Renovación orgánica
Las Artemisas
Plantas medicinales para la sinusitis
Semillas nutritivas
Higiene nasal y remedios naturales

Renovación orgánica0

La Salud se define como el estado de completo bienestar físico, mental y social (Organización Mundial de la Salud). La rotura de este equilibrio puede desencadenar una enfermedad. Un primer paso para conseguir esta armonía y restablecer el buen funcionamiento de los órganos es mediante la depuración.

 

La actividad celular genera residuos que nuestro organismo es capaz de eliminar por distintas vías de forma natural. Sin embargo, la constante exposición a sustancias tóxicas externas e internas hacen recomendable depurar el organismo una o dos veces al año, dependiendo del estado de la persona.

Determinados síntomas y patologías nos advierten de la necesidad de realizar un proceso de limpieza interna: fatiga general, caída del cabello, decaimiento, insomnio, irritación cutánea y eccemas, entre otros.

La alimentación es un factor clave en el proceso depurativo, que se basa en dos objetivos: disminuir el nivel de tóxicos que ingerimos y, a la vez, estimular la eliminación de toxinas.

En primer lugar debemos evitar el consumo de sustancias nocivas como café, alcohol, tabaco, aditivos alimentarios y productos refinados, como algunos ejemplos. Seguir una dieta equilibrada y un estilo de vida saludable nos ayudarán a conseguir el estado de bienestar. Por otro lado, podemos ayudar a los órganos de eliminación de desechos a desempeñar su función mediante productos que actúen, principalmente, a nivel de hígado y riñón.

La salud de un individuo viene determinada, en gran parte, por su capacidad de eliminar residuos perjudiciales.

En las plantas encontramos grandes aliadas para llevar a cabo una buena desintoxicación. Por destacar algunos ejemplos más populares podemos citar:

  • Plantas que favorecen la función hepática: angélica, centaura, alcachofera, genciana, diente de león, boldo y cardo mariano. Plantas con acción hepatoprotectora que tonifican y fortalecen el hígado y estimulan el flujo de la bilis.
  • Plantas que favorecen la función renal. Plantas con acción diurética, antiséptica y antilítica pueden ser de gran ayuda para este órgano homeostático. Cola de caballo, gayuba, milenrama, abedul, grama, arenaria y vara de oro.

Uno de los alimentos más depurativos que se conocen es el alga chlorella, capaz de eliminar metales pesados, pesticidas, herbicidas, radiaciones, toxinas, etc. Una buena manera de tomarla es mezclada con zumos de frutas y verduras con propiedades diuréticas y detoxificantes, lo que conocemos hoy como zumos detox. Además nos aportan muchos otros beneficios: son ricos en vitaminas y minerales, por lo que equilibran nuestra alimentación; son antioxidantes, favorecen la salud celular; son saciantes, grandes aliados en las dietas de control de peso. Deliciosos y nutritivos licuados que rápidamente nos harán sentir mejor por dentro y por fuera.

Podemos hacer nuestras propias invenciones, añadiendo frutas de temporada para aprovechar al máximo sus nutrientes.

Zumo Detox:

  • 3 manzanas

  • Un puñado de espinacas

  • Una ramita de apio

  • 1 pepino

  • El zumo de un limón

  • Una cucharadita de jengibre rallado

  • Una cucharadita de chlorella

Preparación: Lavamos y licuamos todos los ingredientes con un poco de agua al gusto y listo para tomar.

Las Artemisas0

El género Artemisia está formado por un grupo muy amplio de plantas herbáceas o arbustivas de la família de las compuestas (Asteraceae). Generalmente son pequeñas y aromáticas.

Algunas de ellas, con propiedades medicinales y que podemos encontrar en herboristerías son:

 

ARTEMISA COMÚN (Artemisia vulgaris)

Esta planta, de raíces leñosas y hojas de color verde oscuro, y que puede alcanzar el metro de altura, tiene numerosas cabezas florales que se abren en panículas racimosas. Florece de julio a septiembre y es rica en aceite esencial que contiene cineol, alcanfor y tuyona, además de flavonoides.

La artemisa tiene propiedades tónicas y aperitivas, pero la propiedad más conocida es su capacidad de provocar y regular la menstruación en caso de reglas que se retrasan, poco abundantes o dolorosas. Es eficaz tanto tomada en infusión como haciendo fricciones con las hojas tiernas machacadas sobre el bajo vientre. A través de la historia también se le han atribuido propiedades mágicas. En la Medicina Tradicional China se utiliza pulverizada, tostada y recompuesta en forma de moxa y se aplica según la técnica de moxibustión.

ARTEMISA COMÚN (Artemisia vulgaris)

 

ESTRAGÓN (Artemisia dracunculus)

Aunque es originario de Siberia, el Estragón se cultiva en todo el mundo. De tallo erecto, hojas lineales en forma de lanza de color verde claro, sus flores blanquecinas en verano. Es muy rica en nutrientes, destaca el contenido en aceite esencial, que le da un aroma característico y muy valorado. Sus hojas, frescas y secas, tienen un aroma dulce parecido al anís y un sabor agridulce peculiar.

Se utiliza para condimentar ensaladas, sopas, guisos o salsas. La cocina francesa lo emplea para aromatizar aceites y vinagres.

ESTRAGÓN (Artemisia dracunculus)

AJENJO DULCE (Artemisia annua)

Planta herbácea anual nativa de Asia y extendida por todo el mundo. De porte erecto y tallo poco ramificado, crece en zonas muy ricas en materia orgánica, sus hojas desprenden una esencia ligeramente alcanforada. Las hojas inferiores son alternas y las superiores son pinatipartidas. Las flores de color amarillo, se agrupan en pequeños capítulos. La Medicina Tradicional China la utiliza popularmente para reducir la fiebre, reforzar el sistema inmunitario y como agente antimicrobiano. Científicos e investigadores se han centrado en el estudio de uno de sus componentes, la artemisinina, para desarrollar medicamentos para tratar la malaria y el cáncer. No se recomienda en mujeres embarazadas, en estado de lactancia ni en niños.

AJENJO DULCE (Artemisia annua)

AJENJO AMARGO (Artemisia absinthium)

El Donzell es nativo de Latinoamérica y regiones templadas de Europa y Asia. Las hojas son de color verde grisáceo recubiertas de una pilosidad muy fina plateada. Las flores son amarillas y aparecen a principios de verano. En sus hojas se encuentra aceite esencial rico en tuyona y un principio amargo, la absintina, que le aporta propiedades como vermífuga, antihelmíntica, aperitiva y tónica estomacal. Tradicionalmente se utiliza para normalizar el ciclo menstrual en periodos irregulares. Se utiliza en la preparación de bebidas alcohólicas. Debe tomarse con moderación.

AJENJO AMARGO (Artemisia absinthium)

Plantas medicinales para la sinusitis0

El tratamiento de la sinusitis mediante la fitoterapia se basa en el uso de plantas con propiedades:

-Antiinflamatorias, para bajar la inflamación de las mucosas de los senos nasales.

-Antimicrobianas, que ayudan a eliminar los microorganismos causantes de la infección.

-Inmunoestimulantes, que refuerzan el organismo frente posibles infecciones.

-Descongestivas, en forma de vahos que facilitan la eliminación de mucosidad.

ORTIGA

La Ortiga verde o mayor, Urtica dioica, es una planta arbustiva de hasta 1,5m de altura que se caracteriza por poseer unos pelos urticantes en las hojas que, en contacto con la piel provoca escozor y prurito. Es una planta muy apreciada por la multitud de aplicaciones que se le conocen. Se le atribuyen propiedades antiinflamatorias y antihistamínicas, útil en el tratamiento de sinusitis asociada a rinitis alérgica.

En sus hojas encontramos componentes como flavonoides con acción antioxidante y antiinflamatoria.

Se recomienda preparar medio litro de infusión e ir tomándola durante el día.

ORTIGA

AJO

Esta planta tan introducida en nuestra gastronomía es valorada por sus propiedades medicinales. Se utiliza el bulbo de Allium sativum, una planta perenne de hasta 30cm de longitud.

El bulbo forma una cabeza dividida en 6 o 12 gajos, comúnmente llamados dientes. Emana un característico olor al ser cortado. El ajo es uno de los remedios más tradicionales para tratar la sinusitis por sus propiedades antiinflamatorias y antivirales. Se recomienda tomar un ajo crudo machacado o fileteado por la mañana. También podemos encontrarlo en forma de perlas.

AJO

JENGIBRE

El rizoma del jengibre (Zingiber officinale), es apreciado por su aroma y sabor picante. Entre los mayores productores de esta especia se incluyen India, China y otros países del sur de Asia. Lo encontramos en numerosas formulaciones de la medicina Ayurveda y de la medicina tradicional China. Presenta una marcada actividad antiinflamatoria y antimicrobiana. Ayuda a descongestionar los senos nasales. Podemos utilizarlo fresco o deshidratado. Deberemos hervirlo al menos 10 minutos y tomar dos tazas al día.

JENGIBRE

EUCALIPTO

Existen alrededor de 700 especies de Eucalyptus. Este majestuoso árbol originario de Australia actualmente se encuentra ampliamente distribuido. Las hojas contienen un aceite esencial balsámico y desinfectante. Se utilizan como descongestionante nasal y para combatir infecciones respiratorias. Generalmente se utiliza en forma de inhalaciones, facilitando la respiración.

EUCALIPTO

EQUINÁCEA

Planta herbácea originaria de las regiones centrales de Estados Unidos. Se utilizan las sumidades floridas y raíces de Echinacea angustifolia, E. pallida y E. purpurea. Son reconocidas sus propiedades como inmunoestimulante y antiviral. Su aplicación más común es en la profilaxis y el tratamiento de afecciones de las vías respiratorias como resfriado común, gripe, bronquitis, laringitis, faringitis, sinusitis, otitis y amigdalitis.

 EQUINÁCEA
EQUINÁCEA

TOMILLO

El tomillo, Thymus vulgaris, es una planta mediterránea muy introducida en nuestra cultura gastronómica y medicinal. Intensamente aromática y de sabor característico, es uno de los remedios más utilizados para combatir infecciones respiratorias, digestivas y diuréticas. La composición de su aceite esencial varia según la época y el lugar de la cosecha, está constituido principalmente por fenoles monoterpénicos como timol y carvacrol. Podemos tomarlo en forma de infusión, vaporizaciones o vía tópica.

TOMILLO

Semillas nutritivas0

Con el ritmo de vida actual, nuestra alimentación no siempre es todo lo completa y variada que debería. En esta situación las semillas se convierten en un buen suplemento para nuestra dieta. Aparte de aportarnos proteínas y minerales, son una buena fuente de ácidos grasos esenciales, como el omega-3. Podemos consumirlas al natural, preferiblemente trituradas, mezcladas con la comida, en forma de puré, o los aceites que se extraen de ellas. Deberíamos consumir entre una y dos raciones al día.

SEMILLAS DE SÉSAMO (Sesamum indicum)

También conocida como semilla de la alegría o ajonjolí, la semilla de sésamo constituye un alimento altamente nutritivo, completo y equilibrado debido a la cantidad y calidad de los nutrientes que contiene. Su proteína es rica en metionina, triptófano, histidina y colina. Es rico en calcio, fósforo, magnesio, cobre, manganeso y hierro (sobre todo el sésamo negro).

Tiene una perfecta relación calcio/fósforo, por lo que es un buen calcificante óseo. También es rico en vitaminas importantes para el sistema nervioso y otras funciones vitales, en particular B1, B3, B6 y ácido fólico. Su aceite es rico en ácidos grasos poliinsaturados (85%) y lecitina, lo que resulta muy útil para reducir y controlar los niveles de colesterol.

Podemos tomarlas directamente, crudas o tostadas, enteras o en polvo; mezcladas con yogur, zumo, o espolvoreadas sobre la comida. Otras opciones serían el puré (tahín), el gomasio (semilla en polvo con sal), el aceite, la bebida vegetal de sésamo o el germinado de la semilla.

SEMILLAS DE CHÍA (Salvia hispanica)

Las semillas de chía representan la fuente vegetal con más alta concentración de omega-3. Poseen un 33% de aceite, del cual el ácido linolénico (omega-3) representa el 64%. Pero también aporta omega-6 y la proporción entre ambos es ideal para el organismo: 1:3 (omega-3/omega-6). Además es una buena fuente de minerales como el calcio, el magnesio, el boro, el potasio y el fósforo.

También es rica en fibra, tanto soluble como insoluble, lo que nos ayuda a mantenernos saciados y regular el tránsito intestinal. Y contiene vitaminas del grupo B y una gran cantidad de antioxidantes. Remojar las semillas en un vaso con agua (zumos, yogur o leche) durante 15 minutos o más antes de consumirlas. También podemos espolvorearlas sobre la comida (ensaladas, sopas,…).

SEMILLAS DE LINAZA (Linum usitatissimum)

La semilla de lino es rica en ácido alfa-linolénico (familia del omega-3). Es rica en lignanos, de alto poder antioxidante, y también en mucílagos, que al disolverse en agua forman un gel de efecto beneficioso para el tracto intestinal. También contiene vitaminas B1, C y E, y varios minerales como yodo, hierro, zinc, magnesio, calcio, potasio, manganeso, silicio, cobre, níquel, fósforo y cromo, entre otros.

Una forma muy habitual de tomar estas semillas es dejándolas en remojo con agua toda la noche y, por la mañana, tomar el agua con las semillas. Este es un procedimiento ideal si solo pretendemos regular nuestro tránsito intestinal. El cuerpo es incapaz de romper la piel de las semillas por sí mismo, por eso es recomendable masticarlas o triturarlas antes de consumirlas para aprovechar al máximo todas sus cualidades. De esta forma, podremos añadirlas a yogures, zumos, batidos, sopas, cremas de verduras,…

SEMILLAS DE CÁÑAMO (Cannabis sativa)

También conocidas como cañamones, se obtienen por descascarillado en frío del fruto del cáñamo. Destacan por su alto contenido proteico, su buen perfil lipídico y su alto contenido en fibra. También son fuente importante de ácidos grasos esenciales como los omega-3, 6 y 9, presentes en las proporciones ideales para mantener la salud de nuestro organismo. Por último, son una fuente muy importante de vitaminas (E, B1, B2, B9) y minerales (fósforo, potasio, magnesio, zinc, manganeso y hierro). Podemos tomarlas directamente (enteras si están peladas, trituradas si no lo están), mezcladas en un yogur, en un zumo o batido, espolvoreadas sobre la ensalada o la sopa. También podemos consumir el aceite de cáñamo, obtenido por presión en frío de las semillas.

SEMILLAS DE CALABAZA (Cucurbita pepo)

También llamadas pipas de calabaza, son ricas en magnesio, importante para el sistema cardiovascular y nervioso. Contienen gran cantidad de zinc, algo poco habitual en alimentos vegetales, lo que las hace especialmente interesantes en el tratamiento de la hiperplasia benigna de próstata. Estas semillas también contienen triptófano, que nos ayuda a relajar el sistema nervioso y favorecer el sueño.

Uno de sus principios activos, la cucurbitina, presenta un potente efecto
antihelmíntico. Paraliza a los parásitos intestinales haciendo que se
desprendan de la pared intestinal y facilitando su eliminación por las heces.

Son ideales para tratar infecciones por oxiuros en niños. En este caso se
recomienda que el enfermo coma un puñado, del tamaño de su mano, de pipas al día. También contienen omega-3, calcio, vitamina A y, en menor proporción, vitaminas C, E, K y D.

Habitualmente se consumen crudas y secas, aunque también pueden tomarse tostadas (preferiblemente sin sal), directamente o mezcladas con yogur, en un batido o añadidas a una crema de verduras o a la ensalada.

También podemos tomar el puré de las semillas o el aceite de pipas de calabaza.

SEMILLAS DE GIRASOL (Helianthus annuus)

Las semillas o pipas de girasol son muy ricas en fibra, proteínas y minerales. Nos aportan magnesio, calcio, fósforo, zinc, selenio y, en menor medida, potasio y hierro. También contienen vitaminas E, B1, B3 (biotina), B6 y B9 (ácido fólico). Son ricas en fitoesteroles, un esterol de origen vegetal que, entre otras funciones, bloquea la absorción de colesterol a nivel intestinal.

Sus proteínas son de alto valor biológico, se trata de las proteínas vegetales más ricas en alanina, histidina, cisteína y glutamina, además son ricas en aminoácidos esenciales como la fenilalanina y la metionina, y tres aminoácidos de cadena ramificada, importantes para los deportistas, como son la isoleucina, la leucina y la valina.

Del mismo modo que las semillas de calabaza, las semillas de girasol también contienen triptófano y ácidos grasos poliinsaturados (como el omega-3).

Se pueden consumir crudas o tostadas, preferiblemente sin sal para que sean más saludables, directamente o incorporadas en la ensalada, en panes o barritas energéticas de semillas. También podemos consumir el aceite de girasol, bien aliñando la ensalada o utilizándolo para cocinar.

SEMILLAS DE QUINOA (Chenopodium quinoa)

La semilla de quinoa es considerada un pseudocereal, ya que nutricionalmente tiene propiedades semejantes a las de los cereales aunque botánicamente no lo es. Es tradicional en todos los países de la región andina, desde Colombia hasta el norte de Argentina y el sur de Chile.

Una de las principales características nutricionales es su gran valor proteico, contiene todos los aminoácidos esenciales, por lo que es muy recomendable en dietas vegetarianas y, en una alimentación equilibrada, para evitar el consumo excesivo de proteína de origen animal. Rica en fibra, ayuda a regular el tránsito intestinal, a desarrollar la flora bacteriana beneficiosa y a regular los niveles de colesterol. Su contenido en vitaminas y minerales hace que sea un alimento muy interesante para los sistemas músculo-esquelético, nervioso e inmunitario.

Al ser de fácil digestibilidad y por su alto contenido en nutrientes, la quinoa es muy recomendable a todas las edades. No contiene gluten, es apta para celíacos.

Higiene nasal y remedios naturales0

Una buena higiene nasal practicada con regularidad aporta muchos beneficios para la salud. Por citar algunos, refuerza la función defensiva de las mucosas, mejora el drenaje lagrimal, previene resfriados y reduce la respuesta alérgica por desensibilización de las mucosas. Una buena higiene nasal también alivia la otitis (especialmente en niños) y estimula el funcionamiento de las glándulas adenoides y las amígdalas.

Por otra parte, la higiene nasal mejora las funciones auditivas, olfativas y gustativas, produce un bienestar general, despeja la cabeza y, por consiguiente, aumenta la capacidad mental.

Funciones de la mucosa nasal

La nariz, junto con la boca, es la puerta de entrada más importante del organismo. A través de ella penetra el aire que después de atravesar varios conductos llega a los alveolos pulmonares y, desde allí, se obtiene la energía necesaria para que nuestro cuerpo realice todas sus funciones vitales. La mucosa nasal, membrana que tapiza las fosas y conductos nasales, tiene tres funciones principales:

  • Filtrar y limpiar el aire.
  • Acondicionarlo para que llegue a los pulmones con la humedad y temperatura adecuadas.
  • Actuar como organismo sensorial para la captación de olores.

Cuando la mucosa nasal está limpia y fisiológicamente activa, existe menos riesgo de enfermar, ya que está preparada para defendernos en caso de infecciones respiratorias. Para ello cuenta con tres dispositivos:

  • La mucosa fabrica el moco que recubre los conductos respiratorios con una fina capa. El moco captura impurezas y es capaz de destruir numerosos gérmenes que hay en el aire.
  • El movimiento de los Cilios (estructuras microscópicas en forma de pelo), que arrastra el moco hacia la faringe para ser neutralizado después en el aparato digestivo.
  • Una red linfática interna fabrica los macrófagos, células especializadas en destruir los microbios que puede contener el aire respirado.
Una buena opción para la higiene nasal es respirar vahos.
Una buena opción para la higiene nasal es respirar vahos.

Tratamientos naturales para una buena higiene nasal

  • Calor húmedo. Se trata de respirar vahos. En un litro de agua, hay que añadir tres cucharadas soperas de una mezcla de plantas antisépticas, balsámicas y descongestivas: la Tisana Vahos, baños nasales y gargarismos, compuesta por eucaliptus, yemas de pino, romero, espliego, gordolobo y manzanilla de Mahón. Recogemos el vaho aspirándolo y buscando su impacto sobre la zona nasal. Una vez realizada la inhalación, hay que colar un poco de agua en una taza, añadiendo una pizca de sal. Cuando el agua de la taza está templada, es el momento de hacerse un baño nasal durante 1 o 2 minutos, ya sea directamente o con la ayuda de una lota. En caso de que haya mucosidad en el cuello o aparezca carraspera, habrá que colar una pequeña cantidad del agua sobrante de los vahos, añadirle un poco de zumo de limón y hacer gargarismos.
  • Aceite nasal descongestivo. Se elabora con una mezcla de plantas muy similar a la que hemos utilizado para hacer los vahos. En un pequeño cazo de cerámica, hay que incorporar 50 gramos de la mezcla, cubriéndola con aceite de oliva de primera presión. Es necesario hervir la mezcla al baño maría durante 15 minutos y después dejarla reposar 12 horas. Luego habrá que colarla y guardarla en un frasco de vidrio opaco bien cerrado y resguardado de la luz. Con la ayuda de algodón o con una varilla, se pueden aplicar toques de este aceite en las fosas nasales 2 o 3 veces al día. Es un aceite que puede utilizar toda la familia (tanto bebés como personas mayores). El aceite nasal descongestivo lubrifica e hidrata los conductos nasales, facilitando la respiración, y nos protege de agentes externos (ácaros, polen, humedad, etc.).
  • Agua de mar. Con el agua de mar aceleramos los procesos curativos, drenando y descongestionando las vías respiratorias. Se puede aplicar de muchas maneras, desde la más clásica a través de una lota, hasta fórmulas más avanzadas como son la ducha, el aerosol o la pulverización.

Astrágalo, el potenciador del sistema inmunitario0

El Astrágalo también conocida como Huang Qi que significa “Lider Amarillo”, es una de las plantas más documentadas y utilizadas en la medicina tradicional China, originaria de Mongolia, pertenece a la familia de las Fabaceaes y en sus raíces  se encuentran  flavonoides, saponinas, aminoácidos y polisacáridos que le confiere muchas de las propiedades medicinales que se le atribuyen a esta planta. Es una de las 50 planta fundamentales en la farmacopea de la Medicina Tradicional China.

El Huang qi es una de las plantas tónicas más famosas de la medicina Oriental, considerada para algunos como un tónico superior al Ginseng.  Es particularmente benéfica como energizante para las personas físicamente activas. Es un maravilloso tónico para el sistema inmunitario, se dice que proporciona energía a la parte externa del cuerpo y tonifica la energía que fluye por debajo de la piel protegiendo al cuerpo de factores patógenos externos, también equilibra los fluidos del cuerpo y evita la retención de los mismos, estimula la circulación, dilata los vasos sanguíneos, baja la tensión y actúa como tónico cardíaco, lo que aumenta la resistencia de los corazones fatigados.

Hay muchos Oncólogos del mundo occidental que ya conocen las grandes propiedades de esta raíz como potenciador del sistema inmunitario, acelerando la recuperación de las personas que han sido tratadas con quimioterapia, potencia el funcionamiento y aumenta la producción de leucocitos, favoreciendo la médula ósea y la corteza suprarrenal y aumentando la resistencia a las infecciones.

Se emplea en el tratamiento tanto de infecciones víricas como aquellas producidas por bacterias, hongos y parásitos. El astrágalo es eficaz frente a infecciones respiratorias. Acelera la recuperación en procesos gripales, resfriados y catarros, además de aliviar otros trastornos respiratorios como el asma bronquial. También se recomienda contra la otitis.

La raíz de astrágalo reduce la actividad de las células supresoras T que inhiben la inmunidad y que tienden a reproducirse en un gran número de pacientes de SIDA y en personas de edad avanzada, por esta razón se considera que retrasa los procesos de envejecimiento y que tenga propiedades rejuvenecedoras.

Combina muy bien con hongos como el Maitake, Shiitake y Reiki, es un gran adaptógeno, es diurético, detiene las sudoraciones excesivas, elimina los edemas, favorece la eliminación de toxinas, desintoxica y es un gran protector cardiovascular.

Se le atribuyen propiedades estimulantes y se emplea para combatir la debilidad general, la fatiga y el cansancio y aumentar la vitalidad. Protege de factores patógenos externos y tiene un gran efecto antioxidante. El Astrágalo es fundamentalmente un tónico que estimula el metabolismo y el funcionamiento de órganos como los pulmones, las glándulas suprarrenales o el tracto intestinal.

El Astrágalo es una planta segura, exenta de toxicidad a dosis habituales, no obstante, puede incrementar el riesgo de hemorragia, con lo cual no debe usarse antes de una intervención quirúrgica. Personas que reciban tratamiento con inmunosupresores, anticoagulantes o insulinodependientes deben consultar antes con su médico. Tampoco es aconsejada su utilización en niños, embarazadas y madres lactantes por falta de estudios que garanticen su inocuidad.

Podemos encontrarla en distintas presentaciones. Las más habituales son en forma de raíz cortada para infusión, en polvo y en cápsulas.

Entrevista a Trini Ferran y Lorenzo Teixé, propietarios de las tiendas Manantial de Salud.0

La medicina basada en plantas naturales ha sido utilizada desde hace miles de años por todas las culturas del mundo. En 1953, los abuelos de Trini ya fundaron en Barcelona su primer herbolario y, desde entonces, en Manantial de Salud (la marca comercial de Herbocat) ha prevalecido el estudio y la divulgación de la medicina natural.

¿Qué plantas tendríamos que tener en nuestro botiquín alternativo?

Sin duda, el tomillo que es muy beneficiosa gracias a su acción tónica y antiséptica. Tomarse un vaso de agua con tomillo cada día tendría que ser una obligación.

¿Las plantas entienden de tendencias?, ¿Son diferentes las plantas que se usan hoy en día a las de la antigüedad?

En general no siguen modas ni tendencias. La Antigua Grecia o Roma ya utilizaban plantas con propiedades medicinales como el jengibre o el malvavisco, que todavía usamos hoy en día. Otras plantas, como por ejemplo la raíz de la cúrcuma, se lleva utilizando desde hace centenares de años como planta alimentaria y, actualmente, los científicos han certificado sus propiedades antiinflamatorias. Podríamos nombrar muchas plantas que ya usaban Hipócrates o Galeno.

¿Cuál es el secreto para hacer una buena mezcla de plantas medicinales?

Conocer las plantas, los principios activos que aportan, sus propiedades y, sobre todo, su forma de uso. Por ejemplo, el tomillo infusionado es un gran antiséptico, pero si lo hervimos dos minutos sus propiedades disminuirán, puesto que se evapora el timol, que es su aceite esencial con actividad terapéutica.

Uno de los aspectos que más impulsa la medicina natural es la prevención. ¿Por qué es tan importante?

Cierto. Las plantas requieren tiempo. Con ellas es más fácil prevenir un resfriado que curarlo de una forma rápida.

¿Cuál es el remedio indispensable?

Para patologías que afectan el aparato respiratorio, la flor de malva o las yemas de pino. Para la gastroenteritis, el comino, el hinojo o las hojas de melisa.

Manantial de Salud

El secreto de este negocio familiar, que abrió sus puertas hace más de 65 años, es la pasión de cada uno de sus miembros y la gran experiencia en plantas medicinales que se traduce en el mejor asesoramiento personalizado a sus clientes. La familia al frente de estas tiendas asegura que, aparte de una dieta sana y buenos hábitos, la mejor manera para sentirnos sanos es, sin lugar a dudas, sentirse realizado a escala profesional y personal; es decir, ser feliz.


Entrevista en El Periódico de Catalunya, 7-4-2020 (www.elperiodico.com)

Los germinados y sus propiedades nutritivas y terapéuticas0

Los germinados se consumen como un alimento vivo y es por ello que poseen múltiples propiedades nutritivas y terapéuticas. Estas miniaturas nutritivas son ricas en vitaminas, minerales, enzimas digestivas y antioxidantes. Los germinados facilitan el proceso digestivo, son depurativos y regeneran la flora intestinal. Son reconstituyentes, remineralizantes, fortalecen las defensas y estimulan el metabolismo.

Podemos germinar gran cantidad de semillas que enriquecerán nuestros platos. Deberemos conocer el tiempo de remojo y crecimiento de cada uno de ellos, así como los nutrientes y beneficios que nos aportarán.

10 germinados para enriquecer tus platos

  • Alfalfa. Es un de los más completos. Es rico en vitaminas A, B1, B2, B6, B12, C, D, E, K y sales minerales. Es remineralizante y combate la fatiga y la debilidad.
  • Berro. Rico en sales minerales (calcio, potasio, yodo, hierro y fósforo) y vitaminas (A, B1,B2, B3, C y D). Es depurativo y digestivo.
  • Fenogreco. Tiene un elevado contenido proteico y es rico en sales minerales (calcio, hierro, magnesio, sodio, fósforo y zinc) y vitaminas (A, B3 y C). Refuerza el organismo y ayuda a levantar el ánimo decaído. Es digestivo y reduce la inflamación.
  • Hinojo. Rico en hierro y vitaminas (C, B1 y B2). Es digestivo y diurético.
  • Mostaza. Sus germinados son ricos en minerales (sobre todo, azufre), vitaminas (A, B1, B2, B3, B6, B12 y C) y clorofila. Son depurativos, desintoxicantes, diuréticos y refuerzan el sistema inmunitario.
  • Rábano. Contiene minerales y vitaminas (B1, B2 y C). Es diurético y estimulante gástrico. Facilita la secreción de saliva y de los jugos gástricos.
  • Soja amarilla. Es rica en proteínas de alto valor biológico, enzimas, vitaminas (A, B1, B2, B3, B6, B12, C y E), lecitina y sales minerales (calcio, magnesio, potasio, hierro, zinc, fósforo, cobre y sodio).
  • Amapola. Es un calmante suave. Disminuye la tos y ayuda a expectorar mucosidades. Apreciada por su agradable sabor.
  • Zanahoria. Rica en caroteno , vit. B1 y minerales (calcio, fósforo y potasio). Es diurética y depurativa. Mejora la salud de piel, dientes y encías y el sentido de la vista.
  • Otros germinados muy recomendables son el guisante, el lino, la espelta o la avena.

Los germinados son ricos en vitaminas, minerales, encimas digestivas y antioxidantes.

Cómo preparar germinados en casa

El proceso de germinación es muy sencillo y rápido. Con solo tres pasos –remojo de las semillas, enjuague y cosecha–, conseguirás enriquecer tus platos. El tiempo de cosecha de los germinados variará de los 2 a los 12 días, dependiendo de la semilla utilizada. Si te decides a hacer germinados en casa, ten en cuenta estos consejos:

  • Mantén la humedad durante todo el proceso.
  • Asegúrate de la correcta circulación de agua y aire.
  • Aleja los germinados de la luz directa del sol.
  • Utiliza semillas de calidad (preferiblemente de cultivo ecológico) y agua mineral.
  • Los germinados se pueden guardar en la nevera, dentro de bolsas de plástico selladas, entre 7 y 10 días.

Receta: Sándwich con germinados

Ingredientes:

  • 2 rebanadas de pan integral.
  • 1 tomate maduro.
  • Paté de aceitunas negras.
  • 1 loncha de queso tierno de cabra (a elección el tipo de queso)
  • Alfalfa germinada.
  • Aceite de oliva virgen
  • Tamari (salsa de soja).

Preparación:

Unta las rebanadas de pan integral con el tomate maduro. Sobre una de las rebanadas, esparce de manera uniforme el paté de aceitunas negras. Añádele la loncha de queso de cabra y una capa de alfalfa germinada. Esparce por encima un chorrito de aceite y tamari. Por último, cubre el sándwich con la otra rebanada, ¡y ya está listo!

Receta: Mijo con germinados (para 4 personas)

Ingredientes:

  • 1 taza de mijo.
  • ½ taza de cebollas cortadas.
  • ½ taza de lentejas germinadas.
  • ½ taza de alfalfa germinada.
  • 2 cucharas soperas de aceite.
  • 2 tazas de agua.

Preparación:

En una cazuela, sofríe las cebollas con aceite a fuego lento. Cuando estén tiernas, añade el mijo lavado y escurrido. Deberán dorarse a la vez durante unos minutos. Después, añade el agua caliente y deja cocer a fuego lento hasta que el mijo haya absorbido toda el agua. Antes de servir el plato, añade los germinados y alíñalo con un poco de salsa de soja o gomasio al gusto. Esta misma receta se puede hacer cambiando el mijo por quinoa o cuscús integral.

Cocina vegetariana: Recetas con Seitán0

Podemos definir el seitán como una auténtica carne vegetal, no tan sólo por su alto contenido en proteínas (24,7%) sino también por su color, sabor fuerte, textura y consistencia, que posibilitan su uso en la cocina de idéntico modo al que se tratan las carnes. Todo ello facilita el cambio a una dieta vegetariana, tanto proteícamente como gastronómicamente, puesto que permite ampliar la variedad de platos.

El seitán, producto originario del Extremo Oriente, es el gluten de trigo (donde se hallan la práctica totalidad de las proteínas) hervido durante hora y media con salsa de soja y algas de Kombu, lo que supone un enriquecimiento en sales minerales y un aporte de lisina, aminoácido esencial del que son algo deficitarios los cereales. Si comparamos el seitán con la carne de buey o de cerdo, por ejemplo, veremos que el seitán aporta más proteínas, menos grasas y por lo tanto muchas menos calorías.

El seitán es un alimento altamente reconstituyente y de gran digestibilidad, apto para personas débiles, niños y ancianos, e incluso para diabéticos, dada su práctica ausencia de hidratos de carbono. Esperamos que te animes a cocinar alguna de estas 6 recetas:

Seitán a la naranja

Ingredientes: Seitán, aceite de oliva, cebollas, zanahorias, champiñones, guisantes verdes e ingredientes para el aliño: miso, naranja, laurel y sal marina.

Preparación: Salteamos la cebolla con la sal y el aceite durante 5 minutos y después añadimos el seitán y las zanahorias (todo cortado a rodajas finas), los champiñones, el zumo de naranja y la piel rallada de ésta. Lo tapamos  y cocinamos a fuego lento durante 30 minutos. Acto seguido diluimos una cucharada de miso con un poco del jugo del cocido y cocinamos a fuego lento durante unos 3 minutos más. Finalmente agregamos los guisante verdes cocidos y el plato ya estará preparado para servir caliente.

Es fácil tener un rico plato de seitán, incluso solo pasándolo por la plancha.

Pastel de patata y seitán

Ingredientes: Seitán, patata, salsa de tomate, acelgas, cebolla y ajos.

Preparación: Pelamos las patatas, las hervimos con agua y sal y hacemos puré. Hervimos las acelgas con agua y sal, las escurrimos y cortamos pequeñas. Con el aceite caliente, doramos la cebolla, los ajos y el tomate a fuego medio. Después añadimos el seitán muy picado y las acelgas, y cocinamos todo junto 5 minutos más. En una bandeja, ponemos una base de puré de patata, una capa de seitán y otra con puré de patata. Finalmente se le añade queso rallado y gratinamos el pastel.

Libritos de seitán

Ingredientes: Seitán, tofu ahumado y pan rallado, harina blanca, agua y sal para el rebozado.

Preparación: Cortamos muy finos el seitán y el tofu ahumado, para después montar los libritos. Preparamos la masa del rebozado con harina blanca, un poco de agua y sal. Hay que removerla hasta que quede espesa. Pasamos los libritos montados por esta masa para después rebozarlos con pan rallado. Por último hay que freírlos y, al sacarlos, los ponemos encima de un papel absorbente. Los libritos se sirven con perejil.

Seitán con setas a la cerveza

Ingredientes para 4 personas: 500 gramos de seitán, 6 cebollitas francesas, 300 gramos de setas frescas, 50 gramos de tofu, 1 vaso de cerveza, 1 cucharada de harina, 1 cucharada de aceite, pimienta, tomillo, perejil y sal.

Preparación: Cortamos el seitán en tiras no muy finas y lo sazonamos con un poco de pimienta. Las cebollitas deben cortarse en aros finos para luego rehogarlas con el aceite a fuego suave hasta que se ablanden. Cuando lleven unos minutos en el fuego, añadimos el seitán para que se sofrían juntos. Después añadimos la harina y removemos rápidamente para que no se hagan grumos. Agregamos la cerveza, el tomillo y la mitad del perejil picado. Se deja cocer medio tapado a fuego lento. Cortamos las setas y troceamos el tofu en taquitos. Se añaden estos ingredientes a la cazuela y se deja hasta que reduzca la salsa y se espese. Un poco antes de retirar del fuego, añadimos el resto de perejil, salpimentamos y ya está listo para servir.

Seitán con champiñones

Ingredientes: Seitán, cebolla, ajos, tomates, champiñones y perejil.

Preparación: Salteamos la cebolla cortada a cuadritos y los ajos. Después añadimos los champiñones cortados a láminas y los tomates pelados y troceados. Paralelamente, hay que freír el seitán y, una vez frito, mezclarlo con el salteado.

Otra rica opción, es prepararlo como si fueran albóndigas de carne con salsa.

Canelones de seitán

Ingredientes: Seitán, cebollas, ajos, laurel, coliflor, champiñones, zanahoria, salsa de soja, perejil y piñones.

Preparación del relleno: Trituramos el seitán. Salteamos las cebollas cortadas a cuadritos, el ajo y el laurel durante 10 minutos a fuego medio. Añadimos y salteamos los champiñones en láminas y la zanahoria rallada, durante 10 minutos. Luego, añadimos al seitán picado, mezclamos bien e incorporamos la salsa de soja, el perejil cortado crudo y los piñones.

Para hacer los canelones: Ponemos mucha agua a hervir, unas gotas de aceite y sal. Cocemos unos 6 u 8 canelones durante 10 ó 15 minutos, al sacarlos los ponemos en agua fría en un barreño. Después los  estiramos encima de un trapo limpio y húmedo. Seguidamente repartimos el relleno y enrollamos los canelones. Finalmente untamos la bandeja con aceite y colocamos el canelón con la junta hacia abajo.

Para hacer la bechamel: Salteamos la cebolla con laurel y sal. Luego añadimos la coliflor, el agua y la sal, y cocinamos durante 20 minutos. Después lo pasamos por la batidora y mezclamos con miso blanco y leche de arroz. Finalmente, esparcimos la bechamel por encima de los canelones, se añade almendra en polvo y se gratinan.

Alimentos para fortalecer el sistema nervioso0

Cada vez son más frecuentes los casos de ansiedad, nerviosismo, insomnio, depresión y otras afectaciones del sistema nervioso. El equilibrio emocional es fundamental para conseguir y mantener un buen estado de salud. Una alimentación rica en vitaminas, minerales y ácidos grasos insaturados favorece un buen desarrollo del cerebro y de sus funciones. Reforzar el sistema nervioso nos permitirá afrontar los inconvenientes del día a día con más claridad y nos será más fácil encontrar una solución. Pero hablemos de los alimentos para fortalecer el sistema nervioso con más detalle y teniendo en cuenta las diferentes causas.

Nerviosismo

El nerviosismo es un estado de excitación en el que el sistema nervioso responde de forma exagerada a estímulos considerados normales. El tabaco, el alcohol, el café, las bebidas estimulantes y las drogas desequilibran el sistema nervioso y causan nerviosismo. En cambio, tomar un buen desayuno y comer a horas regulares ayuda a mantener los niveles adecuados de glucosa en sangre y evitará estados de irritabilidad. Estos cuatro alimentos también reducen el nerviosismo:

  • Avena: es una fuente de vitamina B1 y además contiene avenina, un alcaloide de suave acción sedante.
  • Germen de trigo: es rico en vitaminas del grupo B, necesarias para el equilibrio del sistema nervioso.
  • Lechuga: aporta vitaminas del grupo B y presenta una suave acción sedante.
  • Polen: es un alimento que fortalece el sistema nervioso.

Otros hábitos saludables para reducir el nerviosismo son dormir suficientemente y hacer deporte.

Fatiga intelectual

Las personas que estudian o tienen un trabajo intelectual intenso requieren ciertos nutrientes, que encontrarán en los cereales integrales y en los frutos secos oleaginosos.

  • Almendra: es un excelente alimento para el cerebro. Su proporción de minerales es la más adecuada para lograr el funcionamiento estable del sistema nervioso.
  • Nueces: mejoran el rendimiento intelectual. Son ricas en ácidos grasos esenciales que intervienen en el metabolismo de las neuronas. También son ricas en lecitina, fósforo y vitamina B.

Insomnio

Las cenas copiosas, aun siendo a base de alimentos sanos, pueden alterar el sueño. La hora de cenar debería establecerse un mínimo de dos horas antes de acostarse. A última hora sólo deberían tomarse tisanas sedantes. La miel ejerce un suave efecto sedante. Se puede tomar por la noche junto con infusiones de plantas relajantes como la pasiflora, la tila, la amapola o el lúpulo.

Una alimentación rica en hidratos de carbono favorece la síntesis del triptófano, un aminoácido que en el cerebro se transforma en serotonina, un neurotransmisor de acción sedante.

Estrés

El estrés se produce cuando los sucesos de la vida superan nuestra capacidad de afrontarlos. Sus repercusiones pueden afectar a todos los órganos y funciones del cuerpo. Sus efectos se concentran en el corazón, que se ve forzado a trabajar de manera más rápida; y en el sistema nervioso, que reduce su efectividad en otras funciones orgánicas, provocando por ejemplo una bajada de las defensas.

Hay alimentos que mejoran la adaptación al estrés, mientras que otros lo empeoran. Interesa aumentar la aportación de proteínas, hidratos de carbono, minerales como calcio, magnesio, potasio, vitaminas B y C y grasas insaturadas. Por el contrario, conviene evitar el alcohol, las bebidas estimulantes, el azúcar blanco y los alimentos refinados.

Receta equilibrante: sopa de avena

Ingredientes para 4 raciones:

  • 100 gramos de copos de avena.
  • 50 gramos de avellanas peladas.
  • 2 dientes de ajo.
  • 1 ¼ litros de caldo de verduras (sin sal).
  • Sal (opcional).

Preparación:

  • Pelamos y picamos los ajos. También trituramos las avellanas.
  • Ponemos en una olla el caldo de verduras y la sal. Cuando rompa a hervir, le añadimos los copos de avena, las avellanas y los ajos.
  • Tiene que hervir durante 15 minutos.
  • La sopa de avena debe servirse bien caliente.

La sopa de avena tiene múltiples beneficios. La avena es uno de los alimentos para fortalecer el sistema nervioso, dada su acción sedante. Esta receta también es ideal para el sistema cardiovascular: no contiene colesterol, es baja en sodio (si no añadimos sal) y en grasa, y proporciona una buena cantidad de fibra. La sopa de avena también es beneficiosa para el aparato digestivo, por la acción suavizante de la avena, tanto sobre el estómago como sobre el intestino.