Retención de líquidos: cómo tratarla de manera natural0

La retención de líquidos es un problema que afecta más a las mujeres que a los hombres y puede tener diferentes orígenes: una alteración hormonal (más habitual en mujeres), un problema circulatorio (a menudo ocasionado por una vida sedentaria) o por una situación de estrés. Si la retención de líquidos es importante, afectando a los ojos o a los tobillos, hay que acudir al médico para que descarte cualquier problema renal o cardíaco.

Plantas medicinales para retenciones de líquidos leves:

  • Cola de caballo (Equisetum arvense). Es diurética y aporta silicio, un oligoelemento necesario para el tejido estructural (uñas, piel, cabello, articulaciones, etc.)
  • Grama (Agropyrum repens). Con la raíz de esta planta se prepara una infusión de efecto diurético, suave y refrescante, muy adecuada para los calurosos días de verano.
  • Diente de león (Taraxacum officinalis). Se utiliza la raíz pero sobre todo las hojas. Es conocida por su acción diurética y depurativa del hígado.
  • Abedul (Betula pendula). Los hojas de este árbol son quizás el mejor diurético del reino vegetal por su riqueza en sales potásicas y flavonoides.
Retención de líquidos
La retención de líquidos se puede tratar con plantas medicinales y tisanas diuréticas.

Tisanas diuréticas:

Para preparar una tisana diurética para la retención de líquidos, mezclaremos a partes iguales cada una de estas plantas. De la mezcla tomaremos una cuchara sopera por cada 250 ml de agua. Deberemos hervirla durante un minuto, dejarla reposar y tomar tres tazas al día.

Otro remedio natural para la retención de líquidos es la semilla de Avena (Avena sativa). Para preparar agua de avena debemos hervir, en un litro de agua, dos cucharadas soperas de semilla de Avena durante 15 minutos. Transcurrido este tiempo, lo dejaremos reposar 10 minutos y lo colaremos. Tomaremos la tisana a lo largo del día.

Foto: www.blognutricion.com

Dejar un comentario