Como combatir los hongos en los pies0

La infección por hongos en los pies es una afección muy común. Puede estar causada por diversos organismo, el más común es un tipo llamado dermatofito.

Algunos factores pueden incrementar el desarrollo: sudoración intensa, tener antecedentes, caminar descalzo en zonas húmedas, como en piscinas, gimnasios y duchas, tener una lesión leve en la piel o el sistema inmunitario debilitado.

Aunque no es un problema grave de salud, es importante tratarlos eficazmente desde un primer momento para  acelerar  el proceso de curación y evitar infecciones recurrentes.

Por lo general, la infección empieza en los dedos y se extiende hasta las plantas y las uñas. En algunos casos puede provocar inflamación, grietas, ardor, durezas amarillas, exceso de sequedad y olor desagradable.

Las infecciones más frecuentas son la tiña podal y la tiña de uña. La tiña podal, afecta principalmente a los pies, generalmente los dedos se muestra enrojecidos y se nota una sensación de quemazón en los dedos y la planta del pie. Se pueden llegar a formar ampollas o descamaciones.  Es una infección micótica contagiosa y afecta generalmente a atletas, por lo que también recibe el nombre de pie de atleta.

La tiña de las uñas es más superficial y se caracteriza porque las uñas cambian a un tono amarillento o grisáceo, presentan grietas y se endurecen.

Es muy importante mantener la piel seca y ventilada, ya que  el calor y la humedad facilita su propagación. Tras la ducha es fundamental secarse minuciosamente los pies ya sea con una toalla o con el secador. El uso de sandalias o calzado abierto, también reduce la sudoración y evitará el crecimiento.

Algunos  consejos naturales para combatirlos:

Aceite esencial de árbol de té.

Es el fungicida por excelencia. Su capacidad antimicrobiana de amplio espectro lo hace eficaz para combatir este tipo de infecciones. Podemos aplicarlo directamente sobre la uña o la zona afectada, dos o tres veces al día, de forma constante durante un tiempo prolongado. Si está muy extendido podemos potenciar la acción mezclando unas gotas de árbol de té en una base de aceite vegetal de Neem.  Otros aceites esenciales con propiedades antimicóticas son la lavanda, el orégano y la canela. Una vez a la semana deberemos limar la uña afectada antes de aplicar el aceite, ya que el crecimiento del hongo tiende a aumentar el grosor de la uña y el aceite no penetraría correctamente.

Licopodio.

La espora de licopodio (Lycopodium clavatum) es un excelente agente secante, ya que absorbe el agua sin cerrar los poros. Para mantener los pies secos durante todo el día, espolvorear un poco de este finísimo polvo por todo el pie. Con una pequeña cantidad es suficiente.

Licopodio (Lycopodium clavatum).
Licopodio (Lycopodium clavatum).

Realizar baños de agua tibia con vinagre de manzana.

Regula el pH de la piel y crea un ambiente desagradable para los hongos, disminuyendo su presencia.

Establece una buena rutina de cuidado de los pies para prevenir las infecciones. Utiliza calzados bien ajustados y calcetines limpios para que estén bien ventilados. No dejes que las uñas crezcan demasiado, ya que aumenta la probabilidad de infección.

Dejar un comentario