Aromaterapia en primavera0

La primavera es la época del año caracterizada por las grandes oscilaciones térmicas y el alargamiento del día. En nuestro país, son frecuentes las lluvias, aunque también hay sol, que luce cada vez con más fuerza. En primavera son habituales las alergias producidas por el polen en el ambiente. Los síntomas típicos son la congestión nasal, los dolores de cabeza y la sensación de agotamiento y confusión mental. Además, muchas personas se plantean la idea de una renovación física, como por ejemplo la pérdida de peso o la depuración. También solemos dormir menos horas. La aromaterapia nos proporciona diferentes soluciones para cada caso. En este artículo hablamos de los mejores aceites esencialesen primavera.

  • Aceites esenciales para la desintoxicación. Ciprés (Cupressus sempervirens), hinojo (Foeniculum vulgare), geranio (Pelargonium graveolens), Pomelo (Citrus paradisi), helicriso (Helichrysumitalicum), enebro (Juniperuscommunis), limón (Citrus limonum), mandarina (Citrus reticulata), naranja (Citrus aurantium) y romero (Rosmarinus officinalis). Un método de aplicación es mezclados en arcilla en forma de emplastos, disueltos en sales de baño o en peelings corporales.
  • Aromaterapia para los síntomas de la alergia. A menudo los síntomas de la alergia y de la fiebre del heno se ven aumentados por una congestión del hígado y la linfa. En este sentido, son muy aconsejables los aceites esenciales para desintoxicar el hígado, como ciprés (Cupressus sempervirens), helicriso (Helichrysum italicum), enebro (Juniperus communis), limón (Citrus limonum) y naranja (Citrus sinensis).
  • Aceites esenciales para la congestión nasal. Ayudan a descongestionar la nariz a la vez que actúan como antihistamínico el ciprés (Cupressus sempervirens), la menta (Mentha piperita) y el eucalipto (Eucaliptus globulus, Eucaliptus radiata). Se pueden inhalar vahos de eucalipto y/o menta. También son eficaces la ravintsara (Cinnamomum camphora), el romero (Rosmarinus officinalis) y el pino silvestre (Pinus sylvestris).
  • Aromaterapia para el dolor de cabeza. Lavanda (Lavandula angustifolia), mejorana (Origanum majorana) y menta (Mentha piperita).
  • Aceites esenciales para dormir bien. Si tienes un sueño inquieto, despertares frecuentes o dificultades de conciliación, prueba los aceites esenciales de lavanda (Lavandula angustifolia), mejorana (Origanum marjorana), naranja (Citrus aurantium), manzanilla alemana (Matricaria recutita) o manzanilla romana (Anthemis nobilis).
Aromaterapia en primavera
Aromaterapia en primavera: hay multitud de esencias para tratar las molestias de esta época.

Las propiedades terapéuticas de los aceites esenciales puros son muy potentes, al estar altamente concentrados. Por eso es importante la dosis: una poca cantidad es suficiente para lograr la respuesta fisiológica, tanto si se usan sobre la piel (siempre deben estar diluidos en un aceite base) como si se emplean en vaporizaciones.

Al ser tan concentrados, los aceites esenciales requieren algunas precauciones:

  • Como norma general no hay que utilizar los aceites esenciales directamente sobre la piel, deben diluirse en un aceite o crema vehicular.
  • Se debe evitar el contacto con los ojos y las mucosas.
  • La aromaterapia no es recomendable para mujeres embarazadas ni para bebés hasta los 18 meses.
  • Para niños hasta 12 años, las dosis de aceites esenciales deben ser mucho más reducidas que para adultos (de una cuarta parte a la mitad).
  • El uso de aceites esenciales vía interna debe ser bajo prescripción de un terapeuta

Dosis generales para administrar aceites esenciales

  • Masaje: el aceite esencial o la mezcla de aceites esenciales se deben diluir en un aceite vehicular (el más utilizado es el de almendras dulces). Se debe dividir el volumen del aceite vehicular entre 2, si se quiere lograr una dilución normal, o entre 4, si se busca una dilución débil. Ejemplo: 20 ml de aceite de almendras / 2 = 10 gotas del aceite esencial elegido (o de la mezcla empleada).
  • Vaporización / Inhalación: bastarán 3 ó 4 gotas de aceite esencial añadidas sobre el agua con que se llena un quemador de esencias. Si la vaporización se realiza con un humificador, 3 ó 4 gotas también serán suficientes. En casos de vahos, bastará con 2 ó 3 gotas en un recipiente con agua hirviendo. Para evitar irritaciones, al realizar inhalaciones, se deben mantener los ojos cerrados.
  • Baño: Hay que emulsionar previamente 8-10 gotas de aceite esencial en un vaso con lecitina, leche entera o el jabón del baño y añadirlo a la bañera.
  • Baños locales: Se debe añadir de 4 a 5 gotas al agua caliente para baños de pies, baños de asiento, lavados genitales, etc.

En caso de duda, consulta siempre un herbolario experto en aromaterapia.

Dejar un comentario