Menopausia y plantas medicinales0

La menopausia, como final de la etapa reproductiva de la mujer, conlleva una serie de síntomas. No necesariamente se presentan todos ellos y tampoco tienen por qué darse al mismo tiempo. Todo dependerá de la constitución y los hábitos de cada mujer.

Síntomas de la menopausia

  • Sofocos y sudores
  • Nerviosismo, irritabilidad, trastornos del sueño, humor depresivo, ansiedad y dificultad de concentración.
  • Sequedad vaginal y sequedad de piel y mucosas.
  • Debilitamiento de cabellos y uñas.
  • Aumento de peso.
  • Osteoporosis o disminución de la masa ósea, con el consiguiente riesgo de fracturas.
  • Colesterol, hipertensión arterial y trastornos circulatorios.

Tradicionalmente la medicina convencional proponía la terapia hormonal sustitutiva (THS) para paliar el déficit hormonal. Dados los efectos secundarios de este tratamiento, cada vez hay más médicos que apuestan por la plantas medicinales como una alternativa a la farmacología clásica para remediar los trastornos derivados de la menopausia.

Menopausia y plantas medicinales

Fitoterapia para la menopausia

  • Isoflavonas de soja. Ayuda a paliar el déficit de estrógenos durante la menopausia, dado su alto contenido en fitoestrógenos como la daizeína y la genisteína.
  • Trébol rojo (Trifolim pratense). Utilizada tradicionalmente como espasmolítico, expectorante, sedante y antiinflamotorio, tiene propiedades similares a la soja.
  • Dong quai (Angelica sinensis). Se utiliza para los dolores menstruales, la menopausia y la falta de regla. Es una de las hierbas chinas más prescritas.
  • Ñame (Dioscorea villosa). Además de su aplicación en trastornos gastrointestinales, se usa para los dolores menstruales y de postparto.
  • Vitex o árbol casto (Vitex AgnusCastus). Actúa sobre la glándula hipofisaria en la regulación hormonal y es indicada para irregularidades del ciclo menstrual, síndrome de tensión premenstrual y otros síntomas relacionados. Antiguamente se utilizaba esta planta para ayudar a mantener el celibato en los monasterios.
  • Aceite de lino. Contiene omega 3 y omega 6, que posee una acción reguladora hormonal. Reduce los sofocos y previene el cáncer de mama.
  • Agripalma (Leonurus cardiaca). Actúa como sedante del corazón, calmando las palpitaciones.
  • Lúpulo (Humulus lupulus). Tiene un efecto estrogénico, debido a unas sustancias llamadas prenilflavonoides. Tiene un efecto beneficioso en casos de ansiedad e insomnio.
  • Hipérico (Hypericum perforatum).  Además de sus propiedades antidepresivas y antiinflamatorias, un estudio ha demostrado que mejora los síntomas menopáusicos y del bienestar general en pacientes que recibieron 900 mg de hipérico durante tres meses.
  • Valeriana (Valeriana afficinalis). Es útil para estados de inquietud, nerviosismo y alteraciones del sueño. 

Foto: www.lamujerperfecta.net

Dejar un comentario