Plantas medicinales para la sinusitis0

El tratamiento de la sinusitis mediante la fitoterapia se basa en el uso de plantas con propiedades:

-Antiinflamatorias, para bajar la inflamación de las mucosas de los senos nasales.

-Antimicrobianas, que ayudan a eliminar los microorganismos causantes de la infección.

-Inmunoestimulantes, que refuerzan el organismo frente posibles infecciones.

-Descongestivas, en forma de vahos que facilitan la eliminación de mucosidad.

ORTIGA

La Ortiga verde o mayor, Urtica dioica, es una planta arbustiva de hasta 1,5m de altura que se caracteriza por poseer unos pelos urticantes en las hojas que, en contacto con la piel provoca escozor y prurito. Es una planta muy apreciada por la multitud de aplicaciones que se le conocen. Se le atribuyen propiedades antiinflamatorias y antihistamínicas, útil en el tratamiento de sinusitis asociada a rinitis alérgica.

En sus hojas encontramos componentes como flavonoides con acción antioxidante y antiinflamatoria.

Se recomienda preparar medio litro de infusión e ir tomándola durante el día.

ORTIGA

AJO

Esta planta tan introducida en nuestra gastronomía es valorada por sus propiedades medicinales. Se utiliza el bulbo de Allium sativum, una planta perenne de hasta 30cm de longitud.

El bulbo forma una cabeza dividida en 6 o 12 gajos, comúnmente llamados dientes. Emana un característico olor al ser cortado. El ajo es uno de los remedios más tradicionales para tratar la sinusitis por sus propiedades antiinflamatorias y antivirales. Se recomienda tomar un ajo crudo machacado o fileteado por la mañana. También podemos encontrarlo en forma de perlas.

AJO

JENGIBRE

El rizoma del jengibre (Zingiber officinale), es apreciado por su aroma y sabor picante. Entre los mayores productores de esta especia se incluyen India, China y otros países del sur de Asia. Lo encontramos en numerosas formulaciones de la medicina Ayurveda y de la medicina tradicional China. Presenta una marcada actividad antiinflamatoria y antimicrobiana. Ayuda a descongestionar los senos nasales. Podemos utilizarlo fresco o deshidratado. Deberemos hervirlo al menos 10 minutos y tomar dos tazas al día.

JENGIBRE

EUCALIPTO

Existen alrededor de 700 especies de Eucalyptus. Este majestuoso árbol originario de Australia actualmente se encuentra ampliamente distribuido. Las hojas contienen un aceite esencial balsámico y desinfectante. Se utilizan como descongestionante nasal y para combatir infecciones respiratorias. Generalmente se utiliza en forma de inhalaciones, facilitando la respiración.

EUCALIPTO

EQUINÁCEA

Planta herbácea originaria de las regiones centrales de Estados Unidos. Se utilizan las sumidades floridas y raíces de Echinacea angustifolia, E. pallida y E. purpurea. Son reconocidas sus propiedades como inmunoestimulante y antiviral. Su aplicación más común es en la profilaxis y el tratamiento de afecciones de las vías respiratorias como resfriado común, gripe, bronquitis, laringitis, faringitis, sinusitis, otitis y amigdalitis.

 EQUINÁCEA
EQUINÁCEA

TOMILLO

El tomillo, Thymus vulgaris, es una planta mediterránea muy introducida en nuestra cultura gastronómica y medicinal. Intensamente aromática y de sabor característico, es uno de los remedios más utilizados para combatir infecciones respiratorias, digestivas y diuréticas. La composición de su aceite esencial varia según la época y el lugar de la cosecha, está constituido principalmente por fenoles monoterpénicos como timol y carvacrol. Podemos tomarlo en forma de infusión, vaporizaciones o vía tópica.

TOMILLO

Eucalipto: un aliado para el sistema respiratorio0

El eucalipto es un árbol de la familia de las mirtáceas originario de Australia. Su aceite esencial –extraído de las hojas, ramas adultas y frutos– hace del eucalipto una de las plantas más valoradas para tratar enfermedades del sistema respiratorio, puesto que permite respirar mejor, alivia la tos seca y favorece la eliminación de mucosidad.

El aceite esencial de eucalipto está compuesto en sus tres cuartas partes por eucaliptol. También contiene taninos, ácido elágico y ácido gálico, así como un 2,5% de eucaliptina, una sustancia con efectos bacteriostáticos (inhibe el crecimiento de bacterias). El aroma a madera, alcanforado y limpio del aceite esencial de eucalipto es penetrante, balsámico y antiséptico.

El eucalipto y sus propiedades para tratar problemas respiratorios

El eucalipto es una de las plantas más apreciadas para tratar patologías del aparato respiratorio debido a los beneficios que aporta su aceite esencial:

  • Reduce las inflamaciones y permite respirar mejor.
  • Estimula la secreción de saliva y alivia la tos seca.
  • Ayuda a eliminar la mucosidad.
  • Destaca por sus propiedades expectorantes, antiinflamatorias y antibacterianas, que le vienen dadas por el eucaliptol.
  • Tiene propiedades antisépticas (reduce la capacidad de infección de los microorganismos) y balsámicas, que aportan bienestar.

Cómo utilizar el aceite esencial de eucalipto

  • Unas gotas de aceite esencial de eucalipto en un bol con agua caliente nos reportará un ambiente limpio y libre de gérmenes infecciosos.
  • En casos de sinusitis o rinitis, los vahos con agua de eucalipto o aceite esencial de eucalipto diluido ayudan a descongestionar y respirar mejor. Si añadimos al eucalipto unas flores de malva y raíz de malvavisco, el efecto positivo mejorará debido a la acción emoliente de estas plantas.
  • Una fricción en el pecho o espalda con aceite esencial diluido tiene un efecto balsámico y expectorante que estimula las células secretoras de la mucosa bronquial.

El aceite esencial de eucalipto debe utilizarse siempre diluido, a dosis entre el 3% y el 5%. En personas con problemas de alergias, hay que realizar primero una prueba de sensibilidad antes de usar este aceite esencial. Combina muy bien, potenciando sus propiedades, con aceites de lavanda, romero, enebro, cedro, benjuí y pino.

Eucalipto y problemas respiratorios (tos, mucosidad)
El eucalipto también es un poderoso desinfectante ambiental.

Otros usos externos del aceite esencial de eucalipto

  • Las fricciones realizadas con aceite esencial de eucalipto diluido ayudan a mitigar el dolor de articulaciones afectadas por reumatismo, artrosis, dolores musculares o distensiones.
  • Es efectivo como desinfectante en casos de herpes o picaduras de insectos.
  • Es un poderoso desinfectante ambiental.

El eucalipto: de Australia al resto del mundo

Si bien decíamos al principio que el eucalipto es originario de Australia, lo cierto es que, debido a su rápido crecimiento, se ha aclimatado a toda la cuenca mediterránea, América del sur y amplias zonas de Asia, hasta llegar a competir ecológicamente con numerosas especies autóctonas. Existen más de 130 especies de eucalipto. Las más conocidas en nuestra flora son el Eucaliptus globulus, el Eucaliptus citriodora y el Eucaliptus radiata.

Foto: www.fotoszonasur.com.ar