Alimentos para las defensas0

La llegada del frío pone a prueba nuestras defensas y la alimentación, para bien o para mal, influye directamente en nuestro sistema inmunológico.

Si seguimos una dieta con exceso de harinas, grasas y azúcares es probable que nuestra inmunidad esté más debilitada y seamos más susceptibles a la entrada de virus y bacterias. Seguir una dieta equilibrada y saludable, incluyendo frutas y verduras de temporada, ayudan al cuerpo a obtener las vitaminas, minerales y antioxidantes necesarios para ayudarnos a reforzar nuestro organismo.

 

Existen alimentos especialmente recomendables en caso de infección, debido a que:

• Favorecen la función del sistema inmunitario. Algunos nutrientes que fortalecen nuestra defensas son: las proteínas, las vitaminas (A, C y E) y los oligoelementos (hierro, selenio, cinc y cobre)

• Contienen sustancias antibióticas, que luchan contra los agentes infecciosos.
• Favorecen la depuración del organismo, incrementando la eliminación de sustancias tóxicas.

Qué debemos comer en caso de fiebre?…

 Un incremento de la temperatura corporal generalmente indica la lucha contra una infección. Debemos optar por alimentos de fácil digestión, nutritivos, con abundante líquido para reponer el agua que se pierde y evitar la deshidratación, rica en vitaminas A, C y E que favorezcan las defensas antiinfecciosas, y sales minerales de acción alcalinizante. Las frutas y hortalizas cumplen con todos éstos requisitos y deben ser la base de la dieta en caso de fiebre. Incrementaremos el consumo de agua, jugos de fruta, jugos de cítricos ricos en vitamina C (naranja, mandarina, limón), caldos depurativos y remineralizantes.

En caso de inmunodepresión o bajada de defensas…

Aumentaremos la ingesta de antioxidantes (fruta y hortalizas), que neutralizan los radicales libres que se generan como consecuencia de la infección. Debemos incrementar las proteínas y el hierro, preferentemente de origen vegetal (proteína de cáñamo, de guisante, alga spirulina y chlorella), cítricos (mandarina, naranja, limón) y acerola, que nos aportan vitamina C y flavonoides que aumentan la capacidad defensiva de los glóbulos blancos. Los aceites de semillas (germen de trigo, lino, sésamo) contienen ácido linoleico necesario para la formación de los anticuerpos y vitamina E. El ajo, cuenta con importantes propiedades antibacterianas y antivirales a la vez que estimula las defensas y la cebolla principalmente ayuda a combatir las enfermedades respiratorias y estimula el sistema inmune. Para restablecer la flora intestinal y reforzar su función defensora podemos incorporar lácteos fermentados como el yogur o el kéfir. Otros suplementos que nos pueden ayudar son la jalea real y el polen, ricos en nutrientes que tonifican y refuerzan de forma general todo el organismo y el propóleo, una sustancia antibiótica e inmunoestimulante producida por las abejas.

En caso de gripe…

Podemos incorporar en nuestra dieta alimentos ricos en oligoelementos como el selenio, necesario para activar las enzimas que sintetizan los anticuerpos, como las nueces de Brasil, la levadura de cerveza, el germen de trigo y la melaza. Los alimentos que contienen cinc pueden acortar los resfriados y la gripe, destacan el germen de trigo, los frutos secos, el sésamo y la avena.

Si padecemos faringitis…

Nos interesan alimentos ricos en vitamina A, necesaria para la estabilidad de las mucosa que recubre la faringe o garganta. Las zanahorias, el mango y los albaricoques son buenas fuentes de beta-caroteno o provitamina A, que se transforma en vitamina A en el organismo. La miel con jugo de limón ayuda a suavizar y desinfectar la mucosa inflamada.

 

Aceite esencial de lavanda: un mundo de sensaciones0

El aceite esencial de lavanda tiene un papel primordial en la aromaterapia moderna, por su eficacia, inocuidad, tolerancia y amplio espectro de aplicación. Y es que la lavanda es una de las plantas más particulares de nuestra flora. La lavanda es originaria de los países  mediterráneos, crece en terrenos áridos en forma de matas. Florece en verano, formando inflorescencias terminales de color azul-grisáceo. Las flores de lavanda son muy perfumadas y su aroma varía según la especie.

El aceite esencial de lavanda es el componente más importante de las flores de esta planta medicinal. Se obtiene por destilación con arrastre de vapor, es de color amarillo-verdoso y en su composición encontramos alcoholes y carburos terpénicos, cineol, gran cantidad de taninos y ácidos fenólicos.

Tradicionalmente, el aceite esencial de lavanda se ha utilizado por vía externa en casos de calambres y contracturas musculares, acné, eccemas, quemaduras y sobre todo en alteraciones del sistema nervioso. A continuación exponemos algunos ejemplos.

Aplicaciones prácticas del aceite esencial de lavanda

  • Dos gotas de aceite esencial de lavanda en el cuello del pijama o en la almohada favorecerán un sueño rápido y reparador.
  • Después de una jornada estresante, añade a un paño húmedo cinco gotas de aceite esencial de lavanda y aplícatelo en la nuca. Notarás enseguida una sensación de alivio y relax.
  • Simplemente oliéndolo a distancia, te relajarás y desaparecerán las crisis de ansiedad.
  • Añadiendo unas gotas de aceite esencial de lavanda en la bañera, gozarás de un baño relajante y recuperador.
  • Ambientando una estancia o un lugar de trabajo con este aceite esencial, crearás un clima más tranquilo y relajado.
  • Añadiendo unas gotas de aceite esencial de lavanda en un popurrí de flores colocado en la mesita de noche, respirarás mejor por la nariz, evitando quizás los molestos ronquidos.
  • Aplicando unas gotas en un aceite base sobre la piel, harás que el afeitado con cuchilla o la depilación sean mucho más suaves.
  • Empleando el aceite esencial de lavanda en aceite de rosa mosqueta sobre una quemadura, evitarás infecciones y conseguirás una mejor regeneración del tejido afectado.

Algunas precauciones

Se desaconseja el uso del aceite esencial de lavanda por vía interna en embarazadas, madres lactantes y niños menores de seis años. En personas que padecen epilepsia, párkinson u otras enfermedades neurológicas, sólo debe utilizarse bajo el estricto control de un aromaterapeuta. En personas con antecedentes alérgicos, se aconseja efectuar siempre una prueba de tolerancia: hay que aplicar una gota de aceite esencial de lavanda en una zona sensible y bien vascularizada y luego esperar 15 minutos. Si no aparece reacción, tendrás la certeza de que no eres alérgico a este aceite esencial.

Extractos vegetales compuestos0

La forma de extractos líquidos, por su fácil modo de empleo y la rápida biodisponibilidad de principios activos, hacen que sea una de las formas preferidas por los consumidores. Simplemente mezclando unas gotas en agua nos beneficiaremos de las propiedades que nos ofrecen las plantas.

Manantial de Salud dispone de una amplia línea de extractos vegetales simples y compuestos, ampliamente utilizados para aliviar o regular desequilibrios leves del organismo. No contienen alcohol.

Extra-defens

Formulado con plantas ampliamente utilizadas para reforzar el organismo y prevenir la aparición de resfriados e infecciones. Compuesto por  Equinácea, una de las plantas más reconocidas para aumentar el sistema inmunitario. El Própolis, una sustancia balsámica elaborada por las abejas a partir de las resinas que segregan los brotes tiernos de algunos árboles, con más de 170 sustancias identificadas presenta una marcada actividad antimicrobiana. La Genciana favorece la producción de glóbulos blancos y mejora las defensas, además de ser un tónico del organismo y facilitar la recuperación tras una convalecencia. La Drosera es una de las plantas más empleadas para tratar afecciones del sistema respiratorio. Contiene naftoquinonas, concretamente plumbalgina, con propiedades expectorantes, antitusivas y antibióticas. La incorporación de extracto de semillas de Pomelo y aceite esencial de tomillo amplía el espectro de actividad antimicrobiana.

Extra-ment

Elaborado con extractos vegetales con reconocidas propiedades para reforzar la concentración y memoria. Contiene raíz de Rhodiola, un excelente adaptógeno capaz de mejorar la resistencia al estrés y la capacidad de concentración. El Ginkgo, una de las plantas más empleadas para favorecer la circulación sanguínea, proteger las células del cerebro y la capacidad de retención y memoria. La Milenrama, entre otras propiedades es empleada para regular trastornos circulatorios y en la prevención de la pérdida de memoria. La bacopa es un tónico nervioso clásico dentro de la medicina ayurvédica utilizada para mejorar el rendimiento mental. Las vitaminas B6 (piridoxina) y B12 (cianocobalamina) contribuyen al funcionamiento normal del sistema nervioso y a disminuir el cansancio y la fatiga.

Extra-cist

Compuesto por extractos concentrados que contribuyen en la prevención y el tratamiento de infecciones de orina. En las hojas de Gayuba encontramos la arbutina, un principio activo con  una probada acción antiséptica y antiinflamatoria de las vías urinarias. El Abedul y la Cola de caballo son dos plantas con una marcada actividad diurética, imprescindible para mantener las vías urinarias en buen estado y evitar la deposición de cálculos o microorganismos. El Brezo es especialmente interesante para el tratamiento de infecciones urinarias y patologías renales que requieren un aumento de la diuresis. El extracto de semillas de Pomelo presenta una marcada actividad antimicrobiana. Los arándanos rojos son efectivos sobre algunas bacterias como E. coli, previniendo y tratando la cistitis o infecciones de orina.

Extra-calm

Contiene extractos vegetales ampliamente utilizados para favorecer la relajación y combatir estados de ansiedad y nervios. Compuesto por Pasiflora o flor de la pasión, un sedante universal muy eficaz para combatir el estrés y calmar estados de intranquilidad. El espino blanco equilibra el sistema nervioso y es un gran aliado de la salud del corazón. El Azahar o flor de naranjo es un sedante suave muy utilizado para mitigar problemas estomacales asociados a estados de nerviosismo y ansiedad. La flor de Lavanda es ampliamente utilizada para conseguir la calma, la relajación y restaurar el equilibrio. Las semillas de Griffonia son ricas en 5-hidroxitriptófano o 5-HTP, una sustancia promotora de la formación de serotonina, neurotransmisor imprescindible para  conseguir un estado de ánimo óptimo.

Extra-relax

Formulado con plantas tradicionalmente utilizadas para inducir el sueño. Entre sus componentes encontramos Amapola de California, una planta ligeramente hipnótica, además de analgésica y sedante. Se utiliza como recurso natural contra el insomnio, favorece un sueño plácido y reparador. Reduce la taquicardia, los tics nerviosos, los episodios de irritabilidad y estrés. La Avena es muy eficaz en el equilibrio del sistema nervioso y una ayuda en el tratamiento de la intranquilidad, la ansiedad y la dificultad para conciliar el sueño. Las inflorescencias del lúpulo tienen una marcada acción sedante e hipnótica y se ha utilizado en estados de decaimiento al regular el humor. La incorporación de la Pasiflora facilita la relajación y permite un estado de tranquilidad óptimo para el descanso.