Probióticos y prebióticos, reequilibra la flora intestinal0

Los probióticos son preparados o productos que contienen microorganismos vivos, que equilibran la microflora del tracto digestivo, provocando efectos beneficiosos para la salud. El consumo de probióticos puede reequilibrar la flora intestinal deteriorada por factores como el tipo de dieta, determinada medicación, infecciones, envejecimiento o estrés.

 

Entre los beneficios de los probióticos, cabe destacar:

  • Desempeñan un importante papel en el proceso digestivo. Los probióticos reducen las tasas de colesterol y mejoran la intolerancia a la lactosa. También tienen efectos beneficios en el metabolismo mineral, puesto que disminuyen el contenido de ácido fítico (presente en la mayoría de legumbres, cereales integrales y semillas) que dificulta la absorción de hierro, zinc y otros minerales. Los probióticos reducen las tasas de colesterol. Además, descomponen gran parte de los hidratos de carbono de las leguminosas, evitando la fermentación en el intestino grueso y por tanto la formación de gases.
  • Regulan el tránsito intestinal.
  • Intervienen en la síntesis de la vitamina K y B12.
  • Protegen el tracto digestivo. Los probióticos constituyen una barrera natural contra las infecciones, ya que producen sustancias que inhiben el desarrollo de bacterias patógenas. Reducen las infecciones por Helicobacter pylori, causante de úlceras. Alivian las infecciones vaginales, como la candidiasis Los probióticos también mejoran la evolución del herpes simple.
  • Estimulan la inmunidad de las células intestinales. 
  • Reducen los síntomas alérgicos.
CLICKEA PARA VER MÁS GRANDE

 

Los probióticos mejoran el tránsito intestinal y constituyen una barrera natural contra infecciones.

Los prebióticos, por su parte, son ingredientes no digeribles de los alimentos que afectan beneficiosamente al organismo al estimular determinadas bacterias del colon. El consumo de fibra soluble (prebióticos) es importante porque es fermentada por la flora intestinal, formándose sustancias beneficiosas para la salud del colon, como el butirato, que protege las células del colon de tumoraciones y favorece la regeneración de las células sanas.

Los probióticos y los prebióticos están especialmente indicados para:

  • Equilibrar la flora intestinal.
  • Reducir la frecuencia y la duración de la diarrea asociada al uso de antibióticos, infección por rotavirus o quimioterapia.
  • Aliviar el síndrome de colon irritable.
  • Estados de estrés que debilitan el sistema inmunitario.
  • Estados de malnutrición.
  • Problemas digestivos: flatulencia, acidez de estómago, úlceras, alteraciones intestinales (estreñimiento, diarrea) y aerofagia.
  • Infecciones microbianas: aftas bucales, cistitis, vaginitis y candidiasis.
  • Intolerancias alimentarias.
  • Intoxicaciones.
  • Halitosis.
  • Convalecencias: después de enfermedades infecciosas y tratamientos con antibióticos.
  • Fatiga muscular o nerviosa.
  • Apatía.
  • Hemorroides.
  • Enfermedades cutáneas, acné, piel áspera o seca.

Dermatitis atópica y tratamientos naturales0

La atopia es una reacción del sistema inmune que se caracteriza por el incremento de anticuerpos (inmunoglobulinas). Es una hipersensibilidad anómala que padecen ciertas personas ante unas determinadas condiciones que son inocuas para el resto de la población. La manifestación de la atopia puede darse en diferentes partes del cuerpo, pero las más habituales son en la piel, la nariz y el aparato respiratorio. Son síntomas habituales de la atopia la rinitis alérgica, el eccema y el asma.  Estas molestias pueden manifestarse aisladamente, coexistir al mismo tiempo o producirse una después de la otra.

Si nos centramos en la piel, la atopia más habitual es la llamada dermatitis atópica alérgica o extrínseca.  Se da en un 75% de los casos y tiene que ver con factores alimenticios o medioambientales. La dermatitis atópica intrínseca es aquella en la que no se ha podido demostrar la influencia de estos factores. … Leer más →

Estreñimiento: los mejores laxantes naturales6

Dedicamos este post a los laxantes naturales debido a las múltiples consultas que recibimos de personas que necesitan regular su tránsito intestinal. El origen del estreñimiento puede tener diferentes causas, casi todas ellas están relacionadas con el estilo de vida y la alimentación.

Posibles causas del estreñimiento

  • Alimentación inadecuada: siempre decimos que uno de los pilares de la salud es hacer una dieta equilibrada y variada, rica en fibra, frutas y verduras.
  • Poco consumo de agua: deberíamos beber un mínimo de 1,5 litros de agua al día.
  • Mala digestión: puedes recuperar el artículo sobre plantas digestivas. Las infusiones de hojas de boldo (Peumus boldus) son efectivas para digestiones lentas y pesadas. En ese post también hablamos de plantas útiles en caso de flatulencias y ardor o acidez de estómago.
  • Sedentarismo: siempre es recomendable hacer algún tipo de deporte suave, como caminar, ir en bicicleta, nadar o el que mejor se adapte a ti.

Aparte de incorporar hábitos de vida saludables, debes saber que también disponemos de remedios naturales para regular el tránsito intestinal y evitar que el estreñimiento se convierta en crónico.

Laxantes naturales

  • Probióticos. Son unos preparados que contienen microorganismos vivos que ayudan a reequilibrar la flora intestinal deteriorada por factores como el tipo de dieta, determinadas medicaciones o el estrés. Los probióticos son considerados también unos laxantes naturales, puesto que regulan el tránsito intestinal.
  • Semillas de lino (Linum usitatissimum) —también conocidas como linaza marrón— y semillas de psylium (Plantago psyllium) o zaragatona. Son dos buenos remedios contra el estreñimiento. Las puedes añadir en ensaladas, purés, yogur… Ambas semillas generan un mucílago en la pared intestinal, favoreciendo el movimiento del bolo fecal.
  • Fibra (salvado de trigo, salvado de avena o cáscara de zaragatona). Hace aumentar el tamaño de las heces, facilitando así que los alimentos transiten más rápido a través de los intestinos.
Las semillas de lino son un laxante natural a tener el cuenta en caso de estreñimiento.
Las semillas de lino son un laxante natural a tener el cuenta en caso de estreñimiento.

Tanto las semillas de lino como la zaragatona como la fibra se pueden tomar una cucharada mezclada con agua, zumo, yogur o purés, pero es muy importante tomarlo acompañado de un buen vaso de agua para que haga su efecto. Tanto las semillas para hacer el mucílago como la fibra para hincharse requieren agua y, si no se la damos, la cogerán del intestino, pudiendo así hacer el efecto contrario al deseado.

  • Magnesio. Actúa de manera mecánica relajando el esfínter anal.
  • Laxantes naturales a base de plantas como el sen (Cassia angustifolia) o la frángula (Rhamnus frangula) tienen propiedades laxantes muy efectivas, pero debes utilizarlos sólo de forma ocasional o por períodos cortos de tiempo.

Al dejar los laxantes naturales, un regulador intestinal a base de lino, salvado y cáscara de zaragatona tomado a diario puede ayudar a que tu organismo funcione de manera regular. En Manantial de Salud tenemos un regulador intestinal que mezcla lino, semilla de zaragatona, salvado de trigo y cáscara de zaragatona. Recomendamos tomar al menos una cucharada al día acompañada de un vaso de agua.