El tomillo y sus múltiples propiedades0

El tomillo (Thymus vulgaris) es una planta herbácea de la familia de las labiadas. Existen más de 30 especies en todo el hemisferio norte y, especialmente, en la cuenca mediterránea. Por sus múltiples propiedades, el tomillo es quizás la planta medicinal más utilizada en nuestra cultura. Alcanza unos 20 centímetros de altura, muestra hojas opuestas, lanceoladas y densamente pilosas. Sus flores, de color rosado y blanquecino, son diminutas y se agrupan en racimos densos. Se recolecta en plena floración, durante los meses de abril y mayo. En la composición del tomillo encontramos flavonoides, saponinas, ácidos fenólicos y un aceite esencial compuesto sobre todo por timol.

Utilidades del tomillo

  • En el aparato digestivo: actúa sobre los intestinos, ayudando a reducir los gases y a eliminarlos. Mejora las digestiones. También alivia las gripes intestinales.
  • En el aparato respiratorio: es eficaz en las afecciones respiratorias, favoreciendo la expectoración y moderando los espasmos de la tos. Es un excelente mucolítico en procesos catarrales. Aplicado en gargarismos, el tomillo es eficaz en casos de faringitis y amigdalitis.
  • Es tónico y energizante a nivel físico, mental y emocional. Mejora la memoria.
  • El tomillo mejora la circulación. Un baño caliente de pies con agua de tomillo activa la circulación de manera inmediata.
  • En uso externo, la infusión de tomillo puede usarse como loción sobre heridas infectadas, infecciones (aftas), en baños de asiento para casos de cistitis, uretritis o vaginitis.
  • En la cocina mediterránea, el tomillo es la planta más utilizada como condimento. Combina bien con estofados, escabeches y todo tipo de salsas. Si se utiliza en platos muy grasos, facilita su digestión y realza el sabor.
Tomillo en floración.
Tomillo: existen más de 30 especies y es muy común en la cuenca mediterránea.

Preparar una infusión de tomillo

  • Una cucharada de tomillo por vaso de agua.
  • Infusionar con agua hirviendo. Hay dos maneras de hacerlo: echar el tomillo en el cazo cuando el agua empiece a hervir y apagar el fuego, o bien verter el agua hirviendo en un recipiente donde haya el tomillo. Después dejarla reposar tapada durante 5 minutos antes de tomarla.
  •  Nunca hay que hervir el tomillo, ya que se evapora el timol de su aceite esencial y pierde propiedades.
  • Tómate cada mañana, en ayunas o  después de desayunar, un vaso de infusión de tomillo. Te sentará muy bien y te sentirás mucho mejor.

Receta de la sopa de tomillo

  • Poner al fuego un cazo con dos vasos de agua, una pizca de sal y una cucharada sopera (o un ramillete) de flores y hojas de tomillo.
  • En un plato de sopa, cortar pan a rodajas, aliñándolo con aceite de oliva virgen.
  • Una vez arranca el hervor del agua con tomillo, apagar el fuego, colar encima del plato y taparlo durante tres minutos.
  • Se puede potenciar el gusto incorporando al pan un diente de ajo cortado en dados pequeños.

Dejar un comentario