Tomillo, un desinfectante ideal0

El tomillo (farigola o timó, en catalán) es una hierba aromática de la familia de las labiadas, de flores purpúreas, rosadas o blancas que florece de marzo a junio. Se cría sobre todo en lugares soleados, calizos o arcillosos.

Se puede cultivar en casa o recolectar de la naturaleza (no debe confundirse entonces con el serpol). Se recogen algunas ramitas a media mañana de un día soleado y se dejan secar a la sombra, en un lugar ventilado, procurando hacer pequeños ramilletes, teniendo en cuenta que habría que dejar algunas flores en la planta y no arrancar de raíz la mata entera.

El Thymus vulgaris ya se conocía en la Antigüedad. En Egipto se elaboraban pócimas y ungüentos que se utilizaban en los embalsamamientos. Los griegos creían que tenía poderes curativos. Galeno ya afirmó que curaba enfermedades respiratorias y articulares. En cambio los romanos introdujeron su uso en la cocina, como especia para aromatizar vinos y quesos. Y en la Edad Media se regalaba tomillo a los caballeros para desearles suerte y protegerlos en las batallas.

Actualmente, se utiliza en la cocina como planta aromática para condimentar platos pero también se utilizan las hojas y las flores con fines más terapéuticos.

Propiedades del tomillo:

  • Antivírico. Se utiliza en cualquier tipo de infección vírica, ya sea de vías respiratorias como del aparato digestivo.
  • Expectorante y mucolítico. Tomar infusiones de tomillo podrá ayudar a eliminar la mucosidad y reducir la tos en caso de resfriado.
  • Desinfectante, cicatrizante y antiséptico. Por ello el tomillo es muy apropiado para tratar heridas. Es necesario hervirlo en un cazo con agua, dejarlo enfriar, colarlo y aplicar el líquido resultante sobre la herida mojando una gasa esterilizada. Hay que repetir este proceso tantas veces al día como sea conveniente hasta que la herida esté totalmente cicatrizada.
  • Antiinflamatorio y fungicida que ayuda a eliminar las llagas o aftas bucales mediante enjuagues.
  • Digestivo, ya que una infusión de tomillo después de las comidas principales favorece la buena digestión. Asimismo evita la formación de gases y puede resultar útil en casos de indigestión, dolores estomacales o flatulencias.
  • Repelente de insectos. Se utiliza el aceite de tomillo para protegerse de las picaduras de insectos.

Receta de la sopa de tomillo:

Entre nosotros son bien conocidas estas propiedades y por ello ya nuestros antepasados hacían habitualmente un plato exquisito conocido como “sopa de farigola” que les ayudaba a prevenir ciertas dolencias. ¿Queréis saber cómo se prepara?

Sopa de tomillo
Sopa de tomillo

Los ingredientes para 4 personas son 1,5l agua mineral, pan seco, 2 ajos, 1 ramita de tomillo, aceite y sal. Se pone el agua en una olla y cuando empiece a hervir, añadimos los ajos pelados (también puede ser ajo negro) y el pan seco, con un poco de sal y aceite. Lo removemos y dejamos cocer durante 5 minutos. Después incorporamos el tomillo y lo dejamos infusionar tapado y apartado del fuego durante 10 minutos más. Lo servimos, ponemos un chorrito de aceite de oliva virgen extra y ya está lista para tomar. Para hacerla más apetitosa podemos tirar huevo batido por encima y decorar con unas hojitas de menta. El pan seco también puede cortarse en finas láminas y añadirse al final para que quede más crujiente.

¡Como veis, es importante tener siempre algunas ramitas de tomillo en casa y ahora es un buen momento para ir al campo a recogerlas y disfrutar del espectacular paisaje!

Flores de primavera: espino blanco, borraja y tomillo0

Con la primavera florecen las primeras plantas de nuestra excepcional flora medicinal. A continuación te presentamos las flores de primavera más representativas de nuestra botánica, rica y generosa, con múltiples propiedades. Se trata del espino blanco, la borraja y el tomillo.

Espino blanco (Crataegus oxyacantha)

Un clásico de nuestra vegetación es el espino blanco. Este arbusto de la familia de las rosáceas también es conocido como espino albar, majuelo o cerezo de pastor. Sus capítulos florales y las primeras hojas nacen a medianos de marzo. Sus flores son ricas en flavonoides y ácidos triterpénicos, y tienen múltiples efectos beneficiosos.

Espino blanco (Crataegus oxyacantha).
Espino blanco (Crataegus oxyacantha).

Propiedades medicinales del espino blanco

  • Entre las flores de primavera, esta planta está especializada en la salud del corazón. Las flores y hojas se utilizan en caso de inquietud profunda, sensación de opresión, tensión alta, problemas para dormir, menopausia y problemas en el corazón.
  • También sirve para suavizar los estados de alerta generados por el sistema nervioso simpático, para evitar trastornos como ansiedad, insomnio de carácter nervioso, bruxismo tensional, vértigo, etc.
  • Además, se usa para el tratamiento de la tos, para la fiebre (la corteza), para el escorbuto (los frutos) y para la diarrea (las flores y los frutos).

Es una planta que prácticamente carece de toxicidad. El espino blanco no debe combinarse con otros medicamentos o productos naturales para el corazón. Su uso resulta contraindicado durante el embarazo y la lactancia, así como en bebés y niños pequeños.

Borraja (Borago officinalis)

La borraja es la planta más representativa de la familia de las Boragináceas, que suelen tener el tallo y las hojas cubiertas de pelos. La familia abarca más de 150 géneros y unas 1.500 especies que crecen de forma espontánea en las regiones templadas y subtropicales, y abundan en la cuenca mediterránea. Las flores de la borraja, de color azul, rosado o blanco, aparecen a principios de marzo.

Borraja (Borago officinalis).
Borraja (Borago officinalis).

Propiedades medicinales de la Borraja

  • Entre las flores de primavera, la borraja es utilizada principalmente por sus propiedades diuréticas.
  • Las flores de la borraja son una ayuda eficaz en enfermedades que producen fiebre, por su reconocido efecto sudorífico y depurativo. Además son ricas en mucílagos por lo que actúan como expectorante. Por este motivo, la borraja es particularmente interesante para ayudar a combatir las enfermedades del pecho: tos, bronquitis, anginas o resfriado.
  • Por sus propiedades antiinflamatorias, el aceite de borraja resulta muy útil para reducir los síntomas del síndrome premenstrual, así como en caso de inflamación de la próstata. El aceite de borraja incluso puede ayudar a regular los niveles de colesterol malo.
  • En uso externo es emoliente: es beneficiosa para las afecciones de la piel y tiene un efecto tonificante.

Tomillo (Thymus vulgaris)

El tomillo es una de las joyas de nuestra fitoterapia. Por sus múltiples propiedades, el tomillo es quizás la planta medicinal más utilizada en nuestra cultura. Se recolecta durante abril y mayo. Sus flores de primavera, de color rosado y blanquecino, son diminutas y se agrupan en racimos densos.

Sus flores son ricas en timol. En la composición del tomillo también encontramos flavonoides, saponinas y ácidos fenólicos. Gracias a estos componentes, el tomillo tiene múltiples efectos beneficiosos y aplicaciones.

Tomillo (Thymus vulgaris).
Tomillo (Thymus vulgaris).

Propiedades medicinales del tomillo

  • En el aparato digestivo actúa sobre los intestinos, ayudando a reducir los gases. Mejora las digestiones y alivia las gripes intestinales.
  • En el aparato respiratorio es eficaz en las afecciones respiratorias, favoreciendo la expectoración y moderando los espasmos de la tos. Es un excelente mucolítico en procesos catarrales. Aplicado en gargarismos, el tomillo es eficaz en casos de faringitis y amigdalitis.
  • Además, el tomillo mejora la circulación. Es tónico y energizante a nivel físico, mental y emocional, y mejora la memoria.
  • En uso externo, la infusión de tomillo puede usarse como loción sobre heridas infectadas, aftas, en baños de asiento para casos de cistitis, uretritis o vaginitis.

Nuestro consejo es tomar cada mañana un vaso de infusión de tomillo. Nunca hay que dejar hervir el tomillo, ya que se evapora el timol de su aceite esencial y pierde propiedades.

20 especias que no pueden faltar en tu cocina0

Las especias son consideradas desde la antigüedad como un auténtico tesoro. A lo largo de la historia, las especias han sido empleadas por distintas civilizaciones dadas sus propiedades conservantes, como condimentos, como remedios naturales, como moneda de cambio, como herramienta para ritos mágicos o religiosos y hasta como regalo propio de reyes y dioses. Hoy en día también valoramos las especias porque dan un toque saludable extra a nuestros platos. En este artículo enumeramos 20 especias que no pueden faltar en tu cocina.

Especias para la cocina.
Las especias son consideradas desde la antigüedad como un tesoro.

Especias para dar un toque saludable a nuestros platos

  • Alhabaca. Sus hojas, frescas o secas, se añaden al final de la preparación del plato para conservar su aroma. La alhabaca se caracteriza por sus propiedades estomacales y relaja el tubo digestivo. Combina con huevos, pescados, mariscos, legumbres y tomates.
  • Anís verde. Aromatiza panes y dulces. Posee gran eficacia carminativa: ayuda a combatir las flatulencias. El anís verde está recomendado incluso para paliar los cólicos del recién nacido.
  • Azafrán. Se obtiene de las flores de una planta que florece solo durante dos semanas al año. Su cultivo, recolección y manipulación tan delicados explican su elevado precio. El azafrán es anticatarral, expectorante y sudorífico. Se emplea acompañado de arroces y pescados.
  • Canela. Obtenida de la corteza interior del árbol “Canelera de Ceilán”, es una de las especias más usadas mundialmente para endulzar postres y helados. La canela es carminativa y aromatizante. También estimula el sistema nervioso, circulatorio y gastrointestinal.
  • Clavo. Es una especia muy aromática utilizada habitualmente para condimentar salsas, carnes e incluso pasteles. El clavo es un buen antiséptico y desinfectante. Por sus propiedades analgésicas, se emplea también para mitigar el dolor de muelas.
  • Cúrcuma. Todas las especias picantes destacan por facilitar las digestiones. La cúrcuma, además, evita los gases. A esta planta se le reconocen propiedades antiinflamatorias, antioxidantes, anticancerígenas y como protector hepático.
  • Eneldo. Es muy aromático y dulce. Combina muy bien con otras plantas aromáticas y se suele utilizar en la elaboración de salsas, caldos, verduras, huevos, pescados y mariscos. El eneldo es un excelente carminativo, útil en casos de cólicos, gases y trastornos intestinales.
  • Hinojo. Da un sabor anisado que combina bien con ciertos pescados, ensaladas y salsas. El hinojo es bajo en calorías y rico en fibra, minerales, vitamina B3, provitamina A y ácido fólico.
  • Jengibre. Esta especia es muy utilizada al cocinar galletas, panes, caramelos y bizcochos. El jengibre facilita la digestión y combate la acidez. Además, mejora el flujo sanguíneo. También se le reconocen propiedades para mitigar la sensación de mareo y vértigo.
  • Laurel. Aromatiza todo tipo de platos, especialmente sopas y estofados. Facilita la digestión y la eliminación de líquidos. Si partimos ligeramente las hojas de laurel al añadirlas al guiso, potenciaremos su sabor.
  • Menta. De aroma característico, es una de las especias más utilizadas para decorar postres. La menta facilita las digestiones y evita las flatulencias. Es muy adecuada para aquellas personas a las que les gustan las comidas fuertes pero tienen un estómago delicado.
  • Mostaza. Es una de las especias utilizadas en más gastronomías del mundo. Normalmente se emplea en semillas, aunque también se comercializa en polvo, en aceite y en salsa. La mostaza estimula el apetito y facilita las digestiones.
  • Nuez moscada. Elimina el mal aliento, rebaja la fiebre, alivia el dolor de cabeza y previene las flatulencias. La nuez moscada es considerada afrodisíaca por algunas culturas. Esta especia es útil para acompañar patatas, carnes, quesos, cremas de verduras y algunos postres.
  • Orégano. Es una especia muy típica de la cocina griega e italiana. Alivia la tos y el asma, facilita la digestión y combate el meteorismo (hinchazón del abdomen por acumulación de gases). El orégano sirve para acompañar quesos, ensaladas, arroces, pizzas y pasta.
  • Perejil. Su aroma suave y sus propiedades para realzar el sabor de otras plantas aromáticas, hacen del perejil una especia útil para condimentar casi cualquier tipo de plato. Es recomendable para dolencias estomacales y tiene cierto poder diurético.
  • Pimentón. Dulce o picante, ejerce una acción tónica y estimulante del aparato digestivo. El pimentón combina bien en guisos así como estofados de carnes, verduras y legumbres.
  • Romero. Es una de las especias más empleadas en el mundo, dando a los platos un toque fresco y alimonado. El romero combina muy bien en guisados, carnes (pollo y cordero) y pescados.
  • Tomillo. Es de las especias más conocidas de la cocina mediterránea. Ayuda a aromatizar estofados, carnes o pastas. El tomillo favorece las digestiones, es rico en fitoesteroles, que ayudan a reducir el colesterol, posee gran cantidad de fibra y aporta muchos minerales: hierro, calcio, magnesio, potasio, fósforo y selenio.
  • Vainilla. Su alto precio se explica por la dificultad para obtenerla. La vainilla se utiliza para endulzar todo tipo de postres, cremas, helados, natillas y tartas. Actúa como estimulante digestivo y aperitivo (para abrir el apetito). También se emplea en casos de disminución de la libido, por su leve carácter afrodisíaco.

Plantas rejuvenecedoras para la mujer0

Después de la buena acogida que ha tenido el artículo 25 plantas medicinales imprescindibles para la mujer, hemos creído oportuno completarlo presentándote estas 7 plantas rejuvenecedoras para la mujer. ¡Para sentirte siempre joven!

  • Ginseng. Posee la reputación de tónico rejuvenecedor. Retrasa el proceso de envejecimiento debido a la presencia de substancias antioxidantes que evitan la aparición de radicales libres. Tiene una acción estimulante de la energía sexual, especialmente en los casos que una libido baja se asocia al estrés o a una sensación de debilidad general. También posee un efecto adaptógeno y es, a la vez, estimulante o sedante, según el uso requerido.
  • Salvia. La salvia tiene poderosas propiedades antioxidantes que ayudan a retrasar los procesos de envejecimiento. Es un buen tónico para el sistema nervioso y se ha utilizado para aumentar la fuerza y la vitalidad. Tiene un efecto tónico sobre el aparato reproductor femenino. La salvia también favorece el buen funcionamiento del sistema inmunitario.
  • Tomillo. Su acción tónica sobre el sistema nervioso lo convierte en excelente para el cansancio físico y mental. Como antiséptico, el tomillo potencia la lucha del sistema inmunológico contra las infecciones fúngicas, virales y bacterianas especialmente en los sistemas genitourinario, digestivo y respiratorio.

Plantas rejuvenecedoras para la mujer

  • Ajo. Debido a su gran poder antioxidante y a sus compuestos de azufre, protege el cuerpo contra los efectos de la polución y la nicotina. El ajo es antiséptico, digestivo y estimulante de la circulación. Crudo o molido libera allicina, con una acción antibiótica más poderosa que la penicilina.
  • Romero. Excelente tónico y vitalizador general, el aceite esencial de romero está especialmente indicado en casos de agotamiento, fatiga y dolores de cabeza, a la vez que actúa como gran antiinflamatorio cuando hay dolores musculares, reuma, gota (ácido úrico), artrosis. También es muy recomendado cuando aparecen problemas cutáneos, envejecimiento de la piel, problemas capilares o mala circulación.
  • Jengibre. Posee un probado efecto estimulante sobre el corazón y la circulación sanguínea. Aporta sensación de bienestar. El jengibre constituye una maravillosa ayuda para recuperar el calor corporal. Confiere vigor al estómago e intestinos, estimula el apetito y facilita la digestión al activar la secreción de enzimas.
  • Dong Quai. Es la mejor planta tónica para la mujer. Se emplea para tonificar el aparato reproductor y mantener la función normal de los órganos sexuales. Alivia las congestiones en la zona pélvica. Tiene gran valor como purificador de la sangre, lo que aporta propiedades rejuvenecedoras, acelerando la recuperación de los tejidos. El dong quai estabiliza las hormonas y la menstruación, regulariza los periodos atrasados o suprimidos, alivia los calambres menstruales y es un excelente equilibrante en la menopausia.

L. Teixé

Foto: Mujer Actual

El tomillo y sus múltiples propiedades0

El tomillo (Thymus vulgaris) es una planta herbácea de la familia de las labiadas. Existen más de 30 especies en todo el hemisferio norte y, especialmente, en la cuenca mediterránea. Por sus múltiples propiedades, el tomillo es quizás la planta medicinal más utilizada en nuestra cultura. Alcanza unos 20 centímetros de altura, muestra hojas opuestas, lanceoladas y densamente pilosas. Sus flores, de color rosado y blanquecino, son diminutas y se agrupan en racimos densos. Se recolecta en plena floración, durante los meses de abril y mayo. En la composición del tomillo encontramos flavonoides, saponinas, ácidos fenólicos y un aceite esencial compuesto sobre todo por timol.

Utilidades del tomillo

  • En el aparato digestivo: actúa sobre los intestinos, ayudando a reducir los gases y a eliminarlos. Mejora las digestiones. También alivia las gripes intestinales.
  • En el aparato respiratorio: es eficaz en las afecciones respiratorias, favoreciendo la expectoración y moderando los espasmos de la tos. Es un excelente mucolítico en procesos catarrales. Aplicado en gargarismos, el tomillo es eficaz en casos de faringitis y amigdalitis.
  • Es tónico y energizante a nivel físico, mental y emocional. Mejora la memoria.
  • El tomillo mejora la circulación. Un baño caliente de pies con agua de tomillo activa la circulación de manera inmediata.
  • En uso externo, la infusión de tomillo puede usarse como loción sobre heridas infectadas, infecciones (aftas), en baños de asiento para casos de cistitis, uretritis o vaginitis.
  • En la cocina mediterránea, el tomillo es la planta más utilizada como condimento. Combina bien con estofados, escabeches y todo tipo de salsas. Si se utiliza en platos muy grasos, facilita su digestión y realza el sabor.
Tomillo en floración.
Tomillo: existen más de 30 especies y es muy común en la cuenca mediterránea.

Preparar una infusión de tomillo

  • Una cucharada de tomillo por vaso de agua.
  • Infusionar con agua hirviendo. Hay dos maneras de hacerlo: echar el tomillo en el cazo cuando el agua empiece a hervir y apagar el fuego, o bien verter el agua hirviendo en un recipiente donde haya el tomillo. Después dejarla reposar tapada durante 5 minutos antes de tomarla.
  •  Nunca hay que hervir el tomillo, ya que se evapora el timol de su aceite esencial y pierde propiedades.
  • Tómate cada mañana, en ayunas o  después de desayunar, un vaso de infusión de tomillo. Te sentará muy bien y te sentirás mucho mejor.

Receta de la sopa de tomillo

  • Poner al fuego un cazo con dos vasos de agua, una pizca de sal y una cucharada sopera (o un ramillete) de flores y hojas de tomillo.
  • En un plato de sopa, cortar pan a rodajas, aliñándolo con aceite de oliva virgen.
  • Una vez arranca el hervor del agua con tomillo, apagar el fuego, colar encima del plato y taparlo durante tres minutos.
  • Se puede potenciar el gusto incorporando al pan un diente de ajo cortado en dados pequeños.