CONTROL DEL ÁCIDO ÚRICO0

El ácido úrico es uno de los  productos de desecho del organismo que, en condiciones normales, se elimina a través de la orina. Cuando se produce una cantidad mayor de la que pueden filtrar y eliminar los riñones, se acumula formando cristales de ácido úrico, que suelen depositarse en las articulaciones y el tejido que las rodea, provocando inflamación y dolor intenso. En algunas ocasiones, estos cristales se acumulan en los riñones pudiendo provocar litiasis renal.

Un paciente presentará hiperuricemia si la concentración de ácido úrico en sangre está por encima de los 7 milígramos por decilitro. No necesariamente viene acompañada de gota o de litiasis renal, en cuyo caso se tratará de una hiperuricemia asintomática, pero sí que nos estará avisando de un exceso que puede llevar a la manifestación final de un ataque agudo.

 

La gota es una de las enfermedades más antiguas en los registros históricos médicos. Suele producirse a partir de los 35 años y se caracteriza por dolor artrítico intenso y localizado, de inicio súbito en el dedo gordo del pie y que puede continuar arriba hacia la pierna. Sé manifiesta también con el enrojecimiento de la piel de zona inflamada. La medicina alopática trata el ataque agudo de gota con antiinflamatorios no esteroideos (AINE) y colchicina. Para mantener controlados los niveles de ácido úrico se recetan medicamentos hipouricemiantes como el conocido Alopurinol. … Leer más →