Los germinados y sus propiedades nutritivas y terapéuticas0

Los germinados se consumen como un alimento vivo y es por ello que poseen múltiples propiedades nutritivas y terapéuticas. Estas miniaturas nutritivas son ricas en vitaminas, minerales, enzimas digestivas y antioxidantes. Los germinados facilitan el proceso digestivo, son depurativos y regeneran la flora intestinal. Son reconstituyentes, remineralizantes, fortalecen las defensas y estimulan el metabolismo.

Podemos germinar gran cantidad de semillas que enriquecerán nuestros platos. Deberemos conocer el tiempo de remojo y crecimiento de cada uno de ellos, así como los nutrientes y beneficios que nos aportarán.

10 germinados para enriquecer tus platos

  • Alfalfa. Es un de los más completos. Es rico en vitaminas A, B1, B2, B6, B12, C, D, E, K y sales minerales. Es remineralizante y combate la fatiga y la debilidad.
  • Berro. Rico en sales minerales (calcio, potasio, yodo, hierro y fósforo) y vitaminas (A, B1,B2, B3, C y D). Es depurativo y digestivo.
  • Fenogreco. Tiene un elevado contenido proteico y es rico en sales minerales (calcio, hierro, magnesio, sodio, fósforo y zinc) y vitaminas (A, B3 y C). Refuerza el organismo y ayuda a levantar el ánimo decaído. Es digestivo y reduce la inflamación.
  • Hinojo. Rico en hierro y vitaminas (C, B1 y B2). Es digestivo y diurético.
  • Mostaza. Sus germinados son ricos en minerales (sobre todo, azufre), vitaminas (A, B1, B2, B3, B6, B12 y C) y clorofila. Son depurativos, desintoxicantes, diuréticos y refuerzan el sistema inmunitario.
  • Rábano. Contiene minerales y vitaminas (B1, B2 y C). Es diurético y estimulante gástrico. Facilita la secreción de saliva y de los jugos gástricos.
  • Soja amarilla. Es rica en proteínas de alto valor biológico, enzimas, vitaminas (A, B1, B2, B3, B6, B12, C y E), lecitina y sales minerales (calcio, magnesio, potasio, hierro, zinc, fósforo, cobre y sodio).
  • Amapola. Es un calmante suave. Disminuye la tos y ayuda a expectorar mucosidades. Apreciada por su agradable sabor.
  • Zanahoria. Rica en caroteno , vit. B1 y minerales (calcio, fósforo y potasio). Es diurética y depurativa. Mejora la salud de piel, dientes y encías y el sentido de la vista.
  • Otros germinados muy recomendables son el guisante, el lino, la espelta o la avena.

Los germinados son ricos en vitaminas, minerales, encimas digestivas y antioxidantes.

Cómo preparar germinados en casa

El proceso de germinación es muy sencillo y rápido. Con solo tres pasos –remojo de las semillas, enjuague y cosecha–, conseguirás enriquecer tus platos. El tiempo de cosecha de los germinados variará de los 2 a los 12 días, dependiendo de la semilla utilizada. Si te decides a hacer germinados en casa, ten en cuenta estos consejos:

  • Mantén la humedad durante todo el proceso.
  • Asegúrate de la correcta circulación de agua y aire.
  • Aleja los germinados de la luz directa del sol.
  • Utiliza semillas de calidad (preferiblemente de cultivo ecológico) y agua mineral.
  • Los germinados se pueden guardar en la nevera, dentro de bolsas de plástico selladas, entre 7 y 10 días.

Receta: Sándwich con germinados

Ingredientes:

  • 2 rebanadas de pan integral.
  • 1 tomate maduro.
  • Paté de aceitunas negras.
  • 1 loncha de queso tierno de cabra (a elección el tipo de queso)
  • Alfalfa germinada.
  • Aceite de oliva virgen
  • Tamari (salsa de soja).

Preparación:

Unta las rebanadas de pan integral con el tomate maduro. Sobre una de las rebanadas, esparce de manera uniforme el paté de aceitunas negras. Añádele la loncha de queso de cabra y una capa de alfalfa germinada. Esparce por encima un chorrito de aceite y tamari. Por último, cubre el sándwich con la otra rebanada, ¡y ya está listo!

Receta: Mijo con germinados (para 4 personas)

Ingredientes:

  • 1 taza de mijo.
  • ½ taza de cebollas cortadas.
  • ½ taza de lentejas germinadas.
  • ½ taza de alfalfa germinada.
  • 2 cucharas soperas de aceite.
  • 2 tazas de agua.

Preparación:

En una cazuela, sofríe las cebollas con aceite a fuego lento. Cuando estén tiernas, añade el mijo lavado y escurrido. Deberán dorarse a la vez durante unos minutos. Después, añade el agua caliente y deja cocer a fuego lento hasta que el mijo haya absorbido toda el agua. Antes de servir el plato, añade los germinados y alíñalo con un poco de salsa de soja o gomasio al gusto. Esta misma receta se puede hacer cambiando el mijo por quinoa o cuscús integral.

Dejar un comentario