VITAMINAS HIDROSOLUBLES0

Las vitaminas son componentes imprescindibles para la vida. El consumo diario y equilibrado permite un correcto funcionamiento del cuerpo y mayor energía para realizar nuestras actividades diarias. A diferencia de las vitaminas liposolubles, las vitaminas hidrosolubles se disuelven en agua y se eliminan rápidamente por orina, por lo que es importante tomarlas periódicamente para lograr un correcto funcionamiento metabólico y evitar sus carencias. Al ser solubles en agua se suelen perder en la cocción por lo que debemos aumentar su consumo.

En este grupo encontramos las vitaminas del complejo B y la vitamina C.

Las vitaminas del grupo B participan en numeroso procesos fisiológicos, desde el soporte para la condición cognitiva hasta para el metabolismo energético y la salud cardiovascular.

VITAMINA B1 (TIAMINA)

Esta vitamina desempeña un papel fundamental como coenzima en el metabolismo de los hidratos de carbono y los lípidos, obteniendo más energía. Se encuentra en la capa externa de los cereales,pan integral, levadura, germen de trigo, alfalfa germinada, dátiles, frutos secos, legumbres, verduras de hoja verde, pescado, carnes magras, huevos y leche.

Fortalece el sistema nervioso, por lo que será de ayuda en casos de depresión, irritabilidad, pérdida de memoria, pérdida de concentración y agotamiento. Se recomienda aumentar las dosis durante el embarazo, lactancia, períodos de estrés, esfuerzo físico y procesos infecciosos. Funciona conjuntamente con la vitamina B2 y B3 por lo que se recomienda tomarla como parte de un complejo B.

La vitamina B1, repele a los mosquitos. Tomarla al menos 2 semanas antes de viajar a un lugar donde hay mosquitos puede ayudar a evitar picaduras.

La cantidad diaria de ingesta recomendada es de 1,1mg. Es una vitamina  muy inestable, sensible al calor, la luz y la oxidación, por lo que debemos tener mucho cuidado de cocinar los alimentos a fuego lento y durante poco tiempo para que éstos conserven el aporte de tiamina.   La enfermedad causada por la carencia de vitamina B1 es el Beriberi y consiste en una incapacidad del cuerpo para utilizar la energía causando  trastornos de distinta gravedad en el sistema muscular y nervioso. Algunos de sus síntomas son: cansancio, apatía, debilidad muscular, falta de apetito, pérdida de memoria, deficiencias cognitivas, irritabilidad, depresión, confusión, apatía, temblores, estreñimientos, herpes, náuseas, dolor abdominal e insomnio.

VITAMINA B2 (RIBOFLAVINA)

Proporciona energía al interior de las células y está involucrada en la transformación y la utilización de las grasas, carbohidratos y proteínas que ingerimos de los alimentos.Necesaria para la respiración celular. Indispensable para la salud de la visión, piel, uñas, cabello y mucosas. Ayuda al sistema inmunológico manteniendo en buen estado las membranas mucosas del aparato respiratorio y digestivo. Ayuda al crecimiento y la reproducción y previene la malformación ósea y los trastornos en el desarrollo cerebral del embrión. Es una buena aliada de las dietas de adelgazamiento, ya que quema las grasas y reduce los riesgos de las dietas hiperproteicas.
Abunda en la leche y también en la levadura, huevos, hígado y pechuga y los vegetales de hoja verde como la espinaca, la col y los hongos. En la harina integral, germen de trigo, almendras y soja.Suele añadirse al arroz, la pasta, los panes y los cereales en la elaboración industrial. Funciona junto con la vitamina B1, B3 y B6, por lo que debe tomarse dentro de un complejo B.

La necesidad diaria de Vitamina B2 es de 1,4 mg. Su carencia es más probable en embarazadas, ancianos, deportistas y la toma de algunos medicamentos como anticonceptivos orales, antibióticos o sulfamidas. Su carencia provoca sensación de falta de energía, nerviosismo y depresión, falta de apetito, debilidad muscular, mareos, dolor de cabeza y trastornos en la piel, la boca y los ojos, y trastornos oculares.

VITAMINA B3 (NIACINA)

Actúa de forma similar a la vitamina B2.Forma parte del factor de tolerancia a la glucosa. Presente en lácteos, hígado, pescado, carne, cereales integrales, nueces, legumbres y alimentos ricos en triptófano(pavo y pollo, huevos, piña, pescado azul), precursor de la niacina y de los neurotransmisores serotonina y melatonina que nos ayudan a desencadenar el sueño.

Mejora la circulación y  reduce el colesterol LDL (malo). Ayuda al sistema nervioso y la salud de la piel, lengua y tejidos. Favorece una correcta glucemia y un adecuado PH gástrico.

La cantidad de ingesta diaria es de 16 mg. Su deficiencia es rara ya que se agrega a la harina blanca. Pero podemos sospecharla si aparecen síntomas como erupciones cutáneas, pérdida de apetito, debilidad muscular y fatiga general o jaquecas recurrentes. La Pelagra es una enfermedad carencial que cursa con dermatitis, piel áspera e inflamada, temblores, diarrea, demencia y anormalidades digestivas.

VITAMINA B5 (ÁCIDO PANTOTÉNICO)

La Vitamina B5 juega un papel fundamental en el metabolismo de los alimentos para  obtención de energía y construcción de nuevas células.  Es necesaria para la fabricación de cortisol y el control del estrés. Ayuda a mantener la salud de la piel y el cabello. Previene la aparición de arrugas, ayuda a cicatrizar los tejidos, a evitar problemas de acné y seborrea, y mantener un cabello cuidado y sano. Refuerza las defensas.

Los alimentos donde más abunda son los cereales integrales, hígado, hongos (shiitake), pollo, pavo, lentejas, patatas, brócoli, leche, huevos y levadura de cerveza.

Las necesidades diarias son 6mg. Una carencia puede provocar trastornos de la piel y el cabello, malestar general, molestias intestinales, náuseas, alteraciones del sistema nervioso, dolor de cabeza, estrés, falta de concentración y debilidad del sistema inmune.

VITAMINA B6 (PIRIDOXINA)

Es particularmente importante para procesar los aminoácidos que componen las proteínas y es necesaria para fabricar nuevas células y tejidos. Es necesaria para el balance corporal de electrolitos. Está involucrada en la utilización del triptófano, por lo que es importante para  disfrutar de un buen estado de ánimo y facilitar el sueño durante la noche. Interviene en el metabolismo de los hidratos de carbono, proporcionando al músculo mayor energía y fuerza, interesante para aumentar el rendimiento en deportistas. Favorece el buen funcionamiento del corazón y el sistema circulatorio en general y previene la aparición de arteriosclerosis. Es determinante para mantener un sistema inmunológico fuerte.

La dosis diaria requerida es de 1,4 mg. Una carencia puede cursar con trastornos de la piel, alteraciones del sistema nervioso, depresión, irritabilidad, bajada de defensas, anemia y en casos más graves, convulsiones.

VITAMINA B12 (CIANOCOBALAMINA)

Es necesaria para la formación de proteínas,  glóbulos rojos, la asimilación del hierro, regeneración de tejidos, protege el  hígado,  nutre el sistema nervioso, mejorando la memoria y concentración, aumenta la fertilidad.

La proteína animal es la principal fuente de vitamina B12, en menor cantidad la podemos encontrar en el alga espirulina, kombu, tempeh y tamari. Puede sintetizarse por las bacterias del intestino.

La dosis diaria establecida es de 2,5 µg. Los síntomas carenciales pueden tardar años en aparecer con cambios en el sistema nervioso como dolor y debilidad en extremidades, dificultad para caminar, falta de reflejos, síntomas psicóticos, falta de memoria y trastornos menstruales. Las personas vegetarianas deben asegurarse de que no tienen deficiencia de vitamina B12. Algunas personas de edad avanzada con síntomas de demencia, deben descartar una deficiencia de esta vitamina.

 

VITAMINA B8 (BIOTINA)

Vitamina que participa en el metabolismo de las proteínas y la síntesis de los ácidos grasos y carbohidratos. Es un poderoso estimulante del crecimiento y la respiración celular. Beneficia la salud de la piel, uñas y cabello.  Algunas de sus fuentes más ricas son la levadura de cerveza, yema de huevo, el hígado de res, el arroz, el salvado y germen de trigo.

La cantidad que debemos consumir diariamente son 50 µg. Una carencia puede provocar piel seca, dermatitis, caída del cabello, fatiga, depresión, vómitos y diarrea.

ÁCIDO FÓLICO (VITAMINA B9)

Participa junto con la vitamina B12 en la síntesis de ADN y, también con la C en la utilización de las proteínas. Facilita la división y el crecimiento celular, por lo que sus necesidades aumentan durante el embarazo. Es indispensable para el correcto desarrollo del feto. Contribuye a reforzar el sistema inmunológico e interviene en la formación de glóbulos rojos, mejorando la calidad de la sangre. Se llama ácido fólico por encontrarse en los vegetales de hoja verde, pero también la encontramos en el hígado, las ostras y la levadura seca.

La dosis diaria recomendada es de 200 µg y 400µg en caso de embarazo. Un déficit puede producir falta de apetito, pérdida de peso, anemia, debilidad, irritabilidad, depresión, falta de memoria, náuseas, envejecimiento prematuro (canas, arrugas), alteraciones de la piel, falta de crecimiento,   dificultad para respirar y taquicardias.

VITAMINA C

La vitamina C participa en la formación de colágeno, manteniendo en buen estado estructuras como los vasos sanguíneos, cartílagos, huesos, piel, dientes y encías y acelera el proceso de cicatrización de heridas. Es un poderoso antioxidante, refuerza las defensas, contribuye en el metabolismo energético, disminuye la fatiga y el cansancio, participa en el correcto funcionamiento del sistema nervioso y mejora la absorción del hierro. El grupo de alimentos más altos en contenido de vitamina C son las frutas y hortalizas crudas y frescas, la acerola y el açai.

La dosis diaria recomendada es de 80mg. Su carencia provoca encías sangrantes, facilidad de hematomas, dificultad en cicatrizar, anemia crónica, envejecimiento prematuro, infecciones frecuentes. Una deficiencia grave puede provocar la enfermedad de Escorbuto que produce un fallo articular agudo, rotura de los capilares y deterioro del sistema inmune.

 

 

NUTRICOSMÉTICA, belleza desde el interior0

Seguir una dieta variada y equilibrada es fundamental para nuestra salud, y también para la belleza. Somos lo que comemos, ya lo decía Hipócrates, pero no siempre es posible seguir una dieta que aporte todos los nutrientes esenciales para mantener el equilibrio interno, y es en este punto  donde entra la nutracéutica y la nutricosmética. La nutriosmética complementará y mejorará la calidad de nuestra piel mediante la ingesta de sustancias que aportarán los nutrientes necesarios para reducir los signos de la edad, fortalecer el cabello y las uñas y proteger las células, entre otros. Es toda aquella cosmética que nutre desde el interior. La nutricosmética, junto con la twincosmética, el uso conjunto de cosméticos externos e internos para potenciar el efecto, es una tendencia muy practicada en Estados Unidos y que hace unos años se ha introducido en Europa. El interés es tan grande que las principales industrias farmacéuticas han lanzado un sinfín de cócteles de vitaminas, minerales y antioxidantes que aseguran una larga juventud. En este artículo sólo nos centraremos en las principales moléculas activas y más empleadas, dejando de lado los productos que podemos encontrar en el mercado.

¿Cuándo podemos notar los efectos? La piel está formada por varias capas, las células vivas están en su capa más profunda y el nutriente actúa sobre esas células. Las células “renovadas” tardarán un mínimo de un mes en aflorar a la superficie y ser visibles. A partir de los tres meses ya se evidencian resultados. Para asegurar eficacia y seguridad es importante individualizar al máximo, ya que las necesidades de cada persona son muy diferentes: varían en función de la edad, el sexo, el tipo de alimentación, hábitos, medicación. Incluso las necesidades de cada individuo no son siempre las mismas y pueden variar según el lugar donde viven o la estación del año. Por ejemplo, en invierno puede ser necesaria la suplementación con vitamina D y en verano potenciar el consumo de betacarotenos.

Entre las principales sustancias utilizadas para mejorar y nutrir la piel encontramos:

Antioxidantes

Son sustancias que ayudan a nuestro organismo a destruir o neutralizar radicales libres nocivos que se producen de manera natural y, si se les permite proceder sin control, pueden dañar los tejidos y órganos.

Los antioxidantes más reconocidos son las vitaminas A, E y C. Los polifenoles, concretamente el resveratrol, extraído de la pepita de la uva, es considerado un potentísimo antioxidante.

Los betacarotenos son precursores seguros de la vitamina A, la cual es indispensable para el buen mantenimiento de mucosas y piel. Favorecen que la piel crezca sana, natural, no pigmentada y la protege de la agresión solar, quedando mucho más preservada a la aparición de cáncer de piel. Se recomienda su ingesta unos meses antes del verano por su acción protectora de la piel y prolongando el bronceado. Reducen la producción de sebo y la acumulación de queratina en el folículo, por lo que son adecuados en el tratamiento del acné.

La vitamina C es necesaria para la producción de colágeno, reparar tejidos y mejorar la elasticidad de la piel. Una falta de vitamina C da lugar a una piel seca, áspera y fácil aparición de moratones. Reduce la pigmentación de melanina asociada a la edad. Está especialmente indicada a los fumadores, hábito que incrementa la tasa de oxidación. La acerola (Malpighia emarginata), también llamada cereza de las indias, es un fruto de color rojo amarillento con un alto contenido de vitamina C (30 veces más que la naranja), además de contener vitaminas del grupo B, vit. A, flavonoides y minerales esenciales.

La Vitamina E, considerada una gran aliada para la belleza del cutis. Retrasa la aparición de arrugar y ayuda a mantener una piel radiante y joven, protegiéndola de las agresiones externas de la piel. Una fuente natural que aporta una gran cantidad de vitamina E es el Germen de trigo, rico además en zinc y vitaminas del grupo B.

Colágeno

Proteína estructural de la piel. Proporciona elasticidad y firmeza. Con la edad disminuye su producción y un aporte externo puede ser una herramienta para mejorar el aspecto del cutis, además de mejorar nuestras articulaciones y tejidos. Para asegurar los mejores resultados es importante escoger aquellos más biodisponibles para el organismo.

La coenzima Q10 mejora la actividad celular, lo que mejorara la capacidad de reparación y producción de colágeno.

Ácido hialurónico.

El ácido hialurónico es un mucopolisacárido presente de forma natural en nuestro organismo y que se encuentra principalmente en los ojos, la sinovia articular y el tejido conjuntivo (como cartílagos, huesos, vasos sanguíneos  y dermis de la piel).   Su función es básicamente estructural, pudiendo compararse al cemento que mantiene unidos los ladrillos de una pared.

Muy utilizado en cosmética, es un elemento esencial en la dermis. Su presencia atrae el agua y contribuye a la hidratación de la piel, a la que aporta suavidad y firmeza,  proporcionándole un aspecto juvenil y con menos arrugas.

Ácidos grasos esenciales

Indispensables para la salud del organismo en general y de la piel, cabello y uñas en particular. Los ácidos grasos son emolientes, humectantes naturales que revitalizan la piel seca.

Las propiedades antiinflamatorias de los omega 3 resultan beneficiosas en casos de eccemas, dermatitis, piel atópica y psoriasis. Además contribuye a mejorar nuestro estado de ánimo y reducir el estrés, factores que también influyen en el estado de la piel.

Silicio

Un aporte correcto en silicio, mejora el aspecto y consistencia de las uñas, piel y pelo. Asimismo, reduce la aparición de arrugas y ayuda a mejorar la elasticidad de la piel. La mejora de los parámetros de la piel se debería a la regeneración de las fibras de colágeno dañadas o a la síntesis de nuevas fibras.

 Zinc

Es un mineral básico para mantener los tejidos de la piel y uñas en las mejores condiciones. Prácticamente todos los trastornos y afecciones de la piel mejoran notablemente cuando los niveles de zinc son los apropiados, sobre todo en casos de acné, considerado por muchos dermatólogos como una carencia  de zinc y ácidos grasos esenciales. Algunos de los síntomas asociados a la deficiencia de zinc son uñas frágiles y quebradizas con puntos blancos y debilidad del cabello, entre otros.

Propósitos de Año Nuevo: hacer ejercicio0

Llevas una vida sedentaria. A menudo notas contracturas y otras molestias. Tu ritmo de vida es estresante. Y, por si fuera poco, has aumentado de peso en las Fiestas Navideñas. ¿Verdad que ya hace tiempo que vienes pensando en que deberías hacer ejercicio? Pues ha llegado el momento en que hacer deporte se convierta en un propósito para este Año Nuevo.

Resérvate unos momentos cada semana para la práctica deportiva. Cuando veas que te sientes mejor, esos momentos se convertirán en imprescindibles y querrás ampliarlos. Quizás notes que todo tu organismo funciona mejor porque has eliminado toxinas. Te sentirás bien porque has quemado grasas y has bajado peso. Tu sistema músculo-esquelético también se beneficiará: poco a poco desharás esas contracturas y desaparecerán los dolores. Hacer ejercicio, además, te ayudará a gestionar el estrés (mens sana in corpore sano) y rendirás más en tu quehacer diario.

hacer ejercicio
Consejos para hacer ejercicio

¿Por dónde empiezo?

En el post Cómo empezar a hacer deporte ya te hacíamos algunas recomendaciones y dábamos una breve explicación sobre diversas prácticas deportivas. Lo más importante es que se adapten a tus aptitudes personales, a tu edad y a tu nivel de forma. ¡Hay que tener cabeza!

Si hace tiempo que no practicas ningún deporte, seguramente antes de empezar a correr tendrás que salir unas semanas a caminar 30 minutos cada día a un ritmo rápido. Quizás al cabo de 15 días puedas empezar a correr suavemente y después ya irás incrementando la intensidad.

Es importante que estires antes y después de hacer un ejercicio intenso. Es la mejor manera de prevenir lesiones. Otra buena opción para no correr ese riesgo es optar por la natación. Es un deporte muy completo, beneficioso para toda la cadena muscular e ideal para aliviar los dolores de espalda.

Si practicas deporte intenso (running, bicicleta, deportes de competición, actividades guiadas en el gimnasio, etc.), sobre todo en épocas de calor, es necesario hidratarse bien, bebiendo agua, bebidas isotónicas o agua de coco. Si prefieres un ejercicio más suave, existen opciones como el pilates, el yoga o el tai-chi.

Suplementos alimenticios para realizar deporte

También te aconsejamos una serie de complementos de gran utilidad si haces ejercicio físico:

  • Colágeno con magnesio y vitamina C. En cápsulas o en polvo, puede ser un buen aliado para tus articulaciones y musculatura si realizas deporte regularmente. Para evitar un desgaste prematuro de las articulaciones, tómalo como preventivo antes de notar molestias.
  • Cartílago de tiburónContiene sulfato de condroitina y glucosamina. Protege las articulaciones y mejora su movilidad, además de reducir la inflamación y el dolor.
  • Si sueles sufrir tendinitis, tomar silicio reforzará tus músculos y tendones y a la larga notarás que también fortalece tu cabello y tus uñas.
  • Polen. ¡Que no te falte la energía! Si después de la jornada laboral practicas deporte, toma polen por la mañana y al mediodía para no acabar agotado.
  • L-carnitiva. Si quieres definir tu musculatura y perder grasa corporal, toma carnitiva antes de tu práctica deportiva.
  • Agua de coco. La restauración completa de líquidos y electrolitos tras el ejercicio físico es fundamental para el rendimiento y la recuperación del tono muscular. Para conseguir una correcta hidratación después de un entrenamiento exigente (largo e intenso, con temperaturas o humedad extremas…) es necesario recurrir a las bebidas isotónicas, con una composición en electrolitos equivalente a los líquidos perdidos. El agua de coco se ha convertido en una alternativa a las bebidas específicas para deportistas por su bajo contenido calórico y por su aporte natural de agua y electrolitos.
  • Alcohol vitaminadoEs un macerado de plantas tradicionalmente empleadas por sus propiedades antiinflamatorias y calmantes del dolor: árnica, harpagofito, hipérico, lavanda y romero. Esta loción de uso externo tonifica la musculatura y favorece la recuperación tras el ejercicio.

Bardana: un excelente depurativo para los riñones, el hígado y la piel0

La Bardana (Arctium lappa), también conocida como Lampazo, Cadillo o Cachorrera, es una planta herbácea bianual de la familia de las Compuestas, muy extendida en Europa y Asia. Destaca por su efecto depurativo, su capacidad para restaurar la piel dañada y aliviar el dolor reumático.

La Bardana es una planta robusta, que puede llegar a medir dos metros de alto, tiene grandes hojas alargadas y unas flores violáceas muy características. Por sus propiedades medicinales se utilizan principalmente las raíces (por ser más ricas en principios activos), y en ocasiones las hojas y las semillas. ¡Descubre sus propiedades!

Bardana
Bardana

Prevenir cálculos de manera natural, y otras propiedades medicinales:

  • Es muy depurativa. Evita la formación de cálculos (vesiculares y renales). Es beneficiosa en caso de nefritis. Es diurética, combate la retención urinaria, la oliguria, la cistitis y otras infecciones urinarias.
  • Mejora la salud de la piel y reduce la seborrea tanto en el cuero cabelludo como en el rostro. Ayuda a combatir el acné, la dermatitis seborreica, la psoriasis, los eccemas… Además, es cicatrizante y ayuda a eliminar los herpes.
  • Es antiinflamatoria. Mejora los casos de reuma, se usa para la artritis, y está indicada para la ciática.
  • Se recomienda para la diabetes, ya que es hipoglucemiante.
  • Mejora las funciones del hígado, estimula la producción de bilis y ayuda a reducir el colesterol.
  • Es antiséptica, antibacteriana y antibiótica.
  • Favorece la recuperación de resfriados y catarros, alivia el dolor de garganta.
  • Se toma cuando hay dolencias gástricas, ya que reduce la acidez.
  • Reduce la hinchazón, combate los edemas, y ayuda a eliminar toxinas a través del sudor.
  • Propicia claridad.
  • Mitiga o elimina las hemorroides.

¿Cuáles son sus principios activos?

  • La raíz de Bardana es muy rica en inulina, entre un 30 y un 50% de su peso. Es un tipo de polisacárido o azúcar, que contiene cadenas moleculares de fructosa.
  • Ácidos fenólicos (cafeico, clorogénico, y sus derivados, como la arctiína).
  • Lactonas sesquiterpénicas.
  • Poliacetilenos naturales –un tipo de hidrocarburos– como la arctinona y el arctinol, con virtudes antibacterianas, desinfectantes y antimicrobianas.
  • Sales minerales, en especial potasio, con virtudes diuréticas y depurativas, también contiene hierro y calcio.
  • Taninos con virtudes antioxidantes.
  • Fitoesteroles vegetales, con capacidad para absorber el colesterol.
  • Poliínos y polienos, compuestos orgánicos con capacidad antimicrobiana.
  • Vitamina C y vitaminas del grupo B.

¿Qué remedios caseros puedes preparar con Bardana?

Si quieres beneficiarte de sus propiedades medicinales, te recomendamos probar la infusión depurativa. Una cucharadita de bardana por taza de agua es suficiente. Añade agua caliente y deja reposar 4 minutos. Después cuela y bebe poco a poco cuando se vaya enfriando.

Esta infusión mejora el funcionamiento del hígado, riñones, vesícula biliar y depura la sangre. También la puedes usar externamente para aliviar las quemaduras en la piel.

Para tratar las heridas, quistes sebáceos o herpes, puedes preparar un remedio con compresas, triturando las hojas de Bardana y poniéndolas directamente sobre la zona a tratar.

El aceite de Bardana se usa externamente para estimular el crecimiento del cabello. También puedes preparar tinturas con Bardana.

Debes tener en cuenta que no está recomendado su consumo durante el embarazo y la lactancia.

Ajo negro: un superalimento para reforzar tus defensas2

El ajo negro es originario de Japón y se cree que su aparición fue debida a que un científico japonés investigó cómo reducir el olor tan intenso del ajo blanco. Por eso, se le ocurrió una idea: ponerlo a ahumar. Cuando terminó el proceso, pudo comprobar que había cambiado de color, volviéndose negro; también de olor, no tan intenso; y el sabor, haciéndose más suave y sutil, con un ligero toque a vinagre balsámico. Incluso vio que también había cambiado su textura, consiguiendo así que ésta fuese más cremosa.

Empleado como condimento en la cocina asiática, su uso se ha ido extendiendo a Europa y América del Norte, llegando a ser muy popular en la alta cocina de Estados Unidos.

El ajo negro está considerado como un superalimento por muchos nutricionistas porque no sólo conserva las mismas propiedades medicinales y nutritivas que el ajo común, sino que las supera. Vamos a ver algunas de ellas!

Ajo negro
Ajo negro

Propiedades del ajo negro

  • Energizante natural, adecuado tanto para deportistas como para estudiantes. Se aconseja tomar entre 1 y 3 dientes de ajo diarios en ayunas.
  • Es un buen aliado contra el estrés, la ansiedad y la depresión ya que es rico en nutrientes que ayudan a combatir este tipo de trastornos.
  • Mejora la actividad de la próstata.
  • Es diurético debido a su alto contenido en potasio.
  • Tiene propiedades antioxidantes, debido a su contenido en alicina.
  • Alimento rico en vitamina C.
  • Ayuda a reforzar el sistema inmunitario, por lo que se aconseja su consumo durante el otoño y el invierno para así aumentar nuestras defensas.
  • Aconsejable para reducir el colesterol y los triglicéridos.
  • Reduce la hipertensión.
  • Su consumo periódico ayuda a adelgazar. Las infusiones de ajo negro y canela sirven para calmar el aparato digestivo así como para controlar la acumulación de gases y flatulencias.
  • Fuente natural de nutrientes y minerales (zinc, hierro, calcio, potasio, sodio, yodo, magnesio, etc.).

En España, también ha aumentado su consumo en la cocina. A continuación, te proponemos una receta fácil donde incorporarlo sin que se note su presencia:

Receta: Arroz integral con verduras, butifarra y ajo negro

Ingredientes para 4 personas: ¼ kg. de arroz integral, 1 berenjena pequeña, 1 pimiento rojo, 1 pimiento verde, 1 pimiento amarillo, 1 cebolla grande, 1 calabacín pequeño, 8 dientes de ajo negro y ½ kg. de butifarra fresca.

Lavamos y hervimos el arroz integral. También lavamos y cortamos todas las verduras en trozos pequeños. Las ponemos en una sartén con un poquito de aceite hasta que se doren, junto con los dientes de ajo. Posteriormente, en el mismo aceite, freímos la butifarra.

En un bol grande, añadimos las verduras y el ajo negro al arroz integral. Cortamos la butifarra en trozos pequeños y los añadimos. Removemos todos los ingredientes hasta que queden bien mezclados y… listo para servir! Si se desea, podemos decorar el plato con unas hojitas de menta.

Es época de resfriados, es tiempo de própolis0

Estamos en otoño, época de los primeros resfriados. Por suerte, la naturaleza nos proporciona un gran antibiótico natural: el própolis (también llamado propóleo). Este producto de la colmena destaca por sus propiedades bactericidas, antiinflamatorias y cicatrizantes.

De hecho el própolis es esencialmente una resina de las yemas y las cortezas de ciertos árboles (álamo, castaño, pino, sauce, abeto, encina, roble, abedul…). Lo que ocurre es que rara vez encontramos própoleo en estado puro. Más bien se obtiene de la colmena, ya que un pequeño número de abejas especializadas se encargan de recolectar esta resina y la enriquecen añadiéndole sustancias como el polen. Así, en su composición, encontramos resinas y bálsamos (50%), cera (25-35%), polen (5%) y otras sustancias (5%) como las vitaminas A y B3, los minerales y oligoelementos, y los flavonoides.

Colmena de abejas

Las abejas depositan el própolis en la entrada y en el interior de la colmena para protegerla del viento y del frío, de insectos, de microorganismos infecciosos, etc. También lo emplean para sellar o pegar fuertemente partes móviles o rompibles de la colmena y así evitar que se puedan desprender. La colmena se considera el lugar más estéril de la naturaleza y eso da una idea de las posibilidades que el propóleo ofrece para nuestra salud.

Beneficios del própolis

  • Tiene una acción antimicrobiana, bactericida, antifúngica y antiviral. Para tratar gripes y resfriados destacamos productos como el jarabe de própolisy el suplemento de equinácea, própolis y vitamina C.
  • Estimula las defensas para prevenir y tratar infecciones (infecciones de orina, infecciones bucales), estados febriles, y afecciones de otorrinolaringología (anginas, faringitis, laringitis, rinitis, sinusitis y otitis). Como protector de la cavidad bucofaríngea destacamos productos como el spray de própolis y la tintura de própolis.
  • Es regenerador y cicatrizante. Está muy indicado en enfermedades de la piel: contusiones, heridas, grietas, quemaduras, llagas, forúnculos, supuraciones, úlceras, verrugas, durezas, callosidades, eczemas, psoriasis, micosis y herpes. En este sentido, el ungüento de própolis puede ser un buen aliado.
  • Es antiinflamatorio y posee una acción de anestesia local. También es utilizado en casos de reumatismo.
  • Es eficaz en afecciones de boca y dientes: higiene bucal (Pasta DentríficaPrópolis), aftas, gingivitis y dolores e infecciones bucales.
  • También en afecciones gastrointestinales: gastritis, úlceras, colitis, disquinesias biliares, colecistitis crónica…
  • Da buenos resultados en afecciones genitourinarias: infecciones e inflamaciones (cistitis y vaginitis).
  • También se emplea en muchos productos de cosmética para el cuidado del cabello, como el Champú de Própolis.

 Curiosidades 

Las virtudes del propóleo se conocen desde la antigüedad. En el Papiro de Ebers, uno de los primeros tratados médicos conocidos ­(redactado en Egipto 1.500 años antes de Cristo) ya se habla de las propiedades de esta resina. Además, los egipcios utilizaban el própolis para embalsamar las momias.

Los griegos empleaban el própolis para elaborar perfumes, mientras que la importancia del propóleo en la Antigua Roma ha quedado plasmado en la mitología: se dice que Júpiter transformó la bella Melisa en una abeja para que pudiera producir própolis, una milagrosa sustancia curativa.

Frambuesas y hojas de frambueso: ¡Te sorprenderán!1

El frambueso (Rubus idaeus) es un arbusto nativo de Europa y del norte de Asia que puede alcanzar los 2,5 metros de altura. Sus propiedades medicinales las encontramos en las hojas y en los frutos, las frambuesas, que aparecen a finales de verano y a principios de otoño.

Frambuesas y el frambueso
Frambuesas y el frambueso

Las frambuesas, ricas en minerales, vitamina C y fibra

El fruto del frambueso es rico en potasio, magnesio, calcio y zinc, así como en vitamina C y fibra. Facilita las digestiones y el tránsito intestinal. Además, las frambuesas aportan pocas calorías y por eso son utilizadas en dietas para adelgazar. Lo que se suele emplear para perder peso es la cetona de frambuesa, un extracto que tiene un efecto más pronunciado.

Por su alto contenido en vitamina C y en flavonoides, las frambuesas poseen un gran poder antioxidante para combatir los radicales libres. Así este fruto tiene un efecto antienvejecimiento y es un aliado en la prevención del cáncer.

Consumir frambuesas también tiene importantes beneficios para el sistema circulatorio y para prevenir enfermedades cardiovasculares.

Pero no sólo su fruto tiene propiedades beneficiosas para nuestro organismo sino también sus hojas.

Infusión de hojas de frambueso para el embarazo, el parto y el postparto

Las hojas de frambueso son conocidas por su utilidad durante el embarazo y el parto. Tienen efectos relajantes y, a la vez, tónicos, especialmente para el útero. Sus propiedades astringentes y estimulantes ayudan a fortalecer los músculos pélvicos y uterinos. Pero no solo eso. Las hojas de frambueso son efectivas para calmar las náuseas del embarazo, estimulan la producción de leche materna y aceleran la recuperación después del parto. También se han utilizado tradicionalmente para favorecer un parto fácil, rápido y sin riesgos. Por sus efectos tónicos y relajantes sobre la musculatura lisa del útero, las hojas de frambueso reducen el dolor de las contracciones y hace que sean más productivas, lo que facilita y acorta la duración del parto.

La mejor manera de tomar hojas de frambueso es en infusión caliente. Desde el tercer mes de embarazo se puede beber una taza diaria y, a partir del sexto mes, tres veces al día. Cuando empiezan las contracciones del parto, se debería tomar una taza cada hora mientras sea posible. Después del parto, se debe continuar tomando entre una y tres tazas al día para fortalecer los tejidos pélvicos.

¿Te imaginabas todas estas propiedades? Esperamos haberte sorprendido y recuerda que nos tienes a tu disposición para aclarar cualquier duda que te pueda surgir.

Amla: ¡Rejuvenece tu piel y tu cabello!2

El amla (Phyllanthus emblica L.) es un arbusto originario de la India y el Nepal, del cual se aprovechan sus frutos. La medicina ayurveda ha valorado tradicionalmente esta planta medicinal por sus efectos rejuvenecedores, para promover la longevidad y el bienestar general. Al amla también se le conoce por los nombres de amalaki y grosellero de la India (en español).

Los beneficios del fruto del amla vienen dados por su alto contenido en vitamina C. Esta fruta también es rica en emblicanin, uno de los antioxidantes más efectivos y potentes. Además contiene bioflavonoides y fenoles (ácidos gálico y egálico) que, en su conjunto, mitigan la proliferación de radicales libres y, en consecuencia, la oxidación de las células y el envejecimiento.

Amla (Phyllanthus emblica L.)
Amla (Phyllanthus emblica L.)

Según la medicina ayurveda, la ingesta del fruto del amla mejora la absorción de nutrientes, equilibra los ácidos del estómago, reduce los niveles de colesterol, revitaliza y rejuvenece la piel y actúa como un potente antiinflamatorio natural. También es aconsejable en la higiene bucodental: fortalece dientes y encías débiles, y es especialmente efectivo en las encías sangrantes o inflamadas.

Amla en cosmética para el cabello

De la desecación del fruto del amla se obtiene un polvo fino con el que se prepara una mascarilla capilar cada vez más utilizada en las peluquerías que apuestan por tratamientos naturales. Esta mascarilla fortalece la raíz del cabello y estimula su crecimiento. Por su alto contenido en vitamina C, repara el cabello agrietado o seco. Así pues, el amla nutre el cabello, lo reconstruye y lo rejuvenece. También potencia ligeramente el color del cabello, retrasando la aparición de canas.

La mascarilla capilar se prepara mezclando el polvo de amla con aceite hasta conseguir una pasta fina. Ésta se aplica sobre el cabello, dejándola actuar durante una hora. Por último, se lava con agua tibia. Este tratamiento se puede repetir una vez por semana para conseguir un cabello más joven, fuerte, sedoso, natural y brillante.

Amla para el cuidado de la piel

Para el cuidado de la piel, se puede preparar una mascarilla facial similar, pero que quede algo más densa. Se aplica con suavidad, dando un masaje circular con la yema de los dedos. Se deja actuar 15 minutos y luego se lava con abundante agua tibia. Esta mascarilla ayuda a eliminar toxinas. Por su acción fortalecedora del colágeno, es ideal para evitar la aparición de arrugas y manchas propias de la edad. Dado el alto contenido en taninos, flavonoides y vitamina C, la mascarilla facial de amla regenera, revitaliza y rejuvenece la piel.

Baobab, munición nutricional0

El Baobab (Adansonia) es un árbol majestuoso que encontramos en la extensa sábana africana así como en Madagascar y Australia. Es conocido comúnmente por los africanos como “Árbol Mágico”, “Árbol Farmacia” o “Árbol de la Vida” por sus múltiples propiedades y beneficios para el organismo. También conocido como “Árbol botella” por la forma de su tronco. Cuenta la leyenda que era un árbol tan presumido que un dios le dio la vuelta. Por esta razón, parece que las ramas están enterradas y las raíces crecen hacia arriba.

En África se ha utilizado el fruto del baobab durante siglos para tratar tanto fiebre, malaria y problemas gastrointestinales como deficiencia de vitamina C, ya que tiene un alto valor nutritivo. Es una baya seca o una gruesa cápsula con forma de melón alargado que parece un gran coco verde y en su interior están las semillas y la pulpa, de color crema, que se consume en forma de polvo.

Fruto del Baobab

Propiedades y beneficios del fruto del baobab

  • Fibra prebiótica que estimula y equilibra la flora intestinal, mejorando la digestión y favoreciendo el tránsito intestinal ya que posee un 45% de fibras alimenticias muy ricas en taninos, pectina y mucilágenos.
  • Alto contenido en vitamina C, que ayuda al organismo a formar colágeno y elastina para que nuestra piel luzca tersa y con elasticidad. El consumo de vitamina C ayuda a mantener las venas fuertes y tonificadas, evitando las venas varicosas. Además ayuda a mejorar nuestro sistema inmunitario. Tan sólo 25 gr. de pulpa de baobab cubren nuestras necesidades diarias (10 veces más que la naranja).
  • Protector hepático, ligado a varios componentes de su pulpa.
  • Fortalece los huesos ya que posee 3 veces más calcio que la leche.
  • Alto valor nutritivo, indicado especialmente para niños en edad de crecimiento o con carencias nutricionales o personas que deseen aumentar su rendimiento deportivo.
  • Riqueza de minerales: calcio, hierro, fósforo, zinc, potasio y magnesio.
  • Antiinflamatorio. Antioxidante celular que ayuda a disminuir el riesgo de enfermedades degenerativas y otros signos de envejecimiento. Posee 3 veces más cantidad de antioxidantes que los arándanos.
  • Aporte de vitaminas esenciales (B1, B3 y B6) así como betacarotenos (vitamina A y E).
  • Fuente de omega-3: 27 mg. por cada gramo de producto (polvo seco).

Un nuevo “topping” con el que enriquecer batidos, zumos, yogures y leches vegetales, si les añadimos 1 ó 2 cucharadas al día de polvo.

¡Disfruta de los beneficios de incluir baobab a tu dieta diaria!

¿Necesitas refuerzos? Toma las vitaminas y los minerales que necesitas cada día0

Nuestro cuerpo necesita un aporte diario de vitaminas y minerales para su correcto funcionamiento, y es que los micronutrientes presentes en los alimentos son esenciales para la vida. Pero en ocasiones hay factores como el estrés o la dieta que son un obstáculo a la hora de garantizar esas necesidades nutricionales.

¿Quieres conocer las principales fuentes de vitaminas y minerales? Te presentamos una serie de alimentos muy ricos en vitaminas que te ayudarán a conseguir una dieta equilibrada.

Principales fuentes de vitaminas y minerales

  • El escaramujo es el fruto del rosal silvestre. Suele ser de color rojo anaranjado, pero en algunas especies puede variar hasta el morado oscuro y el negro. Destaca por su riqueza en vitamina C, conocida por su potente acción antioxidante y potenciadora del sistema inmunológico. El escaramujo es comestible en crudo, en tisanas, y con él se elaboran jaleas, confituras y mermeladas.
  • La levadura de cerveza es una gran fuente de energía. Es rica en vitamina B y gracias a sus ácidos grasos insaturados también puede ayudarnos a combatir el exceso de colesterol malo. Además, es rica en selenio, un mineral indispensable con propiedades como antioxidante celular, reparador, antienvejecimiento y desintoxicante del organismo.
  • Los cítricos no sólo aportan Vitamina C, también proporcionan una serie de compuestos beneficiosos llamados bioflavonoides. La piel de la naranja o el limón es rica en bioflavonoides cítricos, que poseen gran actividad antioxidante y antiinflamatoria, son protectores del sistema cardiovascular, mejoran la irrigación en los pequeños capilares y son excelentes nutrientes para la piel.
  • El brócoli o brécol es una hortaliza de flor muy consumida en todo el mundo. Y no es de extrañar porque es un alimento muy saludable que nos aporta vitaminas y minerales que son muy necesarios para que gocemos de una buena salud. Es un vegetal con alto poder antioxidante, nutritivo y detoxificante que mejora el aspecto de la piel, alcaliniza la sangre regulando el Ph y posee glucosinolatos que son componentes anticancerígenos. La mejor forma de preparar el brócoli para aprovechar sus propiedades es cocinándolo al vapor o macerado con jugo de limón y aceite de oliva virgen extra.
  • La Alga Espirulina es un superalimento que ofrece proteínas más digeribles que las de la carne de vacuno y contiene una sorprendente variedad de elementos nutritivos. Aporta todos los nutrientes esenciales, además de antioxidantes, vitaminas y minerales, ácidos grasos esenciales, proteínas, ácidos nucleicos (ADN y ARN), clorofila, y una amplia gama de fitoquímicos.
  • La clorofila es un compuesto químico presente en las plantas, responsable de darles el color verde, además de ser clave para realizar el proceso de fotosíntesis, por el cual las plantas se nutren. Por ello, la clorofila es también conocida como “la sangre de las plantas” y su consumo tiene muchas propiedades para la salud. Contiene muchos antioxidantes, oxigena la sangre y depura el organismo por lo que se la considera como una sustancia “milagrosa”.
  • Betacaroteno: están presentes en frutas y verduras con pigmentos rojos, naranjas y amarillos, como la zanahoria, la calabaza, el melocotón o el albaricoque. El betacaroteno es la principal fuente de vitamina A, esencial para el crecimiento y desarrollo, el funcionamiento del sistema inmunitario y la vista. El betacaroteno, además, tiene propiedades antioxidantes que ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares y cáncer.

 Ayuda a tu cuerpo con complementos vitamínicos

¿Quieres asegurarte de que tomas la cantidad diaria recomendada de vitaminas y minerales? En estos casos, los complementos vitamínicos son un buen aliado, combinados con una dieta sana y equilibrada.

Manantial de Salud ha elaborado una fórmula muy completa, que cuenta con extractos naturales de levadura de cerveza, alga espirulina, clorofila, betacaroteno, brócoli, escaramujo y bioflavonoides cítricos. Además, se le han añadido oligoelementos esenciales como cobre, manganeso, cromo, molibdeno, inositol y colina.

Zumo multivitamínico de Manantial de Salud
Zumo multivitamínico de Manantial de Salud