Té de Navidad0

En las Fiestas Navideñas son habituales las comidas copiosas y abundantes. El té de Navidad es una preparación de semillas y pétalos de flores, de sabor y aroma muy agradables, especial para estas ocasiones. Por sus propiedades digestivas, carminativas (facilitan la expulsión de gases) y tónicas, el té de Navidad favorece el proceso digestivo de forma natural. Las virtudes de las diferentes plantas, además, convierten la sobremesa en un momento de paz y armonía.

Preparación del té de Navidad

El té de Navidad está compuesto por pétalos de rosa, anís verde, anís estrellado, poleo blanco, flores de hibisco y flores de malva. Hay que echar una cucharada sopera de la mezcla por cada vaso de agua. Se hierve durante 2 minutos y se deja en reposo 10 minutos más y luego se cuela. Se bebe después de las comidas o cuando la persona se siente indispuesta.

El Té de Navidad de Manantial de Salud.
El Té de Navidad de Manantial de Salud.

Qué aporta cada planta al té de Navidad

  • Pétalos de rosa. Además de un aroma muy especial, los pétalos de rosa aportan sus propiedades relajantes, antiinflamatorias y suavizantes. Espiritualmente, suben las vibraciones y facilitan la relación entre personas.
  • Anís verde. También conocido como matalahúva, es una planta mediterránea muy rica en aceites esenciales, con demostradas propiedades como digestivo, carminativo y tónico estomacal. Emocionalmente, aporta confianza, energía y fortaleza.
  • Anís estrellado.Los frutos de este árbol de origen asiático son carminativos, digestivos y antiespasmódicos. Espiritualmente, anula las malas influencias en el entorno familiar.
  • Poleo blanco. Planta mediterránea, originaria del Reino de Valencia y de la parte meridional de Cataluña. Es reconocida por sus propiedades como estomacal y digestiva, muy indicada después de comidas fuertes o muy abundantes. Espiritualmente, aporta comunicación con niveles más altos de consciencia.
  • Flores de hibisco. También conocida como flor de Jamaica, la infusión de hibisco es refrescante y digestiva. Fortalece el riñón y estimula el hígado. Espiritualmente atrae el amor, a la vez que aumenta el placer y el vigor.
  • Flor de malva. De color azul intenso y muy ricas en mucílago, estas flores son antiinflamatorias y ayudan al buen funcionamiento de tracto digestivo. Espiritualmente, aportan desapego y paz.

Desde Manantial de Salud, os enviamos nuestros mejores deseos para estas Navidades.

Enlaces relacionados

Consejos dietéticos para las comidas de Navidad

Dejar un comentario