Ayurveda, la Ciencia de la vida0

La palabra ayurveda proviene del sánscrito y significa “ciencia de la vida”. Probablemente es el sistema curativo más antiguo del mundo, data de aproximadamente 5000 años y ha sido nombrada como “La Madre de Todas las Curaciones”.  Está relacionada con la visión yóguica profunda de la vida y la conciencia.

Es difícil, incluso imposible resumir una ciencia de miles de años, pero intentaremos introducir sus conceptos más básicos.

La práctica ayurveda combina la ciencia y la filosofía para comprender los componentes físicos, mentales, emocionales y espirituales necesarios para conservar la salud entendida de una forma global (holística). Según esta filosofía los cinco elementos básicos Tierra, Agua, Fuego, Aire y Éter se manifiestan en el cuerpo humano en lo que denominamos Tridosha conformado por los tres humores o doshas Vata, Pitta y Kapha. El aire del cuerpo, Vata, se manifiesta a partir del Éter y de los elementos aéreos y está asociado con la liviandad y el movimiento. Pitta se manifiesta tanto del fuego como del agua y está asociado con los procesos metabólicos de transformación, como por ejemplo, la digestión de alimentos para producir energía. Kapha consta de los elementos tierra y agua y está asociado con la estructura y la estabilidad. Si bien en cada persona residen todos los tipos de energía, por lo general uno es dominante.

Un balance perfecto Vata-Pitta-Kapha es esencial para las condiciones fisiológicas normales y cualquier desequilibrio resulta en enfermedad. La constitución de cada persona es determinada en el momento de la fertilización y viene dada por las permutaciones y combinaciones del Tridosha corpóreo o humores biológicos manifestado en sus padres.

LA DOSHA VATA

Es el producto de la combinación de los elementos aire y éter, determinando así la actividad del sistema nervioso. Etimológicamente significa “lo que hace mover las cosas”. Gobierna nuestro balance mental y sensorial, así como nuestra orientación. Promueve la adaptabilidad mental y la comprensión. Las personas con predominio Vata, son rápidas, inquietas, activas. Habitualmente corresponde a personas delgadas de cabellos lacios o poco enrulados. Tienen tendencia a la ansiedad, al nerviosismo, con problemas de piel y de digestión, especialmente intestinales.

LA DOSHA PITTA

Es una mezcla de fuego y de agua. Significa “aquello que cocina”. El Pitta gobierna el proceso de transformación tanto en el cuerpo como en la mente al digerir y asimilar en todos los niveles desde comida hasta las ideas. Predomina en el sistema digestivo particularmente en el intestino delgado y en el hígado, donde opera el fuego digestivo. A nivel mental Pitta gobierna la razón, la inteligencia y la comprensión, es decir, la capacidad iluminadora de la mente, la cual puede percibir, juzgar y discriminar gracias al Pitta. La ira es la principal alteración emocional del Pitta, el cual es ardiente, nos calienta y nos ayuda a defendernos de ataques externos. Los Pitta son inteligentes, perceptivos, enérgicos, apasionados y emotivos. Sin embargo, debido a sus claras ideas tienden a ser obstinados, perfeccionistas. Poseen una fuerte voluntad y pueden ser impulsivos. Generalmente son robustos, musculosos y están más relacionados con enfermedades cardíacas, úlceras, etc.

LA DOSHA KAPHA

Es una combinación de agua y tierra. Significa literalmente aquello que “se adhiere o se pega”. Kapha gobierna los sentimientos, las emociones y la capacidad de la mente para aferrarse a la forma. Gobierna la estructura osteomuscular y grasa de nuestro organismo, suelen tener tendencia a la obesidad o el sobrepeso. Su predominio determina un carácter sereno, afectuoso y realista. Un exceso de Kapha puede generar fatiga y lentitud mental. Sus enfermedades son las metabólicas y endocrinológicas, asma, etc.

TÉS AYURVÉDICOS DEL MANANTIAL

Conocer nuestra constitución física y mental nos permite saber lo que nos es favorable para recuperar el equilibrio interno y mantener nuestra salud y vitalidad. Las infusiones ayurvedas forman parte del estilo de vida, ayudando al cuerpo en su proceso de depuración y recuperando la vitalidad. Mayoritariamente compuestas de especias, semillas y raíces que favorecen la depuración del organismo, aportan vitalidad, mejoran la digestión, aceleran el metabolismo y contribuyen a reforzar el sistema inmunitario.

Aunque cada uno de nosotros somos únicos y necesitaríamos un estudio personalizado, la tradición ayurveda, en su búsqueda de encontrar la armonía entre el individuo y la naturaleza que le rodea, recomienda el consumo de infusiones según la época del año.

Té Pitta, verano

Infusión de cardamomo, regaliz, pétalos de rosa, canela, jengibre. Aporta frescor y armonía. Alivia la tensión emocional.

Te Vata, otoño y primera parte del invierno

Infusión de regaliz, cardamomo, canela, anís, jengibre. Aporta calidez y templanza.

Té Kapha, segunda parte del invierno y primavera

Infusión de cardamomo, cúrcuma, jengibre, clavos, pimienta. Aporta calor y energía en momentos de fatiga y desgana.

Dejar un comentario