Plantas medicinales para la sinusitis0

El tratamiento de la sinusitis mediante la fitoterapia se basa en el uso de plantas con propiedades:

-Antiinflamatorias, para bajar la inflamación de las mucosas de los senos nasales.

-Antimicrobianas, que ayudan a eliminar los microorganismos causantes de la infección.

-Inmunoestimulantes, que refuerzan el organismo frente posibles infecciones.

-Descongestivas, en forma de vahos que facilitan la eliminación de mucosidad.

ORTIGA

La Ortiga verde o mayor, Urtica dioica, es una planta arbustiva de hasta 1,5m de altura que se caracteriza por poseer unos pelos urticantes en las hojas que, en contacto con la piel provoca escozor y prurito. Es una planta muy apreciada por la multitud de aplicaciones que se le conocen. Se le atribuyen propiedades antiinflamatorias y antihistamínicas, útil en el tratamiento de sinusitis asociada a rinitis alérgica.

En sus hojas encontramos componentes como flavonoides con acción antioxidante y antiinflamatoria.

Se recomienda preparar medio litro de infusión e ir tomándola durante el día.

ORTIGA

AJO

Esta planta tan introducida en nuestra gastronomía es valorada por sus propiedades medicinales. Se utiliza el bulbo de Allium sativum, una planta perenne de hasta 30cm de longitud.

El bulbo forma una cabeza dividida en 6 o 12 gajos, comúnmente llamados dientes. Emana un característico olor al ser cortado. El ajo es uno de los remedios más tradicionales para tratar la sinusitis por sus propiedades antiinflamatorias y antivirales. Se recomienda tomar un ajo crudo machacado o fileteado por la mañana. También podemos encontrarlo en forma de perlas.

AJO

JENGIBRE

El rizoma del jengibre (Zingiber officinale), es apreciado por su aroma y sabor picante. Entre los mayores productores de esta especia se incluyen India, China y otros países del sur de Asia. Lo encontramos en numerosas formulaciones de la medicina Ayurveda y de la medicina tradicional China. Presenta una marcada actividad antiinflamatoria y antimicrobiana. Ayuda a descongestionar los senos nasales. Podemos utilizarlo fresco o deshidratado. Deberemos hervirlo al menos 10 minutos y tomar dos tazas al día.

JENGIBRE

EUCALIPTO

Existen alrededor de 700 especies de Eucalyptus. Este majestuoso árbol originario de Australia actualmente se encuentra ampliamente distribuido. Las hojas contienen un aceite esencial balsámico y desinfectante. Se utilizan como descongestionante nasal y para combatir infecciones respiratorias. Generalmente se utiliza en forma de inhalaciones, facilitando la respiración.

EUCALIPTO

EQUINÁCEA

Planta herbácea originaria de las regiones centrales de Estados Unidos. Se utilizan las sumidades floridas y raíces de Echinacea angustifolia, E. pallida y E. purpurea. Son reconocidas sus propiedades como inmunoestimulante y antiviral. Su aplicación más común es en la profilaxis y el tratamiento de afecciones de las vías respiratorias como resfriado común, gripe, bronquitis, laringitis, faringitis, sinusitis, otitis y amigdalitis.

 EQUINÁCEA
EQUINÁCEA

TOMILLO

El tomillo, Thymus vulgaris, es una planta mediterránea muy introducida en nuestra cultura gastronómica y medicinal. Intensamente aromática y de sabor característico, es uno de los remedios más utilizados para combatir infecciones respiratorias, digestivas y diuréticas. La composición de su aceite esencial varia según la época y el lugar de la cosecha, está constituido principalmente por fenoles monoterpénicos como timol y carvacrol. Podemos tomarlo en forma de infusión, vaporizaciones o vía tópica.

TOMILLO

Combatir los parásitos intestinales en animales de forma natural0

Los animales están expuestos a infestaciones por un gran número de parásitos que pueden afectar su salud. Es necesario un diagnóstico y tratamiento adecuado así como tomar medidas preventivas. Es importante el seguimiento por un veterinario que supervise el tratamiento.

 

Encontramos diversos recursos naturales que permiten tratar los parásitos intestinales de forma completamente natural y respetuosa con el organismo del animal. Las plantas con acción vermífuga deben utilizarse a dosis bajas y durante periodos cortos de tiempo, normalmente una semana. El tratamiento puede volverse a repetir al cabo de dos semanas para eliminar las formas resistentes.  Se suele recomendar que se realicen desparasitaciones cada 3 meses

 

Ajenjo (Artemisia absinthium).

Presenta propiedades antihelmínticas, favorece la eliminación de los gusanos. Por su sabor amargo, que le confiere un efecto tónico digestivo, se recomienda mezclarlo con la comida. Suministrar media cucharadita de polvo al día, durante una semana.

 

Semillas de calabaza (Cucurbita pepo).

La cucurbitina es la sustancia que ayuda a la expulsión de los parásitos. Se recomienda administrar media cucharadita de semillas crudas molidas por 30Kg de peso.

 

Ajo (Allium sativum).

Presenta un amplio espectro de acción contra multitud de microorganismos. No se recomienda su uso en gatos, salvo indicación veterinaria. Es eficaz para combatir un gran número de parásitos. Podemos machacar un ajo y mezclarlo en la comida.

 

Genciana (Gentiana lutea).

Las propiedades antiinflamatorias y antisépticas  fortalecen el aparato digestivo y ayudan a depurar el organismo, por lo que es una buena opción para la desparasitación interna. Herviremos 1 cucharadita de raíz en un vaso de agua durante 5 minutos y se la daremos dos veces al día, durante una semana.

 

Aceite de coco.

Mejora el aspecto y cuidado de la piel, favorece la digestión y absorción de nutrientes y por su contenido en ácido láurico destruye virus, bacterias y parásitos. La dosis recomendada es 1 cucharadita por cada 5Kg de peso, directamente sobre la comida. Externamente podemos aplicarlo mezclado con unas gotas de aceite esencial que potencie el efecto repelente.

 

Tierra de Diatomeas.

Es un mineral silíceo formado por algas microscópicas fosilizadas. De origen 100% natural, constituye un insecticida seguro para la salud del animal. Debemos asegurarnos que sean de tipo alimenticio. Vía interna tiene la capacidad de actuar sobre todas las fases del ciclo biológico del microorganismo mediante un mecanismo de arrastre y de absorción de toxinas, bacterias y parásitos intestinales, eliminándolos posteriormente por las heces. No destruye la flora intestinal del animal. Se puede aplicar externamente sobre la piel o esparcirlo en su hábitat para el control de pulgas, garrapatas, ácaros y parásitos internos.

 

Los parásitos dañan la flora intestinal y la alteran significativamente. Cuando ésta se encuentra desequilibrada, los parásitos tienen más facilidad de proliferar. Para recuperar la flora y mantenerla saludable se recomienda la toma de probióticos, microorganismos vivos que prevalecen en los intestinos y favorecen el correcto funcionamiento.

El ajo, un alimento medicinal1

Las propiedades medicinales del ajo (Allium sativum) son conocidas desde la época de Hipócrates (unos 400 años antes de nuestra era). Procede de Asia central, pero se cultiva desde épocas remotas en toda la cuenca mediterránea. La parte utilizada son los bulbos, donde se concentra su acción medicinal.

El principal componente activo del ajo es la aliína, responsable de su olor característico. También contiene pequeñas cantidades de vitaminas (A, B1, B2, B6 y C), adenosina y sales minerales de hierro, sílice, azufre, yodo, selenio y germanio.

En los herbolarios comercializamos perlas de ajo para evitar el fuerte olor característico. Las perlas de ajo evitan también la inflamación y el ardor que puede producir la ingesta excesiva de ajo crudo.

Cabeza de ajo blanco.
Las propiedades del ajo son conocidas desde la época de Hipócrates.

Beneficios del aceite macerado de ajo para la salud

  • Destaca por sus beneficios a nivel del sistema sanguíneo. Tiene un papel importante como fluidificante sanguíneo, ya que reduce la viscosidad plasmática a nivel coronario y pulmonar. Es un vasodilatador periférico. Es hipolipemiante (inhibe la síntesis de colesterol y triglicéridos) y hipoglucemiante (reduce los niveles de glucosa en sangre). Es eficaz en casos de hipertensión arterial y arteriosclerosis y reduce el riesgo de trombosis y embolias.
  • A nivel respiratorio, los componentes sulfurados del ajo que se eliminan por vía pulmonar desempeñan un papel importante en enfermedades infecciosas del aparato respiratorio como gripe, resfriados, sinusitis, faringitis y bronquitis. También se observan mejorías en casos de asma.
  • Destaca por ser antioxidante, evitando así el envejecimiento celular prematuro y reduciendo el riesgo de enfermedades degenerativas.
  • Es considerado un “antibiótico natural” por su amplio campo de actividad contra gran variedad de microorganismos: virus, bacterias, espiroquetas, amebas y hongos.
  • Alivia alteraciones del sistema digestivo como gastritis, flatulencias y trastornos hepatobiliares.
  • Combate parásitos intestinales. Evita el crecimiento de bacterias perjudiciales para la flora intestinal a nivel de colon, sin dañar aquellas que ejercen una acción beneficiosa.
  • Ayuda a combatir la fiebre.
  • Alivia molestias y dolores articulares en casos de reuma, artritis, gota y ciática.
  • Estimula el funcionamiento de diversos órganos y glándulas: hígado, páncreas, tiroides y suprarrenales.

El ajo negro, cada vez más popular

En los últimos años se está popularizando el ajo negro, que no es más que el ajo blanco sometido a un proceso de fermentación en una determinadas condiciones de temperatura, humedad y tiempo. Este proceso de maduración natural le confiere el color negro, una textura más blanda y un sabor más suave. Pero lo que es más importante es que los beneficios del ajo negro se ven aumentados.

Ajo negro.
Las propiedades del ajo negro se ven aumentadas.
  • Ayuda a reforzar el sistema inmunitario, con lo cual es un alimento a tener en cuenta en otoño e invierno, cuando nuestras defensas están más debilitadas.
  • Tiene unas propiedades antioxidantes mayores que el ajo común.
  • Es útil para reducir el colesterol y los triglicéridos.
  • Es un energizante natural, adecuado tanto para deportistas como para estudiantes.

Encontrarás más información sobre el ajo negro en:

http://www.dmedicina.com/vida-sana/alimentacion/nutricion/2016/03/16/ajo-negro-beneficios-110161.html

http://www.natursan.net/ajo-negro-beneficios-y-propiedades/

Plantas rejuvenecedoras para la mujer2

Después de la buena acogida que ha tenido el artículo 25 plantas medicinales imprescindibles para la mujer, hemos creído oportuno completarlo presentándote estas 7 plantas rejuvenecedoras para la mujer. ¡Para sentirte siempre joven!

  • Ginseng. Posee la reputación de tónico rejuvenecedor. Retrasa el proceso de envejecimiento debido a la presencia de substancias antioxidantes que evitan la aparición de radicales libres. Tiene una acción estimulante de la energía sexual, especialmente en los casos que una libido baja se asocia al estrés o a una sensación de debilidad general. También posee un efecto adaptógeno y es, a la vez, estimulante o sedante, según el uso requerido.
  • Salvia. La salvia tiene poderosas propiedades antioxidantes que ayudan a retrasar los procesos de envejecimiento. Es un buen tónico para el sistema nervioso y se ha utilizado para aumentar la fuerza y la vitalidad. Tiene un efecto tónico sobre el aparato reproductor femenino. La salvia también favorece el buen funcionamiento del sistema inmunitario.
  • Tomillo. Su acción tónica sobre el sistema nervioso lo convierte en excelente para el cansancio físico y mental. Como antiséptico, el tomillo potencia la lucha del sistema inmunológico contra las infecciones fúngicas, virales y bacterianas especialmente en los sistemas genitourinario, digestivo y respiratorio.

Plantas rejuvenecedoras para la mujer

  • Ajo. Debido a su gran poder antioxidante y a sus compuestos de azufre, protege el cuerpo contra los efectos de la polución y la nicotina. El ajo es antiséptico, digestivo y estimulante de la circulación. Crudo o molido libera allicina, con una acción antibiótica más poderosa que la penicilina.
  • Romero. Excelente tónico y vitalizador general, el aceite esencial de romero está especialmente indicado en casos de agotamiento, fatiga y dolores de cabeza, a la vez que actúa como gran antiinflamatorio cuando hay dolores musculares, reuma, gota (ácido úrico), artrosis. También es muy recomendado cuando aparecen problemas cutáneos, envejecimiento de la piel, problemas capilares o mala circulación.
  • Jengibre. Posee un probado efecto estimulante sobre el corazón y la circulación sanguínea. Aporta sensación de bienestar. El jengibre constituye una maravillosa ayuda para recuperar el calor corporal. Confiere vigor al estómago e intestinos, estimula el apetito y facilita la digestión al activar la secreción de enzimas.
  • Dong Quai. Es la mejor planta tónica para la mujer. Se emplea para tonificar el aparato reproductor y mantener la función normal de los órganos sexuales. Alivia las congestiones en la zona pélvica. Tiene gran valor como purificador de la sangre, lo que aporta propiedades rejuvenecedoras, acelerando la recuperación de los tejidos. El dong quai estabiliza las hormonas y la menstruación, regulariza los periodos atrasados o suprimidos, alivia los calambres menstruales y es un excelente equilibrante en la menopausia.

L. Teixé

Foto: Mujer Actual