Renovación orgánica0

La Salud se define como el estado de completo bienestar físico, mental y social (Organización Mundial de la Salud). La rotura de este equilibrio puede desencadenar una enfermedad. Un primer paso para conseguir esta armonía y restablecer el buen funcionamiento de los órganos es mediante la depuración.

 

La actividad celular genera residuos que nuestro organismo es capaz de eliminar por distintas vías de forma natural. Sin embargo, la constante exposición a sustancias tóxicas externas e internas hacen recomendable depurar el organismo una o dos veces al año, dependiendo del estado de la persona.

Determinados síntomas y patologías nos advierten de la necesidad de realizar un proceso de limpieza interna: fatiga general, caída del cabello, decaimiento, insomnio, irritación cutánea y eccemas, entre otros.

La alimentación es un factor clave en el proceso depurativo, que se basa en dos objetivos: disminuir el nivel de tóxicos que ingerimos y, a la vez, estimular la eliminación de toxinas.

En primer lugar debemos evitar el consumo de sustancias nocivas como café, alcohol, tabaco, aditivos alimentarios y productos refinados, como algunos ejemplos. Seguir una dieta equilibrada y un estilo de vida saludable nos ayudarán a conseguir el estado de bienestar. Por otro lado, podemos ayudar a los órganos de eliminación de desechos a desempeñar su función mediante productos que actúen, principalmente, a nivel de hígado y riñón.

La salud de un individuo viene determinada, en gran parte, por su capacidad de eliminar residuos perjudiciales.

En las plantas encontramos grandes aliadas para llevar a cabo una buena desintoxicación. Por destacar algunos ejemplos más populares podemos citar:

  • Plantas que favorecen la función hepática: angélica, centaura, alcachofera, genciana, diente de león, boldo y cardo mariano. Plantas con acción hepatoprotectora que tonifican y fortalecen el hígado y estimulan el flujo de la bilis.
  • Plantas que favorecen la función renal. Plantas con acción diurética, antiséptica y antilítica pueden ser de gran ayuda para este órgano homeostático. Cola de caballo, gayuba, milenrama, abedul, grama, arenaria y vara de oro.

Uno de los alimentos más depurativos que se conocen es el alga chlorella, capaz de eliminar metales pesados, pesticidas, herbicidas, radiaciones, toxinas, etc. Una buena manera de tomarla es mezclada con zumos de frutas y verduras con propiedades diuréticas y detoxificantes, lo que conocemos hoy como zumos detox. Además nos aportan muchos otros beneficios: son ricos en vitaminas y minerales, por lo que equilibran nuestra alimentación; son antioxidantes, favorecen la salud celular; son saciantes, grandes aliados en las dietas de control de peso. Deliciosos y nutritivos licuados que rápidamente nos harán sentir mejor por dentro y por fuera.

Podemos hacer nuestras propias invenciones, añadiendo frutas de temporada para aprovechar al máximo sus nutrientes.

Zumo Detox:

  • 3 manzanas

  • Un puñado de espinacas

  • Una ramita de apio

  • 1 pepino

  • El zumo de un limón

  • Una cucharadita de jengibre rallado

  • Una cucharadita de chlorella

Preparación: Lavamos y licuamos todos los ingredientes con un poco de agua al gusto y listo para tomar.

Las Artemisas0

El género Artemisia está formado por un grupo muy amplio de plantas herbáceas o arbustivas de la família de las compuestas (Asteraceae). Generalmente son pequeñas y aromáticas.

Algunas de ellas, con propiedades medicinales y que podemos encontrar en herboristerías son:

 

ARTEMISA COMÚN (Artemisia vulgaris)

Esta planta, de raíces leñosas y hojas de color verde oscuro, y que puede alcanzar el metro de altura, tiene numerosas cabezas florales que se abren en panículas racimosas. Florece de julio a septiembre y es rica en aceite esencial que contiene cineol, alcanfor y tuyona, además de flavonoides.

La artemisa tiene propiedades tónicas y aperitivas, pero la propiedad más conocida es su capacidad de provocar y regular la menstruación en caso de reglas que se retrasan, poco abundantes o dolorosas. Es eficaz tanto tomada en infusión como haciendo fricciones con las hojas tiernas machacadas sobre el bajo vientre. A través de la historia también se le han atribuido propiedades mágicas. En la Medicina Tradicional China se utiliza pulverizada, tostada y recompuesta en forma de moxa y se aplica según la técnica de moxibustión.

ARTEMISA COMÚN (Artemisia vulgaris)

 

ESTRAGÓN (Artemisia dracunculus)

Aunque es originario de Siberia, el Estragón se cultiva en todo el mundo. De tallo erecto, hojas lineales en forma de lanza de color verde claro, sus flores blanquecinas en verano. Es muy rica en nutrientes, destaca el contenido en aceite esencial, que le da un aroma característico y muy valorado. Sus hojas, frescas y secas, tienen un aroma dulce parecido al anís y un sabor agridulce peculiar.

Se utiliza para condimentar ensaladas, sopas, guisos o salsas. La cocina francesa lo emplea para aromatizar aceites y vinagres.

ESTRAGÓN (Artemisia dracunculus)

AJENJO DULCE (Artemisia annua)

Planta herbácea anual nativa de Asia y extendida por todo el mundo. De porte erecto y tallo poco ramificado, crece en zonas muy ricas en materia orgánica, sus hojas desprenden una esencia ligeramente alcanforada. Las hojas inferiores son alternas y las superiores son pinatipartidas. Las flores de color amarillo, se agrupan en pequeños capítulos. La Medicina Tradicional China la utiliza popularmente para reducir la fiebre, reforzar el sistema inmunitario y como agente antimicrobiano. Científicos e investigadores se han centrado en el estudio de uno de sus componentes, la artemisinina, para desarrollar medicamentos para tratar la malaria y el cáncer. No se recomienda en mujeres embarazadas, en estado de lactancia ni en niños.

AJENJO DULCE (Artemisia annua)

AJENJO AMARGO (Artemisia absinthium)

El Donzell es nativo de Latinoamérica y regiones templadas de Europa y Asia. Las hojas son de color verde grisáceo recubiertas de una pilosidad muy fina plateada. Las flores son amarillas y aparecen a principios de verano. En sus hojas se encuentra aceite esencial rico en tuyona y un principio amargo, la absintina, que le aporta propiedades como vermífuga, antihelmíntica, aperitiva y tónica estomacal. Tradicionalmente se utiliza para normalizar el ciclo menstrual en periodos irregulares. Se utiliza en la preparación de bebidas alcohólicas. Debe tomarse con moderación.

AJENJO AMARGO (Artemisia absinthium)