NUTRICOSMÉTICA, belleza desde el interior0

Seguir una dieta variada y equilibrada es fundamental para nuestra salud, y también para la belleza. Somos lo que comemos, ya lo decía Hipócrates, pero no siempre es posible seguir una dieta que aporte todos los nutrientes esenciales para mantener el equilibrio interno, y es en este punto  donde entra la nutracéutica y la nutricosmética. La nutriosmética complementará y mejorará la calidad de nuestra piel mediante la ingesta de sustancias que aportarán los nutrientes necesarios para reducir los signos de la edad, fortalecer el cabello y las uñas y proteger las células, entre otros. Es toda aquella cosmética que nutre desde el interior. La nutricosmética, junto con la twincosmética, el uso conjunto de cosméticos externos e internos para potenciar el efecto, es una tendencia muy practicada en Estados Unidos y que hace unos años se ha introducido en Europa. El interés es tan grande que las principales industrias farmacéuticas han lanzado un sinfín de cócteles de vitaminas, minerales y antioxidantes que aseguran una larga juventud. En este artículo sólo nos centraremos en las principales moléculas activas y más empleadas, dejando de lado los productos que podemos encontrar en el mercado.

¿Cuándo podemos notar los efectos? La piel está formada por varias capas, las células vivas están en su capa más profunda y el nutriente actúa sobre esas células. Las células “renovadas” tardarán un mínimo de un mes en aflorar a la superficie y ser visibles. A partir de los tres meses ya se evidencian resultados. Para asegurar eficacia y seguridad es importante individualizar al máximo, ya que las necesidades de cada persona son muy diferentes: varían en función de la edad, el sexo, el tipo de alimentación, hábitos, medicación. Incluso las necesidades de cada individuo no son siempre las mismas y pueden variar según el lugar donde viven o la estación del año. Por ejemplo, en invierno puede ser necesaria la suplementación con vitamina D y en verano potenciar el consumo de betacarotenos.

Entre las principales sustancias utilizadas para mejorar y nutrir la piel encontramos:

Antioxidantes

Son sustancias que ayudan a nuestro organismo a destruir o neutralizar radicales libres nocivos que se producen de manera natural y, si se les permite proceder sin control, pueden dañar los tejidos y órganos.

Los antioxidantes más reconocidos son las vitaminas A, E y C. Los polifenoles, concretamente el resveratrol, extraído de la pepita de la uva, es considerado un potentísimo antioxidante.

Los betacarotenos son precursores seguros de la vitamina A, la cual es indispensable para el buen mantenimiento de mucosas y piel. Favorecen que la piel crezca sana, natural, no pigmentada y la protege de la agresión solar, quedando mucho más preservada a la aparición de cáncer de piel. Se recomienda su ingesta unos meses antes del verano por su acción protectora de la piel y prolongando el bronceado. Reducen la producción de sebo y la acumulación de queratina en el folículo, por lo que son adecuados en el tratamiento del acné.

La vitamina C es necesaria para la producción de colágeno, reparar tejidos y mejorar la elasticidad de la piel. Una falta de vitamina C da lugar a una piel seca, áspera y fácil aparición de moratones. Reduce la pigmentación de melanina asociada a la edad. Está especialmente indicada a los fumadores, hábito que incrementa la tasa de oxidación. La acerola (Malpighia emarginata), también llamada cereza de las indias, es un fruto de color rojo amarillento con un alto contenido de vitamina C (30 veces más que la naranja), además de contener vitaminas del grupo B, vit. A, flavonoides y minerales esenciales.

La Vitamina E, considerada una gran aliada para la belleza del cutis. Retrasa la aparición de arrugar y ayuda a mantener una piel radiante y joven, protegiéndola de las agresiones externas de la piel. Una fuente natural que aporta una gran cantidad de vitamina E es el Germen de trigo, rico además en zinc y vitaminas del grupo B.

Colágeno

Proteína estructural de la piel. Proporciona elasticidad y firmeza. Con la edad disminuye su producción y un aporte externo puede ser una herramienta para mejorar el aspecto del cutis, además de mejorar nuestras articulaciones y tejidos. Para asegurar los mejores resultados es importante escoger aquellos más biodisponibles para el organismo.

La coenzima Q10 mejora la actividad celular, lo que mejorara la capacidad de reparación y producción de colágeno.

Ácido hialurónico.

El ácido hialurónico es un mucopolisacárido presente de forma natural en nuestro organismo y que se encuentra principalmente en los ojos, la sinovia articular y el tejido conjuntivo (como cartílagos, huesos, vasos sanguíneos  y dermis de la piel).   Su función es básicamente estructural, pudiendo compararse al cemento que mantiene unidos los ladrillos de una pared.

Muy utilizado en cosmética, es un elemento esencial en la dermis. Su presencia atrae el agua y contribuye a la hidratación de la piel, a la que aporta suavidad y firmeza,  proporcionándole un aspecto juvenil y con menos arrugas.

Ácidos grasos esenciales

Indispensables para la salud del organismo en general y de la piel, cabello y uñas en particular. Los ácidos grasos son emolientes, humectantes naturales que revitalizan la piel seca.

Las propiedades antiinflamatorias de los omega 3 resultan beneficiosas en casos de eccemas, dermatitis, piel atópica y psoriasis. Además contribuye a mejorar nuestro estado de ánimo y reducir el estrés, factores que también influyen en el estado de la piel.

Silicio

Un aporte correcto en silicio, mejora el aspecto y consistencia de las uñas, piel y pelo. Asimismo, reduce la aparición de arrugas y ayuda a mejorar la elasticidad de la piel. La mejora de los parámetros de la piel se debería a la regeneración de las fibras de colágeno dañadas o a la síntesis de nuevas fibras.

 Zinc

Es un mineral básico para mantener los tejidos de la piel y uñas en las mejores condiciones. Prácticamente todos los trastornos y afecciones de la piel mejoran notablemente cuando los niveles de zinc son los apropiados, sobre todo en casos de acné, considerado por muchos dermatólogos como una carencia  de zinc y ácidos grasos esenciales. Algunos de los síntomas asociados a la deficiencia de zinc son uñas frágiles y quebradizas con puntos blancos y debilidad del cabello, entre otros.

NIÑOS FUERTES Y SANOS0

La mejor fórmula para mantener a los niños con un estado de salud óptimo es seguir una vida sana. Un estilo de vida saludable les ayudará a crecer y desarrollarse con normalidad y  reforzará sus defensas.

Como aumentar las defensas.

Es importante darles la energía necesaria para realizar correctamente sus funciones. Debemos evitar el riesgo de desnutrición o de obesidad y tener en cuenta que las necesidades calóricas y nutricionales de cada niño dependen de la edad, sexo, peso y actividad diaria. En los años de niñez y adolescencia serán primordiales aquellos nutrientes necesarios para un buen desarrollo de los huesos, así como en la pubertad se precisará un aumento en el aporte proteico. Debemos tener en cuenta la importancia de la ingesta de ácidos grasos omega 3 y 6 como componentes de las membranas celulares.

Leer más →

Menopausia: hábitos saludables para aliviar las molestias0

La menopausia es el final de la etapa reproductiva de la mujer. El cese de la producción de estrógenos conlleva una serie de síntomas: sudoración excesiva, sofocaciones, cambios en el metabolismo, etc. Sin embargo, muchos de estos inconvenientes pueden paliarse o prevenirse con unos buenos hábitos de vida. También hay plantas medicinales para reducir las molestias de la menopausia. En este artículo proponemos tanto recomendaciones dietéticas y nutricionales para la menopausia como indicaciones sobre plantas medicinales y otros consejos de carácter general para afrontar esta etapa.

Alimentos que debemos potenciar en la menupausia

  • Alimentos remineralizantes (calcio, magnesio, silicio, flúor, fósforo, boro, manganeso, zinc, cobre…)
  • Alimentos alcalinizantes: umeboshi y algas.
  • Alimentos ricos en vitaminas D, A, K, B9 y B12.
  • Alimentos ricos en bioflavonoides: fresas, naranja ácida, espinacas, remolacha, pimientos, cebolla, aguacate, berenjena, plátano, brócoli, coliflor…
  • Alimentos ricos en aminoácidos esenciales: trigo sarraceno, amaranto, quinoa, pescado, huevos, carnes blancas, polen
  • Alimentos con fitoestrógenos: isoflavonas (soja, trébol rojo), cumestanos (alfalfa, col), lignanos (lino, legumbres, verduras, frutas), así como derivados del resorcinol: resveratrol (uva), macoides (maca) y alholvas.
  • Alimentos antioxidantes y ricos en clorofila.
  • Estimulantes de la producción de estrógenos: salvia y eleuterococo (útiles en la premenopausia para alargar la producción de estrógenos).

Alimentos aconsejados

  • Verduras: col, coliflor, brócoli, nabos, germinados de alfalfa, mostaza, ortigas, alcachofas, escarola, berros, canónigos, rúcula, perejil, puerros, calabaza, zanahoria, espárragos y algas (arame, hiziki, kombu, wakame, chlorella y espirulina).
  • Frutas: piña, fresa, frambuesa, naranja, mandarina, ciruela, manzana, granada, chirimoya, moras, arándanos, uva negra, pasas, higos, coco, aguacate, dátiles…
  • Condimentos: cola de caballo, ortiga en polvo y fenogreco.
  • Especies: ajo, cúrcuma, canela, mostaza, jengibre, albahaca, nuez moscada, orégano, menta y coriandro.
  • Frutos secos: almendras, anacardos, nueces, pistachos, avellanas, castañas, piñones…
  • Granos y cereales: amaranto, mijo, avena, trigo sarraceno, quinoa, arroz integral, maíz…
  • Legumbres: soja, azuki, garbanzos, soja fermentada, tofu, judías blancas, lentejas, guisantes, habas..
  • Tubérculos: cebolla, ajo, nabo, zanahoria, daikon, remolacha, maca, yacon, mandioca…
  • Pescado: pescado azul, merluza, lubina, bacalao.
  • Carne: pollo, pavo, conejo.
  • Huevos: la yema.
  • Lácteos: quesos de cabra y oveja semicurados, yogur, kéfir…
  • Fermentados: chucrut, soja fermentada (miso, tamari), umeboshi, kombucha, kéfir de agua…

Alimentos que debemos evitar

  • Alimentos acidificantes: productos lácteos, carnes, café, azúcar blanco…
  • Embutidos y sal.
  • Dietas hiperprotéicas.
  • Exceso de alcohol.
  • Alimentos que dificultan la absorción del calcio (solanáceas, alimentos ricos en potasio, conservas, aditivos con fosfatos, bebidas carbonizadas, refrescos con cafeína…)

Una dieta adecuada puede paliar algunas de las molestias de la menopausia.

Otros consejos generales para la menopausia

  • Tomar alimentos hidratados y beber 2 litros de agua al día.
  • Consumir grasas de origen vegetal (aceite de oliva).
  • Masticar y ensalivar bien los alimentos.
  • Potenciar el consumo de alimentos procedentes de la agricultura ecológica.
  • Mantener una vida activa sin abusar de la energía
  • Practicar ejercicios de respiración para oxigenar los tejidos.
  • Tomar el sol 20 minutos al día en horas prudentes.
  • Mantener los intestinos en buenas condiciones para una buena asimilación de los alimentos.
  • Mantener en buenas condiciones el hígado y los riñones.

 

Complementos dietéticos para prevenir o tratar molestias de la menopausia

  • Sofocaciones: isoflavonas de soja con lignanos, fito-complex menopausia (con extractos de cimicifuga, trébol rojo y lúpulo)
  • Sequedad vaginal: perlas de germen de trigo, omega-6 y 7 y aceite íntimo.
  • Descalcificación: aceite de hígado de bacalao, shiitake, verde de alfalfa, dolomita, coral marino, minerales ricos en calcio, sésamo, plantas remineralizantes y algas.
  • Artritis-Artrosis: glucosamina y condroitina, silicio, colágeno, masajes con aceites o lociones naturales con propiedades antiinflamatorias (árnica, hipérico, romero, harpagofito, cáñamo, aceites esenciales (romero, menta, jengibre, mejorana, manzanilla, etc.)
  • Hipercolesterolemia: lecitina de soja, betaglucanos, semillas de chía, plantas que ayudan a regular los niveles de colesterol, omega 3
  • Hipertensión: complemento de ajo, olivo y espino blanco, y plantas hipotensoras (olivo y espino blanco).
  • Artromialgias: harpagofito.
  • Irritabilidad, nervios y estrés: plantas relajantes, triptófano y vitaminas del complejo B.
  • Agotamientos y falta de energía: jalea real complex, bayas de gogi, ginseng, noni, schisandra, maca y guaraná.

Consejos para el cuidado de la piel en la menopausia

  • Mantenerla hidratada bebiendo mucha agua.
  • Los ácidos grasos omega 6 (aceites de onagra y borraja) y omega 7 (aceite de espino amarillo) evitan la sequedad de la piel.
  • Cremas nutritivas naturales
  • Crema circulo para mantener y activar la circulación de las piernas.
  • Rosa mosqueta para paliar líneas faciales y estrías.
  • Utilizar a menudo cremas reafirmantes para mantener la tersura corporal.

Plantas medicinales recomendadas en la menopausia

  • Por su acción fitoestrogénica: alholva, cimicifuga, dong-quai, alfalfa, trébol rojo, zausgatillo, salvia y perejil.
  • Remineralizantes: avena, cola de cabello y ortiga dioica.
  • Antisudoríferas: salvia y ciprés.
  • Relajantes: melisa, azahar, pasiflora, mejorana, tila, valeriana, hipérico, amapola y lúpulo.
  • Antihemorrágicas (sangrados excesivos): bolsa de pastor, ortiga dioica, cola de caballo, alfalfa (rica en vitamina K).
  • Antidepresivas: ajedrea, hipérico, romero, menta y regaliz.

AGUA DE MAR, FUENTE DE SALUD1

Bañarse en el agua de mar, respirar la brisa, pasear por la playa, escuchar y sentir las olas, es una sensación muy gratificante que nos proporciona un agradable estado de felicidad. Pero más allá de una experiencia mística resulta muy beneficiosa para nuestra salud.

El agua de mar o agua salada es una fuente de recursos minerales en la que, con mayor o menor concentración, se encuentran todos los elementos químicos conocidos. La concentración media de sales minerales disueltas es del 3,5% y su punto de congelación está alrededor de -2°C. De todos los mares abiertos el Mar Rojo es el que presenta mayor salinidad (4%) y el Báltico es el de salinidad menor.

El agua de mar presenta una elevada conductibilidad eléctrica, a la que contribuyen la polaridad del agua y la abundancia de iones disueltos. El agua marina es ligeramente alcalina, el valor de su pH varía entre 7,5 y 8,4.

Las células, para poder desarrollar sus funciones correctamente, deben disfrutar de un medio interno equilibrado como método para evitar que los órganos terminen deteriorándose. Y ese medio interno es análogo al gua de mar. … Leer más →

DIETA VEGETARIANA COMPLETA Y EQUILIBRADA0

Una dieta vegana, nombrada correctamente “vegetariana estricta”, consiste en una alimentación que excluye cualquier producto de origen animal: carne, pescado, huevos, lácteos y miel.

A menudo encontramos que, junto con el auge que este estilo de vida está teniendo, también existen muchas dudas respecto a cómo se tendría que llevar una alimentación de este tipo de forma saludable para evitar posibles carencias de nutrientes como son el hierro, calcio, vitamina b12 o vitamina D. Por ello vamos a dar unas pinceladas para poder alimentarnos correctamente abordando los diferentes grupos de alimentos que no nos pueden faltar. Todo esto lo podremos tener en cuenta incluso si no seguimos una dieta vegana. … Leer más →

Llega San Valentín, plantas afrodisíacas0

Llega San Valentín, una fecha donde el amor es protagonista, pero también lo puede ser la pasión, para contribuir a nuestra salud sexual y así tener relaciones más placenteras. Os queremos presentar algunos de los recursos que nos ofrece la naturaleza, para disfrutar de una vida sexual plena y saludable. ¿Conoces la maca, la catuaba o la damiana? Vamos a descubrir algunos de ellos y sus beneficios afrodisíacos.

  • Ginseng coreano (Panax ginseng): Se trata de una de las plantas más ricas en principios activos, muy utilizada en oriente como planta adaptógena, la cual facilita a nuestro organismo equilibrarse de forma totalmente natural. Sus propiedades ayudan a mejorar el rendimiento, tanto físico como mental, capaz de favorecer la resistencia física y emocional además de aportar una agradable sensación de bienestar. Es muy conocido como remedio para mejorar nuestra sexualidad, reactivando la pérdida de libido y la vitalidad. Para poder disfrutar de sus propiedades podemos consumirlo en cápsulas, en polvo o directamente su raíz. Hacernos un té de ginseng es muy sencillo, 1g de raíz por 250 ml de agua, poner a hervir unos 3 minutos y tomar una taza, preferentemente por la mañana.
  • Maca (Lepidium peruvianum): Planta herbácea nativa de Perú, dónde la consideran de propiedades afrodisíacas y estimulante de la fertilidad, por lo que no podía faltar en nuestra lista. Es de tallo reducido, hojas arrosetadas y raíz engrosada, no solo se le atribuyen propiedades afrodisíacas, su alto contenido en minerales como el hierro ayuda a prevenir la anemia y la fatiga, aumenta las defensas y mejora la memoria. Un gran reconstituyente energético especialmente recomendado para deportistas. Podemos encontrar la maca en cápsulas o en polvo, recomendándose una cucharadita de postre al día.

    Maca (Lepidium peruvianum).
    Maca (Lepidium peruvianum).
  • Catuaba (Erythroxylum catuaba): Los indios tupí, en Brasil, descubrieron las cualidades afrodisíacas de la corteza de catuaba , que cuenta con una larga tradición en la medicina herbal. Se le atribuye la propiedad de estimular el deseo en hombres y mujeres de favorecer la irrigación sanguínea hacia los órganos genitales, intensificando y prolongando la erección y los orgasmos. El modo de empleo generalmente utilizado en Brasil es la decocción de su corteza, una cucharada sopera en medio litro de agua y hervir 15 minutos. Otro uso popular es en forma de tintura, se prepara macerando 100 gramos de corteza en medio litro de alcohol alimentario durante dos semanas, agitándolo cada día. Con 2-3 mililitros del preparado es suficiente para conseguir el efecto deseado.
  • Muira puama (Ptychopetalum olacoides): Es una especie de arbusto originario de Brasil, donde las tribus indígenas ingieren la corteza y raíces en forma de decocción para el tratamiento de la impotencia o debilidad sexual. Pero también goza de otras propiedades para ayudar en los trastornos neuromusculares, reumatismo, gripe, debilidad cardíaca, estreñimiento e incluso para prevenir la alopecia. Su propiedad afrodisíaca es eficaz para ambos sexos. Su consumo consigue aumentar el flujo sanguíneo en la región pélvica, lo que facilita la erección masculina al llenar más fácilmente de sangre los cuerpos cavernosos del aparato reproductor masculino, y aumenta el tiempo de placer en la mujer.
  • Damiana (Turnera diffusaTurnera aphrodisiaca): Aquí tenemos una planta que crece en los terrenos áridos de la América tropical, utilizada en la cultura Maya por sus propiedades afrodisíacas y así incrementar la potencia sexual. La damiana actúa de manera rápida y efectiva sobre los centros nerviosos, con una acción tónica general y particularmente sexual. Su principal indicación es la impotencia masculina, pero también es efectiva ante la falta de deseo sexual del hombre y de la mujer. En ellas, su efecto afrodisíaco es rápido, potente y seguro.
  • Vainilla (Vanilla fragans) En este caso se trata de una especia que se obtiene de la vaina de vainilla, un fruto de una planta trepadora de la familia de las orquídeas, originaria de México. Posee varias propiedades, es digestiva, antibacteriana, analgésica, tranquilizante y la que hoy nos interesa que es la afrodisíaca. Sus propiedades activan la testosterona y los estrógenos, dos hormonas estrechamente vinculadas a la libido masculina y femenina.

    Vainilla (Vanilla fragans)
  • Tribulus (Tribulus terrestris): También conocido como cadillo, abrojo o cuerno de chivo, se ha utilizado desde hace siglos como afrodisíaco y remedio natural en China y en la medicina tradicional India. Estudios realizados en Bulgaria en los años setenta, demostraron que el consumo de complementos con extracto de Tribulus terrestris aumentaba el nivel de testosterona en el organismo. A partir de entonces se popularizó como suplemento para culturistas y como afrodisíaco, ya que incrementa la libido, mejora la potencia sexual, aumenta la producción de esperma, así como el volumen de la eyaculación.

Ya ves que con estos consejos naturales que hemos compartido, no solo conseguirás una notable mejora en tu vida sexual, sino que además conseguirás aportar otros beneficios en tu salud. ¡Esperamos que puedas disfrutar de un placentero día de San Valentín!

Propósitos de Año Nuevo: cuidarme más0

¿Cuántas veces nos hemos propuesto cuidarnos más al empezar un nuevo año? Es una de las reflexiones más habituales que realizamos tras hacer balance del año que ha terminado pero… ¿cuántas veces también queda en sólo un propósito?

La alimentación saludable es esencial para cuidarte más

En muchas ocasiones, quizás nos parezca más fácil cuidar de nuestros seres queridos que de nosotros mismos. Existe la tendencia a pensar que es un “deber” cuidar de nuestros familiares o amigos. No obstante, deberíamos tomar conciencia de que es imprescindible cuidarnos para tener una buena salud.

Una alimentación sana y equilibrada, practicar algún deporte para hacer ejercicio, evitar o reducir al máximo agentes tóxicos como el tabaco, el café o el alcohol es primordial pero además tendríamos que cuidar nuestro estado de ánimo.

Salir a pasear por el bosque o por la playa, sonreír, valorar los pequeños placeres que nos brinda cada nuevo día, apreciar aquellos momentos en que nos sentimos bien, disfrutar de momentos de calidad con nuestros familiares y amigos, meditar, hacer yoga… Son opciones perfectas para reducir el estrés y equilibrar nuestra psique.

¡Aunque no sólo es primordial cuidarme más sino también cuidarme mejor!

Suplementos naturales que nos pueden ayudar

  • Antioxidantes: el estrés y agentes externos como la contaminación o el sol en exceso son la causa de que se produzcan radicales libres en nuestro organismo.
    Tomar antioxidantes durante la primavera y el otoño nos puede ayudar a evitar una oxidación excesiva y a aumentar nuestras defensas.
  • Probióticos: se está demostrando cada vez más la importancia de tener una flora intestinal sana y fuerte para gozar de buena salud. La toma de probióticos, ya sea en cápsulas, en polvo o en alimentos fermentados está altamente recomendada para lograr dicho propósito.
  • Alimentos de alto valor nutritivo: siempre aportarán mayor número de nutrientes los alimentos integrales, no refinados y ecológicos. Si los cocinas tú, además podrás controlar el exceso de grasas y sal o el tipo de cocción.
  • Cocción: primar las técnicas culinarias más respetuosas con el alimento. Los alimentos cocinados al vapor, a la plancha, al horno, o simplemente hervidos son más saludables que fritos o en salsa.

Y a nivel más emocional, es conveniente hacer balance al final del día y “dar tijeretazo” a aquello que nos ha provocado dolor, desilusión o preocupación así como recordar los buenos momentos y recrearnos con los recuerdos placenteros para comenzar un nuevo día con energía.

¡Ahora sólo queda mimarnos un poquito más el resto del año!

10 consejos para mantener la salud en invierno1

Con la llegada del invierno nuestro sistema inmunitario se resiente, ya que las bajas temperaturas y el hecho de quedarnos más tiempo en casa pueden disminuir nuestra vitalidad diaria y propiciar un desequilibrio en las funciones del organismo. Así pues, debemos tomar medidas. Hoy te ofrecemos los diez consejos que pueden ayudarnos a prevenir contratiempos así como a mejorar nuestra salud física y emocional.

¡Cuida la salud en invierno!

Evita permanecer mucho tiempo en lugares cerrados o mal ventilados. Aunque haga frío, es aconsejable salir y respirar aire puro. Para ello, elige las horas centrales del día, ya que es cuando hay más sol (las temperaturas son más elevadas que a primera hora de la mañana o después del atardecer). Así pues, abrígate y sal.

Mantente activ@. El sol nos proporciona energía y el hecho de disfrutar de los rayos solares durante unos minutos cada día nos ayuda a combatir el agotamiento invernal. El contacto con la naturaleza y tratar con otras personas te ayuda a mejorar el estado de ánimo y eso repercute en tu bienestar físico.

Abrigarte y salir para que te toque el aire y el sol también es necesario para mantener la salud en invierno.
Abrigarte y salir para que te toque el aire y el sol también es necesario para mantener la salud en invierno.

Ventila bien la casa. Hay que abrir las ventanas 15 minutos cada día, por la mañana. También debes evitar que el ambiente de las estancias se reseque en exceso debido a la utilización de la calefacción. Utiliza humidificadores si es necesario.

Haz ejercicio físico.Te ayudará a mantenerte en forma y a tener una actitud más positiva frente a las adversidades. No olvides hacer ejercicios respiratorios, con respiraciones lentas y profundas para ventilar el árbol bronquial.

Sigue una dieta rica en vitaminas y minerales. Consume varias piezas de fruta y verdura al día. Si tomas más alimentos ricos en vitamina C (naranjas, limones, coles de Bruselas, brócoli, pimientos, espinacas…), reforzarás el sistema inmunitario. Si es necesario, puedes tomar algún complemento natural. La miel también te ayudará a mantener un buen nivel de defensas en tu organismo.

Evita el exceso de carbohidratos y grasas saturadas. Sigue una dieta equilibrada. Las bajas temperaturas requieren de un aporte calórico mayor. Intenta que estas calorías sean fáciles de metabolizar: el consumo de frutos secos es una buena opción. Se recomiendan varias comidas ligeras al día en lugar de dos comidas en exceso. Nos mantendremos energéticos toda la jornada, evitaremos bajadas de azúcar y evitaremos un apetito voraz.

Trata los primeros síntomas del resfriado hasta su totalidad. Puedes tomar infusiones calientes y hacer inhalaciones de plantas aromáticas. Flor de Malva, raíz de Malvavisco, Pulmonaria, Liquen, yemas de Pino, Eucalipto, Tomillo, y un largo etcétera de plantas tradicionalmente utilizadas para normalizar la función del sistema respiratorio y evitar complicaciones.

Mantén la piel bien hidratada.Las bajas temperaturas y el aire seco pueden perjudicar la piel. Contribuiremos a su bienestar bebiendo 2 litros de agua al día, como mínimo, así como poniendo en práctica remedios naturales para hidratarla. Únete a la cosmética natural para recuperar la belleza natural de la piel evitando el uso de sintéticos que pueden perjudicarla. Aloe vera, caléndula, manteca de karité, aceite de coco, aceite de argán, aceite de rosa mosqueta… y un sinfín de elementos de origen vegetal que protegen, nutren e hidratan la piel.

Activa la circulación caminando. Es muy aconsejable salir a caminar cada día utilizando un calzado cómodo. Asimismo, puedes realizar pequeños masajes ascendentes, desde los pies hacia las caderas, con una crema hidratante y tonificante.

Reserva un tiempo para ti. No es particularmente un consejo de invierno sino una sugerencia para todo el año. Tener un poco de tiempo para uno mismo, reencontrarse, disfrutar de una afición, un libro y evadirse por un momento del entorno puede ayudarnos a relajarnos, aliviar tensiones e indirectamente mejorar nuestro ánimo para relacionarnos con los demás. ¡Cuidemos de nosotros mismos para ser mas felices!

Bienvenid@s al Blog del Manantial de Salud0

Nos hace mucha ilusión poner en marcha El Blog del Manantial de Salud, un canal fundamental de la comunicación en redes sociales que hemos iniciado este año. Aquí publicaremos artículos relacionados con las plantas medicinales, la alimentación saludable y la cosmética natural, así como consejos de salud y entrevistas, que esperamos que sean de vuestro interés.

Ya conocéis nuestra sana obsesión por divulgar las plantas medicinales, aromáticas y culinarias y la cultura de la salud. Lo hacemos a través de nuestra revista EMANA, colaborando en publicaciones como dDona y Districte 10 del distrito barcelonés de Sant Martí, impartiendo conferencias y talleres, organizando salidas a la naturaleza para mostrar de cerca las plantas medicinales y un largo etcétera. Con El Blog del Manantial del Salud queremos dar un paso más en esta labor divulgativa, aprovechando las posibilidades que nos ofrece internet, y acercar el conocimiento de cuatro generaciones a muchas más personas.

Si os apasiona la fitoterapia tradicional o si vibráis aprendiendo nuevos remedios naturales, os sugerimos que realicéis la suscripción al blog para saber al momento cuándo publicamos un nuevo artículo. También podéis seguirnos en la página de Facebook de Manantial de Salud y en nuestro perfil de Twitter. Os animamos a compartir todos aquellos contenidos que consideréis que puedan interesar a más personas. Y, sobre todo, os agradeceremos que nos trasladéis vuestras sugerencias, preguntas y dudas. Vuestras sugerencias nos ayudarán a mejorar, y las cuestiones que planteéis pueden ser de utilidad para otros muchos lectores e inspirar nuevos y enriquecedores artículos.

¡Gracias de antemano por acompañarnos en este apasionante viaje!