Algas: manual de instrucciones0

¿Te has animado a incorporar algas a tu dieta, pero no sabes por dónde empezar? A continuación te presentamos nueve algas altamente nutritivas y fáciles de cocinar. Sigue leyendo y encontrarás consejos útiles para añadir un plus de minerales y sabor a tus ensaladas, cremas y legumbres.

KOMBU, para mejorar la digestión

El alga Kombu es una de las plantas más ricas en yodo, ácido algínico, ácido glutámico (característico de los platos orientales), y azúcares como la fructosa y el manitol, importantes para los diabéticos ya que no alteran los niveles de azúcar en sangre. Contiene calcio, fósforo y aminoácidos, que estimulan las membranas de las mucosas y del sistema linfático. Favorece la absorción equilibrada y la distribución de los nutrientes, remineraliza y refuerza el organismo. Es beneficiosa para personas con exceso de peso, regula la glándula tiroides y se ha usado durante siglos para tratar la gota.

Alga Kombu
Alga Kombu

Se puede tomar como base de caldos vegetales, sopas frías o calientes. Es ideal para cocer con legumbres o cereales, ya que ablanda las fibras vegetales de los alimentos, y los hace más digeribles.

Tiempo de remojo: 20 min. Se recomienda cocer antes de cortar.
Tiempo de cocción: según la variedad requiere más o menos cocción. Kombu japonesa: 45 min – 1 h; Kombu de Bretaña: 40 min; y Kombu de Galicia: 30 min.

WAKAME, para iniciarse

Es muy rica en calcio y no tanto en yodo, con lo cual es interesante para aquellas personas que deben controlar la ingesta de yodo. También tiene la capacidad de ablandar las fibras de los alimentos vegetales. Protege los enzimas digestivos, regula el colesterol y está indicada para problemas circulatorios.

Se toma con cereales y legumbres, también en ensaladas, estofados y resulta deliciosa en sopas y cremas de verduras. Por su sabor suave la recomendamos para iniciarse en la incorporación de algas en la dieta.

Tiempo de remojo: 3 -5 min. Escurrir y cortar.¡
Tiempo de cocción: Se puede comer cruda, después del remojo o cocinarla 20 minutos

HIZIKI, con cebolla

 Es una de las algas más ricas en minerales y oligoelementos, equilibra el sistema nervioso y depura el nivel de glucosa en sangre. Es rica en calcio (tiene más que la leche). Está indicada en casos de osteoporosis o debilidad ósea. Da belleza a la piel, brillo, fortaleza y elasticidad al cabello y refuerza las uñas.

Su sabor es más fuerte que otras algas, para suavizarlo se cocina con cebolla. Se come junto a cereales, verduras salteadas y ensaladas.

Tiempo de remojo: 15-20 min.
Tiempo de cocción: Mínimo 30 min.

ARAME, dulce y suave

Muy rica en calcio y yodo. Su equilibrio mineral es bueno contra la hipertensión, también se ha usado en trastornos de los órganos femeninos. El consumo regular de Hiziki y Arame asegura una complexión fuerte, la piel suave y tersa, y el pelo brillante y espeso.

Ideal con cereales, verduras salteadas y ensaladas. Se parecen a las algas Hiziki, aunque las Arame son más blandas y su sabor más suave y dulce. El dulzor deriva de su alto contenido en manitol, un azúcar natural.

Tiempo de remojo: 10 min. Escurrir y cortar.
Tiempo de cocción: Se puede comer cruda, después del remojo, o bien cocinada (20 minutos).

ESPAGUETI DE MAR, con sabor a sepia

Tiene un alto contenido en hierro y vitamina C. También es rica en potasio por lo que actúa como diurético y depurador, previene problemas linfáticos y retención de líquidos. Es adecuada en caso de osteoporosis, caída de cabello y uñas quebradizas.

Combina perfectamente con arroz integral y legumbres. Se puede tomar sofrita como guarnición, o rebozada. También como relleno de empanadillas, pizzas, “embutidos vegetales”, pastas y patés. Es un alga de consistencia firme y textura carnosa, con un sabor que recuerda a la sepia y los chipirones.

Tiempo de remojo: 5-10 min (opcional previo a la cocción).
Tiempo de cocción: 30 – 40 min.

NORI, fácil de preparar

Destaca su contenido en proteínas y vitamina A. Ayuda a disminuir los niveles de colesterol sanguíneo ya que favorece la disolución y eliminación de depósitos grasos. También ayuda a hacer la digestión, por eso a menudo lo encontramos acompañado de alimentos fritos.

Se toma desmenuzada en tiritas muy finas sobre sopa, cereales, verduras asadas, frutos secos o como envoltorio en sushi. Es una de las algas marinas más fáciles de preparar. Recomendamos tostarla un poquito por la cara más rugosa, con mucho cuidado hasta que el color negro inicial se transforme en verde. En el mercado podemos encontrarla tostada y sin tostar.

Tiempo de remojo: No se remoja.
Tiempo de cocción: Se tuesta rápidamente (5-10 segundos) cerca de la llama, hasta obtener un color verde más claro.

AGAR-AGAR, pura fibra

También conocida como Canten o Kanten, es un extracto de la fracción gelatinosa de diversas especies de algas. Se puede comprar en copos, en finas tiras o en barras. Destaca por ser pura fibra soluble, es un gran regulador y regenerador intestinal, ideal para problemas de estreñimiento. Sacía el hambre y limita la absorción de grasas, con lo que es adecuada en dietas de control de peso para moderar la ansiedad por la comida. Ejerce una acción reconstituyente y fortificadora de las glándulas digestivas e intestinales, y arrastra residuos de metales pesados.

Se toma en ensaladas, y también se usa como gelatina natural para espesar platos dulces o salados, terrinas de verduras o pescados. Tiene un sabor suave y a la vez es muy nutritiva en minerales y oligoelementos.

Tiempo de remojo: Copos: 0 min; Tiras: 5 min (sólo para ensaladas).
Tiempo de cocción: Para convertirla en gelatina debe cocinarse 3 -10 min hasta que se desintegre en el líquido.

DULSE, la más rica en hierro

Es un alga rojo púrpura que tiene una textura suave, la más popular del Atlántico Norte. Puede contener pequeñas conchas, por lo que debe limpiarse bien antes de su uso. Es el alga más rica en hierro, lo que la hace muy adecuada en casos de anemia. También contiene potasio, magnesio, yodo y fósforo, y destaca por su riqueza proteica.

Se toma cruda en ensaladas. Después de remojada podemos macerarla un ratito en el aliño de la misma ensalada. Cocinada ligeramente puede formar parte de sopas y condimentos.

Tiempo de remojo: 2 min. Escurrir y cortar.
Tiempo de cocción: Se puede comer cruda después del remojo o cocinarla 5 minutos.

COCHAYUYO, desintoxicante

Es originaria de Chile y zonas subantárticas, destaca por su equilibrio mineral y su aporte en proteína de calidad. También contiene sustancias desintoxicantes como ácido algínico y L-cisteina.

Se toma troceada en cocidos, y acompañando cereales o legumbres.

Tiempo de remojo: No es necesario.
Tiempo de cocción: 15 – 20 min.

Descubre las verduras con más minerales: ¡Atrévete a comer algas!2

Las algas son un excelente nutriente, ya que contienen entre diez y veinte veces más minerales que las verduras terrestres. ¿Sabías que se conocen 24.000 especies de algas, de las cuales sólo una pequeña parte empleamos con fines culinarios o medicinales? En este artículo descubrirás cómo incorporar fácilmente a tu dieta las 9 algas más nutritivas. ¡Empieza a beneficiarte de sus propiedades!

alga chlorella
Alga chlorella

¿Qué tipos de algas existen?

Las algas tienen formas y dimensiones muy variadas. La mayoría proceden del mar, pero también se encuentran en aguas dulces. Se clasifican según su coloración: clorofíceas (verdes), feofíceas (pardas), rodofíceas (rojas) y cianofíceas (azules). Su color viene dado por la clorofila y otros pigmentos que fabrican en función de la profundidad en que viven.

 ¿Cómo se cocinan las algas?

 Las algas en la cocina son muy versátiles y se pueden integrar en cualquier plato: sopas, caldos, consomés, estofados, ensaladas, salteados, postres… ¡Cocinarlas es muy sencillo! Primero se lavan rápidamente bajo el grifo con agua fría. Luego se dejan en remojo (cada alga tiene su tiempo dependiendo de su densidad y textura). Si es necesario se cocinan, y finalmente se cortan y añaden a los platos elegidos.

Una vez abierto el paquete, recomendamos ponerlas enseguida en un recipiente hermético para que no se humedezcan y mantengan todos sus nutrientes.

¿A qué edad se puede empezar a comer algas?

Los bebés pueden tomar algas a través de la leche materna, y cuando empiezan a tomar alimentos sólidos se les puede integrar una pequeña cantidad en las cremas y sopas. Recomendamos empezar con las algas más suaves como el Wakame o el Agar-agar. Con un año, el bebé ya debe poder comer toda la variedad de algas.

Seis razones para incorporar algas a tu dieta:

  • Desintoxican la sangre. Una de las características de las algas es su capacidad para expulsar del organismo metales contaminantes, radiactivos y nocivos. Su contenido en ácido algínico facilita la eliminación natural de toxinas.
  • Por su abundancia en minerales (magnesio, potasio, calcio, hierro, fósforo…) neutralizan los efectos nocivos de la acidez que se genera con dietas excesivas en proteína, o como consecuencia de estados mantenidos de estrés.
  • Contienen yodo, difícil de obtener de otra fuente que no sea el mar. Pueden ayudar a prevenir el bocio, y a disolver grasas y depósitos de mucus que aparecen en el organismo debido al consumo de grasas saturadas, carnes y lácteos. Para las personas con hipertiroidismo se recomiendan las algas menos potentes en yodo (Agar-agar, Nori, Wakame, Hiziki), siempre consultando al especialista.
  • Tienen un efecto calcificante de los huesos por su riqueza en calcio (especialmente las algas Hiziki, Wakame, Arame, Cochayuyo, Kombu), y una excelente relación calcio/fósforo que facilita la absorción del calcio. Además, su efecto alcalinizante evita la pérdida de masa ósea.
  • Son ricas en vitaminas y oligoelementos (como zinc o selenio) que refuerzan el sistema inmunitario. Las algas como la espirulina, chlorella y klamath aportan un complemento importante de vitamina B12, importante en casos de dietas vegetarianas, embarazo, fatiga o estrés.
  • Además, se puede aprovechar el agua de remojo que no utilizamos a modo de balneario casero, para cuidar la piel.

Además de todos estos beneficios, las algas te ayudan a decorar de una forma original tus platos. ¡Anímate a añadirlas a tus comidas y disfrutarás de un aporte extra de minerales y vitaminas!

 

 

Aceite de onagra: una perla para la salud0

El aceite de onagra proviene de la onagra (Oenothera biennis), también conocida como prímula del atardecer (Evening primrose). Se trata de una planta originaria de América del Norte, que fue introducida en Europa a finales del siglo XVII como planta ornamental. Hoy la podemos encontrar en taludes cerca de los ríos de zonas templadas. El aceite de onagra tiene múltiples beneficios, que van desde minimizar trastornos hormonales, hasta combatir problemas dermatológicos, pasando por equilibrar el sistema nervioso y estimular el sistema inmunitario, por citar algunas propiedades.

Aceite de onagra
Planta de onagra

El aceite de onagra se obtiene de la presión en frío de las semillas de la planta. Sus nutrientes más preciados son los ácidos grasos poliinsaturados, destacando el ácido linoleico y el ácido gamma-linolénico, ambos de la familia omega 6. Estos ácidos grasos esenciales son importantes precursores de diversos mediadores celulares indispensables para el correcto funcionamiento y estabilidad de las membranas de las células, el desarrollo del sistema nervioso y hormonal, y la regulación de los procesos de coagulación.

Los ácidos grasos esenciales tienen esta denominación porque son imprescindibles para mantener un buen estado de salud, aunque nuestro organismo no sea capaz de fabricarlos. Esto implica que debemos garantizarlos a través de la alimentación. El ácido linoleico se encuentra en aceites vegetales como el de girasol, así como en lácteos, grasas animales, semillas y frutos secos. El ácido gama-linolénico también forma parte de la leche materna y del aceite de borraja. Otra manera de obtener estos ácidos grasos esenciales es mediante la ingesta de aceite de onagra, que se comercializa en perlas.

Propiedades del aceite de onagra

  • Dermatología. Ayuda a combatir el eccema, el acné y la caspa. Mantiene la elasticidad de la piel y su aspecto sano. También es beneficioso para la fragilidad de las uñas y contra la caída del cabello.
  • Sistema reproductor. La onagra se ha ganado el sobrenombre de “planta de la mujer” por sus beneficios para aliviar los síntomas del síndrome premenstrual (dolor de mama, estado de ánimo, irritabilidad, dolor de cabeza y retención de líquidos) y de la menopausia (retención de líquidos, sofocos, sequedad de las mucosas, etc.). Además evita las reglas irregulares y dolorosas. Pero lo cierto es que también tiene propiedades para los problemas hormonales del hombre, como la escasez de semen, la mejor irrigación del pene en casos de dificultades para la erección y otros trastornos de la pre-andropausia (cambios de actitud y de estado de ánimo). También mejora los trastornos prostáticos.
  • Sistema nervioso. Reduce la hiperactividad. Regula la liberación y la acción de neurotransmisores. Combate el estrés y previene la depresión.
  • Sistema sanguíneo y cardiovascular. Reduce los niveles de colesterol malo (LDL), reduciendo el avance de la arteriosclerosis. El aceite de onagra es recomendable para personas con elevado riesgo cardiovascular, ya que reduce la hipertensión arterial por su acción vasodilatadora y evita la formación de trombos y coágulos.
  • Sistema inmunitario. Regula y estimula las funciones de los linfocitos T.
  • Acción antiinflamatoria. El aceite de onagra es eficaz en casos de artrosis reumatoide, fibrosis quística, procesos alérgicos y asma.
  • La onagra es útil como apoyo en el tratamiento de la diabetes, puesto que mantiene estables los niveles de insulina.

¿Conocías todas estas propiedades? ¿Te ha parecido útil este artículo? Si es así, te animamos a que te subscribas al blog para recibir más artículos divulgativos de interés.

El ajo, un alimento medicinal1

Las propiedades medicinales del ajo (Allium sativum) son conocidas desde la época de Hipócrates (unos 400 años antes de nuestra era). Procede de Asia central, pero se cultiva desde épocas remotas en toda la cuenca mediterránea. La parte utilizada son los bulbos, donde se concentra su acción medicinal.

El principal componente activo del ajo es la aliína, responsable de su olor característico. También contiene pequeñas cantidades de vitaminas (A, B1, B2, B6 y C), adenosina y sales minerales de hierro, sílice, azufre, yodo, selenio y germanio.

En los herbolarios comercializamos perlas de ajo para evitar el fuerte olor característico. Las perlas de ajo evitan también la inflamación y el ardor que puede producir la ingesta excesiva de ajo crudo.

Cabeza de ajo blanco.
Las propiedades del ajo son conocidas desde la época de Hipócrates.

Beneficios del aceite macerado de ajo para la salud

  • Destaca por sus beneficios a nivel del sistema sanguíneo. Tiene un papel importante como fluidificante sanguíneo, ya que reduce la viscosidad plasmática a nivel coronario y pulmonar. Es un vasodilatador periférico. Es hipolipemiante (inhibe la síntesis de colesterol y triglicéridos) y hipoglucemiante (reduce los niveles de glucosa en sangre). Es eficaz en casos de hipertensión arterial y arteriosclerosis y reduce el riesgo de trombosis y embolias.
  • A nivel respiratorio, los componentes sulfurados del ajo que se eliminan por vía pulmonar desempeñan un papel importante en enfermedades infecciosas del aparato respiratorio como gripe, resfriados, sinusitis, faringitis y bronquitis. También se observan mejorías en casos de asma.
  • Destaca por ser antioxidante, evitando así el envejecimiento celular prematuro y reduciendo el riesgo de enfermedades degenerativas.
  • Es considerado un “antibiótico natural” por su amplio campo de actividad contra gran variedad de microorganismos: virus, bacterias, espiroquetas, amebas y hongos.
  • Alivia alteraciones del sistema digestivo como gastritis, flatulencias y trastornos hepatobiliares.
  • Combate parásitos intestinales. Evita el crecimiento de bacterias perjudiciales para la flora intestinal a nivel de colon, sin dañar aquellas que ejercen una acción beneficiosa.
  • Ayuda a combatir la fiebre.
  • Alivia molestias y dolores articulares en casos de reuma, artritis, gota y ciática.
  • Estimula el funcionamiento de diversos órganos y glándulas: hígado, páncreas, tiroides y suprarrenales.

El ajo negro, cada vez más popular

En los últimos años se está popularizando el ajo negro, que no es más que el ajo blanco sometido a un proceso de fermentación en una determinadas condiciones de temperatura, humedad y tiempo. Este proceso de maduración natural le confiere el color negro, una textura más blanda y un sabor más suave. Pero lo que es más importante es que los beneficios del ajo negro se ven aumentados.

Ajo negro.
Las propiedades del ajo negro se ven aumentadas.
  • Ayuda a reforzar el sistema inmunitario, con lo cual es un alimento a tener en cuenta en otoño e invierno, cuando nuestras defensas están más debilitadas.
  • Tiene unas propiedades antioxidantes mayores que el ajo común.
  • Es útil para reducir el colesterol y los triglicéridos.
  • Es un energizante natural, adecuado tanto para deportistas como para estudiantes.

Encontrarás más información sobre el ajo negro en:

http://www.dmedicina.com/vida-sana/alimentacion/nutricion/2016/03/16/ajo-negro-beneficios-110161.html

http://www.natursan.net/ajo-negro-beneficios-y-propiedades/

Neem, el árbol del siglo XXI2

El neem (Azadirachta indica) es un árbol originario de la India, aunque también se puede encontrar en los trópicos de Asia, África y América. Es un árbol grande (puede sobrepasar los 15 metros), de hojas compuestas, flores flagantes y púrpuras que aparecen en marzo y abril. El neem ha sido declarado por las Naciones Unidas como el “árbol del siglo XXI” por sus propiedades medicinales, conocidas y utilizadas por la medicina ayurveda desde hace 5.000 años y avaladas por más de 2.000 estudios de la comunidad científica. En neem se conoce popularmente en la India como la “farmacia del pueblo”.

La corteza, las hojas y las semillas de neem son ricas en principios activos como alcaloides, principios amargos, flavonoides, ácidos grasos, esteroles o ácido tánico, entre otros. Con el neem se pueden tratar una gran diversidad de enfermedades, revitalizar el sistema inmunológico y, en general, fortalecer la salud. Es uno de los mejores purificadores y desintoxicadores de la sangre y actúa como antiviral, antifúngico, antiséptico, analgésico y antiparasitario.

Neem
Neem: en la medicina ayurveda de la India es conocido como “la farmacia del pueblo”.

Enfermedades que podemos tratar con el neem

  • Diabetes. En la India se ha utilizado tradicionalmente para reducir el azúcar en sangre (tomado después de las comidas, reduce el azúcar hasta un 50%). Aunque no está claro cómo actúa, se cree que incrementa la producción de insulina o bien normaliza la acción del páncreas.
  • Herpes. Combate el virus del herpes, sanando rápidamente las heridas.
  • Próstata. Estudios científicos demuestran que las hojas de neem destruyen las células cancerígenas. Su consumo habitual previene el cáncer de próstata. También es efectivo para disminuir la inflamación de este órgano.
  • Trastornos dentales. Investigadores alemanes aseguran que la corteza y las hojas de este árbol previenen la caries y otros trastornos como piorrea, aftas, encías inflamadas o sangrantes, hongos o gingivitis.
  • Gripes y resfriados. Consumir cápsulas o té de neem fortalece el sistema inmunitario, protegiendo eficazmente contra la aparición de gripes y resfriados.
  • Sistema digestivo. Se emplea la corteza para el tratamiento de parasitosis intestinales.
  • Fiebre. El neem posee una actividad antifebril, así como antiinflamatoria y analgésica.

Cómo utilizar el neem

Tanto las hojas como la corteza se pueden utilizar en decocción o reducidas a polvo. También se comercializa en forma de extracto seco. El aceite de semilla de neem sólo se puede emplear para uso externo.

  • Polvo: de 5 a 9 gramos diarios en dos veces, acompañado de abundante agua, durante 3 ó 5 días.
  • Deccoción: se necesita una cucharada sopera de hoja o corteza troceada en dos vasos de agua. Hay que ponerlo a hervir 10 minutos. Se puede tomar a sorbitos en 2 ó 3 veces.
  • Tintura o comprimidos. Hay que seguir las indicaciones del etiquetado.

El neem es seguro para la mayoría de adultos, pero no se puede tomar durante periodos largos ya que podría dañar el hígado o los riñones. Es aconsejable seguir las pautas de un médico o terapeuta. Está contraindicado en niños, mujeres embarazadas y madres lactantes. En caso de cirugía, no se puede tomar durante las dos semanas anteriores a la operación.