Flores de Bach, para reencontrar el equilibrio emocional2

Las flores de Bach son un tratamiento natural basado en 38 esencias florales, que corresponden a todo el espectro de emociones humanas (aunque la terapia floral también se utiliza en animales). Cada una de estas esencias florales es capaz de corregir una de las emociones negativas de la persona (miedos, tensiones, dudas…). El Dr. Edward Bach (1886-1936) fue un médico inglés que despuntó en la investigación de la bacteriología y de la homeopatía. Acabó alejándose de la medicina moderna porque consideraba que ésta sólo trataba los síntomas sin eliminar la enfermedad.

Para el Dr. Edward Bach, la causa de las enfermedades son las emociones negativas no superadas o no resueltas, que acaban manifestándose en algún desequilibrio físico. Así, la terapia que lleva su nombre es de tipo energético. Concibe la persona como un todo en el que cuerpo, mente, emociones y espíritu están interrelacionados.

Las flores de Bach actúan transmitiendo un patrón de energía que nos puede ayudar a afrontar las exigencias emocionales de la vida cotidiana actual, tan estresante y competitiva. Aportan a la persona la fuerza necesaria y el desarrollo de aptitudes positivas para que por sí misma pueda superar los estados emocionales que la perturban y que son causa de diferentes trastornos. El terapeuta floral, reconociendo y haciendo un diagnóstico de la persona, es quien decide la combinación de flores de Bach más adecuada. Aún así, en Manantial de Salud comercializamos unos elixires florales para situaciones concretas en las que se puede encontrar la persona a lo largo de su vida. 

La lavanda es una de las 38 flores de Bach.
La lavanda es una de las 38 flores de Bach.

Elixires florales de Manantial de Salud

  • Tensiones personales. Ante tensiones personales o profesionales que hacen que la persona se encuentre desquiciada, este remedio ayuda a encontrar caminos de paz y ánimo interior.
  • Exámenes. ¿Quién no se pone nervioso ante complicadas pruebas, entrevistas de trabajo, oposiciones, exámenes…? Este elixir está pensado para situaciones que requieren una gran claridad mental y en las que te juegas mucho.
  • Temores e inseguridad. Ayuda a afrontar todo tipo de miedos, tanto si son abstractos (presentimientos, oscuridad, malos pensamientos…) como si son determinados (fobias, miedo a volar o a los ascensores).
  • Hiperactividad. Es un elixir para personas que están en constante movimiento, tanto físico como mental. Ayuda a relajarse y a adaptarse al ritmo de los demás.
  • Autoestima. Entregarse a los otros no implica perder la individualidad. Podemos seguir el propio camino sin abandonar los deseos de complacer a otras personas. ¡Quiérase a sí mism@!
  • Apatía / Tristeza. Frente a una profunda tristeza, melancolía o apatía sin motivo alguno, debemos luchar para conseguir aspectos positivos, un ánimo equilibrado y la sana alegría de vivir.
  • Rescate (Urgencias). Es una combinación de cinco flores creada por el propio Dr. Edward Bach (Impatiens, Heliantemo, Clematide, Cherry plum, Star of Bethlehem). Es un exilir apropiado en aquellos momentos en los que nos desborda una situación.

Aprende a gestionar el estrés0

El estrés es un conjunto de reacciones fisiológicas que prepara el organismo para la acción ante una situación que percibe como amenazante. El lado bueno del estrés es que nos mantiene activos y nos ayuda a poner en marcha nuevos recursos, incrementando así nuestra autoestima y posibilidades de éxito.

El problema aparece cuando la causa del estrés se prolonga en el tiempo. El cuerpo intenta adaptarse y se esfuerza de manera constante para mantener el equilibrio hasta que acaba agotado. La reacción ante una determinada circunstancia varía de persona a persona e incluso puede ser distinta en un mismo individuo en diferentes periodos de su vida. Los factores estresantes pueden ser de cualquier tipo: el entorno laboral, un nuevo jefe, un nuevo puesto de trabajo, los problemas familiares, una separación, una mudanza, un fallecimiento, una enfermedad… ¡Incluso las fiestas navideñas originan estrés!

Gestionar el estrés de manera natural
El lado bueno del estrés es que nos mantiene activos y nos ayuda a poner en marcha nuevos recursos, incrementando así nuestra autoestima y posibilidades de éxito.

El estrés continuado puede conllevar problemas de salud

Ya hemos dicho que las consecuencias negativas aparecen cuando el estrés se presenta con demasiada frecuencia o se prolonga en el tiempo. Es entonces cuando tiene efectos en nuestra salud.

  • Respuestas psicofisiológicas. El aumento de la tasa cardíaca, de la presión sanguínea o de la respiración son ejemplos de respuestas que se desencadenan de manera involuntaria.
  • Trastornos emocionales. El estrés puede generar ansiedad, depresión, impaciencia, frustración, insomnio, nerviosismo, trastornos alimenticios, pérdida del sentido del humor, del apetito y de la memoria, fatiga y dolores y contracturas musculares.
  • Trastornos físicos graves. Si el estrés persiste puede originar alteraciones cardíacas y enfermedades inflamatorias, deprimir el sistema nervioso  y producir alteraciones metabólicas, por citar algunos ejemplos.

¡Gestiona el estrés de manera natural!

El hecho de aprender a gestionar el estrés es esencial para nuestra calidad de vida. En las siguientes líneas te proponemos cuatro maneras de lograrlo.

  • Hábitos de vida saludables: sal a pasear, practica algún deporte, mantén relaciones gratificantes y haz ejercicios de relajación. Contribuirás a mejorar tu mundo emocional.
  • Flores de Bach. La terapia floral del Dr. Edward Bach no es un tratamiento para dolencias particulares. Sin embargo, como nuestro cuerpo responde de manera positiva o negativa al modo que pensamos o sentimos, al ayudarnos a sentir más positivamente, nuestro cuerpo tendrá la oportunidad de responder de forma igualmente positiva.
  • Aceites esenciales. Además de aliviar los síntomas físicos que suelen manifestarse en situaciones de estrés, nos ayudarán a recuperar la calma. Algunos aceites esenciales para combatir el estrés y restablecer el equilibrio son la mejorana, la mandarina, la bergamota, la lavanda, la manzanilla romana, el naranjo amargo y la ravintsara.
  • Triptófano. Es un aminoácido esencial poco abundante en los alimentos. Es el precursor de la serotonina, el neurotransmisor que estabiliza el estado de ánimo, combate la depresión y facilita un sueño reparador. La serotonina también ayuda a estabilizar la hiperactividad infantil, reduce el estrés, es beneficiosa para el corazón y contribuye a controlar el peso (al reducir el apetito y la ansiedad por comer). El triptófano se obtiene sólo a través de la alimentación y abunda en los huevos, el amaranto, la leche, los cereales integrales, el chocolate, la avena, los dátiles, las semillas de sésamo, los garbanzos, las pipas de girasol, las pipas de calabaza, los cacahuetes, los plátanos, la calabaza y la alga espirulina. Si tu dieta no incluye la cantidad suficiente de estos alimentos, puedes presentar una deficiencia de triptófano y, por lo tanto, corres mayor riesgo de padecer estrés. Con todo, también puedes tomar triptófano como complemento alimenticio.

Roser Vargas: “Las mascotas detectan nuestros estados de ánimo y actúan en reflejo”2

La terapia floral del Dr. Edward Bach es un sistema de 38 esencias florales, cada una de las cuales es capaz de corregir una emoción negativa. Cada vez es más conocida la aplicación de esta disciplina en personas, pero las flores de Bach pueden actuar en todos los seres vivos. Roser Vargas es psicóloga y terapeuta, y lleva años colaborando en Manantial de Salud. Esperamos que con esta entrevista nos aclare algunas de nuestras dudas sobre el empleo de la terapia floral para mascotas y plantas.

—¿Cuáles son las emociones negativas más habituales en las mascotas y hasta qué punto tienen que ver con el contacto con los humanos?

—Es obvio que intentar adaptar la vida de un animal a la de un humano (especialmente en temas de espacio y horarios) es un factor de estrés para ellos. También les afectan cambios en la convivencia (nuevo miembro en la familia, traslados…) y detectan nuestros estados de ánimo y actúan en reflejo. También es cierto que hay animales que tienen un carácter propio que quizá convenga limar para facilitar la convivencia y su propio bienestar. Las consultas más habituales son por agresividad, nerviosismo o inquietud, y miedos.

Roser Vargas, terapeuta del Espacio de Salud del Manantial, administra terapia floral a mascotas.
Roser Vargas, terapeuta del Espacio de Salud del Manantial, administra terapia floral a mascotas.

—¿El espectro de emociones de los perros y los gatos es tan complejo como el humano? ¿En ellos también se utilizan la totalidad de las 38 esencias del sistema que ideó el Dr. Edward Bach?

—El espectro quizá no sea tan amplio, entendiendo que ellos se libran de los corsés sociales y culturales que los humanos tenemos. Sin embargo, hay que pensar que las 38 esencias no son algo rígido y exactamente delimitado; son lo que llamamos dinámicas, porque entre ellas se relacionan, se complementan y/o se potencian. No hay ninguna exclusiva para humanos.

—En el caso de las mascotas, ¿se suelen combinar diferentes esencias florales como con las personas?

—La fórmula para mascotas se personaliza igual que para humanos. La única diferencia es que en ocasiones no ponemos el conservante (brandy, glicerina vegetal o vinagre de manzana) para que el animal la acepte mejor. Incluso en Manantial de Salud disponemos de algunas fórmulas ya preparadas para ciertos tipos de comportamientos habituales que se presentan en ocasiones habituales: San Juan (o cualquier fiesta con petardos o ruidos fuertes), visita al veterinario, etc.

—¿Cómo se administran las flores de Bach a las mascotas?

—Dependiendo del tipo de mascota será más fácil la administración. Normalmente se recomiendan las 4 gotas 4 veces al día (ajustándolo en cada caso) directamente o mezclada con un poco de comida. Pero si el animal puede morder el gotero o lo rechaza, pondremos toda la cantidad del día en su dispensador del agua.

—Además de perros y gatos, ¿te encuentras con más tipos de mascotas cuyos dueños quieran ayudarles con terapia floral?

—Hasta ahora sólo me he encontrado el caso del dueño de un caballo, pero sería aplicable a conejos, hurones, etc.

—¿Podrías ponernos ejemplos de cómo las flores de Bach actúan en plantas?

—Los trasplantes son un shock para ellas, así que una de las aplicaciones de la terapia floral en plantas es en estos casos. También se utilizan en plagas, para depurar y reforzar sus defensas.

Enlaces relacionados:

Roser Vargas: “Si trabajamos sobre la personalidad y las emociones, evitaremos caer en muchas enfermedades”

Roser Vargas: “Si trabajamos sobre la personalidad y las emociones, evitaremos caer en muchas enfermedades”1

Roser Vargas se licenció en Psicología por la Universidad de Barcelona en 2001. Ella misma confiesa que encontró “fría” la práctica profesional y por eso decidió combinarla con terapias naturales. Estudió la terapia floral del Dr. Edward Bach en la Bach Foundation España en 2002 y desde entonces se ha ido formando en otras disciplinas. Muchos de vosotros la conoceréis porque os ha atendido en la tienda Manantial de Salud de la calle Mercaders, en Barcelona, u os haya pasado consulta en alguno de los establecimientos de la marca.

—Sabemos que la terapia floral es un sistema de 38 esencias florales, cada una de las cuales es capaz de corregir una emoción negativa, pero ¿cuáles son las emociones que perjudican la salud de las personas?

—Las personas, a nivel emocional, no somos una línea plana, recta, sin cambios. En nuestro día a día tenemos altibajos normales: un día estamos más animados y otros estamos más tristones, sin que esto suponga un grave inconveniente para nuestra rutina diaria. El problema se presenta cuando esas emociones son tan intensas que repercuten en nuestra relación con nosotros mismos, con los demás o con el entorno. La emoción base que más nos perjudica es el miedo descontrolado, aunque el hecho de sentirnos exageradamente alegres, fuertes e imparables también puede ser contraproducente. Las emociones en sí mimas no nos perjudican; el problema deriva del nivel de la emoción y de cómo la gestionamos.

—El Dr. Edward Bach (1886-1936), a pesar de ser médico, se mostró crítico con la medicina moderna porque ésta “trata los síntomas y no las causas” de las enfermedades. ¿Cómo actúan las flores de Bach para llegar al origen de la enfermedad?

Para el Dr. Bach, el origen de toda enfermedad estaba en un conflicto entre nuestra esencia y cómo nos posicionamos o cómo actuamos: “La enfermedad es, en esencia, el resultado de un conflicto entre el Alma y la Mente (…) Cuando nuestras personalidades se desvían del camino trazado por nuestra Alma, o bien por nuestros deseos mundanos o por la persuasión de otros, surge el conflicto” (cita extraída del libro Cúrese Usted mismo, del Dr. Edward. Bach). Lo que encontramos en el cuerpo es un síntoma (una consecuencia, un aviso físico) y, si no cambiamos la forma de pensar, de sentir, de entender las situaciones y de hacer (el origen de la enfermedad), cualquier tratamiento será un alivio momentáneo, pero el problema volverá una y otra vez. Las flores de Bach actúan especialmente sobre las emociones y nos permiten ese cambio de chip mental, para romper con la causa de la enfermedad. Tras verlo en su práctica médica, el Dr. Bach llegó a esa conclusión que ciertos tipos de personalidad predisponen a padecer ciertos tipos de enfermedad. Así que, si trabajamos sobre la personalidad, las emociones, etc., evitaremos en gran medida caer en esas enfermedades.

Roser Vargas, psicóloga y terapeuta floral en Manantial de Salud
Roser Vargas pasa consulta de terapia floral en el Espacio de Salud del Manantial (ESMA)

—De tu respuesta podemos deducir que las flores de Bach ayudan a curar enfermedades físicas.

—Quisiera aclarar que las flores de Bach no curan, sino que la que se cura es la persona. La terapia floral contribuye al proceso de curación del individuo, ayudándole a encontrar el camino para sanar. Dicho esto, sí que podemos afirmar que las flores de Bach pueden tratar enfermedades físicas aunque, en función de la patología, personalmente aconsejo combinar las flores de Bach con otro tratamiento o terapia. El objetivo es el bienestar de la persona y por ello utilizamos todas las técnicas que tenemos a nuestro alcance. Los resultados más espectaculares son con patologías cuyo componente emocional es muy elevado (las llamadas enfermedades psicosomáticas) y en aquellas personas que tienen voluntad de revisión de sus patrones de pensamiento y comportamiento y están dispuestas a cambiar aquello que les están generando la enfermedad. Un ejemplo sencillo: Una persona con acidez de estómago crónico originado por su tendencia a fijar la atención sólo en las cosas negativas de su vida y su entorno, podrá notar mejoría con algunos tratamientos pero, cuando los deje, reaparecerán los síntomas. Esta persona sólo se curará si cambia su forma de ver las cosas. Es en este caso en el que la terapia floral hará un gran trabajo.

—¿Cómo se preparan las esencias florales?

—Hay dos tipos de preparación para la tintura madre: insolación y ebullición. La preparación por insolación (utilizada para 20 esencias) se inicia con la recogida de las flores deseadas, que se ponen en cuencos de vidrio llenos de agua de manantial y se exponen al sol  durante unas 3 o 4 horas (o antes, si se empiezan a marchitar). En este proceso, el sol hace que haya un traspaso de las propiedades de las flores al agua. La ebullición (utilizada en las otras 18) es la misma preparación que para fitoterapia. Se recogen las flores deseadas y se hierven durante media hora con agua de manantial, antes de que pase media hora desde su recolección. El siguiente paso es común en ambas preparaciones: se retiran las flores y se hace una solución hidroalcohólica, para que no se estropee. Esta es la tintura madre. Sobre ésta se hace una dilución y se envasa en medidas de 10 a 20ml. Son las que utilizamos los terapeutas y las que compramos cuando pedimos una flor de Bach de stock.

—A partir de ahí, cada paciente necesita su fórmula personalizada…

—Sí. Cuando los terapeutas hacemos un gotero personalizado, ponemos en un frasco 2 gotas de las flores de Bach que hemos elegido durante la consulta (si es Rescue Remedy, ponemos 4). A continuación añadimos un conservante para no tener que guardarlas en la nevera: un poco de brandy —como hacía el Dr. Bach—, unas gotas de glicerina vegetal o un poco de vinagre de manzana. Las alternativas al brandy las solemos utilizar cuando la fórmula es para un niño o una persona que toma mucha medicación de farmacia. Finalmente rellenamos con agua embotellada de buena calidad y… ¡ya están listas para ayudarnos!

—Hay personas que confían mucho en la ciencia y nunca creerían una cosa así. ¿Qué les dirías?

—Les animaría a probar las flores de Bach en algún momento de su vida que puedan necesitarlas, siempre acompañados de la mano de un profesional. Al fin y al cabo, el método científico también se basa en la experimentación. Es cierto que la ciencia ha avanzado mucho en los últimos 150 años, pero también es verdad que se sigue investigando y descubriendo información. Para lo que hace años podía parecer superstición o casualidad, hoy existen instrumentos que pueden captarlo y medirlo. Pasará lo mismo con la acción de la terapia floral sobre el organismo.

Roser Vargas, en la tienda de Mercaders
Roser Vargas, psicóloga y terapeuta floral, en la tienda de Mercaders

—¿En qué estados aconsejarías recurrir a las flores de Bach?

—Siempre podemos recurrir a las ellas. Se recomiendan especialmente en aquellos casos que notemos que las emociones nos están dificultando el quehacer diario y para casos que algún acontecimiento puntual nos esté  alterando: desde problemas para dormir, timidez, frustración, tristeza,… hasta nervios por un examen, bloqueo por un fallecimiento repentino en la familia, etc.

—¿Qué cambios puede notar la persona y en cuánto tiempo?

—No hay un tiempo estipulado de reacción. Depende de cada caso: puede ser desde unos minutos hasta unas semanas. Aún así podríamos generalizar que, si lo que tratamos es puntual (situacional), su acción será más rápida que si es crónico (de estilo de personalidad que está muy interiorizado). Pero cada persona es un mundo. Aún así un ejemplo sería: Si yo estoy trabajando sobre mi capacidad de toma de decisiones sin dejarme influir por los demás, sentiré que las opiniones de fuera las recibo como opiniones y no como verdades absolutas, y me será más fácil escuchar a mi yo interno para decidir lo que yo quiero, habiendo tenido en cuenta toda la información recogida.

—¿En qué casos las aconsejarían para niños y adolescentes?

—Se las podemos aconsejar siempre. Ellos también pasan por situaciones que les pueden alterar: la llegada de un nuevo hermano, exámenes finales, cambio de centro de estudios… Y también tienen un estilo de personalidad y emocional que quizá necesitan trabajar para que no suponga dificultades en su día a día: falta de confianza en sus capacidades, patrón agresivo de comportamiento…

—Las flores de Bach son inocuas. Así pues, ¿se pueden administrar siempre?

—Hay dos casos en los que no se administran las flores de Bach por uso interno. El primero es cuando son personas que están en deshabituación alcohólica acompañada de medicamentos. Estas personas a veces toman una medicación que les hará encontrarse francamente mal si consumen cualquier producto alcohólico. En este caso las flores de Bach se aplican en toques sobre la piel (muñecas, codos) o vaporizadas en el ambiente. También se ha de revisar la toma de flores de Bach cuando la persona toma una medicación para fluidificar la sangre (tipo Simtrom, Adiro, etc). En esta circunstancia, siempre hay que consultar al médico de cabecera antes de iniciar un tratamiento de uso interno. O bien aplicarla en uso externo.

Enlaces relacionados:

Roser Vargas: “Las mascotas detectan nuestros estados de ánimo y actúan en reflejo”

Plantas relajantes para mascotas y terapia floral para perros y gatos65

Hay perros y gatos movidos o que tienen el sistema nervioso alterado en determinadas épocas del año. Existen plantas medicinales relajantes para mascotas, que en buena medida coinciden con las de consumo humano. Otras opciones son apostar por la terapia floral del Dr. Edward Bach o combinar la fitoterapia y las flores de Bach.

Plantas relajantes para mascotas

  • La pasiflora (Pasiflora incarnata) es una de las plantas relajantes más eficaces tanto para perros como para gatos. Se puede encontrar en formato de pastillas para que se puedan mezclar fácilmente con la comida de la mascota. También actúa como relajante muscular.
  • El espino blanco (Crataegus monogyna) es una planta relajante suave para mascotas. Además es un cardiotónico excelente y ayuda a regular la tensión arterial.
  • El lúpulo (Humulus lupulus) es una planta sedante que también reduce el deseo sexual en perros y gatos.
  • La valeriana (Valeriana officinnalis) es una planta relajante suave y es de las más utilizadas. Es efectiva en los perros, pero no debe utilizarse en los gatos, ya que su olor les encanta y todavía les altera más.

Estas plantas medicinales se pueden combinar con terapia floral.

Las plantas relajantes para mascotas coinciden en buena medida con las del consumo humano.
Las plantas relajantes para mascotas coinciden en buena medida con las del consumo humano.

Flores de Bach relajantes para perros y gatos

  • La Vervain o Verbena es aconsejable para perros nerviosos, que siempre están saltando y ladrando. Teniendo siempre en cuenta que el grado de entusiasmo está relacionado con las diferentes razas, esta flor puede ayudar a tranquilizar los nervios del perro cuando son excesivos.
  • El Aspen o Álamo temblón es indicado para perros nerviosos y temerosos de nuevas circunstancias. A menudo llevan la cola entre las patas y son sumisos. También puede ser útil para el perro que ha sido duramente disciplinado en el pasado. El Aspen o Álamo temblón es eficaz para gatos temerosos que nunca se sienten tranquilos ni seguros y que se sobresaltan con el menor ruido.

En nuestra web hay más información sobre terapia floral para mascotas. Aún así, siempre es recomendable consultar cada caso con una persona especialista, puesto que hay múltiples factores que pueden determinar la conducta del animal.

Foto: www.mundoperros.es