PLANTAS PARA EL CUIDADO DE LOS OJOS0

En la fitoterapia tradicional encontramos una serie de plantas con propiedades calmantes, antiinflamatorias y antisépticas de gran utilidad para la prevención y tratamiento de algunas afecciones del sistema ocular. Te presentamos algunas de ellas.

EUFRASIA (Euphrasia officinalis)

Esta pequeña planta anual y elegante, que crece principalmente en Europa central y Norteamérica, es seguramente la planta más valorada para paliar las conjuntivitis y otras afecciones inflamatorias del ojo.

Su nombre deriva del griego Euphrosyne (Felicidad, Alegría) y se supone que se le asignó dicho nombre porque protegía la visión, así permitía el gozo en la vida.

La planta entera es rica en resinas aromáticas, aceite esencial, flavonoides, ácidos orgánicos, taninos gálicos y un pigmento de color azul.

La infusión de hojas de Eufrasia es un excelente tónico y astringente por vía interna aunque su utilización más usual es por vía externa por su actividad astringente y ligeramente sedante. Ideal en forma de fomentos o emplastos en casos de conjuntivitis catarral, lagrimeo o cansancio ocular.

Una cucharada sopera por vaso de agua, hervir 2 min, reposar 10 min y colar. Primero lavar el ojo con un  algodón o una bañera y luego aplicar una compresa empapada con el agua de la infusión durante 5 minutos.

Importante: las infusiones para los ojos siempre prepararlas al momento, no guardarlas de un día para otro o de la mañana por la tarde y al colar utilizar un colador de tela o poner encima del de malla una servilleta para evitar que en el agua se cuele alguna partícula solida.

Está en el mercado también en forma de gotas o colirios.

EUFRASIA (Euphrasia officinalis)

ACIANO/BLAUET (Centaurea cyanus)

Esta pequeña planta es muy común en nuestros prados y  tierras no cultivadas. Sus flores, de color  azul intenso, destacan en los rastrojos de los campos de cereales en la Cataluña central.

El término Centaurea deriva del centauro Quirón, quién, según la mitología, enseñó a la humanidad los valores medicinales de las plantas.

Contiene pelargonidina, pigmentos antociánicos y flavónicos como la cianina y principios amargos, además de mucilagos, taninos, ceras y materias minerales (10%).

Se usa en fitoterapia principalmente por vía externa en forma de lavados y compresas,  actuando  como antiinflamatorio, antibiótico y astringente. No se le conocen efectos tóxicos.

Preparación: una cucharada sopera por vaso de agua, hervir 2 min, reposar 10 min, colar y aplicar en forma de compresas o lavados.

ACIANO/BLAUET (Centaurea cyanus)

SAÚCO/SAÜC (Sambucus Nigra)

Este pequeño árbol de flores agrupadas en cimas voluminosas, que desprenden un suave aroma es originario de toda Europa, norte de África y la parte occidental de Asia. Florece con el inicio de la primavera, durante  el mes de abril ya podemos contemplar este pequeño árbol repleto de flores de color blanco-cremoso.

Su nombre deriva del griego Sambuca, nombre de un antiguo instrumento musical  fabricado con la madera de este árbol. Ya nos hablan de las propiedades de esta planta Plinio, Dioscórides o el mismo Culpeper.

Sus flores contienen aceite esencial, flavonoides, vitamina C, mucilagos y taninos. Los frutos son ricos, también, en flavonoides además de azúcares y pectina. No se recomienda el empleo de las hojas por la presencia de pequeñas cantidad de un alcaloide, la sambucina.

Tradicionalmente se ha utilizado la flor de saúco como diaforético, diurético y antineurálgico. Ha sido utilizado a través de la historia a través de infusión en el tratamiento de catarros, gripes y demás alteraciones de las vías respiratorias, también en forma de compresas en casos de inflamaciones y tumefacciones. La infusión recién preparada es un excelente remedio para los ojos inflamados o en casos de conjuntivitis.

Con los frutos maduros se puede preparar una excelente y nutritiva mermelada

SAÚCO/SAÜC (Sambucus Nigra)

Dejar un comentario