Sabias que…0

Zumo de Granada, un vaso de salud.

Las creencias populares ya admiraban los enormes beneficios de la Granada que ahora se van certificando mediante estudios científicos. Es rica en vitaminas C, B5, A y E, ácido fólico, calcio, hierro, potasio, fibra, fenoles y sustancias biológicamente activas como la punicalagina. Tomar cada mañana un vaso de zumo de granada puede aportarnos grandes beneficios: es depurativa, favorece la eliminación de líquidos y toxinas; alivia los sofocos y otros síntomas en la menopausia; aporta vitamina C, refuerza las defensas naturales del organismo; está considerada como uno de los mayores antioxidantes; contiene punicalagina, un agente neuroprotector; presenta un efecto cardioprotector; afrodisíaco, símbolo de fertilidad por muchas culturas; aumenta la resistencia y la rápida recuperación en deportistas; su efecto saciante la convierten en un aliado contra el sobrepeso; reduce la ansiedad y el estrés.

 

Mascarillas de Fenogreco contra la caída del cabello.

La semilla de Fenogreco o alholva, (Trigonella foenum-graecum) es una especia muy utilizada en la cocina asiática y africana por su intenso aroma, pero es además muy apreciada por sus aplicaciones cosméticas. Cuentas con aquellos nutrientes que son indispensables para favorecer el crecimiento del cabello y reforzar las fibras capilares, como las vitamina A, B6, B12, C y E, hierro, zinc,  lecitina saponinas, mucílagos, flavonoides, lípidos y proteínas. Es extremadamente eficaz para combatir la caída del cabello, reducir la formación de caspa y ayudar a revertir a calvicie y la debilidad capilar. La presencia de mucílagos recubren el cabello aportando sedosidad y un efecto acondicionador. Para preparar una mascarilla reparadora mezclaremos el polvo de la semilla en abundante agua caliente hasta formar una pasta homogénea. La aplicaremos sobre el pelo dejando actuar un mínimo de 30 minutos para después aclarar con un champú suave y abundante agua. También se  utiliza como fijador del color en preparados con henna. Si se combina con hojas de neem es un buen remedio para normalizar el cuero cabelludo seborreico, eliminar la caspa, combatir los piojos, fortalecer las raíces y mejorar el estado general del cabello.

Té Matcha, fuente de energía.

Obtenido de las hojas verdes de (Camellia sinensis), previamente cubiertas antes de la cosecha para conservar el máximo de nutrientes, cuidadosamente secadas y pulverizadas. Muy apreciado en Japón donde se prepara y sirve en una ceremonia única e irrepetible, un ritual de paz,  armonía, cortesía y  belleza. El Matcha se presenta como un polvo verde muy fino soluble en agua caliente, rico en nutrientes que aporta energía, vitalidad y resistencia sin experimentar los efectos secundarios habituales de otras bebidas estimulantes como el café. Contiene  L-teanina, un aminoácido que promueve un estado de relajación y bienestar. Relaja sin dar somnolencia y da energía sin agotar. Posee una gran capacidad antioxidante, con un test ORAC de 1300 unidades por gramo, muy superior a otros alimentos. Las catequinas que contiene, además del efecto anti-aging presentan propiedades antibióticas que promueven la salud en general y fortalecen el sistema inmunológico. Fuente de clorofila, lo convierten en un eficaz desintoxicante y depurativo de la sangre. Tiene propiedades termogénicas y promueve la oxidación de grasas, de gran ayuda en la pérdida de peso.

PLANTAS PARA EL DOLOR0

HARPAGOFITO (Harpagophytum procumbens)

Esta planta, originaria del desierto de Kalahari, en el sudoeste de África es una de las más valoradas y estudiadas por sus propiedades antiinflamatorias y analgésicas.

Planta vivaz, cuya raíz está compuesta por una gran red de raíces tuberosas que pueden alcanzar hasta un metro de profundidad. Ricas en glucósidos monoterpénicos (harpagido, harpagósido y procúmido) , esteroles, Harpagoquinona, flavonoides y gran cantidad de azucares.

Es un excelente antirreumático, su efecto global como analgésico y antiinflamatorio no se debe a un principio actico concreto sino a la acción global del conjunto de ellos, por ello es mucho más efectiva la planta entera que alguno de sus principios activos aislados.

Es importante destacar que la raíz de harpagofito es muy eficaz en procesos crónicos, su eficacia baja bastante en casos de crisis agudas de dolor. Esta planta actúa también como tónico amargo sobre el sistema digestivo, estimulando la secreción biliar y aliviando la dispepsia. Es una planta muy bien tolerada, careciendo de toxicidad a dosis habituales, no obstante, debido a su carga oxitocínica no se aconseja su uso durante el embarazo.

Harpagofito
Entre las plantas para el dolor, el harpagofito destaca por sus propiedades antiinflamatorias y analgésicas.

SAUCE (Salix alba)

El sauce es un árbol difundido por todo el hemisferio norte, gusta de terrenos húmedos cercanos a pequeños cursos de agua.

Su corteza y en menor medida sus hojas son ricas en glicósidos fenólicos, entre ellos la salicina, con propiedades parecidas a la aspirina. El nombre de ácido acetil salicílico ( el principio activo de la Aspirina) deriva de Salix debido a la similitud de sus principios activos con los del mencionado fármaco.

Su corteza se emplea como tonificante, antirreumática y febrífuga. Especialmente especifico en procesos reumáticos de tipo inflamatorio, gota y neuralgias. Es ligeramente relajante En uso externo es muy eficaz en el tratamiento de ulceras varicosas, abscesos, heridas de difícil cicatrización y hemorroides.

Sauce
El sauce, entre las plantas para el dolor, está especialmente indicada en casos de reuma y gota.

UÑA DE GATO (Uncaria tomentosa)

Esta planta originaria del Perú la podemos encontrar en amplias zonas de centro y Sudamérica. Muchos grupos étnicos del Perú han utilizado esta planta con finalidad medicinal a través de muchas generaciones.

Es un arbusto trepador de hasta 20 metros de altura, sus tallos están dotados de espinas leñosas que le permiten crecer en forma de enredadera envolviendo los trancos de los árboles. En su corteza se han aislado hasta seis tipos de alcaloides entre los que destacan la pteropodina y la rynchofilina.

La uña de gato, es una de las plantas más estudiadas por la ciencia, numerosos estudios avalan las propiedades se que le han atribuido a través de la historia.

Su propiedad más importante es la de antitumoral, actuando como inhibidor de enfermedades degenerativas sobre todo si estas producen una afección del sistema inmunitario.

También se ha utilizado tradicionalmente en el tratamiento de neumonías y alergias, es un buen antiinflamatorio y es un complemento eficaz para mejorar los parámetros sanguíneos alterados. No se le conocen efectos secundarios y su toxicidad a dosis habituales es prácticamente nula.

Uña de gato
Si hablamos de plantas para el dolor, la uña de gato se emplea para neumonías y alergias.

PLANTAS PARA MEJORAR LA MICROCIRCULACIÓN CEREBRAL0

GINKGO (Ginkgo biloba)

Árbol considerado un verdadero fósil viviente, único representante de una familia que hace millones de años pobló extensamente grandes zonas de nuestro planeta. Aunque originario de China y Japón actualmente y debido a su facilidad para adaptase, lo podemos encontrar en jardines de todo el mundo.

En sus hojas encontramos derivados flavónicos, terpenos y procianidinas, todos ellos responsables de sus propiedades medicinales.

Sus hojas son efectivas sobre la microcirculación, tanto a nivel cerebral como periférico. También es muy eficaz, por su notable efecto vasodilatador, en casos de insuficiencia vascular senil, vértigos, pérdida de memoria y alteraciones del equilibrio. Reduce la cantidad de radicales libres y por ello, ejerce una protección inespecífica de los tejidos, especialmente los más delicados como el tejido nervioso.

GINKGO (Ginkgo biloba)
GINKGO (Ginkgo biloba)

BACOPA (Bacopa monnieri)

Esta planta herbácea y rastrera crece comúnmente en las zonas pantanosas de la India, Nepal, China, Taiwán, Vietnam y también Florida y otros estados del sur de EEUU.

Los componentes responsables de los efectos farmacológicos de la Bacopa son los alcaloides, las saponinas y esteroles. Todos ellos contribuyen a los efectos cognitivos de esta planta. Su capacidad para mejorar la transmisión nerviosa, para reparar las neuronas dañadas, para mejorar la actividad enzimática, la restauración de la actividad sináptica y de la transmisión de los impulsos nerviosos, hace de la Bacopa una gran opción natural para rejuvenecer el cerebro, desarrollar la memoria, el aprendizaje y la concentración. Los antioxidantes presentes en esta planta inhiben el estrés oxidativo neuronal y contribuyen a la reducción de la oxidación de lípidos en sangre. Los bacósidos desempeñan un papel protector en las funciones sinápticas de los nervios del hipotálamo, sede de la memoria.

BACOPA (Bacopa monnieri)

SALVIA (Salvia lavandulifolia)

Esta variedad de Salvia crece en la zona occidental del mediterráneo. Sus hojas de color verde-grisáceo son opuestas, pecioladas y rugosas al tacto. En sus hojas encontramos abundante aceite esencial, flavonoides entre los que destacamos la apigenina junto con otros de tipo estrogénico y principios amargos con efecto antibiótico y antiséptico. Su aceite esencial paraliza las terminaciones nerviosas de las glándulas sudoríparas actuando sobre el centro cerebral termorregulador. Sus poderosas propiedades antioxidantes ayudan a retrasar el envejecimiento celular, reduciendo los peligros de los radicales libres y mejorando el flujo sanguíneo a través de las arterias hacia el cerebro.

SALVIA (Salvia lavandulifolia)

 

Plantas con propiedades antibióticas0

Todas las plantas ricas en aceites esenciales de alta potencia tienen marcadas propiedades antibacterianas y antivíricas, las más reconocidas en nuestra flora son las siguientes:

TOMILLO/ TIMÓ (Thymus vulgaris)

El Tomillo es una planta muy común en nuestra cultura, además de sus probadas propiedades medicinales es utilizada también como excelente planta culinaria. En sus hojas y flores encontramos un aceite esencial, el timol, un principio activo que le aporta a esta menuda planta una potente acción antimicrobiana frente a diversos gérmenes, virus y bacterias. El tomillo favorece la digestión, evita los espasmos, la formación de gases y retenciones pútridas en el intestino. También está probada su acción sobre el aparato respiratorio, aumenta la actividad de los cilios bronquiales estimulando la secreción bronquial. Alivia el dolor de garganta en caso de anginas.

TOMILLO/ TIMÓ (Thymus vulgaris)
TOMILLO/ TIMÓ (Thymus vulgaris)

ORÉGANO/ORENGA (Origanum vulgare)

El Orégano, una planta muy común en nuestra despensa como planta aromática y culinaria. En su composición encontramos un aceite esencial con una potente acción antibiótica. Elimina, aunque sea en muy pequeñas cantidades, gran variedad de patógenos como bacterias, hongos, parásitos y virus. Popularmente se le atribuyen pro- piedades como: aperitivo, digestivo, carminativo, colerético, espasmolítico, expectorante, antiséptico de las vías respiratorias, tónico general y diurético. A nivel externo se considera analgésico, cicatrizante, anti- séptico y antifúngico.

ORÉGANO/ORENGA (Origanum vulgare)

MILENRAMA/ MIL FULLES (Achillea millefolium)

Es una de las plantas más utilizadas en medicina natural por sus amplias y seguras propiedades medicinales. En la composición de sus hojas y flores encontramos aceite esencial (con un contenido variable en azúlenos, α- y β-pineno, 1,8-cineol, camazuleno), además de flavonoides, ácidos fenoles, taninos y poliacetilenos. Vía interna se recomienda en trastornos dispépticos, pérdida de apetito, espasmos abdominales leves, regulador de la menstruación, hipo- tensor y trastornos circulatorios como hemorroides, varices y flebitis. Por sus propiedades bactericidas y su capacidad de evitar espasmos a nivel respiratorio es útil en caso de bronquitis, gripe, resfriados, asma, etc. Estimula la sudoración por lo que es adecuado en caso de fiebre. Popularmente se le atribuye la capacidad de eliminar lombrices intestinales. Resultan muy interesantes sus propiedades antisépticas, hemostáticas y regeneradoras a nivel tópico, capaz de favorecer la cicatrización de llagas y heridas difíciles aplicada en forma de compresas.

MILENRAMA/ MIL FULLES (Achillea millefolium)
MILENRAMA/ MIL FULLES (Achillea millefolium)

GAYUBA/BOIXEROLA (Arctostaphylos uva-ursi)

Los grandes botánicos clásicos, griegos y romanos ya conocían las propiedades de este arbusto rastrero, de hojas de color ver- de intenso ricas en arbutina, que le da a esta planta grandes propiedades antibacterianas y antisépticas especialmente de las vías urinarias.

Además de su acción específica para tratar la cistitis, la gayuba es también utilizada en el tratamiento de la hipertrofia benigna de próstata, así como para prevenir la formación de cálculos renales. Por su acción astringente y bactericida la gayuba también se puede utilizar en uso tópico en casos de ulceraciones dérmicas, bucales, dermatitis o vulvovaginitis. Las arbutinas son mucho más activas si actúan en medio alcalino por lo que es aconsejable tomar las infusiones de gayuba junto a plantas también de acción alcalina como por ejemplo la cola de caballo. La gayuba está contraindicada durante el embarazo y la lactancia, así como menores de 12 años.

GAYUBA/BOIXEROLA (Arctostaphylos uva-ursi)
GAYUBA/BOIXEROLA (Arctostaphylos uva-ursi)

EQUINÁCEA (Echinacea purpurea E. angustifolia)

Esta planta, originaria de Estados Unidos y Norte de México es una de las más estudia- das, documentadas y utilizadas en medicina natural. En las raíces viejas (más de 3 años) de esta bonita planta encontramos ácido cafeico, ácido chicórico y especialmente equinacina, principios activos que aumentan la cantidad de glóbulos blancos a la vez que potencian la producción de interferón, una proteína que el propio organismo produce para neutralizar los virus. Los beneficios de la equinácea son muchos y ampliamente documentados, es un buen antiséptico, anti- inflamatorio, potente desintoxicante, anti- alérgico, aumenta la resistencia de la piel a los ataques de hongos, pero su acción más importante es, sin lugar a duda, su capacidad para potenciar, estimular y fortalecer nuestro sistema inmune.

Plantas para aumentar las defensas Equinacea (Echinacea purpurea).
EQUINÁCEA (Echinacea purpurea E. angustifolia)

Aminoácidos esenciales0

Los aminoácidos son compuestos orgánicos formados por un grupo amino y un grupo carboxilo y que en nuestro organismo se unen  entre ellos formando proteínas. Son la base de todo proceso vital ya que son absolutamente necesarios en todos los procesos metabólicos.

Diferenciamos dos tipos de aminoácidos, los esenciales y los no esenciales. En el primer grupo se engloban todos aquellos aminoácidos que nuestro organismo no es capaz de sintetizar y deben ser aportados de forma externa mediante la alimentación. La carencia en la ingesta de estos compuestos limita el desarrollo del organismo, ya que no es posible reponer las células de los tejidos que mueren o crear tejidos nuevos, en el caso del crecimiento. También su déficit está relacionado con la aparición de distintas patologías (artrosis, osteoporosis, fragilidad capilar, envejecimiento prematuro, hipercolesterolemia o diabetes, entre otras).

Distinguimos 9 aminoácidos esenciales, cada uno de ellos con un rol vital en nuestro organismo: Leucina, Isoleucina, Valina, Lisina, Metionina, Fenilalanina, Treonina, Triptófano, Histidina (en niños).

Leer más →

Formas de utilización de las plantas medicinales y aromáticas0

La eficacia de las plantas medicinales va muy ligada a su buena utilización, la buena eficiencia de sus principios activos (flavonoides, mucílagos, aceites esenciales, alcaloides, taninos etc.). Depende de la parte de la planta utilizada, del momento de la recolección, del proceso de secado, de la buena conservación, pero muy especialmente de la forma de utilización, una planta preparada de formas distintas puede tener propiedades diferentes.

Un ejemplo muy claro es el tomillo, si lo infusionamos, es decir, lo ponemos en ebullición hasta el inicio de la misma, aporta toda la acción antiséptica  de su principal activo,  su aceite esencial. En cambio, si la hervimos 2 minutos ha perdido la acción antiséptica que le proporcionaban los aceites esenciales, ya que son muy volátiles y se evaporan con la ebullición, y quedan solamente los taninos que le aportan una acción antidiarreica. Solamente con una buena y adecuada utilización obtendremos los mayores beneficios de estas joyas de la naturaleza que son las plantas medicinales y aromáticas.

INFUSIÓN

Es una de las formas más habituales de tomar las plantas. Se prepara añadiendo  una cucharada de planta seca en un vaso de agua, ponerlo a fuego lento, al inicio de la ebullición cerrar el fuego, tapar y dejar reposar  entre 5 y  10 minutos. La infusión   esta lista para tomar. Se utilizan para preparar plantas ricas en aceites esenciales, especialmente si están concentradas en las hojas y las flores  como el tomillo, la menta, la melisa, la hierba luisa o la manzanilla.

DECOCCIÓN

Algunos principios activos como los taninos, los mucilagos o algunos alcaloides precisan hervirlos ya que con una simple infusión no es suficiente. El herborista nos dirá siempre el tiempo de ebullición que dependerá del tipo de planta, de la parte de esta planta y del principio activo que queremos extractar. Normalmente se aconseja una cucharada sopera de la planta en un vaso de agua, poner en frío y al arrancar el hervor, prolongarlo a fuego  lento el tiempo que se ha establecido, cerrar el fuego, tapar, reposar 10 minutos y ya está listo para tomar. Normalmente la decocción de una raíz o una corteza puede llegar a los 5 minutos.

MACERACIÓN

Es una forma de extracción de los principios activos en frío ya que el calor puede degradar en parte su actividad. Se suele utilizar en la mayoría de las plantas amargas como la centaura, la alcachofa, la genciana etc.  Por la noche se incorpora una cucharada de planta en un vaso de agua, se deja macerar tapado toda la noche y por la mañana se cuela y ya está listo para tomar, estas infusiones en frío se suelen tomar siempre en ayunas.

SAHUMERIOS- VAHOS

Otra forma de utilización de las propiedades de las plantas es mediante  la vaporización de las mismas. En un litro de agua, le incorporamos 4 cucharadas de la o las plantas necesarias y lo poner al fuego. Al inicio de la ebullición empezará a generar vapor con el consiguiente arrastre de principios activos muy especialmente sus aceites esenciales. Se suelen usar para aliviar congestiones nasales, limpiezas ambientales o baños de vapor genitales. El calor abre los poros y los aceites esenciales penetran al tejido a través de los mismos.

COMPRESAS

Consiste en la aplicación de una gasa impregnada por la infusión o el macerado encima de la zona afectada para, de esta forma paliar o reducir la afección. Se suelen aplicar en caso de problemas en la piel (eccemas, rozaduras etc.) o en procesos inflamatorios tanto musculares como articulares.

MACERADOS

Si ponemos a macerar unas flores u hojas en aceite durante un periodo entre uno y dos meses conseguiremos que los principios activos solubles en aceite se disuelvan en el mismo aportando todas sus propiedades, estos macerados se pueden aplicar directamente en la zona afectada tanto en forma de masajes como en compresas. Los macerados se pueden preparar con aceite o con alcohol. Con el primero la liberación de las esencias es más lenta, se suelen usar en forma de masajes en casos de procesos inflamatorios crónicos, lumbago, artrosis, etc. Los macerados alcohólicos son de liberación rápida, se suelen usan para preparar la musculatura antes del esfuerzo o para recuperarla después del mismo.

COMPRIMIDOS

Es una de las formas más habituales de preparación galénica. Se elaboran compactando  una parte de la planta debidamente micronizada a la que le hemos añadido un agente de carga con efecto compactarte. Una de las ventajas de los comprimidos, aparte de su comodidad, es que sabemos exactamente la cantidad de planta o parte de planta que lleva cada comprimido, tanto se pueden elaborar a partir de una planta simple como de una mezcla de plantas.

Hay dos tipos de comprimidos:

Los de la planta o plantas simples:   se elaboran a partir de una parte de la planta o una mezcla de plantas, se microniza, se mezcla con el agente de carga y se compacta, este comprimido nos aportara aquella cantidad de planta completa que se describe en la composición.

Los elaborados a partir de extractos: En este caso se mezcla con el excipiente no una parte de la planta, sino un extracto o concentrado de la misma en el que podremos cuantificar la cantidad de principios activos. Estas formas galénicas son mucho más activas que los comprimidos a partir de plantas simples. Un extracto con una relación 10:1 indica que el extracto está 10 veces más concentrado que la planta, es decir, que una parte del extracto (ej.100mg) equivale a 10 partes de planta (ej.1000mg)

CÁPSULAS

Es una forma galénica parecida a los comprimidos, pero el principio activo (planta en polvo o extracto seco) junto con los excipientes (antiaglomerante y agente de carga) en vez de compactarlos  se incorporan en una cápsula, la envoltura de la cual puede ser de glicerina o de celulosa (cápsulas vegetales). Sabemos la cantidad exacta de principio activo que contienen. Las perlas o cápsulas de gelatina blanda son otra presentación que contiene la sustancia en forma líquida, normalmente en aceite (ej. Perlas de aceite de onagra, de espino amarillo, de ajo macerado, etc.)

TINTURAS Y EXTRACTOS

Son preparados elaborados a partir de planta fresca o seca en un solvente que extraerá los principios activos del vegetal. Su concentración los hace muy activos y prolonga el tiempo de conservación. Las tinturas se obtienen por maceración de la planta en alcohol. Los extractos pueden obtenerse por maceración en alcohol, en agua y alcohol o en agua y glicerina. También pueden concentrarse por evaporación de los disolventes, obteniéndose extractos concentrados en diversos tipos: líquidos, semilíquidos y sólidos.

JARABES

Una de las formas galénicas más utilizadas en niños ya que el sabor dulce  facilita su ingesta. El jarabe tradicional se elabora mezclando una infusión o decocción de la planta con azúcar integral o miel, se mezcla en caliente hasta conseguir una textura homogénea. El propio azúcar actúa de conservante del preparado. Los jarabes se suelen utilizar en los preparados galénicos para el sistema respiratorio.

EMPLASTOS

Es una forma de aplicación de las plantas medicinales muy antigua. En la antigua Grecia o la Roma de Paracelso ya encontramos formas de aplicación de emplastos. Se mezcla la planta en forma de polvo con agua, leche o mezcla acuosa hasta obtener una pasta consistente, se aplica directamente o entre dos gasas en la zona afectada y se deja un mínimo de dos horas, lo ideal es dejarlo toda la noche, los emplastos  pueden prepararse en frío o calientes. Son útiles en procesos inflamatorios tanto musculares como articulares, también son muy eficaces como vulnerarios.

BAÑOS

Forma de aplicación también muy antigua, consiste en preparar una ebullición y con aquella agua tomar un baño externo. Se suele preparar mezclando 6 cucharadas soperas de plantas en 3 litros de agua, hervir 4 minutos, reposar hasta que este tibio, colar en el bidet o en un barreño y tomar un baño durante unos 20 minutos, es muy habitual en casos de hemorroides, fistulas anales o procesos inflamatorios en las extremidades.

Deficiencias nutricionales y sus síntomas0

La carencia nutricional aparece cuando la alimentación de una persona no aporta uno o más nutrientes en cantidades suficientes. Esta deficiencia puede provocar síntomas leves en un principio pero si persisten en el tiempo pueden ocasionar problemas graves de salud. Principalmente hablamos de carencias de vitaminas, proteínas y minerales y, según el nutriente que se trate, las consecuencias serán más o menos acusadas. Una dieta sana y variada normalmente es suficiente para corregir las deficiencias alimentarias.

Algunos de los factores que pueden desencadenar una falta de nutrientes son deficiencias en la calidad, almacenamiento y cocción de los alimentos, consumo de sustancias tóxicas, medicamentos, síndrome de malabsorción, dietas estrictas, aumento de las necesidades diarias (embarazo, lactancia, ejercicio intenso, etc.)

Las vitaminas actúan como cofactores en todas las reacciones bioquímicas del organismo.

La vitamina D, ayuda en la absorción del calcio y el fósforo, imprescindible para el buen funcionamiento de los huesos. La vitamina A mantiene la integridad de la piel y las mucosas, es imprescindible para la salud ocular y protege contra las infecciones. La vitamina K actúa en los mecanismos de coagulación de la sangre. La vitamina E es un potente antioxidante que previene el envejecimiento celular y tiene efectos extraordinarios sobre el sistema reproductor, mejorando la fertilidad femenina y masculina, y a restaurar la potencia masculina. Las vitaminas del complejo B actúan como coenzimas en numerosas reacciones enzimáticas, son claves para el buen funcionamiento del sistema nervioso, son necesarias para el buen desarrollo fetal, son imprescindibles para la formación de células, participan en la regeneración y cicatrización de tejidos, etc. Se necesitan en pequeñas cantidades pero su carencia puede ocasionar desequilibrios importantes ya que son indispensables para que múltiples funciones del organismo se puedan llevar a cabo correctamente. El grupo B está formado por vit. B1 o tiamina, vit. B2 o riboflavina, bit. B3 o niacina, vit. B5 o ácido pantoténico, vit. B6 o piridoxina, vit. B8 o biotina, vit.B9 o ácido fólico, vit. B12 o cobalamina.

La carencia de minerales también puede provocar deficiencias orgánicas importantes.

La deficiencia de hierro es una de las más comunes. El hierro interviene en muchas reacciones enzimáticas y es un componente de la hemoglobina, encargada de oxigenar todos los tejidos. El calcio es un componente fundamental de huesos y dientes, también participa en la coagulación de la sangre y las funciones musculares, y es vital para la transmisión nerviosa. El magnesio participa en la contracción y relajación muscular, activa gran variedad de enzimas y ayuda a mantener el sistema articular en buen estado. El potasio regula el pH y la osmolaridad celular, interviene en el metabolismo de proteínas, lípidos y carbohidratos, ayuda a mantener el ritmo cardíaco adecuado y una presión arterial normal. Es esencial para la transmisión de todos los impulsos nerviosos. El zinc es necesario para un correcto crecimiento, regula el desarrollo sexual, la producción de insulina, refuerza las defensas y mantiene la piel, las uñas y el cabello en buen estado. En la tabla informativa mostramos algunas de las deficiencias más comunes y los síntomas que pueden ocasionar, así como algunos de los alimentos interesantes a incluir en la dieta para satisfacer nuestros necesidades. Ante una sintomatología siempre deberá ser el médico quién haga el diagnóstico y establezca una pauta de actuación.

Antojos y carencias nutricionales0

Seguramente todos hemos sentido en algún momento la necesidad imperiosa de comer algún alimento muy concreto y en la mayoría de los casos esos “antojos” son por alimentos procesados, chocolate, pasteles, pizza, patatas fritas, etc. El cuerpo es sabio y generalmente esta apetencia desmesurada es el reflejo de una deficiencia nutricional, nos avisa que carecemos de alguna sustancia esencial para el organismo.

Para suplir esta falta es importante el aporte a través de alimentos saludables y no dejarnos llevar por la tentación de productos que contienen esa sustancia pero muy ricos también en ingredientes nocivos para la salud, grasas saturadas, sal, azúcares, aditivos, etc. Los antojos pueden presentarse a lo largo de nuestra vida, a mujeres, principalmente antes de la menstruación, hombres, niños, adolescentes y ancianos, todos somos susceptibles a la falta de algún nutriente: proteínas, hidratos de carbono, grasas,   vitaminas o minerales. En muchas ocasiones están asociados a una situación de estrés o a una falta de hidratación, por lo que se aconseja que ante cualquier antojo bebamos un vaso de agua porque podríamos estar dando a nuestro cuerpo exactamente lo que necesita y conseguir que ese capricho desaparezca.

Con esta práctica tabla indicamos qué dicen tus antojos y como saciarlos de forma saludable.

 

Chocolate

Generalmente la tentación por el chocolate está relacionada a una deficiencia de magnesio. Se calcula que el 80% de la población carece de este mineral, esencial para más de 300 reacciones bioquímicas de nuestro cuerpo, entre las que se incluyen reacciones relacionadas con la relajación. Los síntomas de su deficiencia se asocian a ansiedad, irritabilidad e insomnio, por lo que no es de extrañar que después de tomar una barrita de chocolate nos encontremos más relajados. Pero hay fuentes más saludables que una tableta de chocolate procesado. Encontramos magnesio en los frutos secos, las semillas, legumbres y vegetales de hoja verde. El chocolate sin azúcar, con un mínimo del 70% en cacao, es también una fuente de antioxidantes y la toma de una pequeña porción está dentro de una dieta saludable, sin duda, una buena noticia para los amantes del chocolate.

Alimentos dulces

La apetencia por pasteles, tartas, golosinas y alimentos dulces en general puede reflejar la deficiencia de varios nutrientes: cromo (oligoelemento que ayuda a regular los niveles de azúcar), carbono (uno de los componentes de los azúcares), fósforo (contribuye en la producción de energía), azufre (facilita la eliminación de toxinas) y triptófano (un regulador de la serotonina y asociado al bienestar). Si el antojo por el dulce es continuo es necesario redirigir nuestra dieta y potenciar los alimentos ricos en minerales, principalmente frutas, verduras, frutos secos y semillas.

Pan y pasta

Nuestro cuerpo nos pide azúcares refinados, lo que se traduce en una escasez de nitrógeno. El nitrógeno es un componente de las proteínas, por lo que una carencia de éste puede provocar una desnutrición por deficiencia de proteínas. Podemos suplirlo aumentando la dosis de frutos secos, fruta, verduras y semillas.

Alimentos salados

La sal es necesaria para mantener el equilibrio de los líquidos y regular el pH del organismo. La sal que el cuerpo requiere es obtenida de los alimentos que tomamos, por lo que no es necesario tomar más, un exceso puede provocar hipertensión.

Las dietas bajas en sodio o algunas enfermedades como trastornos suprarrenales, pueden provocar ansiedad por alimentos salados. También podemos tener la necesidad de comer salados después de practicar ejercicio intenso o en un ambiente muy caluroso, esto es debido a la pérdida de agua y electrolitos que deberemos reponer con bebidas isotónicas como el agua de coco.

Pero si la ansiedad por alimentos salados es ocasional y no estamos ante ninguna de las situaciones anteriores, podemos sufrir una carencia de fibra, electrolitos y vitaminas del grupo B y es recomendable el aumento de frutas y verduras.

Alimentos fritos y lácteos

Posiblemente nos encontramos ante una deficiencia de calcio y de grasas. Nuestra dieta debe incluir alimentos ricos en grasas saludables (mono y poli-insaturadas), que encontramos en frutos secos (nueces), semillas (chía, lino) y pescados (salmón, atún, caballa)

El calcio es otra de las posibles causas de la apetencia por alimentos fritos. Es interesante el aporte a partir de hortalizas de hoja verde, sésamo, legumbres y tofu.

Carne

Nuestro cuerpo se encuentra débil o requiere un desarrollo de la masa muscular. Necesita que aumentemos el consumo de proteína y el aporte de hierro. Escogeremos carnes bajas en grasa y ricas en proteína, como la carne de ave o de pescado.

Se recomienda el consumo de frutos secos (pistachos, pipas de girasol, nueces y almendras), legumbres y vegetales de hoja verde.

 

Aceites macerados de plantas: Propiedades y aplicaciones0

La primavera es la estación en la que florecen un gran número de plantas y será el momento adecuado para recolectarlas y poder elaborar distintas preparaciones, como son los Aceites Macerados.

Los aceites macerados se caracterizan por aunar las propiedades de los componentes con los que se elaboran. Por un lado se aprovecha la acción emoliente (suavizante) del aceite básico (uno de los más empleados suele ser el de almendras dulces, oliva o sésamo) y por otro, las propiedades específicas de cada una de las plantas medicinales seleccionadas.

La preparación de los macerados es muy sencilla. Escogemos la planta que queremos macerar. Debe estar seca, en caso que sea fresca la secamos en un lugar oscuro y ventilado, colgada boca abajo. Seleccionamos la parte que nos interese (flores, hojas, corteza…) y la colocamos en un tarro de cristal. La cantidad aproximada son 100g de planta seca por cada litro de macerado. La cubrimos totalmente con el aceite, asegurándonos que no queda ninguna parte fuera porque podría crear moho. Cerramos el tarro herméticamente y lo dejamos en un lugar fresco durante cuarenta días, removiendo cada día la botella de forma suave,  evitando la exposición directa del sol y de fuentes de calor. Pasado este tiempo lo filtramos con una tela fina en frascos ámbar debidamente identificados con el nombre del preparado y la fecha de elaboración. Ya lo tenemos listo para utilizar.

Aceite de Caléndula

La Caléndula officinalis o maravilla pertenece a la familia de las Compuestas y es típica de la región Mediterránea. Florece casi todo el año y son los capítulos florales, de un vivo color anaranjado, los que se utilizan con fines terapéuticos. Contiene principalmente flavonoides, saponósidos y alcoholes triterpénicos, carotenoides, polisacáridos, ácidos fenólicos, cumarinas y aceite esencial. Se le atribuye una notable actividad antiinflamatoria, antiséptica, antiespasmódica, emenagoga, colerética y cicatrizante.

El aceite macerado de flores de caléndula es excelente para pieles secas, delicadas y sensibles. Muy empleada en niños y ancianos por sus propiedades dermoprotectoras. Acelera notablemente la curación de heridas, quemaduras, picaduras de insectos, dermatitis, irritación, eccemas y vulvovaginitis.

ACEITE CALENDULA

Aceite de Gordolobo

El Gordolobo o Verbasco (Verbascum thapsus) es una planta de origen europeo que se caracteriza por hojas pilosas, largo tallo floral con pequeñas y vistosas flores amarillas. Las flores contienen mucílagos, iridoides, saponósidos y flavonoides. Presentan actividad antiespasmódica, antiinflamatoria, analgésica y antiviral. Se utilizan vía interna para tratar afecciones de las vías respiratorias. Vía externa, el oleomacerado de las flores de gordolobo se emplea sobre quemaduras, sabañones y hemorroides. Tradicionalmente se aplica sobre el cabello  para mantener el color rubio dorado, además de hidratarlo y darle brillo.

Puede aplicarse sobre el oído externo (no en el interior) en caso de tinnitus o acúfenos.

ACEITE GORDOLOBO

Aceite de Ruda

La ruda (Ruta graveolens) es un arbusto de un metro de altura, perenne, con hojas ovaladas verde-grisáceas con numerosos puntos translúcidos. No se recomienda su uso interno porque puede resultar tóxica. En América del Sur se considera una planta protectora que aleja las fuerzas negativas  y proporciona suerte y éxito. Es frecuente encontrarla en jardines de las casas y de las iglesias.

El oleomacerado de las flores de ruda presenta una acción venotónica, vasoprotectora y rubefaciente. Indicado en dolores osteoarticulares, en contusiones sin herida y en unturas externas sobre el oído cuando hay problemas de falta de riego sanguíneo que se manifiesta en forma de acúfenos (ruidos) o ligera sordera.

ACEITE RUDA

Aceite de Hipérico

El Hipérico (Hypericum perforatum), Corazoncillo o Hierba de San Juan es una planta endémica de Europa, aunque la podemos encontrar distribuida en otras zonas del mundo. Tradicionalmente se ha utilizado como cicatrizante y antibacteriano, en la actualidad su principal interés se debe a su efecto antidepresivo.

El aceite de hipérico se considera un excelente cicatrizante. Por sus propiedades antisépticas ayuda a reducir el riesgo de infección en heridas. Se emplea para tratar pequeños cortes, quemaduras o picaduras de insectos. Reduce la inflamación y activa la circulación de la sangre, lo que lo hace útil en caso de hemorroides. También conocido como “oli de cop” alivia el dolor y la inflamación en contusiones y golpes. Por sus características antioxidantes se emplea en todo tipo de tratamientos regeneradores. Favorece la salud de la piel en casos de acné, eccemas y psoriasis. Mitiga los hematomas, flebitis e hinchazón. Tiene efecto antiviral en uso tópico para herpes labial. Calma los dolores de cabeza, jaqueca o migraña.

ACEITE HIPERICO

Aceite de Árnica.

La Árnica (Arnica montana) es una planta originaria de Europa que crece silvestre en la alta montaña. Está en peligro de extinción y su recolección esta prohibida en muchos países. Debe obtenerse de campos de cultivo o plantaciones particulares. Las flores son de un color amarillo anaranjado y se le atribuyen propiedades analgésicas, rubefacientes, antiinflamatorias, antibacterianas, antifúngicas y cicatrizantes.

Desde la antigüedad se ha utilizado por los pueblos de las montañas para aliviar el dolor producido por  golpes o caídas. Es un remedio que no debería faltar en nuestro botiquín de primeros auxilios. Siempre por vía tópica, está indicada para el tratamiento de hematomas, esguinces e inflamación. Alivia dolores musculares y articulares, contusiones, torceduras y golpes.

ACEITE ARNICA

Aceite de Alcamae

El Alcamae (Alkanna tinctoria), raíz del Traidor o Palomilla de Tintes, pertenece a la familia de las Boragináceas, presenta pequeñas flores violáceas. Su raíz ya era empleada en la época medieval de los druidas para curar heridas, pero fue prohibida porque teñía el agua del color de la sangre. El oleomacerado tiene un efecto hidratante y promueve la renovación celular. Tiene propiedades astringentes y emolientes. Indicado para problemas de la piel, cicatrización de las heridas, psoriasis y para el tratamiento de quemaduras. Ayuda a atenuar estrías. Dada su cloración y al ser un producto suave y no irritante, se ha utilizado en la elaboración de productos de maquillaje natural como coloretes, sombras, labiales, henna, laca de uñas y delineadores.

ACEITE ALCAMAE

Aceite de Manzanilla

Las flores de Manzanilla son bien conocidas por sus propiedades antiinflamatorias, antiespasmódicas y analgésicas. En forma de infusión se emplean para tratar trastornos digestivos, gases, náuseas, cólicos e indigestión. En forma de compresas pueden aplicarse para tratar algunos casos de conjuntivitis e inflamaciones de la piel. Aporta relajación y calma, se incorpora en muchos preparados herbales para ayudar a conciliar el sueño.

El oleomacerado de flores de Matricaria chamomilla presenta una acción relajante y antiinflamatoria. Especialmente indicada en cólicos infantiles y dolores abdominales, aplicados en forma de suaves masaje circulares en sentido horario.

ACEITE MANZANILLA

Aceite de Oreja de oso y gordolobo

A las propiedades del gordolobo que ya hemos comentado, se suman las propiedades de la Oreja de oso. De nombre botánico Ramonda myconi, la oreja de oso es una planta propia del Pirineo catalán y aragonés. Por sus propiedades antitusivas, expectorantes y balsámicas se emplea para tratar resfriados y estados gripales. Se le atribuye una actividad antiinflamatoria y calmante, vía externa se emplea para aliviar afecciones que cursan con inflamación.

El aceite macerado con hojas y flores de Oreja de oso y Gordolobo presenta una acción calmante, astringente y antiinflamatoria. Está especialmente indicado para paliar las molestias de hemorroides y sabañones.

ACEITE GORDOLOBO Y OREJA OSO

Aceite de Perilla

La Perilla o Shiso (Perilla frutescens) es una planta que se cultiva popularmente en países asiáticos. Las hojas son ricas en ácido rosmarínico con actividad antiinflamatoria y antialérgica. Popularmente se emplea para tratar afecciones de las vías respiratorias, intoxicación al marisco y brotes alérgicos estacionales o puntuales. En los restaurantes japoneses disponen de la planta para evitar alergias al pescado crudo.

El oleomacerado de las hojas presenta una acción antiinflamatoria y antialérgica muy eficaz para tratar reacciones alérgicas de la piel, escozor y urticarias.

 

PLANTAS PARA EL CUIDADO DE LOS OJOS0

En la fitoterapia tradicional encontramos una serie de plantas con propiedades calmantes, antiinflamatorias y antisépticas de gran utilidad para la prevención y tratamiento de algunas afecciones del sistema ocular. Te presentamos algunas de ellas.

EUFRASIA (Euphrasia officinalis)

Esta pequeña planta anual y elegante, que crece principalmente en Europa central y Norteamérica, es seguramente la planta más valorada para paliar las conjuntivitis y otras afecciones inflamatorias del ojo.

Su nombre deriva del griego Euphrosyne (Felicidad, Alegría) y se supone que se le asignó dicho nombre porque protegía la visión, así permitía el gozo en la vida.

La planta entera es rica en resinas aromáticas, aceite esencial, flavonoides, ácidos orgánicos, taninos gálicos y un pigmento de color azul.

La infusión de hojas de Eufrasia es un excelente tónico y astringente por vía interna aunque su utilización más usual es por vía externa por su actividad astringente y ligeramente sedante. Ideal en forma de fomentos o emplastos en casos de conjuntivitis catarral, lagrimeo o cansancio ocular.

Una cucharada sopera por vaso de agua, hervir 2 min, reposar 10 min y colar. Primero lavar el ojo con un  algodón o una bañera y luego aplicar una compresa empapada con el agua de la infusión durante 5 minutos.

Importante: las infusiones para los ojos siempre prepararlas al momento, no guardarlas de un día para otro o de la mañana por la tarde y al colar utilizar un colador de tela o poner encima del de malla una servilleta para evitar que en el agua se cuele alguna partícula solida.

Está en el mercado también en forma de gotas o colirios.

EUFRASIA (Euphrasia officinalis)

ACIANO/BLAUET (Centaurea cyanus)

Esta pequeña planta es muy común en nuestros prados y  tierras no cultivadas. Sus flores, de color  azul intenso, destacan en los rastrojos de los campos de cereales en la Cataluña central.

El término Centaurea deriva del centauro Quirón, quién, según la mitología, enseñó a la humanidad los valores medicinales de las plantas.

Contiene pelargonidina, pigmentos antociánicos y flavónicos como la cianina y principios amargos, además de mucilagos, taninos, ceras y materias minerales (10%).

Se usa en fitoterapia principalmente por vía externa en forma de lavados y compresas,  actuando  como antiinflamatorio, antibiótico y astringente. No se le conocen efectos tóxicos.

Preparación: una cucharada sopera por vaso de agua, hervir 2 min, reposar 10 min, colar y aplicar en forma de compresas o lavados.

ACIANO/BLAUET (Centaurea cyanus)

SAÚCO/SAÜC (Sambucus Nigra)

Este pequeño árbol de flores agrupadas en cimas voluminosas, que desprenden un suave aroma es originario de toda Europa, norte de África y la parte occidental de Asia. Florece con el inicio de la primavera, durante  el mes de abril ya podemos contemplar este pequeño árbol repleto de flores de color blanco-cremoso.

Su nombre deriva del griego Sambuca, nombre de un antiguo instrumento musical  fabricado con la madera de este árbol. Ya nos hablan de las propiedades de esta planta Plinio, Dioscórides o el mismo Culpeper.

Sus flores contienen aceite esencial, flavonoides, vitamina C, mucilagos y taninos. Los frutos son ricos, también, en flavonoides además de azúcares y pectina. No se recomienda el empleo de las hojas por la presencia de pequeñas cantidad de un alcaloide, la sambucina.

Tradicionalmente se ha utilizado la flor de saúco como diaforético, diurético y antineurálgico. Ha sido utilizado a través de la historia a través de infusión en el tratamiento de catarros, gripes y demás alteraciones de las vías respiratorias, también en forma de compresas en casos de inflamaciones y tumefacciones. La infusión recién preparada es un excelente remedio para los ojos inflamados o en casos de conjuntivitis.

Con los frutos maduros se puede preparar una excelente y nutritiva mermelada

SAÚCO/SAÜC (Sambucus Nigra)