Hipérico, la flor de San Juan0

El hipérico (Hypericum perforatum) es la flor protagonista del mes de junio y del solsticio de verano en la flora medicinal mediterránea. También conocida como hierba de San Juan, es una planta muy valorada por sus propiedades antidepresivas, antiinflamatorias y para el cuidado de la piel, entre otras.

Hipérico
Hipérico

Las flores de hipérico aparecen entre mayo y agosto, y brotan preferentemente en el solsticio de verano (por San Juan). Sus cinco sépalos son lanceados. Sus cinco pétalos son de color amarillo con pequeñas manchas de color púrpura y miden el doble que los sépalos. Los estambres, muy numerosos, suelen agruparse en tres pequeños ramos.

La denominación de Hypericum perforatum viene del griego Hyperikon, puesto que tradicionalmente se ha atribuido a esta planta la capacidad de hacer huir los malos espíritus, además de proteger de las tentaciones diabólicas y atraer la suerte. Aún hoy en día son muchas las personas que salen al campo la mañana del día de San Juan para recolectar flores de hipérico y hacer ramilletes que colocan en determinados sitios de la casa o del negocio. El término perforatum se debe a que las glándulas de aceite de sus hojas les dan un aspecto perforado si se miran a trasluz.

Aplicaciones del hipérico

  • Un remedio contra la depresión. Quizás el uso más extendido del hipérico en la actualidad es para equilibrar el sistema nervioso. Es la planta antidepresiva por excelencia. Con el hipérico también se trata la astenia psíquica causada por el excesivo esfuerzo intelectual.
  • Para cuidarnos por dentro. Por vía interna, el hipérico es útil para tratar gastritis, úlceras gástricas y duodenales. También es un tratamiento de primer orden contra las hemorroides.
  • Antiinflamatorio y analgésico. El aceite macerado de hipérico, de fácil preparación, es conocido en la Cataluña rural como oli de cop (aceite para los golpes). Se utiliza para calmar el dolor en casos de contusiones, artritis y neuralgias.
  • Para el cuidado de la piel. El aceite macerado de hipérico es eficaz para tratar el acné, eccemas y psoriasis. También se emplea para curar quemaduras, llagas y heridas, dado su efecto regenerador de la piel, cicatrizante, antiséptico y antiviral. Es muy importante evitar la exposición al sol después de su aplicación sobre la piel.
  • Para calmar dolores abdominales. El oli de cop es un remedio para calmar los dolores abdominales, sobre todo en niños, aplicándolo en forma de masaje sobre la barriga.

¿Conocías todas estas aplicaciones? ¿Cuál te ha sorprendido más? Recuerda que puedes trasladarnos tus consultas escribiendo un comentario al final de este post o vía nuestras redes sociales.

¿Dolor de muelas? Usa el clavo de olor0

Los clavos de olor son los botones o capullos de las flores secas del “árbol del clavo” o también llamado “clavero”, perteneciente a la familia del mirto. Se considera una especia por su amplio uso alimentario pero también posee propiedades medicinales. Por vía interna se utiliza por su acción en el aparato digestivo, el eugenol que contiene estimula la regeneración de la mucosa gástrica en caso de úlcera y disminuye la acidez. Pero por lo que realmente se conoce y destaca el uso del clavo de olor es por su efecto antiséptico y desinfectante con un discreto poder anestésico. Ésta es una de las razones por las que la esencia de clavo es tan utilizada por los dentistas en el tratamiento de caries dentaria, pulpitis y dolores de dientes, en forma de enjuagues bucales.

Clavo de olor
Clavo de olor, para los dolores de muelas

Se utiliza también en la mayoría de cocinas del mundo, puesto que es una de las especias más antiguas. Forma parte de muchos tipos de salsas y se usa en la preparación de galletas, purés de legumbres, carnes, conservas de frutas, bebidas, licores, etc. ¿Sabías que la salsa kétchup también contiene clavo de olor? Pues sí, y es que esta especia se emplea en numerosos preparados alimentarios Industriales.

El sabor del clavo de olor es intenso, fresco, ligeramente apimentado y con un toque oriental. Hay quien dice que el clavo es la especia que representa con mayor fidelidad el alma asiática. Proporciona un aroma intenso, estimulante y limpio. Hay que utilizarlo con prudencia, en dosis pequeñas, para que el sabor no resulte demasiado punzante.

El clavo de olor en las distintas cocinas del mundo

  • Asia: Es muy utilizado en China. El clavo es un ingrediente de la salsa de cinco especias, junto con la canela, el anís, el anís estrellado y el jengibre. Se dice que esta mezcla reúne los cinco sabores básicos de la cocina china: dulce, salado, amargo, agrio y uanami (éste último es el quinto sabor de la cocina oriental y significa sabroso en japonés).
  • África: El uso del clavo de olor es habitual en el norte del continente, sobre todo en países como Marruecos, Argelia y Túnez. El clavo suele estar en la receta del couscous, plato base de estos países, elaborado con sémola de trigo duro molido en trozos grandes. El trigo se cocina en un caldo en el que se han vertido una serie de especias.
  • América: Se emplea fundamentalmente en América del sur, junto con el comino y la canela. En la cocina latinoamericana es importante el uso de especias, sobre todo para la elaboración de postres.
  • Europa: En el Viejo Continente no está muy extendido el uso del clavo de olor porque se considera que es una especia demasiado fuerte (se utiliza, por ejemplo, para preparar un arroz hervido, al que se le añaden dos clavos, para darle más sabor).

Sin embargo, en Europa sí que tiene más presencia como especia para elaborar vinos, licores y bebidas refrescantes. La mayoría de los vinos calientes, especiados y azucarados de los países nórdicos, llamados “Glogg”, llevan el clavo como ingrediente. Estos vinos son semejantes a lo que los alemanes llaman “Glühwein”, un tipo de vino rojo caliente y dulce que se prepara con canela en rama, azúcar y clavos. Son bebidas que suelen servirse en Navidad. Los países nórdicos suelen añadir también jengibre, pasas y trocitos de almendra. Algunas veces se sustituye el vino de uca por el vino de grosellas negras para lograr una bebida no alcohólica. Asimismo se hacen este tipo de vinos en otras partes del mundo y equivale más o menos a lo que los franceses llaman “vin chaud”, los brasileños “quentao”, los chilenos “navegando” y los rusos “Glintwein”.

Y como no… un truco muy práctico es el que te explicamos a continuación. Si partimos un limón por la mitad y clavamos unos cuántos clavos de olor e introducimos esas mitades en diferentes partes de la nevera, podremos conseguir que huela bien y se eliminen por completo los malos olores.

Aloe Vera, para cuidarnos por dentro y por fuera1

El Aloe Vera –o sábila– es un gran conocido en la cosmética natural, pero quizás no son tan populares sus propiedades protectoras y regeneradoras para tratar alteraciones como las úlceras de estómago, su capacidad para regular el colesterol o el papel que desempeña para estimular las defensas del organismo, por citar algunas de sus virtudes.

El uso medicinal del Aloe Vera se remonta a los orígenes de la humanidad y ha sido usado por grandes civilizaciones de la antigüedad: asirios, babilonios y egipcios. También aparece en los textos chinos y en tradiciones hebreas, hindúes y africanas. En España, el valor terapéutico del Aloe Vera fue olvidado durante décadas. En Europa, se recuperó su uso durante la II Guerra Mundial, por su acción regeneradora epitelial.

Del Aloe Vera se utilizan las hojas basales  de la planta adulta (más de tres años), de las cuales se obtiene el acíbar y el gel.

  • El acíbar es el látex que se obtiene por incisión de la hoja fresca. Cuando es desecado, queda cristalizado en piedrecitas oscuras con un alto contenido en antraquinonas, un principio activo de acción laxante o purgante.
  • El gel de Aloe Vera, de gran interés medicinal, es una sustancia blanquecina mucilaginosa. Se extrae del parénquima central de las hojas del Aloe Vera (la pulpa). Está formado por mucopolisacáridos (MPS) que le dan la textura de gel. Esta fracción del aloe no debe contener antraquinonas laxantes.
Aloe Vera
Aloe Vera.

Propiedades del Aloe Vera

  • Protector de la mucosa gástrica e intestinal.
  • Efecto antiinflamatorio intestinal, gástrico y artrítico.
  • Antiulceroso por su efecto cicatrizante y amortiguador del pH gástrico.
  • Antibacteriano. El Aloe Vera inhibe el crecimiento de la bacteria Helicobacter pylori por la presencia de pequeñas cantidades del principio activo aloe-emodina.
  • Hipoglucemiante. Controla los niveles de azúcar en la sangre.
  • Depurativo y tonificante. Actúa como desintoxicante de residuos metabólicos y toxinas en afecciones hepato-biliares, reumatismos, artritis, procesos alérgicos, dermatitis, eczemas…
  • Facilita la eliminación del exceso de colesterol y regula los niveles de triglicéridos en sangre.
  • Analgésico. Controla la producción de leucotrienos y prostaglandinas inflamatorias.
  • Inmunoestimulante frente a un amplio número de microorganismos. El Aloe Vera bloquea la producción de bacterias (Staphylococcus aureus, Streptococcus pyogenes…), hongos y virus como el del herpes. Estimula la actividad de monocitos, macrófagos y bloquea la producción de leucotrienos y prostaglandinas, evitando las inflamaciones. Previene estados de inmunopresión inducidos por radiación ultravioleta y tratamientos de radioterapia.

Uso del Aloe Vera para la piel

  • Protector cutáneo. Protege de las lesiones producidas por tratamientos de radioterapia.
  • Cicatrizante en lesiones epidérmicas, dada su gran capacidad de regeneración celular. Favorece el correcto entrelazado de las fibras de colágeno y una mayor rapidez en la curación de lesiones, además de una mejoría en el flujo sanguíneo y en la sensibilidad de la zona afectada.
  • Mitigador de las molestias cutáneas como quemaduras, sarpullido, erupción cutánea, picadura de insectos, escoceduras, acné…
  • Humidificador de la piel. El Aloe Vera actúa facilitando la absorción de nutrientes y agua, a la vez que crea una barrera que previene la pérdida de humedad de la piel.
  • Sobre las placas de psoriasis, favorece la humectación y regeneración de la zona afectada. Mejora la curación de brotes de psoriasis.
  • Efecto antiedad, ya que el Aloe Vera previene del fotoenvejecimiento cutáneo. Estimulando la síntesis de colágeno y de elastina, previene la acumulación de melanina en la piel, evitando la aparición de zonas hiperpigmentadas.

Foto: www.lareserva.com