por una ingesta excesiva de kombucha. No es una bebida adecuada para personas con diabetes por el elevado índice de azúcares, pero existe un compuesto concentrado a base del propio hongo de kombucha. Son una gotas que se diluyen en agua y son aptas no sólo para diabéticos sino para todo tipo de pacientes.

¿Quieres preparar kombucha en casa?

Necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 80 gr de azúcar.
  • 3 gr de té negro de Ceylán.
  • 1 litro de agua.
  • Hongo de kombucha y un vasito de kombucha ya elaborado.

Preparación:

  • Hay que poner a hervir el azúcar con agua. Cuando el agua hierva y el azúcar se haya disuelto del todo, lo retiramos del fuego y le añadimos el té negro de Ceylán.
  • Lo dejamos reposar tapado durante 30 minutos.
  • Lo colamos y lo dejamos enfriar.
  • Si no hemos consumido kombucha, tiramos un poco, pero siempre tenemos que dejar porque, cuando añadamos el nuevo té, el proceso de fermentación se pueda reiniciar correctamente.
  • El proceso de fermentación se hace en unos 15 días. Por lo tanto es importante que cada 15 días como mínimo lo alimentéis.

Foto: “The Kitchn” en Pinterest

25 plantas medicinales imprescindibles para la mujer0

La mayoría de mujeres tienen que desempeñar una amplia gama de roles a lo largo de su vida. Amante, esposa, madre, garante de la salud de la familia, consejera, profesional, pero ante todo mujer y, a menudo, núcleo de la unidad familiar. Los antiguos herbolarios recogían raíces y hierbas, que solían ser para la mujer. En este artículo te presentamos 25 plantas medicinales para la mujer. Todas ellas tienen múltiples propiedades, pero las hemos agrupado en estas 8 categorías.

Plantas para el estado anímico

  • Valeriana (Valeriana officinalis). Es tranquilizante y sedante del sistema nervioso central.
  • Eleuterococo (Eleutherococcus senticosus). Es un adaptógeno y estimulante del sistema nervioso central. Aumenta la resistencia física y psíquica, da energía y estimula las defensas. Es también un estimulante sexual.
  • Damiana (Turnera diffusa). Es un tónico general, psicoestimulante y antidepresivo.

Plantas para los trastornos de la menstruación

  • Salvia (Salvia officinalis). Es un tónico del aparato reproductor femenino. Se recomienda en menstruaciones escasas o retrasadas, así como para paliar los efectos de los calambres menstruales. Tiene un efecto estrogénico y, por lo tanto, es útil para algunos efectos de la menopausia (sofocos y sudores). Precisamente por sus propiedades estrogénicas, no debe utilizarse durante el embarazo y la lactancia. Es importante saber que detiene el flujo de leche materna, por lo que puede ayudar en el destete.
  • Sauzgatillo (Vitex agnus-castus). Es eficaz en períodos irregulares, dolorosos o de hemorragia abundante, y en casos de fibroides. Restablece el equilibrio hormonal después de haber tomado la píldora contraceptiva. Es también una aliada para la fertilidad.
  • Milenrama (Achillea millefolium). Es efectiva para regular la menstruación o si ésta es dolorosa.
  • Aceite de semillas de onagra (Oenothera biennis). Es útil en trastornos de tipo hormonal de la mujer y del hombre (síndrome premenstrual, menstruaciones irregulares y dolorosas, semen escaso), así como en el síndrome pre-menopausia y pre-andropausia.

Plantas para reforzar las defensas

  • Regaliz (Glycyrrhiza glabra). En el sistema respiratorio tiene una acción analgésica y curativa. Su efecto antialergénico es útil para la alergia primaveral, la rinitis alérgica, la conjuntivitis y el asma bronquial. Además disminuye los niveles de ácido en el estómago, por lo que alivia la acidez y la indigestión. Gracias a su acción en las glándulas adrenales, el regaliz tiene la capacidad de aumentar la resistencia al estrés.
  • Cola de caballo (Equisetum arvense). Estimula las defensas y remineraliza el organismo. Es efectiva en inflamaciones de la vejiga urinaria (cistitis) o de la próstata (prostatitis), en el hombre.

Plantas para recuperar la libido

  • Ginseng (Panax ginseng). En la medicina tradicional china se utiliza para combatir la debilidad, el insomnio, la laxitud y la apatía que pueden resultar del estrés. Tiene una acción estimulante de la energía sexual, especialmente en los casos en que una libido baja esté asociada al estrés o a una sensación general de debilidad.
  • Huang qi (Astragalus membanaceus). Es una de las plantas tónicas más famosas de la medicina tradicional china, con efectos superiores al ginseng para los jóvenes. El astrágalo es también un excelente tónico del sistema inmunitario.
  • Maca (Lepidium meyenii). Tiene propiedades afrodisíacas. Es revitalizante y fertilizante.
Plantas para la Mujer
Plantas para la mujer: todas las plantas presentadas tienen múltiples usos.

Plantas para aumentar la fertilidad

  • Mijo del sol (Lithospermum officinale). Se emplea en casos de infertilidad por aumento de la hormona luteinizante y para erradicar los quistes mamarios.
  • Dong quai (Angelica sinensis). Es la mejor planta tónica para la mujer. Tonifica el aparato reproductor y mantiene la función de los órganos sexuales. Estabiliza las hormonas y la menstruación. No debe tomarse durante el embarazo.
  • Pie de león (Alchemilla vulgaris). Tonifica el útero e influye positivamente en el proceso de implantación del embrión. También facilita el flujo menstrual y puede emplearse para estimular las contracciones durante el parto.
  • Viburno americano (Viburnum prunifolium). Es otro tónico del aparato reproductor. Estimula los músculos relajados y actúa como sedante para los dolores espasmódicos del útero. Mejora la circulación en el útero y en los ovarios y, en consecuencia, potencia la irrigación de la zona pélvica. Tiene fama de fortalecer el sistema reproductor en la mujer que ha tenido abortos espontáneos. Si se administra durante la última semana del embarazo, ayuda a normalizar las contracciones del útero y compensa las irregulares.
  • Cohosh negro (Cimicifuga racemosa). Es un poderoso remedio contra el dolor, que puede ser de gran ayuda durante el parto. También es útil contra los calambres menstruales.
  • Raíz de falso unicornio (Chamaelirium luteum). Mitiga las náuseas y vómitos durante la gestación. También se utiliza para minimizar el riesgo de aborto espontáneo. Por otra parte, es un excelente tónico ovárico y uterino. Tiene un efecto adaptógeno de las hormonas sexuales que contribuye a aliviar muchos desórdenes del aparato reproductor, las irregularidades menstruales y el síndrome premenstrual.
  • Ñame silvestre (Dioscorea villosa). Tradicionalmente se ha empleado para evitar el riesgo de aborto espontáneo. También para tratar las náuseas propias del embarazo. Tiene propiedades antiespasmódicas, por lo que se usaba para mitigar los calambres menstruales.

Plantas para el embarazo y para ayudar en el parto

  • Jengibre (Zingiber officinale). Es un remedio natural contra náuseas y vómitos, sean cuales sean sus causas. Por otra parte, confiere vigor a estómago e intestinos, estimula el apetito y facilita la digestión al activar la secreción de encimas. Posee también un efecto estimulante sobre el corazón y la circulación sanguínea. Disminuye la presión sanguínea y los niveles de colesterol.
  • Hojas de frambueso (Rubus idaeus). Gracias a sus efectos tónicos y relajantes sobre la musculatura lisa del útero, reducen el dolor de las contracciones y hacen que éstas sean más productivas. Así facilita y acorta la duración del parto.

Plantas durante la lactancia

  • Sésamo (Sesamum indicum). La decocción de las semillas ayuda a la producción de leche durante la lactancia materna y actúa como regulador menstrual. El sésamo es muy útil en edad de crecimiento o en cualquier época en la que el organismo esté sometido a un gran esfuerzo físico o psíquico. Es también un complemento alimenticio en situaciones de osteoporosis.

Plantas para reducir las molestias de la menopausia

  • Alfalfa (Medicago sativa). Por sus propiedades estrogénicas, ayuda a combatir las molestias de la menopausia (sofocos y sudoración). También hay que tenerla en cuenta en casos de osteoporosis.
  • Hamamelis (Hamamelis virginiana). Además de ser recomendable para los trastornos de la menopausia, en uso externo se emplea en colirios y para activar la circulación de la piel.
  • Quizás las más conocidas sean las isoflavonas de soja. Disminuyen los síntomas de la menopausia sin los efectos negativos de algunos medicamentos. Benefician la salud de los huesos, reduciendo la incidencia de la osteoporosis. Mejoran los niveles de colesterol malo y colesterol bueno.