La lecitina de soja: un complemento para absorber las grasas y reducir el colesterol0

La lecitina de soja es un producto natural obtenido del germen de la soja. Se emplea como complemento gracias a sus propiedades nutricionales. Uno de los principales beneficios de la lecitina de soja es que contribuye a la disolución de las grasas en agua. Si tenemos en cuenta que los líquidos del organismo, el plasma y las secreciones digestivas son medios acuosos, nos daremos cuenta de la importancia de la lecitina. También reduce el colesterol y, con ello, el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

 

De hecho, la lecitina ya se encuentra ampliamente distribuida en nuestro cuerpo. Es un fosfolípido imprescindible que forma parte de las membranas celulares. El organismo produce la lecitina en el hígado, pero su producción se ve limitada si falta alguno de los componentes básicos, como el fósforo o algunas vitaminas. Es recomendable entonces que la dieta se complemente con lecitina de soja.

La lecitina de soja contribuye a mejorar el aprendizaje y la memorización.

La lecitina es necesaria en el organismo porque:

  • Participa en la digestión de las grasas de la dieta.
  • Facilita la absorción de las vitaminas liposolubles A, D, E y K.
  • La lecitina, en la sangre, ayuda a mantener los lípidos en general y el colesterol en particular, evitando que se deposite en las paredes de los vasos sanguíneos. Así se reduce el riesgo de padecer arteriosclerosis y sus complicaciones.
  • Favorece la síntesis hepática de lipoproteínas de alta densidad (más conocidas como colesterol bueno), que transportan el colesterol que ha quedado depositado en las paredes vasculares y lo devuelven al hígado para ser reciclado. Una dieta complementada con lecitina de soja reduce el colesterol total en sangre y disminuye el riesgo de enfermedades cardiovasculares.
  • La lecitina es una fuente importante de fosfatidilcolina, que aporta colina y fósforo, ambos implicados en la función cerebral y en la mejora del aprendizaje y la memorización.
  • La colina es también indispensable para el normal funcionamiento del hígado. La lecitina es un excelente protector de la célula hepática.

Cantidad recomendada de lecitina de soja

Al no tratarse de un nutriente esencial, no existen necesidades cuantificadas. La dosis mínima, según los expertos, sería unos 2 gramos diarios de lecitina de soja, cantidad suficiente para que la lecitina ejerza sus efectos en los diferentes órganos y sistemas de nuestro cuerpo. No obstante, las necesidades de lecitina varían en función del estado de salud, la edad, el esfuerzo intelectual o el grado de actividad física. Así, en determinados casos, sería aconsejable incrementar la ingesta de lecitina de soja hasta 10 ó 12 gramos diarios, o asociar a la lecitina otras sustancias específicas, como por ejemplo el germen de trigo.

Hogar sano y ecológico0

Hay estudios que hablan de que en una casa se pueden concentrar hasta 900 compuestos tóxicos, mucho más concentrados en el aire de nuestro hogar que en la calle. Tal ambiente puede causar problemas de salud como ojos irritados, dificultades respiratorias, alergias, hipersensibilidad o cefaleas.

Lograr un hogar sano y ecológico no es fácil si usamos insecticidas, combustibles o según qué tipo de productos de limpieza. Las sustancias nocivas también pueden venir de los materiales de construcción, los muebles, los microorganismos, etc.

Es un placer estar en un hogar sano y ecológico.

Nueve medidas para apostar por un hogar sano y ecológico

  • La primera medida para sanear el ambiente es la ventilación. Se deben abrir las ventanas entre 10 y 20 minutos al día, preferiblemente por la mañana y a las horas con menos tráfico.
  • La humedad debe situarse entre el 35 y el 45%. Un ambiente húmedo facilita la proliferación de hongos. Un ambiente seco, sobre todo por el uso de la calefacción, reseca la piel, los ojos y las mucosas.
  • Los productos de limpieza suelen liberar gases tóxicos como los compuestos orgánicos volátiles. Pueden ser la causa de hipersensibilidad, alergia e irritación ocular y afectar al hígado, a los riñones, al sistema nervioso, al sistema hormonal. Incluso hay productos de limpieza que son considerados cancerígenos.
  • Empleando productos ecológicos contribuimos a un hogar sano y ecológico y cuidamos al planeta. Cuando quieras puedes revisar los productos conflictivos que tienes en casa y sustituirlos por opciones más respetuosas con el medio ambiente.
  • Piensa que también podemos crear nuestros propios limpiadores y detergentes con productos que tenemos en casa: vinagre, limón, bicarbonato de sodio, alcohol, agua oxigenada, jabón natural vegetal, glicerina, aceites esenciales naturales, etc.
  • El uso de cosméticos y productos de higiene convencionales que contienen derivados del petróleo también pueden contribuir a contaminar el ambiente. Siempre es mejor optar por los buenos productos ecológicos existentes en el mercado.
  • Si tenemos previsto pintar el piso, informémonos de las pinturas ecológicas.
  • Y si queremos cambiar los muebles o la decoración, apostemos por materiales y elementos naturales.
  • Las lámparas de cristal de sal compensan el equilibrio entre iones positivos y negativos. Cuando hay un exceso de iones positivos (generados por electrodomésticos, humo de tabaco, calefacción, aparatos de aire acondicionado, teléfonos móviles…) puede generar fatiga, irritabilidad, falta de concentración, insomnio, cefaleas y estados depresivos.

Cinco recetas para una limpieza ecológica

  • Eco-limpiador. Hay que mezclar 180 ml de alcohol etílico, 800 ml de vinagre blanco, 15 ml de aceite esencial (pino, árbol de té, lavanda, limón o menta). Se utiliza disolviendo un tapón de la mezcla por cada cubo de agua.
  • Limpiador de inodoros. Debemos espolvorear el inodoro con bicarbonato y vinagre, y dejar actuar durante 30 minutos. Después hay que fregar y pasar agua caliente. Se puede mejorar la desinfección con unas gotas de aceite esencial de árbol de té o de pino.
  • Abrillantador de muebles. Hay que mezclar el zumo de un limón con el doble de cantidad de aceite. Se abrillantan los muebles pasando un paño seco.
  • Limpia cristales. La mezcla consiste en añadir un chorrito de limón y otro de vinagre a un litro de agua.
  • Limpiador de plata. Podemos mezclar agua y bicarbonato de sodio. La pasta resultante se puede aplicar a los objetos y joyas de plata y frotar con un algodón.

¿Y tú, tomas alguna medida para evitar los tóxicos en casa? Si es así, deja tu comentario al final del post. ¡Tus ideas pueden ayudar a muchas otras personas!

Uso terapéutico de las plantas0

Cuando consideramos el papel de los vegetales en la alimentación humana, solemos tener en cuenta solo los nutrientes, pero no menos importantes son las sustancias naturales que la planta elabora promotoras de la salud, sin ellas, probablemente, la especie humana no existiría.

Los compuestos más importantes a nivel medicinal son los conocidos como principios activos. Estos se definen como sustancias con actividad biológica que tienen la capacidad de interactuar con nuestro organismo, alterando o modificando su funcionamiento. La investigación científica ha permitido descubrir una gran variedad de principios activos que han sido la base de la mayoría de los fármacos. Sin embargo, la principal diferencia entre los fármacos y las plantas medicinales es precisamente la sinergia que se establece entre la multitud de sustancias que componen una planta medicinal, muchas de ellas aún desconocidas. Estos componentes tienen la capacidad de regular y potenciar la acción de las sustancias activas o reducir posibles riesgos.

Los principios activos son moléculas derivadas del metabolismo secundario, las plantas las sintetizan como mecanismo de defensa, adaptación, etc.

Se clasifican según su estructura química en:

Heterósidos

Antraquinónicos, Cardiotónicos, Cianogénicos, Cumarínicos, Fenólicos, Flavónicos, Ranunculósidos, Saponósidos, Sulfurados

Polifenoles

Ácidos fenólicos, Cumarinas, Flavonoides, Lignanos, Taninos, Quinonas.

Terpenoides

Aceites esenciales, Iridoides, Lactonas, Diterpenos, Saponinas

Alcaloides

Mucílagos y gomas

Características de los principios activos más importantes:

Heterósidos

Los heterósidos o glucósidos están formados por una parte de azúcar y otra de no azúcar (o aglicón o genina). Se clasifican según las características estructurales de la parte aglicón. Su nombre termina en –ósido, aunque algunos mantienen su nombre tradicional acabado en –ina (ej. Digitoxina). Constituyen los principios activos de muchas plantas y su actividad farmacológica se debe fundamentalmente a la parte no glucídica. Los más importantes son los fenólicos, y dentro de este grupo los salicílicos (presentes en el sauce, abedul, ulmaria, etc. Son antiinflamatorios, provocan sudor, bajan la fiebre y tienen acción antirreumática y diurética), hidroquinónicos (principalmente antisépticos de las vías urinarias y genitales, los encontramos en la gayuba y el arándano), antraquinónicos (se emplean como laxantes, los encontramos en la Cáscara Sagrada y el Sen), cardiotónicos (por su acción tonificante sobre el corazón. Debido a su estrecho margen terapéutico su uso debe realizarse bajo prescripción médica), saponósidos, etc. Los compuestos azufrados destacan principalmente por su efecto desintoxicante y protector del sistema osteoarticular.

Polifenoles

Estructuralmente son sustancias con un núcleo bencénico que soporta un grupo hidroxilo. Se suelen unir a azúcares para formar heterósidos, pero también se pueden encontrar libres.

Ácidos fenólicos

Presentan propiedades antioxidantes, analgésicas, coleréticas. Encontramos el eugenol (antiséptico y anestésico local empleado en odontología).

Flavonoides

Agrupa una familia muy diversa de compuestos, aunque todos los productos finales se caracterizan por ser polifenólicos y solubles en agua. Para los vegetales ejercen papeles cruciales, además de ser responsables de la coloración de flores, frutos y hojas, intervienen en la polinización atrayendo a los insectos, protegiéndoles de la radiación UV y ejercer una eficaz actividad antioxidante. Se clasifican en: chalconas, flavonas, flavonoles, flavanoles, antocianidinas, taninos condensados, xantonas y auronas. Las flavonas están presentes en la prímula, el espino blanco o la manzanilla. Las antocianinas son las responsables del color rojo, azul o violeta de algunos alimentos y plantas como el arándano, malva, zarzamora, etc.

De manera general, los flavonoides actúan:

-Sobre el sistema circulatorio. Disminuyen la presión sanguínea, son cardiotónicos, mejorar la circulación en general, evitan la formación de trombos y ayudan a reparar los capilares rotos

-Depurativos. Son diuréticos y estimulan las funciones del hígado y el riñón.

-Antioxidantes. Reducen el efecto negativo de los radicales libres.

-Regulan los niveles de colesterol y triglicéridos.

Cumarinas

Compuestos aromáticos que ofrecen posibilidades medicinales muy interesantes: Anticoagulantes (ej. dicumarol), antiedematosas, antiinflamatorias, analgésicas, antitumorales, etc.

Lignanos

Constituye un grupo ampliamente distribuido en el reino vegetal y con una elevada diversidad de estructuras. Entre las principales funciones destacan el papel antioxidante, antifúngico y antibacteriano. Los encontramos en las semillas de lino, calabaza, sésamo, soja, brócoli y frijoles, entre otros.

Taninos

Son sustancias complejas que no es posible clasificar dentro de una estructura química única. Interactúan con las proteínas de colágeno presentes en la piel haciéndola más resistente al calor y al ataque de microorganismos, protegiendo las mucosas. Tienen un componente astringente y un sabor amargo y aunque algunos de ellos pueden ser muy beneficiosos, otros pueden llegar a resultar tóxicos y antinutritivos, es decir, en altas cantidades reducen la asimilación de algunos nutrientes. Los encontramos en el té verde, arándanos, hojas de gayuba, etc. Entre las principales funciones que ejercen sobre el cuerpo destacan: Trastornos digestivos (ayudan a controlar la diarrea, cólicos y flatulencias), inflamaciones (ayudan a cicatrizar heridas, mejorar hemorroides y enfermedades de la piel), vasoconstrictor y antioxidante.

Terpenoides

Comprenden los aceites esenciales, los iridoides, lactonas sesquiterpénicas y saponinas.

Aceites esenciales

Son sustancias volátiles muy concentradas. La variedad y los efectos son tan amplios que resulta difícil establecer generalidades para todos ellos. Dependiendo de las propiedades de la planta, cada aceite esencial tiene capacidad para actuar en distintos sistemas del organismo.

Iridoides

Encontramos los valepotriatos de raíz de valeriana, harpagósidos del harpagofito, oleuropeósido de la hoja de olivo y genciopicrósido de la raíz de genciana.

Lactonas sesquiterpénicas

Son responsables del sabor amargo de muchas drogas como el cardo santo, el ajenjo o el diente de león. Tienen actividad antibacteriana y antifúngica.

Saponinas

Son glucósidos con propiedades parecidas a las del jabón (tienen poder espumante en soluciones acuosas y son tensioactivos naturales). Actúan ejerciendo una acción irritante sobre las mucosas gástricas e intestinales y mejoran el estado de los bronquios. Las hay triterpénicas (las encontramos en la semilla de castaño de indias, regaliz, centella asiáticay el ginseng) y esteroideas (presentes en el rusco, ágave y dioscoreas)

Alcaloides

El grupo con mayor interés farmacológico. Están ampliamente presentes en el reino vegetal. Conforman un grupo muy heterogéneo en cuanto la composición y acción en el organismo. Destacan por su notable efecto biológico en el cuerpo y la mente y normalmente se los asocia con drogas psicotrópicas (morfina, colchicina, atropina…). La humanidad los ha utilizado desde la antigüedad con fines religiosos y la industria farmacéutica los utiliza con frecuencia por su alta actividad farmacológica. Encontramos la cafeína, teína, atropina, quinina, etc.

Mucílagos y gomas

Se estructuran en largas cadenas de hidratos de carbono que se caracterizan por formar soluciones gelatinosas con el agua. Actúan sobre todo como protectores de las mucosas reduciendo la irritación. Se utilizan frecuentemente en dolencias del sistema respiratorio (tos, bronquitis, catarros e irritaciones de garganta), alteraciones de la piel (calman la irritación). Son laxantes mecánicos, por su capacidad de retener agua se hinchan y presionan las paredes intestinales, aumentando el peristaltismo. Son protectores de la mucosa gástrica y la protegen frente diarreas, sobre todo en las debidas a toxinas bacterianas. Los encontramos en las semillas de lino y de chía, malvavisco, aloe, etc.

Ayurveda, la Ciencia de la vida0

La palabra ayurveda proviene del sánscrito y significa “ciencia de la vida”. Probablemente es el sistema curativo más antiguo del mundo, data de aproximadamente 5000 años y ha sido nombrada como “La Madre de Todas las Curaciones”.  Está relacionada con la visión yóguica profunda de la vida y la conciencia.

Es difícil, incluso imposible resumir una ciencia de miles de años, pero intentaremos introducir sus conceptos más básicos.

La práctica ayurveda combina la ciencia y la filosofía para comprender los componentes físicos, mentales, emocionales y espirituales necesarios para conservar la salud entendida de una forma global (holística). Según esta filosofía los cinco elementos básicos Tierra, Agua, Fuego, Aire y Éter se manifiestan en el cuerpo humano en lo que denominamos Tridosha conformado por los tres humores o doshas Vata, Pitta y Kapha. El aire del cuerpo, Vata, se manifiesta a partir del Éter y de los elementos aéreos y está asociado con la liviandad y el movimiento. Pitta se manifiesta tanto del fuego como del agua y está asociado con los procesos metabólicos de transformación, como por ejemplo, la digestión de alimentos para producir energía. Kapha consta de los elementos tierra y agua y está asociado con la estructura y la estabilidad. Si bien en cada persona residen todos los tipos de energía, por lo general uno es dominante.

Un balance perfecto Vata-Pitta-Kapha es esencial para las condiciones fisiológicas normales y cualquier desequilibrio resulta en enfermedad. La constitución de cada persona es determinada en el momento de la fertilización y viene dada por las permutaciones y combinaciones del Tridosha corpóreo o humores biológicos manifestado en sus padres.

LA DOSHA VATA

Es el producto de la combinación de los elementos aire y éter, determinando así la actividad del sistema nervioso. Etimológicamente significa “lo que hace mover las cosas”. Gobierna nuestro balance mental y sensorial, así como nuestra orientación. Promueve la adaptabilidad mental y la comprensión. Las personas con predominio Vata, son rápidas, inquietas, activas. Habitualmente corresponde a personas delgadas de cabellos lacios o poco enrulados. Tienen tendencia a la ansiedad, al nerviosismo, con problemas de piel y de digestión, especialmente intestinales.

LA DOSHA PITTA

Es una mezcla de fuego y de agua. Significa “aquello que cocina”. El Pitta gobierna el proceso de transformación tanto en el cuerpo como en la mente al digerir y asimilar en todos los niveles desde comida hasta las ideas. Predomina en el sistema digestivo particularmente en el intestino delgado y en el hígado, donde opera el fuego digestivo. A nivel mental Pitta gobierna la razón, la inteligencia y la comprensión, es decir, la capacidad iluminadora de la mente, la cual puede percibir, juzgar y discriminar gracias al Pitta. La ira es la principal alteración emocional del Pitta, el cual es ardiente, nos calienta y nos ayuda a defendernos de ataques externos. Los Pitta son inteligentes, perceptivos, enérgicos, apasionados y emotivos. Sin embargo, debido a sus claras ideas tienden a ser obstinados, perfeccionistas. Poseen una fuerte voluntad y pueden ser impulsivos. Generalmente son robustos, musculosos y están más relacionados con enfermedades cardíacas, úlceras, etc.

LA DOSHA KAPHA

Es una combinación de agua y tierra. Significa literalmente aquello que “se adhiere o se pega”. Kapha gobierna los sentimientos, las emociones y la capacidad de la mente para aferrarse a la forma. Gobierna la estructura osteomuscular y grasa de nuestro organismo, suelen tener tendencia a la obesidad o el sobrepeso. Su predominio determina un carácter sereno, afectuoso y realista. Un exceso de Kapha puede generar fatiga y lentitud mental. Sus enfermedades son las metabólicas y endocrinológicas, asma, etc.

TÉS AYURVÉDICOS DEL MANANTIAL

Conocer nuestra constitución física y mental nos permite saber lo que nos es favorable para recuperar el equilibrio interno y mantener nuestra salud y vitalidad. Las infusiones ayurvedas forman parte del estilo de vida, ayudando al cuerpo en su proceso de depuración y recuperando la vitalidad. Mayoritariamente compuestas de especias, semillas y raíces que favorecen la depuración del organismo, aportan vitalidad, mejoran la digestión, aceleran el metabolismo y contribuyen a reforzar el sistema inmunitario.

Aunque cada uno de nosotros somos únicos y necesitaríamos un estudio personalizado, la tradición ayurveda, en su búsqueda de encontrar la armonía entre el individuo y la naturaleza que le rodea, recomienda el consumo de infusiones según la época del año.

Té Pitta, verano

Infusión de cardamomo, regaliz, pétalos de rosa, canela, jengibre. Aporta frescor y armonía. Alivia la tensión emocional.

Te Vata, otoño y primera parte del invierno

Infusión de regaliz, cardamomo, canela, anís, jengibre. Aporta calidez y templanza.

Té Kapha, segunda parte del invierno y primavera

Infusión de cardamomo, cúrcuma, jengibre, clavos, pimienta. Aporta calor y energía en momentos de fatiga y desgana.

PLANTAS PARA LOS HOMBRES (SEGUNDA PARTE)0

En el reino vegetal encontramos numerosas plantas que la tradición popular sigue utilizando para tratar y paliar algunos trastornos que afectan al género masculino. Plantas que ayudan a equilibrar el sistema hormonal, con propiedades antiinflamatorias, vigorizantes y antioxidantes. Plantas de nuestro entorno y otras que nos llegan de distintas zonas del planeta.

PIGEUM (Pygeum africanum)

Este ciruelo de hoja perenne  originario de  África y en cuya corteza se encuentra un complejo lipído-esterólico constituido por β-sitosterol libre y glicosilado que atenúa  los síntomas presentados por el adenoma  benigno de próstata, es un excelente remedio natural para la salud  sexual del hombre.

El pigeum posee propiedades antiedematosas, disminuye los trastornos micccionales, las urgencias nocturnas, además su actividad como antiinflamatorio presenta una acción regeneradora del epitelio secretor prostático, restableciendo la función secretora de la glándula. También es un coadyuvante en el tratamiento de la esterilidad masculina, ya que  promueve el aumento de la capacidad de erección y la producción de esperma.

EPILOBIUM DE FLOR PEQUEÑA (Epilobium parviflorum)

Esta planta, rica en flavonoides, ácidos triterpénicos y fitosteroles tiene multitud de efectos para la salud como su demostrada acción antiinflamatoria, antibacteriana, antiviral y una importante capacidad antioxidante aunque sus propiedad más importante es  su capacidad regeneradora del tejido prostático y del riñón. Se ha comprobado así mismo, mediante ensayos con cultivos celulares, y en modelos animales, que los extractos de estas plantas presentan también actividad citotóxica frente a determinadas líneas celulares tumorales. Esta actividad parece deberse principalmente al contenido en oenoteína B. Se utiliza popularmente para el alivio de los síntomas urinarios asociados con la hiperplasia benigna de próstata.

ABROJO (Tribulus terrestris)

Esta especie perenne rastrera que pertenece a la familia de las fanerógamas, nativa de las regiones cálidas tropicales pero aclimatada a toda Europa  es una de las plantas más estudiadas y utilizadas por la medicina ayurvédica. Su uso ha sido promovido para tratar una amplia variedad de afecciones relacionadas con problemas renales, urinarios o de próstata. En su composición podemos encontrar saponinas esteroideas con una estructura similar a las hormonas presentes en el cuerpo humano como la testosterona .

El tribulus tiene la capacidad de fomentar el entorno metabólico más favorable para incrementar la síntesis de nuevas proteínas y por tanto a la formación de nuevos tejidos.  Es reconocida  en el ámbito deportivo para el desarrollo de la masa muscular.

En estudios de laboratorio se han descrito efectos como el incremento de la fuerza de contracción cardíaca, la eliminación de oxalatos y uratos por vía urinaria, actividad antilitiásica, efecto hepatoprotector, acción antiespasmódica, antiinflamatoria, analgésica y potenciadora de la función eréctil. Se utiliza con gran frecuencia como un remedio natural para tratar la infertilidad en el hombre (aumenta la producción de espermatozoides), disfunción eréctil y la falta de libido. Ejerce su mayor eficacia sobre aquellas personas que sobrepasan cierta edad, es decir,  a partir de cuándo nuestra propia producción hormonal empieza a decaer.

JIAOGULAN (Gynostemma pentaphyllum)

Esta planta trepadora pertenece a la familia de las cucurbitáceas y es originaria de Tailandia. Científicos chinos y japoneses llevan años interesándose en las innumerables propiedades beneficiosas para la salud de esta planta. Su interés nace al observar la esperanza y calidad de vida de los habitantes de la provincia china de Guizhou, quienes la ingieren diariamente y la conocen como hierba de la inmortalidad. También conocido como ginseng del sur o de las 5 hojas, destaca por sus propiedades  como adaptogénico ayudando al cuerpo a autoregularse, ideal para el cuidado del hígado, excelente antioxidante  a la vez que un gran refuerzo del sistema inmunitario.

MACA NEGRA

Esta planta, originaria del Perú, de hojas arrosetadas y raíz gruesa de color oscuro pertenece  a la especie Lepidium meyenii, al igual que la maca amarilla o la maca roja.

La maca negra, catalogada como planta caliente para los nativos del lugar tiene un marcado efecto sobre la fatiga, favorece la producción de espermatozoides y favorece los procesos cognitivos en los seres humanos, aumentando el rendimiento físico, sexual y mental, mejora la memoria y favorece el buen estado de ánimo.

PLANTAS PARA LOS HOMBRES (PRIMERA PARTE)0

En el reino vegetal encontramos numerosas plantas que la tradición popular sigue utilizando para tratar y paliar algunos trastornos que afectan al género masculino. Plantas que ayudan a equilibrar el sistema hormonal, con propiedades antiinflamatorias, vigorizantes y antioxidantes. Plantas de nuestro entorno y otras que nos llegan de distintas zonas del planeta.

SEMILLAS DE CALABAZA (Cucurbita pepo)

Utilizadas desde la antigüedad por sus propiedades medicinales y alimentarias. Son una buena fuente de grasas insaturadas (principalmente omega 6 y omega 3), proteína, fibra, vitaminas y minerales, principalmente el complejo B (excepto la B12), potasio, fósforo, calcio, magnesio, selenio y zinc.  Entre sus propiedades beneficiosas para la salud destaca la capacidad de aliviar los síntomas asociados a una hiperplasia de próstata, su riqueza en fitosteroles, omega 3 y cucurbitacina ayudan tanto a regular el flujo de la orina como a evitar un crecimiento desmesurado de esta glándula.  Contienen Arginina y zinc, ambos componentes juegan un papel importante en la producción y movilidad del esperma, por lo que se emplean como complemento en la infertilidad masculina. Añadir dos cucharaditas de semillas de calabaza (10g) a ensaladas, sándwich, etc, realzará el sabor y brindará textura a  los platos además de aportar multitud de nutrientes y beneficios a nuestro organismo.

DAMIANA (Turnera diffusa)

Este pequeño arbusto crece en las zonas áridas de la América Tropical, en sus hojas encontramos aceite esencial, resinas en cantidad importante, glucósidos cianogénicos, fenoles y principios amargos que le dan propiedades estimulantes del sistema nerviosos , por lo que se recomienda para combatir depresiones leves y estados de abatimiento,  astenia y para levantar el ánimo.

La Damiana es  una planta masculina por excelencia, su efecto tónico-estimulante resulta efectivo para restablecer el ímpetu sexual ayudando a superar la eyaculación  precoz e   impotencia.

SAW PALMETTO (Serenoa repens)

También conocido como palmera enana o sabal, de hojas alargadas, de color verde brillante y en forma de abanico es originario de la costa atlántica  de Estados Unidos.

Sus frutos de sabor dulzón son desagradables  al gusto y en ellos encontramos una serie  de principios activos (aceites ricos en ácidos grasos, aceites esenciales, alcoholes, ésteres, esteroles….)  que hacen del mismo uno de los productos naturales más estudiados para  la salud del género masculino.

Su indicación  principal es el tratamiento de la hipertrofia  prostática y la retención de orina producida por ésta. Igualmente está indicado como tratamiento de apoyo en caso de prostatitis. Mejora la circulación sanguínea en los órganos sexuales masculinos.

Su efecto inhibidor natural de producción de la hormona DHT (dihidrotestosterona), es de gran utilidad para combatir la alopecia androgenética, una de las principales causas de pérdida de cabello en hombres y algunas mujeres.  La hormona DHT parece ser la causante, en gran medida, de la inflamación de la próstata, uretra y la alopecia. El sabal actuaría impidiendo su formación de forma segura y sin efectos secundarios.

ROMERO (Rosmarinus officinalis)

Otra de las plantas empleadas para fortalecer el cabello es el romero, cuyo aceite esencial ejerce una acción activadora de la circulación de la sangre, rubefaciente y tonificante del sistema  nervioso. Utilizado diluyendo unas gotitas del aceite esencial en el champú habitual actúa como estimulante del cuero cabelludo. También se puede utilizar una decocción de romero en abundante agua y utilizarla como último aclarado después de lavarse la cabeza acompañado de un ligero masaje.

BUCHÚ (Barosma betulina)

Planta originaria del sudoeste de la zona del Cabo de Buena Esperanza en África. Pequeño arbusto de hojas pequeñas, ligeramente amarillentas   y muy aromáticas, en ellas encontramos   aceites esenciales y heterósidos como la hesperedina , que le confieren a las hojas de buchú propiedades diuréticas  y antisépticas de las vías urinarias. Es una planta indicada para aquellos hombres con  trastornos de cistitis y prostatitis especialmente cuando hay dificultad para orinar.

 

Betacarotenos, funciones y beneficios0

Los betacarotenos son un grupo de pigmentos responsables del color naranja y amarillo de determinadas frutas y hortalizas. Pertenecen al grupo de los carotenoides, un tipo de flavonoides.

Los encontramos en zanahorias, pimientos, calabazas, nectarinas, nísperos, albaricoques, mangos, sandía, etc.

También están presentes en alimentos de hoja verde, cuyo contenido en clorofila tiñe el color amarillento de los carotenoides, como brócoli, espinacas, ortigas, borrajas, verdolagas, etc. Son agentes antioxidantes y precursores de la vitamina A, necesaria para mantener una buena salud de la piel, las mucosas y la vista. La vitamina A como tal la encontramos principalmente en alimentos de origen animal, principalmente la grasa de la carne y de los lácteos. Sin embargo es más recomendable obtenerla en forma de pro- vitamina, como los betacarotenos, ya que estos presentan además propiedades anti- oxidantes.

Se ha asociado el consumo de betacarotenos a la protección contra la aparición de algunos tipos de cáncer. Estudios comparativos han manifestado que el índice de cáncer en personas que realizan una alimentación vegetariana, rica en betacarotenos, es menor que las personas que no los consumen.

Otra de las funciones más reconocidas es su capacidad de cuidar la piel. Previenen el daño causado por los radicales libres, evitando el envejecimiento prematuro, la aparición de arrugas y la falta de elasticidad. Por su función de pro-vitamina A, aceleran la curación de lesiones de la piel, como heridas, quemaduras y cortes. Consumirlos en verano nos proporcionará un bronceado más intenso y duradero. Cuidan y mantienen el cabello, evitan la caída, promueven su crecimiento, proporcionándole brillo y vitalidad y reducen la sequedad y descamación del cuero cabello y la caspa. Tienen un papel importante en la salud ocular, previenen la degeneración macular, protegen la vista y reducen la sequedad de ojos y mucosas.

Contribuyen a la protección cardiovascular, parece ser que impiden los depósitos de colesterol en las arterias, favoreciendo la circulación e impidiendo la formación de trombos.

Refuerzan el sistema inmunitario, aumentan la producción de linfocitos y la capacidad de luchar contra agentes patógenos.

Aumentan la capacidad pulmonar y alivian las dolencias respiratorias como el asma, la bronquitis y el enfisema. El efecto protector en fumadores es mediante betacarotenos obtenidos a partir de fuentes naturales (zanahoria, alga dunaliella, etc.), no recomendándose la toma en forma de suplementos de síntesis porque podrían actuar como agentes oxidativos y perjudicarles.

Beneficios de la dieta Oriental0

La población asiática es una de las más saludables y longevas del mundo. Estos países presentan menor incidencia de enfermedades del corazón, osteoporosis, diabetes tipo 2 y ciertos tipos de cáncer, entre ellos el de mama y de próstata. Gran parte del éxito de estas cifras radica en el tipo de alimentación, rica en verduras, arroz, soja, pescado, frutas y té y pobre en carne y leche.

Los alimentos y la forma de cocinarlos aseguran un aporte diario de vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes.

Entre los 5 alimentos más relevantes podemos mencionar:

Soja y sus derivados, aporte de fitoestrógenos

La soja es una fuente de proteína de alto valor biológico que puede suplir las carencias a personas vegetarianas o con un bajo consumo de carne. El contenido en fitoestrógenos, concretamente las isoflavonas, mejoran los síntomas de la menopausia y la salud ósea, disminuyendo el riesgo de osteoporosis. Es una fuente de lecitina, que ejerce una acción reguladora del colesterol en sangre y beneficios sobre la memoria, protegiendo las células nerviosas y mejorando el rendimiento intelectual en niños, adolescentes y ancianos. Numerosos estudios relacionan el consumo de soja con una menor incidencia de enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer. Los fosfolípidos, ácidos grasos poliinsaturados y la vitamina E contribuyen a mantener nuestras células en buen estado. Incluyamos en nuestra dieta soja en sus múltiples variedades, edamame, tofu, tempeh, miso y tamari, entre los más conocidos. Una tradición japonesa: la sopa o caldo caliente con miso (un fermentado de la soja) nos aportará energía, en invierno nos previene del frío, y mejorará la digestibilidad de los alimentos, por su contenido en enzimas.

Algas, valioso alimento

Ya hemos hablado en varias ocasiones de la riqueza de las algas. Hoy en día se conocen 24000 especies de algas, de las cuales solo una pequeña parte empleamos con fines culinarios o medicinales. Todo un mundo por descubrir. Se caracterizan por su elevada concentración de minerales, entre ellos el yodo, que puede ayudar a prevenir el bocio y ayudar a disolver grasas. Tienen un efecto alcalinizante y desintoxicante de la sangre, que junto a la presencia de calcio favorecen la salud ósea. La presencia de vitaminas y oligoelementos refuerzan el sistema inmunitario. Podemos incluirlas en sopas, caldos, salteados de verduras, legumbres, etc.

Licuados vegetales, buenas alternativas a la leche de vaca

La leche de vaca es una buena fuente de calcio, pero cada vez son más las personas que no la toleran por mala digestión o por el deterioro que ocasiona a la mucosa intestinal. La lactosa, un azúcar presente en la leche de vaca, es el causante de esta intolerancia. Existen otras opciones para el desayuno o merienda que no contienen lactosa y destacan por su buena digestibilidad y alta tolerancia, son las conocidas como “leche vegetales”. Encontramos la leche de soja, de avena, de arroz, de kamut, de almendras, de avellanas. Cada una de ellas con numerosos beneficios para la salud.

Pescado, fuente de omega-3

El consumo de pescado es importante por su contenido en omega 3. El aporte de este tipo de grasa poliinsaturada es esencial para una buena salud cardiovascular, al regular los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre. Forma parte del cerebro y sistema nervioso central, por lo que su consumo favorece el aprendizaje y capacidad intelectual y ayuda a regular trastornos como la ansiedad, estrés, hipertactividad, insomnio, etc. Presentan una actividad antiinflamatoria beneficiosa en casos de dolor menstrual, dermatitis, psoriasis y artritis, entre otras.

Té, aporte de antioxidantes

El té verde es una fuente de antioxidantes, concretamente de un polifenol llamado Epigalocatequina 3 -galato (EGCG). El consumo diario de té verde ha sido asociado con un mejor sistema inmune, así como en la prevención de cáncer, particularmente el de próstata y mama. En Asia la ceremonia del té es un ritual milenario donde se concentra toda su tradición y cultura.

DIETA SIN GLUTEN0

En la actualidad muchas personas se plantean llevar una dieta libre de gluten, pero a veces hay confusión en cuanto a qué es el gluten, cuáles son los alimentos que lo contienen o si es beneficioso o no eliminarlo de la dieta, aunque no se padezca celiaquía.

¿QUÉ ES EL GLUTEN?

Se trata de una proteína presente en algunos cereales formada por prolaminas y glutelinas compuestos de aminoácidos que pueden variar en proporción y composición de un cereal a otro y que provoca una respuesta inmunitaria y/o desórdenes digestivos en casos de celiaquía o sensibilidad al gluten no celíaca. El trigo es uno de los cereales que suele causar más rechazo entre las personas que quieren evitar el gluten y es que su composición es un poco diferente a la de otros cereales con gluten debido a su gran explotación en la agricultura a lo largo de los años. El gluten del trigo, en su composición presenta un 80% de su composición en gluteninas principalmente glutelina y alrededor de un 20% en prolaminas como la gliadina, causante de la respuesta inmunitaria en las personas celíacas.

LAS DIFERENCIAS ENTRE LA CELIAQUÍA Y LA SENSIBILIDAD AL GLUTEN

La celiaquía se trata de una enfermedad genética autoinmune que provoca gran variedad trastornos digestivos, cutáneos, de crecimiento y del estado de ánimo. Las personas con familiares con celiaquía están más predispuestas a sufrirla, pero ésta se puede desarrollar a cualquier edad. La respuesta al gluten causa una atrofia de las

vellosidades intestinales y con ello una disminución de la capacidad de absorción de nutrientes por la dieta que puede derivar en multitud de síntomas, por lo que se suele recomendar suplementar algunos nutrientes como la vitamina B12. La enfermedad celíaca puede pasar años desapercibida y sin diagnosticar. Si se va a realizar una prueba diagnóstica de celiaquía se recomienda no dejar de consumir gluten ya que puede dar un falso negativo.

En la sensibilidad al gluten no celíaca se presentan síntomas similares a los de la celiaquía, pero en esta no hay una respuesta autoinmune, no hay prueba diagnóstica como para la celiaquía, aunque se produce mejoría al retirar el gluten de la dieta. También existe la alergia al trigo, en la que se produce un aumento de las inmunoglobulinas como respuesta a las proteínas del trigo. Provoca una reacción en poco tiempo que puede ir desde náuseas y vómitos hasta erupciones e hinchazón de mucosas e incluso problemas de respiración, igual que cualquier otra alergia. En todos estos casos el tratamiento consiste en la eliminación del gluten por completo de la dieta -o del trigo en el caso de alergia además de evitar aquellos productos en los que se indique que puedan contener trazas ya que una pequeña cantidad de gluten puede desencadenar una respuesta inmunitaria. A la hora de cocinar los alimentos es importante que se hagan separados de los productos que contienen gluten y con otros utensilios de cocina para evitar contaminación cruzada.

 ¿QUÉ SE PUEDE CONSUMIR EN UNA DIETA SIN GLUTEN?

El gluten no es una proteína indispensable y podemos sustituirla y llevar una dieta perfectamente equilibrada. Es tan fácil como basarla en productos frescos y alimentos completos sin procesar como son las frutas, verduras, cereales que no contengan gluten, legumbres, semillas y frutos secos, carnes, pescados, lácteos y huevos, los cuales no contienen gluten de forma natural. Aquellos cereales a evitar puesto que contienen gluten son: trigo, espelta, kamut, centeno, cebada, y triticale; la avena naturalmente no contiene gluten, pero sí una prolamina que puede causar intolerancia a algunas personas celíacas, aun así, se debería escoger aquella certificada sin gluten, ya que se asegura que no hay contaminación aérea.

¿PUEDE SER EQUILIBRADA?

Una dieta sin gluten es segura siempre que sea equilibrada y sustituya los cereales con gluten por aquellos que no lo contienen. No hay que caer en el abuso de productos ultraprocesados sin gluten, ya que al igual que los productos tradicionales utilizan harinas refinadas, almidones y azúcar y no hay que pensar que como no contienen gluten son más sanos, por lo que sólo deberíamos consumirlos ocasionalmente. Una dieta equilibrada estándar sin gluten debería constar de un 55-60% de carbohidratos procedentes de cereales integrales sin gluten, tubérculos y legumbres, un 10-15% de proteínas de calidad como son las carnes sin procesar, pescado, huevos, lácteos sin procesar, legumbres y frutos secos y un 30% de grasas de calidad como el aceite de oliva, frutas grasas, o pescado. Además, consumir fruta y verdura a diario tanto cruda como cocida, siempre tiene que estar presente en nuestras comidas. Prescindir de alimentos procesados, ya que, a menos que estén certificados, pueden contener gluten en forma de aditivos o trazas. Hay que poner atención en los frutos secos y en su etiquetado si se padece celiaquía ya que puede haber contaminación cruzada.

¿CÓMO SE SUSTITUYEN LOS CEREALES CON GLUTEN?

Existe gran variedad de cereales sin gluten: como la avena certificada, el arroz, mijo, maíz y trigo sarraceno y pseudocereales como la quínoa y el amaranto. Los podemos encontrar en forma de copos, en grano entero, pasta, harinas y panes e introducir en la dieta como lo haríamos con los cereales con gluten. Las pastas hechas con harina de legumbres son una opción saludable para sustituir a la pasta convencional; contienen mayor cantidad de proteínas por 100g alrededor de un 20% frente al 10%-15% de la de cereales y menor cantidad de carbohidratos, además nos permiten introducir legumbres en la dieta de una forma diferente y saludable.

Podemos hacer todo tipo de preparaciones en su versión sin gluten.

Un ejemplo de receta tradicional sin gluten podría ser la paella, si lo pensamos, no es difícil hacer comidas completas sin gluten, hay muchas recetas tradicionales que no lo contienen sólo que no hemos caído en ello. No hay que alarmarse por el gluten ni retirarlo de nuestra dieta si no nos causa ningún problema aparente, pero independientemente de que seamos intolerantes al gluten o no, siempre está bien introducir mayor variedad de cereales en nuestra dieta más allá del trigo y el arroz. Algunos cereales como la espelta, por ejemplo, nos ofrecen un perfil nutricional superior al del trigo común; contiene mayor cantidad de proteínas y menor presencia de gluteninas por lo que puede ser más digestiva para algunas personas. La dieta sin gluten puede ser beneficiosa para el tratamiento de algunas enfermedades autoinmunes y de la enfermedad inflamatoria intestinal como la enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa ya puede reducir los síntomas además del deterioro de las vellosidades intestinales y la permeabilidad intestinal.

Por Bárbara Galindo Dietista

 

PLANTAS QUE FAVORECEN EL TRÁNSITO INTESTINAL0

Dentro de las plantas laxantes que favorecen el tránsito intestinal, distinguimos dos grupos en función de su mecanismo de acción.

Por un lado encontramos los laxantes irritantes del intestino grueso. Se caracterizan por contener principios activos, general- mente heterósidos antraquinónicos, que llegan al intestino grueso sin ser absorbidos, donde son hidrolizados y transformados en los correspondientes metabolitos activos. Provocan un aumento del peristaltismo intestinal y de la secreción de agua y electrolitos hacia la luz intestinal, con el consiguiente efecto laxante. En este grupo encontramos el sen, la frángula y la cáscara sagrada.

 

Por otro lado diferenciamos los laxantes mecánicos, plantas ricas en mucílagos que, en contacto con el agua, se hinchan y forman geles viscosos y lubrificantes que facilitan el tránsito de las heces; además, al retener agua evitan el endurecimiento del contenido intestinal y, al aumentar el volumen, presionan sobre las paredes del intestino, estimulando el peristaltismo. Algunos ejemplos son las semillas de lino y zaragatona, el malvavisco, la malva y el llantén. En caso de estreñimiento ocasional podemos optar por los laxantes antraquinónicos, pero no es recomendable acostumbrarse a ellos. En situaciones de estreñimiento crónico es preferible utilizar de forma habitual laxante mecánicos para restablecer el tránsito normal y reservar los más fuertes para momentos puntuales.

SEN (Cassia angustifolia)

Esta planta de la familia de las leguminosas es conocida y ha sido utilizada a través de la historia en toda Europa y Asia. En sus hojas y en su frutos en forma de folículos encontramos una amplia gama de glucósidos siendo los más importantes las antraquinonas que le confieren una potente acción laxante.

Como en todos los laxantes se debe evitar un uso indiscriminado ya que actúa irritan- do la mucosa intestinal. La acción laxante de los folículos es más suave que las hojas. Es aconsejable prepararlos en infusión durante 4 minutos. En el caso que los hirvamos un minuto serán más potentes pero también más irritantes y pueden ocasionar espasmos y dolor abdominal.

FRÁNGULA (Rhamnus frangula, Frangula alnus)

También conocida como Arraclán, es un arbusto no espinoso que se encuentra distribuido en casi todo el mundo.
En su corteza encontramos derivados antraquinónicos, así como glucósidos, el más importante es la frangulina. Para aprovechar sus propiedades laxantes y colagogas herviremos la corteza seca de frángula durante 3 o 4 minutos.

ZARAGATONA (Plantago psyllium)

Las semillas (conocidas en Catalunya como llavor de puça) de esta planta herbácea de tallo recto y ramificado contiene aceite no se- cante, mucílagos hasta un 15% así como pequeñas cantidades de alcaloides. El mucílago de esta semilla posee la facultad de aumentar su volumen hasta cuatro veces en contacto con el agua, actúa como un excelente laxante mecánico pues su acción lubrificante permite el deslizamiento de la materia fecal.

LINO (Linum usitatissimum)

El lino, originario de Egipto y Asia central se cultiva hoy en todo el mundo básicamente para obtener fibras textiles. Su semilla es rica en mucílagos y en aceite (30-40%) posee un alto poder de absorción de líquidos así como capacidad de lubrificación de la masa fecal. Actúa como laxante no irritante, su efecto no es de acción rápida, a menudo no se observa su pleno efecto laxante hasta los 3 días. No es irritante, también posee un efecto desodorizante sobre las heces. Tomarlo siempre con abundante agua.

REGULADOR INTESTINAL

Esta fórmula del Manantial de Salud cuenta con una amplia experiencia y resultados probados por muchos de nuestros clientes. Está compuesta por una mezcla de semillas de lino y zaragatona, cutícula de ispágula y salvado de trigo. Como indica su nombre tiene la capacidad de normalizar el tránsito intestinal. Debe tomarse de forma continuada, el efecto es suave, no irritante, pero eficaz si se toma regularmente, siempre acompañado con un vaso de agua para potenciar la acción lubrificante. Es una mezcla adecuada para tratar el estreñimiento puntual o crónico, durante el embarazo, hemorroides y en todos aquellos casos que sea necesario facilitar la evacuación. Estaría contraindicada en caso de obstrucción intestinal, divertículos y celiaquía (en este caso se eliminaría el componente de salvado de trigo).