PLANTAS PARA LOS HOMBRES (PRIMERA PARTE)0

En el reino vegetal encontramos numerosas plantas que la tradición popular sigue utilizando para tratar y paliar algunos trastornos que afectan al género masculino. Plantas que ayudan a equilibrar el sistema hormonal, con propiedades antiinflamatorias, vigorizantes y antioxidantes. Plantas de nuestro entorno y otras que nos llegan de distintas zonas del planeta.

SEMILLAS DE CALABAZA (Cucurbita pepo)

Utilizadas desde la antigüedad por sus propiedades medicinales y alimentarias. Son una buena fuente de grasas insaturadas (principalmente omega 6 y omega 3), proteína, fibra, vitaminas y minerales, principalmente el complejo B (excepto la B12), potasio, fósforo, calcio, magnesio, selenio y zinc.  Entre sus propiedades beneficiosas para la salud destaca la capacidad de aliviar los síntomas asociados a una hiperplasia de próstata, su riqueza en fitosteroles, omega 3 y cucurbitacina ayudan tanto a regular el flujo de la orina como a evitar un crecimiento desmesurado de esta glándula.  Contienen Arginina y zinc, ambos componentes juegan un papel importante en la producción y movilidad del esperma, por lo que se emplean como complemento en la infertilidad masculina. Añadir dos cucharaditas de semillas de calabaza (10g) a ensaladas, sándwich, etc, realzará el sabor y brindará textura a  los platos además de aportar multitud de nutrientes y beneficios a nuestro organismo.

DAMIANA (Turnera diffusa)

Este pequeño arbusto crece en las zonas áridas de la América Tropical, en sus hojas encontramos aceite esencial, resinas en cantidad importante, glucósidos cianogénicos, fenoles y principios amargos que le dan propiedades estimulantes del sistema nerviosos , por lo que se recomienda para combatir depresiones leves y estados de abatimiento,  astenia y para levantar el ánimo.

La Damiana es  una planta masculina por excelencia, su efecto tónico-estimulante resulta efectivo para restablecer el ímpetu sexual ayudando a superar la eyaculación  precoz e   impotencia.

SAW PALMETTO (Serenoa repens)

También conocido como palmera enana o sabal, de hojas alargadas, de color verde brillante y en forma de abanico es originario de la costa atlántica  de Estados Unidos.

Sus frutos de sabor dulzón son desagradables  al gusto y en ellos encontramos una serie  de principios activos (aceites ricos en ácidos grasos, aceites esenciales, alcoholes, ésteres, esteroles….)  que hacen del mismo uno de los productos naturales más estudiados para  la salud del género masculino.

Su indicación  principal es el tratamiento de la hipertrofia  prostática y la retención de orina producida por ésta. Igualmente está indicado como tratamiento de apoyo en caso de prostatitis. Mejora la circulación sanguínea en los órganos sexuales masculinos.

Su efecto inhibidor natural de producción de la hormona DHT (dihidrotestosterona), es de gran utilidad para combatir la alopecia androgenética, una de las principales causas de pérdida de cabello en hombres y algunas mujeres.  La hormona DHT parece ser la causante, en gran medida, de la inflamación de la próstata, uretra y la alopecia. El sabal actuaría impidiendo su formación de forma segura y sin efectos secundarios.

ROMERO (Rosmarinus officinalis)

Otra de las plantas empleadas para fortalecer el cabello es el romero, cuyo aceite esencial ejerce una acción activadora de la circulación de la sangre, rubefaciente y tonificante del sistema  nervioso. Utilizado diluyendo unas gotitas del aceite esencial en el champú habitual actúa como estimulante del cuero cabelludo. También se puede utilizar una decocción de romero en abundante agua y utilizarla como último aclarado después de lavarse la cabeza acompañado de un ligero masaje.

BUCHÚ (Barosma betulina)

Planta originaria del sudoeste de la zona del Cabo de Buena Esperanza en África. Pequeño arbusto de hojas pequeñas, ligeramente amarillentas   y muy aromáticas, en ellas encontramos   aceites esenciales y heterósidos como la hesperedina , que le confieren a las hojas de buchú propiedades diuréticas  y antisépticas de las vías urinarias. Es una planta indicada para aquellos hombres con  trastornos de cistitis y prostatitis especialmente cuando hay dificultad para orinar.