PLANTAS PARA MEJORAR LA MICROCIRCULACIÓN CEREBRAL0

GINKGO (Ginkgo biloba)

Árbol considerado un verdadero fósil viviente, único representante de una familia que hace millones de años pobló extensamente grandes zonas de nuestro planeta. Aunque originario de China y Japón actualmente y debido a su facilidad para adaptase, lo podemos encontrar en jardines de todo el mundo.

En sus hojas encontramos derivados flavónicos, terpenos y procianidinas, todos ellos responsables de sus propiedades medicinales.

Sus hojas son efectivas sobre la microcirculación, tanto a nivel cerebral como periférico. También es muy eficaz, por su notable efecto vasodilatador, en casos de insuficiencia vascular senil, vértigos, pérdida de memoria y alteraciones del equilibrio. Reduce la cantidad de radicales libres y por ello, ejerce una protección inespecífica de los tejidos, especialmente los más delicados como el tejido nervioso.

GINKGO (Ginkgo biloba)
GINKGO (Ginkgo biloba)

BACOPA (Bacopa monnieri)

Esta planta herbácea y rastrera crece comúnmente en las zonas pantanosas de la India, Nepal, China, Taiwán, Vietnam y también Florida y otros estados del sur de EEUU.

Los componentes responsables de los efectos farmacológicos de la Bacopa son los alcaloides, las saponinas y esteroles. Todos ellos contribuyen a los efectos cognitivos de esta planta. Su capacidad para mejorar la transmisión nerviosa, para reparar las neuronas dañadas, para mejorar la actividad enzimática, la restauración de la actividad sináptica y de la transmisión de los impulsos nerviosos, hace de la Bacopa una gran opción natural para rejuvenecer el cerebro, desarrollar la memoria, el aprendizaje y la concentración. Los antioxidantes presentes en esta planta inhiben el estrés oxidativo neuronal y contribuyen a la reducción de la oxidación de lípidos en sangre. Los bacósidos desempeñan un papel protector en las funciones sinápticas de los nervios del hipotálamo, sede de la memoria.

BACOPA (Bacopa monnieri)

SALVIA (Salvia lavandulifolia)

Esta variedad de Salvia crece en la zona occidental del mediterráneo. Sus hojas de color verde-grisáceo son opuestas, pecioladas y rugosas al tacto. En sus hojas encontramos abundante aceite esencial, flavonoides entre los que destacamos la apigenina junto con otros de tipo estrogénico y principios amargos con efecto antibiótico y antiséptico. Su aceite esencial paraliza las terminaciones nerviosas de las glándulas sudoríparas actuando sobre el centro cerebral termorregulador. Sus poderosas propiedades antioxidantes ayudan a retrasar el envejecimiento celular, reduciendo los peligros de los radicales libres y mejorando el flujo sanguíneo a través de las arterias hacia el cerebro.

SALVIA (Salvia lavandulifolia)

 

Consejos para cuidarse en primavera0

Primavera quiere decir más horas de luz, paisajes llenos de color o temperaturas más cálidas. Todo ello hace que nos sintamos más alegres y vitales. Como consecuencia del mayor número de horas de sol y debido a los cambios que se producen en la meteorología, también se producen cambios en nuestro organismo. Seguro que muchos de nosotros los notamos y por ello os ayudamos a paliarlos con los siguientes remedios.

Consejos de primavera Manantial de Salud
Consejos de primavera

Alergias

Para regular el exceso de producción de histamina así como para mantener controlados los síntomas que se le asocian (rinitis, urticaria, asma, conjuntivitis…) tenemos productos en la naturaleza que nos ayudarán:

  • Plantas como el té rooibos, la perilla o el helicriso, tienen un efecto antihistamínico y nos ayudarán a sobrellevar mejor las alergias. En alergias respiratorias también nos ayudará mantener una buena higiene nasal (los vahos nasales y las limpiezas nasales con o sin lota pueden ser un buen aliado) así como mantener bien hidratada la mucosa nasal. Para los vahos hay plantas muy específicas como el eucalipto, romero, espliego, pino, manzanilla Mahón y gordolobo que pueden ser de gran interés.
  • Cuando las alergias nos afectan los ojos, nada mejor que unas compresas oculares a base de eufrasia, aciano, saúco, tomillo, manzanilla Mahón y rosas.
  • Aceite hidratante nasal: lubrifica y protege las fosas nasales. Macerado en aceite de oliva de manzanilla, espliego, romero, eucalipto, pino, helicriso, tomillo, cola de caballo, hipérico y salvia. Está muy indicado en caso de rinitis, congestión nasal, sequedad. Podemos aplicarlo en las fosas nasales tantas veces al día como necesitemos.
  • Aromaterapia: existe una mezcla descongestiva nasal que nos proporcionará bienestar al vaporizar la estancia.

Memoria

Para reforzar nuestra memoria podemos incorporar algunos suplementos alimenticios a base de lecitina de soja (aporta fósforo, colina e inositol), omega-3 (favorece la conexión neuronal), ginko biloba (mejora la circulación sanguínea a nivel cerebral), eleuterococo (aumenta la concentración intelectual). La primavera suele ser época de exámenes para muchos…

Astenia primaveral

Al alterarse nuestros ritmos, a veces nos sentimos cansados o algo fatigados. Para facilitar el proceso de adaptación al cambio estacional podemos tomar:

  • Jalea real: aporte natural de vitaminas y minerales. Se comercializa tanto fresca como en perlas o ampollas.
  • Polen: aporta aminoácidos, vitaminas y minerales. Hay en cápsulas o gránulos.
  • Levadura de cerveza / Germen de trigo: ejerce un efecto fortalecedor del organismo. Se puede encontrar en copos, comprimidos o perlas.
  • Espirulina: complemento del hierro y B12 además de otras vitaminas y minerales. En escamas o comprimidos.
  • Wheatgrass (Hierba de trigo): es un concentrado de nutrientes de fácil absorción que contribuyen a aumentar tu vitalidad. Disolver 2 cucharadas soperas en líquido.

Piel

El objetivo que debemos marcarnos en primavera es regenerar la piel para afrontar el verano, mejorar su aspecto y reparar la sequedad generada durante el invierno. Para ello tenemos que suplementar nuestra dieta con un aporte especial de beta-carotenos que favorecen el bronceado y mejoran la calidad de la piel. Los antioxidantes también son importantes para evitar el envejecimiento prematuro de la piel.

La hidratación también es fundamental, así que beber mucha agua y aplicarnos cremas o aceites regeneradores es importante. La rosa mosqueta, la zanahoria, la centella asiática o el aloe vera son ingredientes que pueden reforzar las propiedades hidratantes de tu crema. También es importante cuidar zonas delicadas como el contorno de los ojos o el pelo, que también sufre una fuerte deshidratación en verano. El aceite de jojoba te ayudará a lucir una melena sana y brillante. ¡Ah, y no olvides tu protector solar!