Llantén: una planta a tener en cuenta en época de resfriados0

El llantén (o plantago) es una de las plantas medicinales mejor valoradas por los herbolarios, sobre todo por sus propiedades para tratar afecciones respiratorias de las vías altas. Se utiliza desde hace miles de años. De hecho, Dioscórides (40-90 d. C.) ya hablaba del llantén en el primer siglo de nuestra era, en su obra De materia medica.

El llantén es una planta herbácea y perenne que se puede encontrar prácticamente en toda Europa. Existen diferentes tipos de llantén, que se diferencian por la forma de sus hojas. El más valorado es el de hoja ancha, conocido como llantén mayor o plantago mayor (Plantago major L.). Las hojas del llantén mayor son ricas en mucílagos y tienen pequeñas cantidades de alcaloides, que le proporcionan propiedades suavizantes, antiinflamatorias y cicatrizantes.

Dioscórides ya hablaba de las propiedades del llantén en siglo I.
Dioscórides ya hablaba de las propiedades del llantén en siglo I.

Uso del llantén mayor por vía interna

  • El principal uso del llantén mayor es para tratar problemas respiratorios de vías altas (faringitis, afonía o resfriado común). Es necesario hervir la planta entre 4 ó 5 minutos para extraer sus mucílagos. Para tratar las afecciones respiratorias, el plantago mayor se suele mezclar con otras plantas (flor de malva o raíz de malvavisco), que actúan en sinergia y potencian las propiedades de cada una de ellas por separado.
  • Con el llantén mayor también se hacen enjuagues para curar las aftas bucales.

Uso externo del llantén mayor

  • Los baños de plantago mayor son efectivos en casos de hemorroides.
  • Las hojas tiernas de llantén mayor pueden aplicarse sobre heridas recientes. Las propiedades astringentes y antisépticas de esta planta ayudaran a cortar la hemorragia y a reducir el riesgo de infección.

Foto: wellnesplant.blogspot.com.es

Dejar un comentario