Pon muérdago en casa para atraer la buena suerte0

Siempre que hablamos de muérdago nuestra imaginación viaja hasta la Navidad, época de reencuentros familiares y de amigos, de intercambio de regalos, de idear nuevos proyectos pero sobre todo de introspección y de recordar los auténticos valores de la vida. ¡Aquello que realmente importa!

El muérdago (Viscum album) es un arbusto de ramas de un color verde amarillento, que forma agrupaciones de flores esféricas de color verde blancuzco y que podemos encontrar en las ramas de los robles, álamos, tilos, sauces, manzanos, abedules, pinos o abetos.

muérdago
Pon un poco de Muérdago en tu vida!

Dependiendo del árbol en donde crezca, los principios activos variarán y por tanto también su toxicidad y acción farmacológica. Sus bayas son fuertemente tóxicas (pueden provocar vómitos, mareos e incluso la muerte si se ingieren grandes cantidades), en cambio sus hojas y tallos tienen beneficiosas propiedades medicinales:

  • Ayuda a disminuir los niveles de colesterol en sangre
  • Evita la formación de placas de ateroma
  • Es un hipotensor suave por vasodilatación periférica y aumento de la diuresis. Favorece el riego sanguíneo del cerebro y del corazón
  • Antiespasmódico y sedante, alivia el nerviosismo y las jaquecas
  • Atenúa los dolores reumáticos aplicado en forma de compresas impregnadas de una infusión de muérdago y hiedra sobre la zona dolorida.

Existen muchas leyendas sobre el muérdago pero todas coinciden en que es un símbolo de buena suerte y nos da la bienvenida al Año Nuevo.

La historia nos remonta al pueblo celta. Para los druidas en Galia, Bretaña e Irlanda era considerado una planta sagrada, siendo el más sacro el que crecía en las ramas de un roble (árbol predilecto de los dioses y símbolo de sabiduría).

Se recolectaba generalmente a principios de año durante una ceremonia ritual en la que el druida, vestido con una túnica blanca, subía a un roble y cortaba con una hoz de oro el muérdago que crecía en él, creyendo que les daría riqueza.

Muchas son las tradiciones que han persistido hasta hoy alrededor de la magia del muérdago. Durante el siglo XIX, en Inglaterra y Francia, los mendigos pedían limosna por estas fechas con ramas de este arbusto en la mano en señal de buena suerte. En España ha quedado arraigado en la palabra “aguinaldo” y en Escandinavia cuelgan sus ramas en establos y casas para ahuyentar trolls y malos espíritus. En Suiza se coloca en las puertas como protección frente al fuego y en el sur de los Países Bajos se cuelga en los establos para que el ganado duerma sin pesadillas.

También de Escandinavia es el origen de la leyenda de “besarse bajo el muérdago” ya que al creer que era una planta de paz, lo utilizaban para resolver problemas de pareja. Ambos se colocaban debajo y el ritual consistía en besarse ya que eso indicaba que habían hecho las paces y la tranquilidad volvía a reinar en su relación. De estas prácticas, se empezó a creer en esta tradición como símbolo de salud, fertilidad y compromiso entre dos personas.

Sus propiedades son aún mayores si se recibe como regalo, así que ya sabes… regálalo a tantas personas como aprecies y esperamos que también recibas más de un ramillete de muérdago para que te dé mucha suerte.

Té matcha, la bebida zen venida desde Japón0

El té matcha es un tipo de té verde muy apreciado en Japón. Cuenta la leyenda que la isla de Okinawa es la más longeva del mundo gracias al habitual consumo de esta bebida. Si quieres beneficiarte de sus propiedades, puedes tomar una cucharita de té matcha con un vaso de agua caliente (85ºC), preferiblemente por la mañana. También puedes añadirlo a zumos, batidos y postres.

Te matcha
Te matcha

Té matcha: de China a los monjes budistas de Japón

Este té molido tiene sus orígenes en China, en tiempos de la dinastía Song, pero fueron los monjes budistas del Japón quienes popularizaron esta bebida desde finales del siglo XII. El té matcha les permitía estar alerta y tranquilos durante sus largas horas de meditación (zen), favoreciendo la concentración y la claridad mental sin la energía nerviosa que aporta el café. El consumo de este té verde fue desapareciendo en China, mientras que arraigaba en las clases altas japonesas entre los siglos XIV y XVI. Todavía hoy es tradición la ceremonia del té matcha.

¿Cómo se obtiene el matcha?

La preparación del té matcha empieza varias semanas antes de su recolección. Primero se cubren las plantas del té para protegerlas del sol. Así se retrasa su crecimiento y se consiguen unas hojas de un color verde más oscuro. Con este proceso el té gana aminoácidos, obteniendo de esta forma un sabor más dulce.

Tras la cosecha, las hojas se colocan en una superficie plana para su secado. El resultado se llama “tencha”. Se les retira el tallo y las venas antes de molerlas hasta conseguir una textura de polvo fino como el talco, de un verde intenso, conocido como “matcha”.

Lo que el té matcha puede hacer por ti

  • Mejora la concentración. Contiene L-teanina, un aminoácido capaz de aumentar los niveles de dopamina y serotonina en el organismo, calmando así los nervios, mejorando el estado de ánimo y el rendimiento intelectual y proporcionando un estado general de bienestar.
  • Es un tónico general para el organismo. La teína de esta bebida tiene un efecto similar a la cafeína aunque más suave y prolongado.
  • Ayuda a perder peso. El té matcha es rico en catequinas, unas sustancias que favorecen el metabolismo para quemar grasas.
  • Tiene un alto poder antioxidante. Contiene múltiples compuestos que retrasan el envejecimiento celular y neutralizan los radicales libres.
  • Depura la sangre. Su abundante clorofila no solo le aporta su característico color verde oscuro, sino también propiedades desintoxicantes y depurativas de la sangre.

 ¡Prepárate un batido antioxidante!

 Esperamos que te guste esta rápida y sencilla receta. Necesitarás los siguientes ingredientes:

  • ½ vaso de leche de almendras o de cualquier otra bebida vegetal.
  • ½ cucharada de matcha.
  • ½ plátano.
  • ½ vaso de hielo triturado.
  • 1 cucharada de sirope de agave.

Prepararlo es muy fácil. Solo hay que batir todos los ingredientes en una licuadora y ya está listo para tomar. ¡Pruébalo y cuéntanos cómo te ha sentado!

Melisa: calma los nervios de manera natural0

El estrés, el trabajo o algunas situaciones personales pueden causar ansiedad, depresión, tensión nerviosa, dolores de estómago o malestares digestivos… ¿Quieres descubrir una manera natural de tratarlos? En este artículo te presentamos las propiedades de la melisa, una planta medicinal relajante y tonificante del sistema nervioso.

Melisa ("Melissa officinalis")
Hojas de Melisa

La melisa (Melissa officinalis), también conocida como toronjil, es originaria de la cuenca del Mediterráneo. Es una hierba perenne de la familia de las lamiáceas y crece de forma silvestre.

Propiedades medicinales de la melisa

  • Relajante: como planta medicinal tiene propiedades sedantes, relajantes y es buena para el insomnio. Además de calmar la sobreexcitación, esta planta medicinal es muy buena para aliviar los dolores de cabeza.
    En las palpitaciones o taquicardias de origen nervioso la melisa tiene la propiedad de relajar el músculo cardíaco y restablecer el ritmo normal del corazón. También se le atribuyen propiedades antiespasmódicas; se emplea en la reanimación de desmayados y como tranquilizante o calmante natural.
  • Antidepresiva: se han encontrado propiedades antidepresivas, ansiolíticas y antioxidantes en los compuestos de la melisa.
  • Antivírica: es eficaz contra las paperas, la varicela, y en la cicatrización de afecciones como herpes labial.
  • Mejora la digestión: como infusión también se usa para curar el dolor de estómago y está indicada para mejorar la digestión.
  • Aromática: sus partes herbáceas se utilizan en aromaterapia ya que poseen un intenso aroma a limón cuando se machacan, debido a su contenido en terpenos, citronella, citronelol, citral y geraniol.
  • Se utiliza como repelente de mosquitos, sin afectar a niños ni bebés. El toronjil es utilizado en algunos dentífricos, debido a sus propiedades antisépticas, antibacterianas y aromáticas.

La melisa es una planta medicinal muy fácil de cultivar, lo cual es una gran ventaja. Se puede cultivar en maceta, de manera que la tengamos siempre a mano. Se la debe proteger del frío en invierno.

Es una planta de mata densa, frondosa, erecta y perenne, que puede llegar a crecer un metro de altura. Tiene flores blancas, ricas en néctar, que atraen a las abejas y sus hojas son muy grandes y ovaladas. La recolección de sus partes aéreas debe realizarse antes de que florezca, en verano, porque al florecer se pierden principios activos.

Cómo tomarla

  • Infusión: sólo tienes que colocar un puñadito de hojas verdes frescas o secas en una taza, agregarle agua hirviendo y dejar reposar 15 minutos.
    Recomendamos tomar una dosis de 20 a 50 gramos por litro, 3 ó 4 veces diarias para problemas de tensión nerviosa, depresión o agotamiento nervioso. La misma dosis sirve para afecciones de estómago, indigestión o náuseas.
    La infusión caliente de las hojas de melisa o toronjil está indicada también para resfriados y gripes. También se puede utilizar una infusión diluida para los niños con varicela.
  • Loción: agrega 1 ml (20 gotas) de aceite esencial de melisa a 100 ml de aceite de jojoba y obtendrás una loción para aplicarse sobre la piel como repelente de insectos.
  • Aceite para masaje: para obtenerlo añade 5-6 gotas de aceite esencial a 15 ml de aceite de coco y aplícalo masajeando, para la depresión, tensión, asma o bronquitis; o con suaves toques sobre las llagas en cuanto aparezcan.
  • Crema: el aceite esencial diluido en crema o ungüento se puede aplicar sobre llagas, calenturas, heridas que no cicatrizan o picaduras de insecto.
  • Condimento: además de ser una planta medicinal, podemos usar melisa para cocinar, como condimento, gracias a su olor a limón. Sus  hojas se usan tanto frescas como secas, para aromatizar ensaladas, salsas, sopas, carnes y postres.

Dormir bien con plantas relajantes0

Los trastornos del sistema nervioso están a la orden del día: imposibilidad de dormir bienansiedad, nerviosismo, depresión… Ya sabes que hay alimentos para fortalecer el sistema nervioso, que el ejercicio físico y el contacto con la naturaleza te ayuda a paliar estos desórdenes y que es importante encontrar momentos de relajación para realizar actividades placenteras. El equilibrio emocional es fundamental para nuestra salud global y ayuda a resolver las dificultades del día a día con más serenidad. En este artículo vamos a presentarte plantas relajantes y remedios para dormir.

Plantas relajantes para dormir bien

  • Flor de amapola (Papaver rhoeas). Sus pétalos contienen cierta cantidad de alcaloides isoquinolínicos, lo que le confiere unas propiedades ligeramente sedantes para tratar el nerviosismo y la ansiedad. También tiene propiedades hipnóticas que favorecen el sueño.
  • Lúpulo (Humulus lupulus). Es una planta relajante. Libera la tensión muscular. Se ha empleado tradicionalmente para tratar la inquietud, la ansiedad y para dormir bien.
  • Pasiflora (Passionaria incarnata). Su acción sedante la convierte en uno de los mejores remedios para dormir, ya que también favorece la relajación del organismo. Los tratamientos con pasiflora son prolongados, de 2 ó 3 semanas, si se quiere obtener un efecto terapéutico eficaz.
Pasiflora (Passionaria incarnata).
Pasiflora (Passionaria incarnata).
  • Espino blanco (Crataegus oxycantha). Sus propiedades sedantes actúan sobre el sistema nervioso simpático, responsable de preparar el cuerpo ante una situación de peligro o estrés. Es una planta especialmente indicada para tratar la ansiedad y para favorecer la conciliación del sueño.
Espino blanco (Crataegus oxycantha).
Espino blanco (Crataegus oxycantha).
  • Tila (Tilia platyphyllos). Dependiendo de la persona que la consuma, notará más sus efectos relajantes o somníferos. Es una planta ampliamente conocida para calmar la ansiedad y el estrés y para combatir el insomnio.
Flor de tilo (Tilia platyphyllos).
Flor de tilo (Tilia platyphyllos).
  • Amapola de California (Eschsholzia califórnica). Es una planta sedante utilizada para calmar estados nerviosos, reducir la ansiedad y tratar el insomnio severo ocasional. Ayuda tanto a conciliar el sueño como a evitar pesadillas y terrores nocturnos.
  • Valeriana (Valeriana officinalis). Su acción sedante relaja el sistema nervioso y el cerebro, aliviando el estrés, la ansiedad y los trastornos del sueño.
  • Aceite esencial de lavanda (Lavandula officinalis). Sólo oliéndolo a distancia ya te relajará y te aliviará la ansiedad. Añadir unas gotas de aceite esencial de lavanda en la bañera te proporcionará un baño relajante y reparador. Dos gotas de este aceite esencial en el cuello del pijama o en la almohada favorecen la conciliación del sueño.
Lavanda (Lavandula officinalis).
Lavanda (Lavandula officinalis).

Más remedios naturales para tratar el insomnio

  • Melatonina. Tomada antes de acostarte, facilita la inducción al sueño y es especialmente útil en casos de cambios en los horarios (por ejemplo, personas que trabajan en diferentes turnos horarios) y de jet lag.
  • 5-HTP. El 5-hidroxitriptófano es un compuesto derivado del triptófano, neurotransmisor que participa en la regulación de los estados de ánimo y los patrones del sueño. Si lo tomas antes de ir a dormir, verás como mejoras la calidad del sueño, sobre todo en las fases REM (rapid eye movement).

Estas son unas breves descripciones de las principales plantas relajantes y remedios para dormir. Como siempre, te aconsejamos que acudas a tu herbolario de confianza para consultarle qué remedio natural es el más apropiado para ti. ¡Gracias por tu confianza!