Plantas con propiedades antibióticas0

Todas las plantas ricas en aceites esenciales de alta potencia tienen marcadas propiedades antibacterianas y antivíricas, las más reconocidas en nuestra flora son las siguientes:

TOMILLO/ TIMÓ (Thymus vulgaris)

El Tomillo es una planta muy común en nuestra cultura, además de sus probadas propiedades medicinales es utilizada también como excelente planta culinaria. En sus hojas y flores encontramos un aceite esencial, el timol, un principio activo que le aporta a esta menuda planta una potente acción antimicrobiana frente a diversos gérmenes, virus y bacterias. El tomillo favorece la digestión, evita los espasmos, la formación de gases y retenciones pútridas en el intestino. También está probada su acción sobre el aparato respiratorio, aumenta la actividad de los cilios bronquiales estimulando la secreción bronquial. Alivia el dolor de garganta en caso de anginas.

TOMILLO/ TIMÓ (Thymus vulgaris)
TOMILLO/ TIMÓ (Thymus vulgaris)

ORÉGANO/ORENGA (Origanum vulgare)

El Orégano, una planta muy común en nuestra despensa como planta aromática y culinaria. En su composición encontramos un aceite esencial con una potente acción antibiótica. Elimina, aunque sea en muy pequeñas cantidades, gran variedad de patógenos como bacterias, hongos, parásitos y virus. Popularmente se le atribuyen pro- piedades como: aperitivo, digestivo, carminativo, colerético, espasmolítico, expectorante, antiséptico de las vías respiratorias, tónico general y diurético. A nivel externo se considera analgésico, cicatrizante, anti- séptico y antifúngico.

ORÉGANO/ORENGA (Origanum vulgare)

MILENRAMA/ MIL FULLES (Achillea millefolium)

Es una de las plantas más utilizadas en medicina natural por sus amplias y seguras propiedades medicinales. En la composición de sus hojas y flores encontramos aceite esencial (con un contenido variable en azúlenos, α- y β-pineno, 1,8-cineol, camazuleno), además de flavonoides, ácidos fenoles, taninos y poliacetilenos. Vía interna se recomienda en trastornos dispépticos, pérdida de apetito, espasmos abdominales leves, regulador de la menstruación, hipo- tensor y trastornos circulatorios como hemorroides, varices y flebitis. Por sus propiedades bactericidas y su capacidad de evitar espasmos a nivel respiratorio es útil en caso de bronquitis, gripe, resfriados, asma, etc. Estimula la sudoración por lo que es adecuado en caso de fiebre. Popularmente se le atribuye la capacidad de eliminar lombrices intestinales. Resultan muy interesantes sus propiedades antisépticas, hemostáticas y regeneradoras a nivel tópico, capaz de favorecer la cicatrización de llagas y heridas difíciles aplicada en forma de compresas.

MILENRAMA/ MIL FULLES (Achillea millefolium)
MILENRAMA/ MIL FULLES (Achillea millefolium)

GAYUBA/BOIXEROLA (Arctostaphylos uva-ursi)

Los grandes botánicos clásicos, griegos y romanos ya conocían las propiedades de este arbusto rastrero, de hojas de color ver- de intenso ricas en arbutina, que le da a esta planta grandes propiedades antibacterianas y antisépticas especialmente de las vías urinarias.

Además de su acción específica para tratar la cistitis, la gayuba es también utilizada en el tratamiento de la hipertrofia benigna de próstata, así como para prevenir la formación de cálculos renales. Por su acción astringente y bactericida la gayuba también se puede utilizar en uso tópico en casos de ulceraciones dérmicas, bucales, dermatitis o vulvovaginitis. Las arbutinas son mucho más activas si actúan en medio alcalino por lo que es aconsejable tomar las infusiones de gayuba junto a plantas también de acción alcalina como por ejemplo la cola de caballo. La gayuba está contraindicada durante el embarazo y la lactancia, así como menores de 12 años.

GAYUBA/BOIXEROLA (Arctostaphylos uva-ursi)
GAYUBA/BOIXEROLA (Arctostaphylos uva-ursi)

EQUINÁCEA (Echinacea purpurea E. angustifolia)

Esta planta, originaria de Estados Unidos y Norte de México es una de las más estudia- das, documentadas y utilizadas en medicina natural. En las raíces viejas (más de 3 años) de esta bonita planta encontramos ácido cafeico, ácido chicórico y especialmente equinacina, principios activos que aumentan la cantidad de glóbulos blancos a la vez que potencian la producción de interferón, una proteína que el propio organismo produce para neutralizar los virus. Los beneficios de la equinácea son muchos y ampliamente documentados, es un buen antiséptico, anti- inflamatorio, potente desintoxicante, anti- alérgico, aumenta la resistencia de la piel a los ataques de hongos, pero su acción más importante es, sin lugar a duda, su capacidad para potenciar, estimular y fortalecer nuestro sistema inmune.

Plantas para aumentar las defensas Equinacea (Echinacea purpurea).
EQUINÁCEA (Echinacea purpurea E. angustifolia)

Cistitis: tratamientos naturales para la infección de orina1

La cistitis o infección de orina es una inflamación de la vejiga causada por una infección bacteriana o viral. Más del 90% de los casos de cistitis están causados por la bacteria Escherichia Coli. Menos frecuente es la inflamación de vejiga a causa de algunos fármacos empleados en quimioterapia o los productos químicos que encontramos en preservativos o en productos de higiene corporal.

La cistitis puede presentarse en hombres y en niños, pero es mucho más habitual en la mujer. El 37% de ellas padecen al menos un episodio de infección de orina a lo largo de su vida. Pero lo que es peor es que cerca del 80% de las mujeres infectadas acaba sufriendo cistitis de repetición.

Algunos síntomas comunes de esta patología son la necesidad constante de orinar, una sensación ardiente y dolorosa mientras se micciona, dolor en la región pélvica, orina oscura y de fuerte olor, orina con sangre, presión en la zona abdominal inferior y fiebre.

El tratamiento de la cistitis normalmente es con antibióticos (los síntomas suelen desaparecer al cabo de entre 3 y 7 días). No obstante, desde nuestro blog queremos informar de diferentes opciones naturales para paliar y curar la infección de orina.

 

Tratamientos naturales para la cistitis

  • Arándanos rojos (Vaccinium vitis idaea). Su efecto beneficioso se debe al alto contenido en proantocianidinas y ácido benzoico, que disminuyen la adherencia de la Escherichia Coli a las paredes de las vías urinarias y ejercen una acción antiséptica. Se pueden tomar 2 ó 4 vasitos al día (dependiendo de la concentración) de zumo de arándanos rojos para reducir el riesgo de contraer infecciones. También se pueden encontrar arándanos rojos en cápsulas o tinturas, que se pueden combinar con el antibiótico.
Arándanos rojos (Vaccinium vitis idaea).
Arándanos rojos (Vaccinium vitis idaea).
  • Gayuba (Arctostaphylos uva-ursi). Es seguramente la opción natural más segura para tratar la cistitis. En su composición encontramos unos glucósidos, la arbutina y la metil arbutina, principios activos con alto poder antiséptico urinario. La gayuba es más activa en medio alcalino, por lo que siempre la mezclamos con plantas de acción alcalina y actividad diurética (cola de caballo, abedul, estigmas de maíz o raíz de grama). Cuando hay infección de orina, recomendamos tomar un litro diario de esta infusión (compatible con los antibióticos). Para evitar cistitis de repetición se puede tomar un litro de la infusión una o dos veces por semana.
Gayuba (Arctostaphylos uva-ursi) , una planta medicinal para las dolencias del aparato urinario.
Gayuba (Arctostaphylos uva-ursi), seguramente la mejor opción natural para tratar la cistitis.
  • Brezo (Erica arborea). Es una planta rica en arbutina, pero la gayuba es más rica en antraquinonas.
Brezo (Erica arborea).
Brezo (Erica arborea).
  • Cismax. Es el complemento natural más activo, ya que combina la acción antiséptica de la gayuba y el efecto antioxidante y antiinflamatorio de los arándanos rojos. Se puede tomar como remedio curativo o preventivo y puede ser un valioso complemento a los antibióticos.
  • Probiótico multiflora. Uno de los riesgos de los antibióticos es que pueden deteriorar la flora intestinal. Por eso es bueno tomar probióticos al menos hasta un mes después de haber acabado el tratamiento con antibióticos.
  • Nuestra tisana para la cistitis es otra opción natural. Debe tomarse como mínimo durante 10 días, aunque al segundo día hayan desaparecido los síntomas. La tisana se puede tomar durante el embarazo, pero siempre aconsejamos que se consulte al médico.

Si la carga bacteriana de la cistitis es baja quizás sólo necesitemos la tisana para la cistitis o el Cismax. Pero si la carga bacteriana es alta, necesitaremos siempre el antibiótico y potenciaremos su acción con las opciones naturales.

Beber abundante agua, una cucharadita de zumo de limón cada dos o tres horas, infusiones de jengibre, zumo de pepino fresco o aceite esencial de orégano son otras opciones naturales a tener en cuenta.

Gayuba, una planta para las dolencias del sistema urinario4

La gayuba (Arctostaphylos uva-ursi) es una planta medicinal que crece en terrenos montañosos, secos y umbríos del norte de Europa, Asia y América. Se trata de un arbusto de la familia de las Ericáceas, de tallo irregular y rastrero. Las virtudes de la gayuba se encuentran en sus hojas, que son de un color verde intenso, de sabor ligeramente amargo y que desprenden un olor característico. La gayuba es uno de los remedios naturales más utilizados para tratar las dolencias del aparato urinario, especialmente en casos de infecciones producidas por bacterias, como explicaremos a lo largo de este post.

Composición de la gayuba

En las hojas de la gayuba hay pigmentos y flavonoides (derivados del quercetol). Pero destacan sobre todo los glucósidos –concretamente la arbutina y la metil-arbutina–, que al metabolizarse en hidroquinona y metilhidroquinona, se convierten en excelentes antisépticos de las vías urinarias, que previenen y destruyen los gérmenes infecciosos.

Gayuba (Arctostaphylos uva-ursi) , una planta medicinal para las dolencias del aparato urinario.
Las virtudes de la gayuba (Arctostaphylos uva-ursi) se encuentran en sus hojas.

Aplicaciones de la gayuba

  • Es muy adecuada para el tratamiento de inflamaciones de la uretra (uretritis), de la vejiga urinaria (cistitis) e irritación de las vías urinarias. Actúa de forma eficaz ante la necesidad imperiosa de orinar repetidamente que genera este tipo de afecciones.
  • Tomar, un día a la semana, un litro de una mezcla de gayuba, brezo, cola de caballo y flor de malva es un excelente remedio para prevenir las cistitis repetitivas.
  • La gayuba es también un excelente antiinflamatorio y diurético, gracias a la presencia de taninos. Favorece el aumento del volumen de la orina y la eliminación renal de urea.
  • La infusión de gayuba se emplea también para tratar los cálculos renales. No disuelve los cálculos pero, dadas las propiedades antisépticas de esta planta, impide las infecciones que a menudo van asociadas con este tipo de dolencias.
  • La actividad antiséptica de la gayuba aumenta en medio alcalino por lo que es aconsejable mezclar la gayuba con plantas alcalinas como la cola de caballo.
  • Tradicionalmente las hojas de gayuba también se han empleado para combatir la diarrea, dadas las propiedades astringentes de los taninos. Pero hay que ser prudentes, ya que un exceso de estos componentes podría irritar la mucosa gástrica.

Precauciones

La gayuba es una planta sin toxicidad conocida. Sin embargo, por esta abundante presencia de taninos, no se aconseja tomarla durante el embarazo, especialmente durante los primeros meses.

Una última curiosidad sobre la gayuba

¿Sabías que los frutos de gayuba son una de las comidas preferidas de los osos? De hecho, el término Arctostaphylos uva-ursi significa, tanto en griego como en latín,uva de oso.